Aportes para el diálogo sobre la homosexualidad y la Biblia.

  • Published on
    24-Jul-2016

  • View
    216

  • Download
    0

DESCRIPTION

Por Irene Foulkes

Transcript

  • Homosxldd-AportesFTL2013 ! 1

    Aportes para el dilogo sobre la homosexualidad y la Biblia Irene Foulkes

    Puesto que el tema de nuestro dilogo es muy amplio, amerita un abordaje desde varias reas de investigacin las ciencias, la historia, la exgesis y la teologa, entre otras conscientes simpre de que la fe est presente en nuestra reflexin dentro de los distintos campos. Vamos a abordar el asunto de la homosexualidad y la Biblia en tres pasos: primero, algunos aportes de las ciencias biolgicas que nos ayudan a entender un poco mejor cmo es esta realidad humana de la homosexualidad; luego la contribucin de la historia a nuestra comprensin del entorno social en que estn inmersas las cartas del Nuevo Testamento; y al final, la incorporacin de estos aportes a nuestro estudio de dos textos: 1 Cor. 6.9-11y Ro.1.18-32.

    1. Qu entendemos por la homosexualidad?

    De los debates sobre este tema en aos recientes, como tambin de los testimonios que hemos ledo o escuchado de personas homosexuales, hemos visto que algunas de estas personas insisten en que su orientacin sexual es innata, es decir, es una identidad que no escogieron y que no pueden cambiar, a pesar de que algunas de ellas la trataron de negar durante aos, asumiendo actitudes y acciones tpicas de personas heterosexuales. Conocemos el testimonio de algunas de estas personas que han tomado la decisin de reorientar toda su identidad y vivir una vida heterosexual, sea con matrimonio heterosexual o como solteros y solteras. Otras personas, en cambio, eligen salir de ese closet para vivir abiertamente como homosexuales, y testifican que se sienten como personas autnticas por primera vez en la vida. Tambin hay personas que profesan sentirse atradas tanto a personas de su propio sexo como a personas del otro sexo; dicen que son bisexuales. Adems, entre las personas que tienen una clara identidad heterosexual hay quienes admiten que experimentan fantasas homosexuales espontneas.

    Para dar cuenta de la variedad de posibilidades en cuanto a la orientacin sexual de las personas, se puede pensar que el asunto de la identidad sexual tiene que ver con algo ms que una dicotoma entre dos polos: la heterosexualidad y la homosexualidad. Podra representarse mejor como un continuo? El continuo constara de una gama de posibilidades que van desde una clara identidad homosexual a un extremo, y una clara y consecuente identidad heterosexual al otro. Entre estos dos puntos se podra reconocer varios grados y combinaciones de estas cualidades. El papel de las hormonas y otros factores biolgicos, junto con el rol de factores sicolgicos y sociales, en la orientacin sexual de cada persona, es objeto de mucha investigacin cientfica en la actualidad. Todo esto tendr sus implicaciones no solo para nuestra comprensin general de la homosexualidad sino tambin para los diferentes acercamientos pastorales a personas que estn preocupadas por su propia orientacin sexual y su conducta en esta rea de su vida.

    En relacin con la discusin actual de estos factores, un artculo de la revista Science del 25 de enero, 12013, describe una investigacin llevada a cabo en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. El estudio tiene que ver con el rol de los factores epigenticos (indicadores qumicos que operan sobre los genes) en el proceso biolgico de la herencia humana. En una resea de este artculo, publicada en

    El profesor Jamie Hackett, director del proyecto, lo describe en el sitio de la universidad: 1http://www.cam.ac.uk/research/news/scientists-discover-how-epigenetic-information-could-be-inherited

  • Homosxldd-AportesFTL2013 ! 2

    La Nacin, Jasson Clarke cita tambin otro estudio, reportado en el Quarterly Review of Biology , 2 3que revela la influencia de ciertos factores epigenticos en el desarrollo de la orientacin sexual del feto: Cuando los indicadores se transmiten de padre a hija y de madre a hijo, estos rasgos modifican la manera en que el feto responde a niveles atpicos de testosterona en el vientre materno. Esto 4tendr su efecto en el desarrollo de la identidad sexual del feto.

    Los comentarios sobre estos y otros estudios indican que el paradigma biolgico del sistema de herencia humana se encuentra en un proceso de ampliacin. El paradigma emergente incluye no solo los genes sino tambin otros factores bioqumicos que operan sobre estos. Esto podra arrojar ms luz sobre los posibles orgenes y procesos de desarrollo de la homosexualidad en un porcentaje bajo de la poblacin en todos los pueblos. Como comunidad cristiana preocupada por entender e interpretar correctamente las Escrituras, y al mismo tiempo deseosa de expresar el amor de Cristo hacia todos nuestros prjimos y prjimas, nos interesar seguir el desarrollo de estos avances en la ciencia biolgica. Claro est que en otras personas homosexuales, adems de las personas que practican algunos actos homosexuales sin considerarse homosexuales, entraran varias influencias distintas, de ndole social, como hemos observado arriba.

    2. Cmo fue la sociedad greco-romana, entorno histrico de las cartas del Nuevo Testamento?

    Un grupo minoritario: las comunidades judas

    Dentro del entorno general del primer siglo enfocamos primero este grupo judo porque su larga tradicin tica se prolonga en el cristianismo. Las cartas del Nuevo Testamento incorporan mucho de esta tradicin como parte de la tica cristiana, como se ve en la cita de Lev. 19.21 que aparece en 1 Pedro 1:16, Sean ustedes santos porque yo soy santo. El Dios santo es decir, totalmente Otro absolutamente distinto, tanto de los seres humanos como de los dioses y las diosas paganos/as, con sus pasiones y acciones tan parecidas a las de los seres humanos. Por eso el pueblo que pertenece al Dios distinto haba de mantenerse distinto, apartado de todos los otros pueblos, guardando celosamente las fronteras que garantizaban su alejamiento de aquellos conceptos paganos y las conductas que implicaban. Las leyes de Levtico cumplan ese propsito, marcando claramente sus fronteras . 5

    Al mismo tiempo que las comunidades judeo-cristianas abran sus puertas a creyentes procedentes del mundo pagano, insistan en mantener firme la frontera tica entre el pueblo cristiano y el mundo circundante. Consideraban que ese mundo permita muchas conductas desaprobadas por el Dios

    Ver la resea de J. Clarke en La Nacin (Costa Rica) del 28 enero, 2013, pg. 31A, disponible en: 2http://www.nacion.com/buscador/?text=Rasgos%2520se%2520heredan%2520sin%2520influencia%2520gen%25C3%25A9tica

    William R. Rice, Urban Friberg , Sergey Gavrilets. Homosexuality as a Consequence of Epigenetically Canalized Sexual 3Development, Quarterly Review of Biology , Vol. 87 No. 4 (December 2012), pgs. 343-368. Un Abstract del articulo est disponible en http://www.jstor.org/stable/10.1086/668167

    J. Clarke, resea citada. 4

    En el cdigo de pureza (la ley de santidad, Lev.17 al 27) hay varias leyes en los captulos 18 al 20 que condenaban una 5serie de actos sexuales como costumbres de Egipto y Canan (Lev.18.3). En relacin con el incesto, por ejemplo, las leyes de Israel prohiban el acto sexual tanto con parientes polticos como con parientes consanguneos, trazando as una frontera ampla,que encerraba a toda la familia extendida (Lev.18.6-18). Otras relaciones ilcitas enumeradas en Lev. 18.18-23 incluyen el acto sexual con la mujer en su periodo menstrual, prohibicin que tena que ver con el tab de tocar la sangre y tambin la prohibicin de desperdiciar el semen, portador de una nueva vida. Tambin se prohiba el acto sexual con la mujer del prjimo, pues esto confunda la forntera entre lo propio y la propiedad ajena (cp. el dcimo mandamiento, Ex. 20.17). La condena del acto sexual de un varn que se acuesta con otro varn como si fuera mujer (Lev. 18.22) confunde la frontera entre los sexos, distincin que tena mucho que ver con la distincin de estatus entre hombre y mujer: en una sociedad patriarcal fue muy importante no degradar al varn al estatus inferior de la mujer, hacindo que asumiera el rol pasivo en vez del rol dominante en el acto sexual.

  • Homosxldd-AportesFTL2013 ! 3

    trascendente, santo y justo; por eso los cristianos y las cristianas deban rechazarlas. Incluidas en esas conductas estaban los actos sexuales entre personas del mismo sexo, que eran comunes en la sociedad cosmopolita del primer siglo.

    La sociedad urbana, cosmopolita, de Grecia y Asia menor 6

    En el contexto griego y tambin el romano, las prcticas sexuales en general, y las actitudes hacia estas, suponan una comprensin de la fisiologa humana y la sexualidad muy distinta a la de las ciencias biolgicas actuales, como se ve en el documento a continuacin, Biologa antigua, sexualidad y gnero en el primer siglo.

    Biologa antigua, sexualidad y gnero en el primer siglo

    Irene Foulkes

    En la discusin filosfica de la civilizacin greco-romana en el primer siglo se oan voces distintas en cuanto a la igualdad o falta de ella entre los sexos. Platn y otros vean la diferenciacin sexual corporal como algo irrelevante para la cuestin de la igualdad y proponan una identidad inmaterial entre hombres y mujeres. En cambio, Aristteles dio ms importancia a la parte material, corporal, de la existencia humana y produjo una visin en que la diferencia sexual hace imposible esa identidad e igualdad entre hombres y mujeres. El hecho de que fue esta visin de Aristteles la que ms impacto tuvo en el cristianismo y la civilizacin occidental a travs de los siglos nos impulsa a investigar algunas de sus propuestas sobre la identidad corporal y las relaciones de gnero.

    1. Cuerpos masculinos, cuerpos femeninos

    Aristteles desarroll su teora de gnero (cmo es el varn, cmo es la mujer y qu roles le tocan a cada uno/a en la sociedad) sobre una propuesta biolgica. Por eso, si queremos comprender las normas del comportamiento de mujeres y hombres en la sociedad antigua (como las normas que encontramos en los cdigos domsticos de Colosenses y Efesios, por ejemplo), tenemos que prestar atencin a los conceptos biolgicos que reflejan.

    Todo comienza con la teora aristotlica del calor del cuerpo humano y su funcin en relacin con la sangre. El corazn produce la sangre, que es el nutriente para todo el cuerpo. Sin conocer el sistema circulatorio, Aristteles propuso que la sangre se distribuye de una manera difusa por todo el cuerpo y entra en contacto con el calor del cuerpo, el cual la purifica. Entre ms calor tenga el cuerpo, ms se purifica la sangre. Se ve que el macho tiene ms calor porque produce la forma ms refinada de la sangre, la forma hirviente, espumante que se llama el semen, la semilla de vida.

    En la mujer no sucede as, pues le falta el calor necesario para refinar la sangre hasta ese punto. Por esta razn la mujer es un ser infrtil y bota sangre impura todos los meses. En la concepcin, la semilla del varn entra en contacto con esa sangre fra en el tero y le da forma de feto. La sangre de la mujer provee nada ms que la materia para el nuevo ser; la psique (el alma) la provee el semen. En el proceso de gestacin la materia (la sangre de la mujer) resiste el trabajo del semen de darle forma perfecta al feto. Si no logra formar la materia de manera ptima lo cual producira un feto masculino el resultado es un feto imperfecto, femenino. De esta manera se defina el cuerpo femenino como un cuerpo deformado, incompleto, carente del calor necesario para comportarse con fuerza, dominio propio, inteligencia y autoridad. Se vea la prueba de esta imperfeccin de la mujer

    Al final de este documento hay una breve lista de obras que ofrecen un panorama general de este contexto. 6

  • Homosxldd-AportesFTL2013 ! 4

    en su incapacidad biolgica de llevar su propio nutriente, la sangre, a su estado perfeccionado como semen. 2. La psique

    Segn la descripcin de Aristteles la psique como compuesta de dos partes: una superior, la otra inferior. La superior es la parte racional, deliberativa, y la inferior es la parte irracional; son los deseos y las emociones. En el varn la racionalidad domina, dirige, y ejerce autoridad sobre la parte irracional. En cambio, en la mujer la facultad racional no es capaz de desarrollar el conocimiento filosfico y cientfico, aunque se admita que la mujer poda discernir intuitivamente algunas verdades. Sin embargo Aristteles deca que la facultad racional de la mujer se encuentra sin autoridad, i.e., su psique no puede gobernar las funciones inferiores. Por estas razones la mujer tiene que ser gobernada por el varn. Toda esta inferioridad mental de la hembra se consideraba como producto de un hecho biolgico fundamental: la hembra es producto de un proceso reproductivo fallido, incompleto. Por eso no puede cumplirse en ella el principio universal de que lo racional debe controlar a lo emocional.

    3. Jerarquizacin biolgica y relacin matrimonial

    Para los antiguos la inferioridad atribuida a la mujer implicaba que tena que ser gobernada por el varn, quien cumpla este deber en beneficio propio aunque no necesariamente sin afecto y consideracin. Tpico de los razonamientos y las recomendaciones que Aristteles desarrolla en la seccin El poder domstico de su Poltica, es este extracto de otra obra suya, la Moral, a Nicmaco, Cap. VII De la amistad o afeccin respecto de los superiores:1

    Hay tambin otra especie de amistad que depende de la superioridad misma de una de las dos personas por ella unidas; por ejemplo, la amistad del padre con el hijo, y, en general, del de mayor edad con el ms joven, del marido con su mujer, y de un jefe cualquiera con sus subordinados. ... En todas estas afecciones, en que existe cierta superioridad de una parte, es preciso tambin que el sentimiento amoroso sea proporcionado a la posicin del que lo experimenta, as, por ejemplo, el superior debe ser amado ms vivamente que l ama.

    Por su parte, los escritores del primer siglo que representaban grupos minoritarios en la sociedad, como las comunidades judas y los seguidores de los nuevos cultos egipcios y orientales, sospechados de prcticas subversivas del orden social, se defendan ante esa crtica sealando que su grupo tambin mantena la jerarqua domstica, fundamentando esta postura en las races de su propia tradicin. Por ejemplo, Josefo, al defender las comunidades judas, revela tener presuposiciones similares a las de Aristteles.

    La mujer, dice la ley, es en todas las cosas inferior al hombre. Que est, por tanto, sumisa, no para su humillacin, sino para poder ser orientada; porque la autoridad ha sido dada por Dios al hombre. Josefo, Contra Apin II, 199.

    El naciente cristianismo tambin se vio obligado a defenderse ante la crtica de los filsofos que imponan como modelo nico el esquema patriarcal de la casa. El cdigo domstico de Colosenses 3 y Efesios 5, por ejemplo, amerita un anlisis a la luz del pensamiento dominante de aquella poca.

    En la antigedad tarda Agustn revela cmo esta mentalidad qued arraigada en la iglesia:

    Sobre Gn. 2.18, donde...