Agua florida

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

libro de poemas para adultos

Transcript

  • 1

  • 2

  • 3 Marta Gimnez Pastor

    Agua f lorida

  • 4Para cruzar la calle

    Para cruzar la calleme daban la manoanudando un jardn sonrienteen mis anillos.Con suavidad de arco irisme daban la manoy yo ahuecaba el amorpara acunarlas.

    Jugando al gallo ciegobamos a las plazasy de rbol en rbol descubramosla sencillez del mundo.Para inventar un pic-niclos domingos desplegbamosun gran mantelsobre la vida.Entonces bajaban los ngelesy almorzbamos entre puntillas.Los ngelescon sus alascon sus sillitas de oro

  • 5con sus lejanos tranvascargados de aniversarios.Al caer la tardeeran dueos de todo mi follaje.Las rosas los jazminesmi cansada inocenciael mantel y los ngelescaban en un sorbo de lluviaazucarada.Para volver a casacerrbamos el cielocon llaveros de sombray me daban la mano.

  • 6Barquitos amarillos

    Cuando afuera llovahacamos barquitoscon papeles plegados.

    Barquitos amarillosque cruzaban el trigo de la infanciaotros blancosde azcary algunos tan pequeoscomo un terrn de tiempo que ya pasa.

    Hacamos barquitosy tostadas crujientespara dorar la tardeporque afuera llova.

    La mesa se estirabacomo una blanca playa bulliciosay haba marineroscon olas de cacao y mariposasy haba muchas velasen los embarcaderosy muchos parasos con palomas.

  • 7Hilo de oro hilo de plata

    La abuelaque tena un remanso de estrellas en la faldasaba contar cuentos.Como si recitaramurmuraba madejastejedoras de sueosy deca palabras que llegaban de lejoscomo el agua.

    La abuela recortaba estrellaspara entibiar la almohaday las prendacon alfileres de oroen la funda rosadacon hilvanes de plataen la celeste.

  • 8Juegos de nios

    Para hacer la portada del cuadernonos bamos al campoa juntar margaritas.

    En cada nombre habaun puado de ptalosy un corazn bordado con soles infinitosy eran tan pequeitos esos nombresque con brisas de saucese escribany con vuelo de abejasse borraban.

    Para hacer los deberesel cuaderno tena cien hojas cristalinasy una tapa de besosque yo misma tejacon lluvias sucesivascomo quien va sumando mariposasy hacan los deberes.

    Con un tallo de aromodibujaban casitas

  • 9con el canto de un grillolas pintaban.

    El domingo tempranonos bamos al campoy regresbamoscon un trebolar verde en la portada.

  • 1 0

    La paloma

    Cuando alguno llorabauna guirnalda de lluviaenvolva mi cuello.

    Entonces de mis manosvolaba una palomapara secar sus lgrimascon dulzuras de almendro.

    Y haba mil manerasde decirno fue nada.Con cancionescon lpicescon lacitos de miel.Haba mil maneras pero a mime gustaba la paloma.

  • 11

    Pero vuelan los aos

    La vida se detuvo en mi ventana.Con un trazo levedibuj en el cristalun camino de uvas tenues con lloviznasy sigilosamentehizo entrar en la casael agua del verano.

    Despus llegaron los nios y escribieron sus nombrescon las manoscon la frentecon el sueocon el secreto azul de la ternuray remontaron la nochey los floridos triciclos de mis abecedarios.

    Yo me hago cargo de sus risueos amaneceres de azcarles acaricio el almacon el sueo espigado de las siestasles enseo a encender las tres marasy les suavizo la tierra con el pan de mis besos.Toda la transparencia es verde como una gran mareay ellos abrazan mis blusasy refrescan mis manos en el mbar dorado de sus voces.

  • 1 2

    Pero vuelan los aosy un dala sombra del ciprs entra en la casahace trizas el solarrebata los duendes de la briznacon naipes borroneados me trampea el cuaderno de deberesy el cielo se destejecomo un empobrecido tapiz de mariposas.

    Sin embargo yo insistocon que hay que portarse bien queridos niospara que el angelito de la guarda est contento.El tiempo pasa a buscarmecon mi fotografa deshojada.Como si fuera a un baileme peinome pongo mis collaresy mis medias de encaje con sus rosas de adis en las rodillas.Esta vez al salir cierro todas las puertas.

    La maana est lindahuele a mentay uno dice buen dapor si acaso.Hasta aqu bamos bienpero qu bronca Dios moqu bronca con esta niebla que me lo arruin todola fiestami peinadoy mis medias de encajetan sexystan paquetas.

  • 1 3

    Con un caramelo en la boca

    Con un caramelo en la bocala vida es otra cosa.El tiempo se aligera como un hilo de miellas palabras se adueande las dulces cascadas del veranoy con voces cantantesse van por esos mundos de Dios.

    Tambin parten las arpaslas rosasel parquey el celeste medalln de los domingos

    pero con un caramelo en la bocaes otra cosa.Debajo de mis piesnace el largo silencio de los desiertosy la soledad me vistecon diminutas bandadas de encajes.Soy toda ausenciaventana y puerta al mar.

  • 1 4

    y me empinocomo una cansada rama sobre el muropara decirlesadisque la suerte les sonraamores mos

    y aunque qu ganas de llorar en esta tarde griscon una caramelo en la bocaes otra cosa.

    Me despojo del sol y su sedosa tregua de recuerdos

  • 1 5

    Cada tres minutos los ngeles

    Era una galera alfombrada de siestasy una constelacin de margaritasrevoloteando alerosy eran mansas historiasque mi madre contabacon musical pacienciacomo quien va paseando entre arboledas.La del cometa Halley por ejemplocon su cola de algascruzando la llanura de la nochela del conde Olinosy su caballo de ncar junto al maro la de haba una vez en un pas lejano.

    Era una galera con misteriosos duendesque dorman en sillones de mimbrey muchas hadas rubiasen secretos castillos escondidosdetrs de los malvonesy era un piano de jugueteque paseaba en un valscon su silencio a cuestas.

  • 1 6

    En aquella galeraa mi madre le gustaba ser pintoray lo eraentre blancos panaderos que pasaban girandosus perfumadas rondas de molinos.Ella tena una cajadonde guardaba sueosy con ellos pintaba paisajes de la vidasobre telas pequeas como azulejos de humoo sobre telas grandes como mares.

    Pintaba rosas rojascon ramajes de almapintaba barcos lejanosen bahas que nunca conocimoscopiaba los amantesde un viejo gobelinoo pintaba una niade melena oscuray un gato blanco entre sus dos breteles.

    Mi madre dedicaba sus cuadrosa mi adorada hijitaa mi querida amigay cada tres minutoslos ngelesse acomodaban mejor en sus pinceles.

  • 1 7

    El retrato

    Con el gesto acodadoa ras del tiempoda a da mi padremira cmo la vida se va curvandosobre el liviano pande mis manteles.

    Para distraerlole hablo de otras cosasdel pueblo cara al sur que conocimosde los trenes que llegaban desde andenes lejanosde las cigarrasy de aquella enredaderaque se nos fue de las manospoco a pococomo un canto rodadopero l guarda silencio.

    Hay un ruidito como de migas crujientescorona de novia que relumbraviento que canta y suea hasta caer.Entoncescasi en secretocon timidez de trago amargo y bien de cerca

  • 1 8

    le comentoafuera es noche y llueve tanto...

    Un resuello de clavelme enlaza el almay sin poder eviatrlorecuerdo viejos amorespor ejemplosu escritorio ms alto que mis aosy la remington negraque escriba noticias de la calley a vecespor las tardesuno que otro poema.

    Me paro frente a frentey assin muchas vueltasle digome he quedado solay tengo miedo.Me pregunto qu ser de mcuando este da terminey una bandada de ramitas secasse vaya evaporandoms all de tu nombre.Me preguntoqu podramos hacerahora que has venido a visitarmey es veranopero mi padre no me dice nadaslo mira la vida que se curvami padrecon sus ojos azulesy un alfiler de perla en la corbata.

  • 1 9

    El gato

    Junto al gatohaba una amapolahooy se secy en su lugar ha quedado un ramo de pirmideslejanas.Son de vidriode caramelos doradosde ovejas silvestres que balanhacinadas en mi piel.Son de honolulrecin cortadasrecin verdosasson jvenes y juegan como crislidaslas cruza el rolas vuela el airey se empiezan a ajar con los inviernos.

    El gato siente froy se pasa a mi faldale digo en mi alma es mejorhay flores de otros tiempos

  • 2 0

    y cantos de cigarrapero l no entiende mi amory se vuelve a las pirmidessin mirarme.

  • 2 1

    Un rebao apacible entre los lamos

    Como era el da de la madreese domingohaba que peinarse con apiadado esmero de guirnaldasdetrs de las vidrierasy haba que reunirse con los hijosque traeran regalosen papeles crujientesy moitosendulzados con el humo de la vida.

    Para esperarlosabre de par en par las puertasy ellos llegan al ras de la maanaengalanando el aire con sus lmparas mgicas.En instantes la madrevuelve a sentirse el ngel de las alas nocturnasel arbusto celeste donde anidan las hadasy el dulce escondite de la piedra libre.

    Despus son los regaloscon cortesa de cintas inocentesy el mantel ondulando su ademn de puntillasao a ao.

  • 2 2

    Y pasan las palabrasel vino entrecortadoel mordisco del pan y las manzanasy pasa el malabarista con sus ltimas cuharitas revoltosasy el ruido de las sillasque se correncomo telones desplegados en la siesta.

    Pero por esas cosas raras de la vidaa las tres de la tardeya es muy tarde.

    Desgajadas se aquietan las aldabasse hace olvido el capullo donde anidaba el pjaroy el davuelve a ser un domingotan vano y silenciosotan rebao apacible entre los lamos.

  • 2 3

    Cicatriz a contraluz

    De refilnvolv a mirar el azulejo rasgado del baoy su sutil arabescoma traicion la maana.

    Una cicatriz a contraluzle marcaba su inevitable parpadeosu polvoriento final junto a mis piescuando cualquier da de stosel claro grisado de su vidano esperara msy se desprendiera como un fruto imaginariosobre el marestrepitososollozante bailarn quebrado por las baladas del tiempo.

    Sya me lo veo veniruna de estas maanasme encontrar con una herida ms en la casay la lluvia entrarcon hilvanes silenciososhasta inclinarme el almasobre las flores ro