Aproximaciones a una etnografía de la medicina tradicional en San Andrés

  • Published on
    24-Jul-2016

  • View
    217

  • Download
    4

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

Transcript

<ul><li><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p><p>FABIO SILVA VALLEJO</p><p>U N C A S O C O L O M B I A N O</p><p>Con la colaboracin de Alciano Williams Jessie</p></li><li><p>El saber de la plantas conlleva el manejo de una comple-ja nomenclatura que se remonta a los primeros indicios filogenticos. Eran los tiempos de las primeras experi-encias, donde un dolor, una sensacin o la enfermedad vencida, quedaban transformadas en materia vegetal o animal, para luego emerger a este mundo con un nom-bre que contiene su propia historia y significacin </p><p>Cristina GARZON y Vicente MACORITOFE. La noche, las plantas y sus duenos. </p><p>Corporacion Colombiana para la Amazonia. ARARACURA, Bogota. 1992.</p></li><li><p>La medicina tradicional, como otras formas de representacin cultural, son fundamentales a la hora de una balance etnogrfico del caribe colombi-ano en general y de la comprensin de la cultura sanandresana en particular, pero como otras representaciones, los estudios o balances de medicina tradi-cional estn por hacerse, no obstante ya hay un amplio marco de trabajo in-</p><p>vestigativo sobre aspectos correlacionados con la medicina tradicional.</p><p> Porun lado el trabajo Flora ilustra-da de San Andrs y Providencia: Con nfasis en las plantas tiles 1995 de Gonzlez, Favio, Daz, Jhon Nelson, Lowy Cern, Petter, Publicado por Universidad Nacional de Colombia Convenio SENA Instituto de Ciencias Naturales as como el Jardn Botnico son herra-mientas fundamentales para el acercamiento al conocimiento popular en medicina tradicional. </p><p>Fabio Silva VallejoProfesor Universidad del Magdalena</p><p>Director Grupo de InvestigaciOn Oraloteca</p><p>San Andrs, sus gentes y su cultura son un centro de conocimiento funda-mental. Sus peleas de gallos, su medicina tradicional, sus carreras de ca-ballos, su arquitectura, su lengua, sus viajes, sus danzas, sus bailes, sus formas de concebir la nacin, su religiosidad profunda pero sin ningn viso de mojigatera, sus problemticas sociales, todas y cada una de estas formas de </p><p>representacin estn all en sus conocimientos populares, en sus saberes locales. </p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p></li><li><p>Porotro lado hay una serie de investigaciones tanto de profesores como de tesistas generadas por la Universidad Nacional Sede Caribe que es importante tenerlos en cuenta a la hora de hacer un balance en estas reas del conocimiento:2 Estructura, composicin y diversidad de los bosques de la isla de San Andrs, Colombia de Catalina Garca Solrzano. A partir de datos obtenidos en parcelas de 600m2, estab-lecidas en dos bosques diferentes de San Andrs isla, se analizaron la composicin y la estructura poblacional por clases de altura; as como perfiles estructurales realizados a partir de transectos de 5.30 m y se calcul el ndice de Valor de Importancia (IVI). Se encontraron 18 familias y 24 gneros diferentes, y que la arquitectura de los bosques obedece al modelo de estratificacin. Las especies ms importantes fueron Guazuma ulmifolia Lam, Lochocarpus sp, Cecropia peltata, Meliccocus bijugatus y Randia sp., su dominancia est estrechamente relacio-nada con la intensidad y la frecuencia de perturbaciones previas.</p><p>Situacin Agroalimentaria y Nutricional de los Productores Agropecuarios en San Andrs Isla de Ana Mara Len Taborda y Luz Janeth Jaramillo Campuzano. Los agricultores, que participaron en talleres y capacitaciones del proyecto, brindaron informacin a travs de una encuesta para identificar su Canasta de Alimentos (o Canasta Usual), objetivo principal del trabajo de grado. El trabajo en general sensibiliz a la poblacin sobre la importancia de la adopcin de buenos hbitos de alimentacin, al igual que la produccin de alimentos para el autoconsumo o autoabastecimiento. </p><p>Perspectivas del sector agropecuario ms all de lo primario de Ana Camila Garca: Varias experiencias acadmicas en San Andrs isla han ayudado a tener un panorama del sector agropecuario con cierto nfasis en aspectos tcnicos. Formas y tipos de pro-duccin agrcola y pecuaria, niveles de productividad, problemas y fortalezas productivas, son aspectos que han sido descritos y que plantean interrogantes para la ciencia social y la sociologa en particular. Muchas de las prcticas productivas agropecuarias que, de manera domstica y tradicional, an se practican en la isla de manera significativa (como el modelo productivo in-tegrado, que rene produccin agrcola y pecuaria), son adecuadas para las condiciones ambi-entales existentes (tipo de suelo, clima, humedad, etc.), adems de promover el autoconsumo como una fuente importante de seguridad alimentara para las familias productoras</p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p><p>2. Agradezco al profesor Jaime Polana por suministrarme la informacin para poder tener una idea clara de lo que se viene haciendo en este campo en la Sede.</p></li><li><p>Relaciones y lgica de productores campesinos de San Andrs Isla de Laura Milena Guerrero Cardozo: Aunque la labor agropecuaria econmicamente no es muy eficiente, tiene un gran valor social y cultural, porque cumple un importante papel en la consolidacin y reafirmacin de la sociedad islea, cuya identidad ha estado histricamente relacionada con la actividad agropecuaria. La produccin est determinada por los principios de la cultura raizal, los cuales se encuentran fuertemente relacionados con los valores promulgados por la iglesia prot-estante. Adems la produccin est apoyada permanentemente en los fuertes lazos de parentesco, vecindad y amistad entre productores y sus familias y con otros isleos. Su desenvolvimiento cumple entonces un rol importante en la cohesin entre los individuos. </p><p>El sector agropecuario y la se-guridad alimentara en San An-drs isla. Historia de una expe-riencia del Programa Nacional de Transferencia de Tecnologa Agropecuaria en el cambio de siglo de Jaime Polana Voren-berg, Javier Toro Caldern, Claudia Lpez Balmaceda, Adriana Rodrguez Ruales, Luz Jaramillo Campuzano, Ana Mara Len Taborda.</p><p>En investigaciones posterio-res esta bibliografa ser de mucha importancia, a la hora de establecer la relacin entre campesinos, conocimiento y medicina tradicional, pues en </p><p>el trabajo que realice siempre estaba presente el campo como analoga de lo urbano, esto es apenas obvio en otra parte, pero en San Andrs ad-quiere otras connotaciones pues esta divisin es muy di-fcil definirla por razones de geografa, distancia, espacio, lo que la hace ms importante como tema de investigacin. La metodologa fue muy sen-cilla: hablar con la gente. El problema muy grande: mi desconocimiento del Creole. Sin embargo, la gente de la isla se la ingenia para hacerse entender. A diferencia de otra tipo de etnografa en donde la </p><p>observacin juega un papel fundamental y uno es parti-cipante directo de lo descrito (el caso de las peleas de ga-llos) en la medicina tradicio-nal, el entrevistado y lo que dice, es la nica relacin di-recta, el ejercicio de grabar en ingls o en creole y luego transcribir, no permiten unos textos uniformes, si se tiene en cuenta que yo no hablo creole y que mi ayudante no hababa muy bien espaol. De ninguna manera esto es una excusa, solo una anotacin al porqu, de las dificultades de los textos que se presentan en el trabajo.</p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p></li><li><p>Los sistemas de conocimiento son una construccin social, es decir, estn liga-dos a las formas especficas de la sociedad donde se producen y desarrol-lan (Aristizabal, 2001: 45) esto significa que el conocimiento Occidental, no obstante su alto grado de desarrollo y sofisticacin, es solo uno de los modos posibles de conocimiento y, por lo tanto, es insuficiente para dar cuenta de todos los aspectos de la re-alidad. La necesidad de volver sobre los conocimientos locales radica en que un balance de las ciencias sociales a lo largo de su historia permite concluir que:</p><p>Dos cosas son fundamentales en esta etnografa: primero introducir los con-ocimientos locales o tradicionales en las dinmicas de la identidad, como posibles alternativas de investigacin en los futuros investigadores y pas-antes de la Universidad Nacional y segundo presentar un primer balance de lo que es la medicina tradicional en San Andrs, en lo que tiene que ver con la rel-acin usos-conocimiento-aplicabilidad. Una taxonoma de las plantas medicinales, ya se encuentra hecha y el libro del profesor Lowy esos vacos, mi trabajo solo consiste en abordar esa otra parte que en algunos casos el bilogo no tiene en cuenta en sus investigaciones y es el registro oral del conocimiento que tiene mujeres y hombres so-bre los usos culturales de las plantas en San Andrs </p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p><p>Qu son los conocimientos populares?</p><p>a. No es posible separar a los individuos de los contextos en los cuales se desarrollan su vida y sus comportamientos: hh No es posible separar a los individuos de los contextos en los cuales se desarrollan su vida y La mujer dentro de la cultura, realmente es la constructora de muchos elementos culturales, es la persona que cohesiona el contexto de raizalidad dentro de la familia y que la fortalece, si nosotros pudiramos mirar algunos ejemplos bsicos de madres raizales con compaeros o esposos con-tinentales, las races permanecen por que la mujer se encarga de que trascienda los elementos culturales, la lengua, la permanencia. Emiliana Bernard</p></li><li><p> la raizalidad no la define ni el color de la piel ni la lengua, ni la forma de andar, ni la de caminar, o sea, son unos elementos es-tructurales que conforman la personalidad y que de alguna manera le da una transforma-cin y le da un valor agregado a esa persona que tiene mucho que ver con el territorio por que yo insisto que el raizal en su territorio es una persona y el raizal fuera de su territorio es otra persona porque la tierra, el mar y la brisa, el vnculo con el territorio le da una es-pecificaciones que no las tienen si estn en </p><p>otras partes, no, porque el territorio te mar-ca, el territorio te reclama, te transforma , te genera unos modos de vida, te implica unos pensamientos distintos a los que pueda te-ner en otros escenarios, entonces el raizal no lo podemos desvincular del mar por ejemplo, de la brisa, de los huracanes que son propios de ellos, de sus noches de luna, de sus mo-liendas, en fin de muchas actividades que le permiten generar y conformar su identidad como tal. </p><p>Emiliana Bernard</p><p>b. No se puede ignorar el punto de vista de los sujetos investigados, de sus interpretaciones, de las condiciones en que ellos deciden su vida y los resultados de estas decisiones, tal como ellos mismos las perciben. somos afro por nuestra descendencia inclusive por la cultura que tenemos, tenemos muchos elementos africanos y tambin fuimos cercenados de muchos elementos culturales de la cultura afro, sin embargo, lo Afro, yo pienso que hace parte de un proceso de aprendizaje propio de creacin de una identidad propia en el sentido que yo me rep-resento Afro para que se me reconozca como tal, porque me identifico con la raza, porque guardo las costumbres de los ancestros y porque realmente se vuelve como una poltica de vida en que realmente crece en ello lo mltiple y uno lo asume de tal manera que parece uno es un proyecto so-cial donde implica tanto lo personal, como lo pblico y se puede representar de diversas maneras, generalmente la gente en San Andrs y Providencia cree que el isleo no es Afro, yo pienso que ha habido unas reivindicaciones muy importantes y precisamente se ha aprendido mucho del proceso nacional Afro</p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p></li><li><p>c. Los seres humanos construyen y reconstruyen su realidad social a travs de la interaccin con otros miembros de la sociedad; por lo tanto, es preciso conocer las interpretaciones que ellos realizan de los por qu y para qu de sus acciones y de la situacin en general. </p><p>San Andrs es un territorio sobrepoblado donde solamente el raizal estar ocupando un 30% de la poblacin, entonces el espacio que tenemos es muy limitado y las oportunidades culturalmente tanto academia, como poltica, como econmica es muy limitado, la limitacin es debido obviamente a la gran afluencia de otras personas que han llegado a la isla, San Andrs tiene ms de 2000 habitantes por Km.2 esto nos resta muchas oportunidades al pueblo raizal desde todo punto de vista laboral, hemos sido desplazados y no por las pocas capacidades que tenemos sino por las influen-cias y el poder econmico que est manejando la isla en este momento, recor-demos que el Puerto Libre que fue creado para beneficio del pueblo raizal hoy en da hemos visto que el pueblo raizal no tuvo la oportunidad de aprovechar ese espacio de Puerto Libre.</p><p>APROXIMACIONES A UNA ETNOGRAFIA DE LA MEDICINA TRADICIONAL EN SAN ANDRES</p><p>Emiliana Bernard</p></li><li><p>El campo sanandresano es similar al campo del continente (bueno, no a todos los cam-pos), tranquilo, sosegado y muy diverso, pero el campo sanandresano se caracteriza por su conformacin espacial, la finca del campesino es similar a la idea que se tienen del Caribe: que es anrquica en su primera visin, como el Caribe el cultivo del raizal es multivariado, mulltiaspacial y polifuncional, no hay un orden predeterminado, en su finca de pan coger est rep-resentado el Caribe, no hay linealidad en sus sembrados pero hay una gran variedad de ellos que la hacen muy funcional.</p><p>San Lus es la zona de San Andrs sobre la que recae buena parte de la carga histrica tradicional de la isla, su distancia del centro administrativo, financiero y comercial, le da cierto aire de zona rural. Aire que se consolida si uno se detiene a observar las relaciones que se establecen con los granjeros de la isla. Lo que primero se observa es que casi todas las personas tienen algo que ver con el campo o bien porque un familiar tiene un pedazo de tierra, o bien porque su casa est ubicada en dicho espacio o bien porque el campo se ha traslada-do a la zona de San Lus o La Loma o cualquiera de las barrios tradicionales de la isla. Y es en este proceso de traslacin en donde la medicina tradicional tiene su base ms importante.</p><p>Todos los sbados el deporte mio es el caballo y el otro deporte para mi es esto, a trabajar, atender mis animales y mis plantas. Para mi trabajar, es como un deporte. Yo siempre quiero trabajar pero cuando yo era joven cuando tenia cuarenta y pico de aos todo eso yo, hasta la casa all abajo, solo limpiando le mantiene todo solo. Que me tumbaron una vez estaba sembrando pltano ah cerca de la casa con el pico y cuando trabajaba con el pico as me toco dolor en la espalda, dicen que es un msculo. Yo soy diabtico y yo deja la pastilla pa tomar eso Ese mismo se llama busbus, cuando esto esta, cuando esta lloviendo la tiene pero cuando no esta lloviendo no le gusta el calor, se muere. Eso me recomend mi hermano que trabaja en la universidad...</p></li></ul>