Cien CIA Nueva 19

  • Published on
    10-Oct-2015

  • View
    26

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  • *

    mi

    2 D

    y

    HEMOGLOBINA

    Una opinin sobre el Plan Nuclear

    La moda de la Ecologa

    Mesa redonda La Universidad en Amrica Latina

    M jv Pi .: ,:--'?; V i E T N A M :

    p a r a el genocidio

    I ^L

    i t ^ l

    "V. f

    MK

    de y tecnologa

    oque S, Pea 826 9 3 . Buenos Airea

  • Calculadora electrnica con impresin

    CIFRA 311: Lgica de 3? generacin, memoria de 4? generacin. CIFRA 311: Mayor potencialidad, diseo expeditivo, costo menor. CIFRA 311: Creada en el pas, es la solucin ms actualizada a las vertiginosas exigencias de precisin y caudal de clculo de las empresas modernas. Un producto FATE S.A.I.C.I. Divisin Electrnica

    Comercializacin y Ventas: Garay 1, Tel. 34-6034/5/6/7/8.

  • R e v i s t a de ciencia y tecnologa

    Ao III / N" 19 / octubre 1972 / Buenos Aires Av. Roque Senz Pea 825. 9 ' Diso, Of. 93 - Buenos Aire. Tel.: 45-7175

    49

    58

    61

    6a 65 66 69 71 72

    Editoriales: Esfuerzos. Las bibliotecas olvidadas IPB: Becas externas para argentinos Novedades de ciencia y tecnologa DINEA: Motivacin del aprendizaje Comentarios de libros Cursos y reuniones cientficas Juegos Matemticos Libros nuevos Correo del lector Problemas de Go Metegol

    11

    21

    22

    24-

    27

    3 1

    3 4

    4 0

    4 4

    50

    54

    MESA REDONDA: LA UNIVERSIDAD EN AMERICA LATINA Alfredo Jadresic Vargas, Risieri Frondizi, Oscar Maggiolo, Fernando Stomi, Darcy Ribeiro

    Ecologa: una toma de conciencia Reportaje a Jorge H. Morello, el Gabinete de Ecologa Vegetal del INTA y el Grupo de Ecologa Animal de la CNA

    Primera Reunin de Ecologa

    Rudolf Carnap (1891-1970) Thotnas Moro Simpson

    Sobre el xodo de cientficos: una experiencia positiva Alberto P. Maiztegui

    Capital tecnolgico y autofinanciamiento de la expansin de las empresas Mario Kamenetzky

    Continuaremos con la investigacin cientfica? Alexandre Grothendieck

    Generadores magnetohidrodinmicos Grupo de Fsica del Plasma

    La poltica nuclear argentina Comisin de Profesionales de la Comisin Nacional de Energa Atmica

    La organizacin del espacio nacional (II) Alberto Luis Cignoli

    Plan mundial de accin sobre la aplicacin de la ciencia y la tecnologa al desarrollo Vctor Urqttidi

    El juego de Go (IV) Hilario Fernndez Long

    De las opiniones expresadas en los artculos firmados son responsables exclusivos sus autores.

  • Nuestra tapa y los pintores

    Oscar Smoje naci en Tigre (Provincia de Buenos Aires) a las 10,20 A.M. Dibuja desde su tierna infancia, estudia diseo grfico y colabora con varias agencias de Buenos Aires (campaas de Aerolneas Argentinas, Austral, IKA-RENAULT, Di Telia, Mau-Mau, etc., etc.). Paralelamente pinta y dibuja, expone en muestras colectivas en 1962, 63 y 66. En 1967 viaja un ao por Europa (Espaa, Francia, Gran Bretaa, Alemania, Polonia y Checoslovaquia). En 1969 realiza una exposicin titulada "Retrospectiva 1939-69" mostrando todos los dibujos realizados hasta ese momento (desde los 6 a los 30 aos de edad). Enva obras al Museo de la Solidaridad en Santiago de Chile y al de Arte Moderno de La Habana. Tiene obras en colecciones privadas en Buenos Aires, Chile, Espaa, Francia, Polonia y Checoslovaquia. Ahora tiene 30 aos y 9 meses. Chau.

    O. S.

    Nuevo telfono

    45-7175 Es una publicacin de Editorial Ciencia Nueva S.R.L., Av. R. Senz Pefia 825, 9" P., of. 93, Buenos Aires, Repblica Argen-tina, Tel.: 45-7175. Distribuidores: en la Repblica Argentina Ryela S.A.I.C.LF. y A., Paraguay 340, Capital Federal, Tel.: 32-6010 al 29; en Capital Federal, Vaccaro Hnos., S.R.L., Solis 585, Capital Federal. Impreso en Talleres Grficos DI-DOT S.C.A., Luca 2223, Buenos Aires. Precio del ejemplar: ley 18.188 $ 5 (m$n. 500). Suscripciones: Argentina, ley 18.188 $ 50 (m$n. 5.000) por doce nmeros; Uruguay, $ 3000, exte-rior, por va ordinaria, u$s. 15 anual. Registro de la propiedad intelectual ti> 1.049.414. Hecho el depsito de ley. Derechos reservados en castellano y cualquier otro idioma para los tra-bajos originales, y en castellano para colaboraciones traducidas.

    S

    Director Ricardo A. Ferraro

    Director Adjunto Hebe Mitlag

    Asesores Hctor Abrales Hernn Bonadeo Daniel Goldstein Roberto Lugo Jorge Schvarzer Ricardo Schwarcz

    Secretario de redaccin Horacio Speratti

    Redaccin Luca Bonadeo Katia Fischer Ana Tedeschi

    Diseo grfico Isabel Carballo

    Dibujo Fernando Daz Mara Anglica Pea

    Humor Julio Moreno Suar

    Secretara Mara Susana Abrales Rodolfo D'Amario

    Corresponsales Boston: Carlos Abeledo Jerusaln: Eduardo Fischbein Londres: Eduardo Ortiz Los Angeles: Julio Moreno Mxico: Jaime Kravsov Montevideo: Juan Arturo Grompone pales: Esteban Levialdi Pars: Alain Jaubert - Beatriz Ottonello San Pablo: Ricardo Albizuri Santiago de Chile: Juan Pablo Schifini

  • Esfuerzos Por razones tcnicas, el nmero de pginas de una revista debe ser mltiplo de 16 o, por lo menos, de 8. Por ello no es posible ajustar peridicamente el es-pacio disponible especficamente para material de lec-tura. Pero en este nmero hemos logrado un aporte publicitario que nos permite extendernos otras 8 p-ginas y as mantener una adecuada proporcin de ma-terial estrictamente periodstico. Este hecho, que re-presenta primordialmente un esfuerzo econmico, nos complace de manera especial porque varias veces, des-de este mismo espacio, hicimos desesperados llamados a la solidaridad y a la colaboracin de los lectores para asegurar la continuidad de CIENCIA NUEVA, amenazada nicamente por factores econmicos.

    Nuestra segunda Mesa Redonda en el Centro Cul-tural General San Martn, extendida luego a una re-unin con los panelistas extranjeros en el Centro de Artes y Ciencias, dej un valioso aporte y un hlito de frescura para nosotros argentinos, a quienes, tras aos de destruccin y de persecuciones, una Univer-sidad verdadera parece una entelequia. La programa-cin sufri algunos cambios de ltimo momento: Au-gusto Salazar Bondy, por enfermedad; Eduardo Novoa Monreal fue reemplazado por Arturo Jadresic Var-gas, Decano de la Facultad de Medicina de la Univer-sidad de Chile; Jorge Taiana falt a la cita pese a haber confirmado personalmente su participacin.

    La Mesa dej otras consecuencias positivas. Grupos de alumnos y profesores de Rosario, Crdoba, Bari-

    loche y la Asociacin Fsica Argentina (curiosamente, todos especializados en Fsica) se acercaron a nuestra redaccin, solicitando la colaboracin de CIENCIA NUEVA para organizar mesas o ciclos de charlas en sus respectivas ciudades o centros de estudio.

    La publicacin de libros fue, desde siempre, uno de nuestros objetivos. Desde hace una semana tene-mos en la calle el Pequeo Tratado del Juego de Go, de S. Padovano, revisado por el "padre" del go en nuestro pas, ingeniero Hilario Fernndez Long. Otros cuatro libros se encuentran ya en las primeras etapas de produccin.

    En la reciente Feria de Ciencias de Baradero CIEN-CIA NUEVA tuvo un stand donde se exhibi la revista y, a pedido de los organizadores, los dibujos de Julio Moreno, y se realizaron ventas y suscripciones. Asimis-mo dos miembros de la redaccin fueron invitados a participar como jurados. Nos sentirnos particularmen-te cmodos en medio de un millar de jvenes estu-diantes secundarios, vidos por tener un contacto ms profundo y ms ntimo con el mundo en que viven.

    Finalmente, hemos cedido derechos de reproduccin de material de CIENCIA NUEVA a la Divisin Libro Parlante Para Ciegos del Ministerio de Bienestar So-cial. Dicha Divisin, edita la revista parlante Expre-siones donde las notas de CIENCIA NUEVA desper-taron singular inters, segn nos manifiesta en una clida carta de agradecimiento, el Jefe de Divisin res-ponsable de esa publicacin.

    Las bibliotecas olvidadas

    tn

    i

    3rompone

    Ottonello

    bloScitf

    Un nuevo factor parece sumarse en los ltimos tiem-pos al deterioro de la actividad cientfica y cultural en el pas. Como una suma azarosa de coincidencias, desde algunos de los ms diversos mbitos oficiales los caones apuntan ahora a un instrumento til a profesionales, tanto como a investigadores o estudian-tes: las bibliotecas.

    No es nuevo en la Argentina el problema de las de-ficiencias de una red de bibliotecas tan intrincada co-mo despareja. Sin embargo, se aade ahora lo que otras veces supo evitarse: una generalizada despreocupacin de las autoridades de gobierno, no ya por promoverlas, sino siquiera por proteger sus acervos y servicios.

    Al menos, tal podra inferirse de una serie alarman-te de hechos que empaan muchas enfticas declara-ciones de optimismo sobre las perspectivas del desa-rrollo cientfico y tcnico.

    En el Ministerio de Bienestar Social por ejemplo, la biblioteca tuvo que sufrir, un ao atrs, las necesidades de espacio que se derivaban del censo de los jubilados. Pero en los ltimos meses, las cosas se han agravado a raz de una nueva y poderosa invasin que ocupa sus estanteras: las tarjetas del PRODE han llegado para

    quedarse mientras los libros se amontonan en precarias condiciones, dificultando los servicios del centro do-cumentario.

    Un caso menos pattico pero no menos grave es el de la biblioteca del Consejo Nacional de Desarrollo, dependiente de la Secretara de Planeamiento y Accin de Gobierno. Desde hace aproximadamente tres me-ses ha debido suspender la atencin al pblico, que-dando sus servicios reducidos al uso de los funciona-rios y a los prstamos interbibliotecarios.

    Si se tiene en cuenta que sta es prcticamente la nica biblioteca completa sobre temas de desarrollo econmico y planificacin en lo que hace a la Argen-tina, la medida resulta especialmente lamentable. Ms de 300 prstamos mensuales han dejado de hacerse, o sea, ms