ACUEDUCTOS, ALCANTARILLADOS Y Parte - Acueductos... · nisterio, y los planos, memorias y presupuestos…

  • Published on
    20-Sep-2018

  • View
    214

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  • . .

    ...

    CAPITULO 11

    ACUEDUCTOS, ALCANTARILLADOS Y HOSPITALES

    Min

    iste

    rio d

    e H

    acie

    nda

    y C

    rdi

    to P

    blic

    o (C

    olom

    bia)

  • 0&12AS SANI TAQIAS - FONEJ1 To M~NICIPAL

    '

    Min

    iste

    rio d

    e H

    acie

    nda

    y C

    rdi

    to P

    blic

    o (C

    olom

    bia)

  • EJECUCJON DE LOS PLANES DE FOMENTO

    MUNICIPAL

    Informe del Director del Departamento de Ingenie-ra Sanitaria del Ministerio de Trabajo, Higiene y Previsin Social, Ingeniero Gustavo Noguera.

    El ao pasado fue notorio el incremento que tuvieron las obras que se ~esarrol l an en virtud de las disposiciones contenidas en el Decreto extraordinario nmero 503 de 1940, que abarca, por lo que respecta a

    este Ministerio, tres clases de obras que han recibido aproximadamente el 70 por 100 de los ingresos del Fondo de Fomento Municipal: acueduc-tos, alcantarillados y hospitales. Hoy dfa pueden observarse los valio-sos resultados obtenidos con la expedicin de aquel Decreto, que vino a sustituir las leyes especiales que auxiliaban a los Municipios en la cons-truccin de esas obras. Los resultados magnfficos obtenidos con esta nueva politica del Gobierno, de cooper~r conjuntamente con los Depar-tamentos y Municipios en la solucin de ~us ms apremiantes necesida-des urbanas, se deben al tesonero esfuerzo para que las obras se hagan con sujecin a la tcnica y a la seguridad de disponer de partidas fijas que no estn sometidas a los vaivene~ causados por necesidades de otros rganos. Los Municipios se han ahorrado el trabajo de intervenir cons-tantemente ante las Cmaras Legislativas para la construccin de sus obras y se han evitado gastos innecesarios debido a las gestiones que anteriormente deban efectuar para ver materializadas sus aspiraciones. La tramitacin existente para obtener un auxilio es tan sencilla, que los gestores de la Administracin Municipal no necesitan sino disponer de planos debidamente aprobados y de tener en caja el pequeo aporte que de conformidad con las ordenanzas respectivas le correspond~ a la res pectiva poblacin.

    Las leyes especiales que ordenaban la construccin de una o varias de las obras enunciadas, en el mejor de los casos, es decir, cuando se realizaron, dieron la mayoria de las veces por resultado que el costo de stas fuera excesivamente alto, entre otras razones por estar sujeta la marcha de los trabajos a la variabilidad de las apropiaciones presupues-

    - 201

    Min

    iste

    rio d

    e H

    acie

    nda

    y C

    rdi

    to P

    blic

    o (C

    olom

    bia)

  • tales, que en ocasiones eran temporalm~n te suspendidas o no guardaban concordancia con las necesiJa jes para qu;! las obras avanzaran econ-micamente. Por este motivo, diferentes construcciones quedaron defi niti-vamente paralizadas, sin provecho para nadie y s con grave perjuicio para la obra misma, incapaz de sostener con su producto Jos gastos de sostenimiento y conservacin, con el consiguiente deterioro rpido de los materiales colocados.

    Ms adelante podr verse cmo a pesar de las grandes dificultades con que se ha tropezado para llevar a cabo las Qbras, ya se ha ejecu-tado un buen nmero de stas, lo cual demuestra la importancia extraor-dinaria de la ci tada disposicin ejecutiva expedida en 1940, que ha per-mitido que poblaciones que carecan en absoluto de los servicios p-blicos ms indispensables hayan podido establecerlos en condiciones adecuadas dentro de la exigidad de sus recursos fiscales. En esta 'for-ma el avance sanitario va paralelo al desenvolvimiento material creado por otras ob.ras pblicas, evitando que el Municipio retroceda n slo

    en su aspecto fsico sino en la capacidad de sus hab;tantes para usufruc-tuar de las obras que se construyen, a causa de las precarias condicio-nes de salubridad en que tienen que vivi r.

    Las obras sanitarias i e Fomento Municipal son las que se llevan a cabo con el mxim') de economa si se comparan con las otras obras pblicas que adelantan la Nacin, los Departamentos y los Mun icipios. La supervigilancia tcnica y administrativa no llega al 1 por lOO, en comparacin con el 10 por 100 y 15 por tOO de otras obras. Y como las obras se adjudican por licitacin a ingenieros civiles, adems de su buena ejecucin se han 'Obtenido tambi1 economas del 10, 20 y hasta el 30 por JOO sobre los presupuestos. Este aspecto demuestra tambin la co nveniencia del sistema a precio fijo, con base en precios unitarios, sobre la administracin delegada que otorga participacin en las econo-mas, pues como los proponentes, para obtener la adjudicacin de la obra, cotizan por el menor precio que estiman, les deja la util idad que compense los gastos de direccin, el menor valor sobre el presupuesto solamente beneficiar a las entidades que financian su construccin.

    Tambin con el sistema que se ha venido estableciendo se ha logra-do que las obras se terminen varios meses antes de los plazos fijados ... En a gun os Departamentos la organizacin del Fondo de Fomento es d eficiente debido a que no apropian o no disponen de las partidas co-rrespondientes a sus aportes, o a defectos administrativos. El Departa-mento de lngenieria Sanitaria, por conducto de sus VISitadores, constan-temente ha estado interviniendo para mejorar ese estado de cosas, y se-guramente los resultados en el futuro sern mejores.

    202-

    Min

    iste

    rio d

    e H

    acie

    nda

    y C

    rdi

    to P

    blic

    o (C

    olom

    bia)

  • CONTRATOS DE ESTUDIOS

    El Fondo de Fomento ha venido anticipando las sumas necesarias

    ' para la elaboracin de l os proyectos de acueductos y alcantarillados,

    previa cuidadosa seleccin de las poblaciones que requieren con ms

    urgencia esos servicios. Para tal efecto el Ministerio celebra contratos con los DefJartamentos, dndoles las sumas requeridas y dejndolos en

    libertad de ejecutar los estudios por intermedio de sus oficin as tcnica~, o bien el 'de contratarlos con especialistai en el ramo. Las Gobernacio-

    nes han venido contratando con ingenieros matriculados la ejecucin de

    los proyectos de acueductos y alcantarillados, siguiendo las indicaciones

    y normas formuladas por el Departamento de fngeniera Sanitaria para el diseo de las obras. Todos los subcontratos celebrados por los De-partamentos con aquella finalidad han recibido la aprobacin de este Mi~

    nisterio, y los planos, memorias y presupuestos materia de los contratos

    han sido estudiados cuidadosamente por l a Oficina, y en caso de no ha-

    llarles objecin o de haber sido subsanadas las observaciones profe-ridas, se les ha impartido la aprobacin .

    . Para facilitar la aprobacin de los planos se ha delegado esta facul-tact:en algunas oficinas seccionales, y cuando los in genieros contratis-

    tas no residen en Bogot se autoriza al Ingeniero Visitador de la Zona para fque proceda a revisar los planos, confQ.rme a instrucciones que previamente se le imparten. A pesar del gran volumE!n de proyectos lle-

    gados al Departamento de Ingeniera Sanitaria, gracias a esta poltica

    de delegar en las oficinas seccionales el estudio de los mismos, se han

    revisado dentro de los trminos prudenciales, logrando que no se hayan presentado quejas fundadas de los interesados por demora en la re-

    visin. En los planes de fomento que se elaboran para cada ao se tiene es-

    pecial cuidado de incluir aquellas obras que ya tienen planos a-probados,

    y la junta Directiva del Fondo, con muy buen criterio, se abstiene de conceder nuevos avances de dinero para la ejecucin de estudios, hasta tanto los ya elaborados se conviertan en obras.

    El estudio de los planos de acueductos y alcantarillados no se limita

    nicamente a revisar el proyecto presentado, sino que los Ingenieros Vi-sitadores se trasladan al terreno, y de comn acuerdo con los ingenie-ros diseadores, escogen la solucin ms econmica y tcnica, garanti-zndose con esta medida la certeza de los datos y obteniendo beneficios para 1~ salubridad pblica, porque entra a intervenir la Higiene desde la escogencja de las fuentes.

    En la mayora de los acueductos el diseo contempla la primera eta-pa, o sea captacin, conduccin, decantacin, desin[ecci:t por medio

    - 203

    Min

    iste

    rio d

    e H

    acie

    nda

    y C

    rdi

    to P

    blic

    o (C

    olom

    bia)

  • del cloro e hipoclori to de calcio, red de distribucin e instalaciones do. miciliarias en la totalidad de las casas. L1 segunda etapa es la construc-cin de los filtros.

    El diseo de las pequeas plantas de_ filtracin es motivo de estudio especial de esta Oficina, con el fin de obtener obras muy econmicas y de fcil manejo. En este orden de ideas, la Oficina se propone estudiar los anteproyectos para entregrselos a los ingenieros contratistas, con destino a la elaboracin de los proyectos definitivos.

    Cuando las condiciones de las aguas lo permiten, se emplean filt ros lentos en pequeos acueductos, y en otros casos, filtros rpidos, de dise-o econmico, con el mnimo de materiales extranjeros y con facilidad para su manejo.

    Debido al gran volumen de estudios y a la experiencia ganada por los ingenieros en los ltimos, aos, los proyectos ~on bastante buenos y completos. En relacin con las plantas de purificacin , estos estudios se encomiendan a los ingenieros ms experimentados no slo en diseo sino tambin en construccin , y la Oficina les presta su colaboracin per-manente, teniendo a su cuidado la revisin.

    La totalidad de los proyectos eiecutados en los ocho ltimos aos han sido elaborados por ingenieros colombianos, y las obras construidas con base en ellos han dado magnifi