EL DILOGO ENTRE LA FILOSOFA Y LA TEOLOGA el dilogo plural, inter y transdisciplinar, es el eje transversal para la comprensin de su epistemologa y mtodo cientfico en teologa

  • Published on
    28-Mar-2018

  • View
    213

  • Download
    1

Transcript

  • 33

    CAPTULO II

    EL DILOGO ENTRE LA FILOSOFA Y LA TEOLOGA MORAL

    1. EN BSQUEDA DE LA MEDIACIN FILOSFICA

    En Javier Gafo se observan una epistemologa y una metodologa pro-pias que hacen de su pensamiento y obra un autntico trabajo cientfico1. La metodologa de Javier Gafo es atravesada transversalmente por cuatro mediaciones claramente identificadas y en permanente dilogo: mediacin racional (partir del dato cientfico), mediacin magisterial (Escritura, Tradi-cin y Magisterio), mediacin teolgica (investigacin de telogos anteriores y contemporneos) y mediacin pastoral (su propia experiencia personal). Estas mediaciones le proporcionan un mtodo capaz de establecer un punto de encuentro entre la Biologa, la Filosofa y la Teologa Moral. Su mtodo de dilogo plural y secular se entiende desde la interdisciplinariedad y la

    1 Por epistemologa cientfica entiendo la investigacin y el estudio reflexivo de la intencio-nalidad y de la estructura lgica de una posible ciencia que, teniendo en cuenta su origen, valor y alcance objetivos, permita establecer si esa posible ciencia puede ser considerada como tal y si el fruto de su conocimiento es el adecuado a las exigencias de la cientificidad en sus principios reales y en la realizacin de su funcionamiento y mtodo propios. Cf. s. prIvItera, Epistemologa moral, en f. compaGnonI, G. pIana, s. prIvItera, m. vIdal (dirs.), Nuevo Diccionario de Teologa Moral, Paulinas, Madrid, 1992, p. 551; s. prIvItera, Epistemologa Biotica, en s. leone, s. prIvItera, Dizionario di Bioetica, Centro Editoriale Dehoniano, Bologna, 1994, pp. 333-335; J. monserrat, Epistemologa evolutiva y teora de la ciencia, UPCo, Madrid 1984, p. 5; J. TapIa, Iglesia y Teologa en Melchor Cano (1509-1560). Un protagonista de la restauracin eclesial y teolgica en la Espaa del siglo xvI, Publicaciones del Instituto Espaol de Historia Eclesistica, Madrid, 1989; B. lonerGan, Mtodo en teologa, Sgueme, Salamanca 1988; m. d. chenu, La fe en la inteligencia, Estela, Barcelona 1966; a. cordovIlla, El ejercicio de la teologa. Introduccin al pensar teolgico y a sus principales figuras, Sgueme, Salamanca, 2007.

  • JAVIER GAFO: BIOTICA, TEOLOGA MORAL Y DILOGO

    34

    transdisciplinariedad. Es un mtodo interdisciplinar, pues requiere del dilogo entre Filosofa, Teologa y ciencias de la vida (ms comnmente, Biologa y ciencias de la salud); es transdisciplinar en cuanto posee un eje transversal atento a la escucha de la historia, las culturas y las grandes reli-giones. Su originalidad no reside tanto en el mtodo dialogal en s mismo, sino en cmo lo emplea en sus escritos y actividad docente.

    De acuerdo al pensamiento de nuestro autor, conviene partir del dilo-go entre la Filosofa y la Teologa Moral. En diversas ocasiones Javier Gafo realiza una autocrtica refirindose a sus lmites en el campo de la filosofa2. Pero ms que un lmite es ms bien una condicin normal, ya que en la actualidad es imposible ser experto en tantas disciplinas. Aunque haya que reconocer esta dificultad, observamos que ella no ser impedimento en su labor cientfica; por el contrario, permitir observar una de las caractersticas propias del mtodo utilizado por Javier Gafo, el carcter interdisciplinar, que l ve necesario y fundamental para una adecuada Teologa Moral y un correcto modo de proceder en Biotica. Por otra parte no se pueden des-cartar las influencias y fundamentaciones filosficas que iluminan su obra.

    Entre todas sus publicaciones Javier Gafo dedica un solo artculo al saber filosfico, y lo hace desde su postura como telogo moral3. En el resto de sus obras hay que realizar el esfuerzo de descubrir la filosofa implcita que subyace a su pensamiento. l mismo considera que su labor fundamental consiste en coordinar un dilogo profundo, interdisciplinar y plural4. Habr, pues, que estar atentos a aquellos esbozos que permitan llegar a las razo-nes por las que nuestro autor argumenta que la Filosofa es compaera5 inseparable de la Teologa. Desde esta perspectiva, quien desee estudiar el

    2 Mis estudios de tica, as como los del conjunto de la filosofa, no me captaron especialmen-te.... ( J. Gafo, Un camino casual hacia la Biotica, en J. J. ferrer, J. l. martnez (Eds.), Biotica: un dilogo plural. Homenaje Javier Gafo Fernndez sj, Serie IV: HOMENAJES, 6, Universidad Pontificia Comillas, ICAI ICADE, Madrid, 2002, pp. 49-50 [el captulo citado, escrito por J. Gafo, es trans-cripcin del publicado bajo el mismo ttulo en J. Bosch (Ed.), Panorama de la Teologa espaola, Verbo Divino, Estella (Navarra), 1999, 277-290]. Yo no haba realizado los estudios de Filosofa ni de Teologa pensando en este nuevo campo y hubiera sido importante haber dedicado un ao ms para haber profundizado en la tica y en la Teologa Moral. No puedo negar que ah tengo una importante deficiencia que sigo arrastrando. ( J. Gafo, Las (7) palabras de Javier Gafo..., pp. 42-43).

    3 Cf. J. Gafo, Demandas de un moralista a la tica Filosfica, en f. aBel, c. can (Eds.), La mediacin de la filosofa en la construccin de la Biotica, UPCo FNUC, Madrid, 1993, pp. 181-195.

    4 Cf. J. Gafo, Las (7) palabras de Javier Gafo..., pp. 49-50. Prueba de esta actitud de J. Gafo es la monumental obra In memoriam, citada ms arriba y publicada por la UPCo a un ao de su muerte: Biotica: un dilogo plural. Homenaje a Javier Gafo Fernndez sj.

    5 El trmino que alude a la compaa es recurrente en el estilo de Javier Gafo; de hecho adjetiviza el ttulo de la obra que se ha publicado con motivo de la celebracin de los veinte aos de la Ctedra de Biotica por l fundada: AA.VV., Veinte aos de Biotica en Espaa. Memoria de una Biotica en compaa, Universidad Pontificia Comillas, ICAI-ICADE, Madrid, 2008.

  • 35

    EL DILOGO ENTRE LA FILOSOFA Y LA TEOLOGA MORAL

    pensamiento de Javier Gafo necesitar considerar una clave hermenutica fundamental: el dilogo plural, inter y transdisciplinar, es el eje transversal para la comprensin de su epistemologa y mtodo cientfico en teologa moral y particularmente en el mbito de la Biotica.

    Por otra parte, uno de los dilemas fundamentales en Biotica es la falta de consenso filosfico ante los principios que la orientan; el dilema no es menor si nos referimos a esta disciplina desde la Teologa Moral. Este es el gran punto de partida para la ponencia de Javier Gafo Demandas de un moralista a la tica Filosfica. Desde la Teologa Moral y teniendo en cuenta esta falta de consenso y los principios tradicionales de la Biotica, resulta interesante observar que Javier Gafo es capaz de razonar y cuestionarse ante dilemas que requieren de reflexiones filosficas, que permitan acuerdos con-sensuados mediante el dilogo ante los grandes problemas que afectan a la vida; reflexiones que, en el caso de nuestro autor, se sustentan desde una fi-losofa de la responsabilidad en defensa de la vida humana y su entorno6. As mismo, Gafo seala dos principios ticos fundamentales: el respeto absoluto a la realidad personal del ser humano y los lmites ante su manipulacin7. La filosofa de la responsabilidad y la opcin por la tica de bienes iluminarn una Teologa Moral en dilogo abierto a la discusin tica, proponiendo de esta manera lo que el mismo Gafo delinea como necesaria y nueva moral:

    Se tratar de una moral menos precisa, pero ms rica de matices; menos abstracta y ms existencial; menos metafsica, pero ms personal. Ello no supone, por otra parte, ninguna traicin al Evangelio. Baste con leer el Sermn de la Montaa para convencerse que la autntica moral catlica tiene que ser una moral predominantemente personal y existencial, lo que, evidentemente, no significa incurrir en una moralidad subjetiva y arbitraria, sino tomar como base de todo el quehacer moral al hombre tal cual es8.

    6 El hombre actual es consciente de que no se le puede mantener en una situacin de minora de edad en el terreno moral, sino que aspira a decidir responsable y libremente sobre su propia con-ducta y se resiste a una moral-recetario, que le diga, en cualesquiera circunstancias, cul deba ser su decisin moral. (J. Gafo, Nuevas Perspectivas en la Moral Mdica. Moral profesional para A.T.S., Ibrico Europea de Ediciones, Madrid, 1978, p. 18).

    7 Existen dos principios de toda tica, cuya raigambre evanglica es indiscutible y cuya vigencia hoy es incontestable. En primer lugar debe citarse el principio moral de exigir a cada hombre un res-peto absoluto hacia la realidad personal de los dems hombres, que le lleva a tratar a todo ser humano tambin, por tanto, a s mismo, de acuerdo con su calidad y dignidad humana. Todo ser huma-no tiene una inalienable dignidad, es un valor en s mismo y no puede degradarse al simple papel de medio para obtener cualquier fin. (...) Un segundo principio, que no es independiente del anterior, sino una concrecin del mismo, es el de que existen lmites en la manipulacin del hombre. (Ibd., p. 18).

    8 Ibd., p. 19.

  • JAVIER GAFO: BIOTICA, TEOLOGA MORAL Y DILOGO

    36

    Desde estos presupuestos, Javier Gafo considerar muchos de los dile-mas bioticos desde la clsica distincin entre el mal mayor y el mal menor o el bien mayor y el bien menor. Nos encontramos, as, ante un telogo moral de tinte teleolgico en el que influyen diversas fundamentaciones y mtodos filosficos (tica de los valores, de los bienes, etc.)9.

    La falta de consenso entre las fundamentaciones y los mtodos filosfi-cos requerirn de la Biotica, para Gafo, una reflexin dialogal y pluralista que sepa tener en cuenta la diversidad de culturas, de caractersticas so-ciales y religiosas. As se vuelve evidente e indiscutible la necesidad del dilogo entre la tica, la Filosofa y la Teologa Moral.

    Gafo se siente cercano a la concepcin potteriana de la Biotica como puente hacia el futuro. En los albores de la Biotica, Van Rensselaer Potter propona el principio de inseparabilidad entre los valores ticos y los hechos biolgicos10. En poco tiempo y con la aplicacin casi exclusiva de la Biotica al campo de la medicina y de la gentica por parte de institutos anglosajones, se fue perdiendo la posibilidad inicial de la combinacin entre los valores hu-manos y la ecologa. As qued diluida la Biotica en su sentido originario de ser puente entre la ciencia y la vida, entre el saber cientfico, los valores y las culturas. Javier Gafo intentar recuperar de manera actualizada la propuesta de Potter. Si se est atento al mtodo teolgico moral de Gafo, pareciera que la incorporacin de una Teologa Moral encarnada en la cultura y la sociedad ac-tual no es ajena a su pensamiento; se trata de un estilo de reflexin teolgica que como tal no se podr realizar sin un adecuado dilogo con la Filosofa11.

    En conclusin, parece no slo importante sino absolutamente indispen-sable el aporte de la Filosofa para el cometido de una Teologa Moral en clave de dilogo plural en el marco de una autonoma tenoma abierta a dimensiones comunitarias. Segn mi hiptesis, esto marcar la estructura del pensamiento de Javier Gafo y quienes han continuado su labor12.

    9 En cuanto a los influjos de la protomoral y la tica de bienes, parece clara la cooperacin mutua entre la Teologa Moral de Javier Gafo y la tica Filosfica de Diego Gracia: a quien consi-dero uno de los mejores especialistas mundiales en Biotica y que ha sabido recoger, desde su propio y profundo pensamiento filosfico, dos tradiciones espaolas tan relevantes como las de X. Zubiri y P. Lan Entralgo ( J. Gafo, Las (7) palabras de Javier Gafo..., p. 46; cf. Ibd., p. 50).

    10 Cf. v. r. potter, Bioethics, Bridge to the Future, Prentice-Hall, Englewood Cliffs, New Jersey, 1971.

    11 Desde la adopcin y el ejercicio de la concepcin potteriana de Biotica se podra observar en Javier Gafo a un telogo moral que, con rasgos de profetismo cientfico, es capaz de anticiparse a los tiempos en la reflexin de numerosas cuestiones bioticas. En muchos casos ha sido un ade-lantado a la misma confirmacin de los avances cientficos y la proclamacin de leyes por parte del Derecho y de los Estados.

    12 El punto de equilibrio de la tica teolgica de corte comunitarista que busque ubicarse en la autonoma tenoma no es fcil, pero s posible... Es muy obvia la distancia respecto del estilo de

Recommended

View more >