Fotos de Florencia

  • Published on
    17-Dec-2014

  • View
    1.324

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Realmente bonitas. Hay que descubrir esta ciudad

Transcript

<ul><li> 1. El sndrome de Stendhal En Florencia, la capital de la Toscana, se origin esta definicin alusiva al efecto que puede causar la belleza. Aqu, una visita a los grandes tesoros del arte que conmovieron al gran escritor francs, entre el Dante y Miguel Angel. Dicen que el novelista francs Stendhal visit Florencia (norte de Italia) en 1817, tratando de no perderse ni un detalle para su diario. Pas todo un da admirando iglesias, museos y galeras de arte y se conmovi a cada paso con el derroche magnfico de cpulas, frescos, estatuas y fachadas. </li> <li> 2. Dicen que el novelista francs Stendhal visit Florencia (norte de Italia) en 1817, tratando de no perderse ni un detalle para su diario. Pas todo un da admirando iglesias, museos y galeras de arte y se conmovi a cada paso con el derroche magnfico de cpulas, frescos, estatuas y fachadas. </li> <li> 3. Pero de pronto, al entrar en la majestuosa iglesia de Santa Croce, se sinti aturdido, con palpitaciones, vrtigo, angustia y una sensacin de ahogo que lo oblig a salir para tomar aire. </li> <li> 4. El mdico que lo revis le diagnostic "sobredosis de belleza" y desde entonces ese sntoma se conoce como 4"Sndrome de Stendhal </li> <li> 5. El escritor haba descubierto un mal que desvela a millones de viajeros de todo el mundo y de todos los tiempos cada vez que pisan Florencia: es tan bella que aturde los sentidos </li> <li> 6. Sobredosis de belleza Hay muchas alternativas para recorrer la capital de la Toscana. Se puede hacer un recorrido artstico con Dante Alighieri, Botticceli, Miguel Angel y Leonardo como grandes hitos, uno poltico representado por Maquiavelo y Lorenzo de Medici, entre otros, uno religioso a travs de mltiples iglesias o uno histrico, con las innumerables seales que la coronan como la cuna del Renacimiento </li> <li> 7. El viajero que llega a la ciudad se siente inmediatamente atrado como un imn hacia la Piazza del Duomo, quiz siguiendo la corriente del trfico o por la visin de la cpula diseada por Filipo Brunelleschi, que domina el paisaje. </li> <li> 8. Desde all, la maravillosa Florencia se puede recorrer a pie, porque todo se encuentra en un rea muy reducida, a escala perfecta para el visitante. </li> <li> 9. El Duomo o Catedral de Santa Mara del Fiore, la iglesia ms inmensa de la ciudad, se alza en medio de callecitas estrechas y apretadas. </li> <li> 10. Se comenz a construir en 1294 pero se inaugur en 1436, cuando qued terminada la gran cpula, levantada sin armazn fijo. </li> <li> 11. El Campanile, diseado por Giotto, es de cuento, con sus ms de 400 peldaos que suben a la cima, desde la que se observa una panormica de Florencia, con los blancos mrmoles de las iglesias contrastando con el terracota de los tejados </li> <li> 12. </li> <li> 13. Al bajar, se puede visitar el interior de estilo gtico y, sobre todo, las clebres puertas y el techo del Baptisterio, cubierto de coloridos mosaicos del siglo XIII que representan el Juicio Final. </li> <li> 14. A unos metros, sobre Via delle Studio y como para equilibrar el espritu, la vidriera de la tienda Pegna invita a entrar y quedarse, con su tentacin de quesos, vinos y aceites. </li> <li> 15. Luego, caminando unas pocas cuadras, se llega a la Casa de Dante, museo dedicado a la vida y obra del artista, y al Bargello, la antigua prisin, donde hoy se exponen esculturas de Miguel ngel y Donatello, entre otros. </li> <li> 16. Para comprobar el 4"Sndrome de Stendhal" hay que entrar en la Santa Croce, magnfica iglesia franciscana que alberga sobrecogedoramente la vida y la muerte, las tumbas de florentinos clebres (Miguel Angel y Galileo, entre otros) y la genial luminosidad y pureza de los colores de los frescos de Giotto y sus discpulos </li> <li> 17. </li> <li> 18. Afuera, el sol crea figuras sobre el mrmol de la fachada y el presente vuelve a la manera florentina, con los jvenes estudiantes de Bellas Artes que despliegan sus obras sobre el suelo </li> <li> 19. Refinamiento y sencillez Comer en Florencia tambin puede ser una obra de arte. Los restaurantes son de excepcin y la cocina toscana, de gran refinamiento bajo una aparente sencillez, supera cualquier exigencia. </li> <li> 20. Cerca de Santa Croce, por ejemplo, Alle mossace es una minscula y excepcional trattoria: los spaghetti alle vongole y la lasagna al forno no tienen comparacin. </li> <li> 21. Otra opcin es Cibro, un paraso para los amantes de la cocina italiana, al que no conviene aventurarse sin reservaciones (y menos an con fondos escasos). </li> <li> 22. El cafecito o mejor un 4capuccio, especialidad de la zona conviene tomarlo en el Caf Uffizi, desde el que se tiene una magnfica vista de la Piazza della Signoria, una verdadera galera de arte al aire libre: </li> <li> 23. si uno se sienta sobre la escalinata, no ve nada alrededor que no sea una obra exquisitamente tallada en mrmol, bronce o piedra. </li> <li> 24. Presidiendo la plaza, el Palazzo Vecchio, magnfica construccin del 1300 que alberga el Ayuntamiento de Florencia. Cerca, otro palacio, el Uffizi expone los tesoros artsticos de la familia Medici. </li> <li> 25. Con apenas unos minutos de caminata se llega a la antiqusima iglesia de San Lorenzo, fundada en el siglo IV, y al Palazzo Medici Riccardi, que fue casa familiar de los Medici y sede de su imperio bancario </li> <li> 26. Durante casi todo el da, las calles que los rodean se pueblan del mercado callejero ms animado de Florencia, donde se venden artculos de cuero y ropa de seda a buen precio (hay que regatear, claro, como corresponde). </li> <li> 27. Hacia el oeste, la iglesia gtica de Santa Mara Novella, considerada, junto con la Santa Croce y el Duomo, uno de los smbolos ms sagrados del orgullo florentino </li> <li> 28. Y, hacia el norte, el convento de San Marco (del siglo XIII) y la Piazza di San Marco, llena de jvenes estudiantes de la Academia de Bellas Artes y de turistas esperando para entrar a la clebre galera, donde est expuesto el David, de Miguel Angel. </li> <li> 29. El atardecer es el mejor momento del da para llegarse hasta el ms antiguo y popular de los puentes de la ciudad: el Ponte Vecchio, una construccin medieval poblada de orfebres que tienen all sus talleres y venden joyas de diseo, desde piezas modernas hasta fabulosas pulseras antiguas. </li> <li> 30. </li> <li> 31. A mitad del puente se tiene una de las vistas ms hermosas. ltimamente ha nacido una moda en el Ponte Vecchio: </li> <li> 32. A la cada del sol, los enamorados se juran amor eterno atando un candadito con sus nombres al puente. Una escena que, a la manera de Stendhal, puede quitarte el aire a pura belleza. </li> <li> 33. http://paraentretenerse.blogspot.com </li> </ul>