Catalogo Orquideas

  • Published on
    15-Sep-2015

  • View
    7

  • Download
    5

Embed Size (px)

DESCRIPTION

orkideas

Transcript

  • CATALOGO Y CUIDADO DE LAS ORQUIDEAS

    Como todas las plantas, la luz es uno de los factores fundamentales para su buen desarrollo. La

    mayora de orqudeas necesitan mucha luz pero poco o nada de sol directo (de las orqudeas

    tropicales, slo las Vanda y las Cymbidium pueden tolerar el sol directo pero fuera de las horas

    centrales del da).

    Debe buscar una ubicacin cerca de ventanas con buena orientacin. Si el sol entra en alguna hora del

    da procure filtrar la luz a travs de visillos que la atenen.

    Unas buenas condiciones de luz son imprescindibles para estimular la floracin y el crecimiento de la

    planta.

    Si no se dispone de la suficiente luz natural, una opcin consiste en instalar luces artificiales

    especiales para plantas. Las hay de diferentes tipos (de mercurio, de sodio de alta y baja presin,

    etc.). Consulte a su proveedor.

    La luz insuficiente provoca la falta de floracin, poco crecimiento, tallos frgiles que pueden caerse,

    hojas de color verde muy oscuro o, segn otras condiciones, hojas que amarillean hasta caerse.

    Agua

    El agua es quizs, junto con la luz, el elemento ms importante en el desarrollo de las orqudeas. Es

    mediante este elemento como la planta se hidrata y nutre a partir de las substancias orgnicas

    disueltas en ella.

    Las orqudeas no pueden regarse con la primera agua que tengamos a nuestro alcance. Normalmente

    el agua corriente que sale del grifo de casa presenta una alta dureza, cloro, elevado ph y otros

    componentes que la hacen altamente perjudicial. Recordemos que en su hbitat natural las aguas

    suelen ser muy blandas y exentas de aditivos.

    Para regar nuestras plantas deberemos utilizar agua blanda (baja en sales minerales, calcio,

    sodio, etc.). Normalmente se utilizan aguas embotelladas (la de marca Bezoya es idnea). No

    obstante, si disponemos de muchas plantas, una buena opcin es instalar un equipo de filtrado de

    agua por osmosis inversa. Actualmente hay diferentes modelos a precios muy asequibles. Este tipo de

    filtrado mltiple nos asegura una baja dureza, una correccin del ph, eliminacin del cloro y partculas

    pesadas.

  • Consejos para el riego:

    Los riegos debern tener una frecuencia ajustada a las condiciones de temperatura. Mayor frecuencia

    en verano y menor en invierno coincidiendo con los periodos de reposo despus de la floracin.

    Los riegos deben simultanearse con las vaporizaciones que ms adelante trataremos.

    Es importante dejar que el substrato se seque parcialmente (sin llegar a que est totalmente seco)

    entre riegos. Si vigilamos las races (en las que tienen envase transparente) sabremos que hay falta

    de riego si las races se han vuelto de color blanquecino. Si estn verdes, probablemente no necesitan

    ms agua.

    Evitar en todo caso que el agua quede encharcada en el substrato. El drenaje siempre ha de

    ser muy bueno aunque esto har que tengamos que regar ms a menudo.

    Para mantener un poco de humedad sin daar las races, es aconsejable que coloquemos debajo de la

    maceta o recipiente que contenga la orqudea, un plato con bolitas de arcilla y un poco de agua. Lo

    importante es que el agua no entre en contacto directo con la base de la maceta ya que esto podra

    causar la podredumbre de las races. Deben ser las bolitas humedecidas las que transmitan por

    capilaridad algo de humedad. De esta forma colaboramos a que la planta tenga unas mejores

    condiciones

    . Una de las mejores formas de regar nuestras orqudeas, es sumergindolas en un recipiente lleno de

    agua pero sin llegar a que el agua entre por la parte superior del recipiente o maceta. Esto est

    especialmente indicado para la mayora de ellas. Normalmente, segn, tamao y condiciones de la

    planta, bastarn unos 10 minutos para que la planta absorba el agua que necesite. Posteriormente

    hay que escurrir bien el agua y dejamos que el resto lo absorban las bolitas de arcilla que hemos

    colocado en la base de la maceta.

    Hay que tener en cuenta que las orqudeas que no disponen de pseudobulbos (por ejemplo

    Phaleanopsis) son ms susceptibles de deshidratacin y deberemos estar ms atentos a su riego.

  • En el agua de riego podemos disolver adems los diferentes nutrientes en forma de abono, segn las

    indicaciones de cada fabricante. El nico inconveniente que existe es que si vamos sumergiendo

    diferentes plantas, si hay alguna de ellas con enfermedades, puede facilmente contagiar a otro a

    travs del agua. Por tanto utilizar este sistema con plantas que tengamos la certeza de que no

    presentan enfermedades.

    Nutrientes

    Hay dos mtodos bsicos para proporcionar nutrientes a las orqudeas. El primero es a travs del agua

    de riego con abonos especficos para estas plantas. El segundo es mediante abono foliar. Las

    orqudeas absorben tambin nutrientes por las hojas, por tanto, se hace imprescindible incorporar en

    las vaporizaciones regulares, algo de abono de absorcin foliar. Consulte a su proveedor habitual al

    respecto.

    En las etapas previas y coincidentes con la floracin es aconsejable tambin incorporar productos

    especficos para la estimulacin de la floracin. Dichos preparados, suelen llevar un complejo

    vitamnico, aminocidos de sntesis y otros nutrientes. Su aplicacin es foliar y, en todo caso, debe

    evitarse rociar las flores. La marca Flower, ofrece su preparado Vitalvid Orqudeas que funciona

    bastante bien.

  • Algunos especialistas recomiendan las siguientes pautas segn los periodos vegetativos de la planta:

    Para favorecer la reanudacin vegetativa de la planta, se suministra a la orqudea una mayor

    cantidad de Nitrgeno (N) y se usa la frmula 30:10:10 (N:P:K) qu quiere decir: 30 partes de

    Nitrgeno, 10 partes de Fsforo (P) y 10 partes de Potasio (K). Generalmente se realizan una o ms

    dosificaciones en primavera con esta combinacin.

    Para favorecer una mayor floracin se disminuye el nitrgeno y se aumenta el Fsforo y el Potasio

    y se usa por tanto la frmula 10:30:20.

    Durante los otros perodos se usa la frmula balanceada 20:20:20 o 18:18:18.

    Es importante recordar que nunca deberemos abonar la planta si el substrato esta muy seco. Si esto

    sucede deberemos proceder a un riego previo y esperar a que seque un poco antes de efectuar el

    siguiente riego con el abono.

    Temperatura

    Las diferentes especies de orqudeas estn distribuidas en climas muy diversos. No obstante, la

    mayora son originarias de las zonas tropicales y, por tanto, necesitan unas temperaturas clidas o

    templadas. Difcilmente, estas plantas soportarn heladas o temperaturas por debajo de 4 o 5C.

    En general, las orqudeas ms habituales de las familias Cattleya, Cymbidium, Miltonia, Oncidium,

    Paphiopedilium, Phalaenopsis, Cambrias, Vandas, etc. Necesitan unas temperaturas mnimas no

    inferiores a 9 o 10C. Respecto a las mximas diurnas no deberan sobrepasar los 30C.

    Probablemente, dependiendo de la zona geogrfica en la que las tengamos, deberemos optar por

    ubicaciones principalmente de interior para garantizar el rango adecuado de temperatura.

    Hay que tener en cuenta que a mayor temperatura deberemos aumentar el nivel de humedad para

    compensar la deshidratacin.

    Tambin debemos recordar que muchas especies necesitan una diferencia de temperatura entre da y

    noche de 10C. o ms para estimular la floracin. Para ello puede que necesitemos abrir alguna

    ventana para reducir temperatura por la noche sin llegar a los lmites mnimos antes sealados.

    Humedad

  • La humedad es uno de los factores ambientales ms importantes en el cuidado de las orqudeas y, a

    su vez, uno de los que ms dificultades nos puede presentar en casa.

    Ya hemos comentado que la mayora de estas plantas tienen su hbitat natural en las zonas tropicales

    y subtropicales. La mayora de ellas necesitan una humedad ambiental por encima del 40%, segn se

    observa en la siguiente tabla.

    Humedad ambiental necesaria segn especie: Gnero: Nivel humedad %: Cattleya 50 a 80% Cymbidium 40 a 60% Miltonia Mnima del 70% Epidendrum 20 a 60% Dendrobidium 20 al 60% Oncidium 20 al 60% Paphiopedilium 40 a 50% Phalaenopsis 50 al 80 Vanda 80%

    Vemos que los diferentes gneros presentan humedades diferentes siendo las menos exigentes

    respecto a la humedad las oncidium, dendrobium y epidendrum. stas seran las de ms fcil cultivo

    en un ambiente relativamente seco (menos del 50%). Por su parte las Vanda y Miltonia precisan de

    una humedad muy alta (mnimo de 70-80%) lo que hacen su cuidado difcil en casa si no disponemos

    de recursos complementarios.

    En definitiva, las orqudeas necesitan temperaturas clidas y humedad alta por lo general. Si bien, hay

    que matizar que muchas de estas plantas han nacido y crecido en invernaderos artificiales, son fruto

    de diferentes cruces (hbridos) y en cierta medida se han ido adaptando a otras condiciones

    ligeramente diferentes a las originales. An as, si queremos disfrutar de las orqudeas en un ambiente

    urbano, en un piso de la ciudad deberemos aclimatar parcialmente una pequea zona que rena,

    tambin, un mnimo de humedad.

    A continuacin vamos a ver algunas estrategias para elevarla. De hecho, en la prctica, suele

    utilizarse una combinacin de ellas segn necesidades o posibilidades.

    Facilitar nivel humedad:

  • Un primer recurso consiste en agrupar las plantas en una nica zona. De esta forma se facilita la creacin de un microclim