EL DISCURSO IDEOLÓGICO DE “MAFALDA” EN LAS pad.usal.edu.ar/archivos/pad/docs/  · Las tiras de…

  • Published on
    01-Dec-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • EL DISCURSO IDEOLGICO DE MAFALDA EN LAS HISTORIETAS DE

    QUINO: PROPUESTA PARA LA ENSEANZA DE ESPAOL COMO SEGUNDA

    LENGUA

    Larissa Paula Tirloni

    URI Universidade Regional Integrada e das Misses Campus de Frederico

    Westphalen/RS Brasil - larissatirloni@hotmail.com

    Roberta Egert Loose

    IFC Instituto Federal Catarinense Campus Araquari/SC Brasil -

    roberta.loose@ifc-araquari.edu.br

    INTRODUCCIN

    El Anlisis del Discurso desempea un papel fundamental en el anlisis de textos,

    pues es a travs de l que interpretamos lo que est implcito, y que no podemos

    visualizar de inmediato. l nos auxilia en el desarrollo de la criticidad y creatividad,

    por eso la necesidad de identificar todo el proceso que envuelve el discurso en las

    ms diversas formaciones discursivas, pues es preciso conocer lo que est

    intrnsecamente escondido en un enunciado.

    El objetivo de este trabajo fue mostrar cmo la ideologa es representada en las tiras

    en vietas de Mafalda, de Quino, publicadas en el Libro Toda Mafalda, a travs

    de los presupuestos tericos del Anlisis del Discurso, de Michel Pcheux, ciencia

    interpretativa que busca comprender los procesos discursivos por medio de la

    articulacin entre lenguaje e ideologa. En el caso de la presente investigacin, el

    inters estuvo centrado en el anlisis de la ideologa implcita que, articulada al

    interdiscurso, a las condiciones de produccin y al momento histrico, apunta para

    diferentes posiciones del sujeto y presenta elementos que apuntan o comprueban la

    presencia de una ideologa en el habla de los personajes. La cuestin bsica fue

    verificar hasta qu punto el discurso ideolgico del emisor, presente en las tiras

    analizadas, atae la comprensin del interlocutor.

  • Los peridicos, libros, revistas, presentan una gran variedad de gneros textuales

    con sus caractersticas propias. Uno de estos gneros es la tira en vietas, texto que

    puede generar diferentes interpretaciones, focalizando temticas polmicas y,

    consecuentemente, de carcter ideolgico, valindose de la caricatura, mecanismo

    que consiste en la hiperbolizacin de determinados trazos presentes en la figura

    focalizada.

    Las tiras de Mafalda tienen como personaje principal a Mafalda, una chica de seis

    aos muy encantadora, pero con una mentalidad adulta, hacindonos reflejar,

    repensar nuestro mundo, nuestros gobernantes, nuestra sociedad, del punto de vista

    ms simple al ms cruel. Quino la utiliza para manifestar sus indignaciones, miedos

    y antojos.

    Las tiras que constituyeron el corpus de la presente investigacin abordaron temas

    como la poltica, la ONU (Organizaciones de las Naciones Unidas), la guerra y el

    comunismo.

    1. REFERENCIAL TERICO

    1.1 Principios Fundamentales en Anlisis del Discurso

    El Anlisis del Discurso (AD) se inici en Francia en los aos 60; su fundador fue

    Michel Pcheux, un filsofo marcado por el marxismo y por la poltica, e interesado en

    la historia, en los movimientos sociales y en la lucha de clases, que tiene como

    objetivo transformar la prctica de las Ciencias Sociales, colocando el AD entre ellas

    y la Lingstica. De esa forma, teoriza cmo el lenguaje es materializado en la

    ideologa y cmo esta se manifiesta en el lenguaje, encontrando en la Lingstica una

    base cientfica que a partir de la constitucin de una teora no-subjetiva de lectura

    aborda la poltica.

    El AD se desarroll en tres fases, en las cuales distinguimos cambios tericos y

    metodolgicos. En la primera fase, el autor promueve una discusin en torno de los

    conceptos saussureanos de lengua y habla, y por ser de cuo poltico busca su

    elaboracin terica en la Lingstica. El proyecto se desarrolla en la obra Anlise

    automtica do discurso (1968), donde hay un retorno a Marx, va Althusser, y a Freud,

    va Lacan. El concepto de discurso surge concebido como una reformulacin del

    habla sin sus implicaciones subjetivas; Para eso, Pcheux construy dispositivos

  • formales que buscan traducir un discurso en determinadas condiciones de

    produccin, llamados procesos discursivos o procesos de produccin del discurso.

    Inicialmente, esos dispositivos se basaron en el modelo del estructuralista lingstico

    S.Z.Harris y se desarrollaron en tres fases: 1) construccin socio-histrica de los

    corpora sometidos a anlisis, en un espacio discursivo con condiciones de produccin

    homogneas y estables; 2) deslinealizacin sintctica de las superficies textuales del

    corpus, a travs de la separacin de enunciados simples y de las relaciones

    lingsticas que hay entre ellos; 3) tratamiento automtico de los datos resultantes del

    anlisis sintctico efectuado, mediante la utilizacin de procesos algortmicos que

    eliminen las evidencias subjetivas de la lectura con la finalidad de evidenciar la

    estructura subyacente del corpus. Conceptos como interdiscurso y preconstruido, que

    remiten a la historicidad del sentido, ya estn presentes en esa fase. En el

    interdiscurso, el autor afirma que el proceso discursivo se fundamenta siempre en un

    discurso previo. Ya con relacin al preconstruido, explica que el referente no condice

    con la realidad fsica, siendo construido imaginariamente a travs de un ya-odo/ya-

    dicto.

    En 1975, en la revista Langages 37, Pcheux hace una revisin de la propuesta de la

    ADD-6931debido a las crticas recibidas por algunos aspectos de su teora,

    experimentos y tambin de la coyuntura terico-poltica del momento. l define el

    cuadro epistemolgico, el materialismo histrico, la lingstica, la teora del discurso y

    el psicoanlisis. En esa segunda fase, las formaciones discursivas son vistas como

    espacios cerrados y autnomos, determinando lo que puede y debe ser dicho,

    (articulado bajo la forma de una arenga, un sermn, un panfleto, una exposicin, un

    programa, etc.) a partir de una posicin dada en una coyuntura (PCHEUX, 1997).

    El surgimiento de la obra Ls vrits de la Palice (1975) marca definitivamente la

    teora del discurso, donde Pcheux define la semntica del discurso a travs de una

    discusin acerca de lo que la lingstica puede hacer con relacin al sentido. La

    semntica posee como tarea centrar los efectos de sentido resultantes de las

    formaciones socio-histricas e inconscientes que, reconstruyendo los procesos

    discursivos que los soportan, dejan sus trazos en el lenguaje. Es en la dependencia

    de las formaciones ideolgicas que se presenta para el sujeto como evidente y

    3 En el AAD-69, Pcheux supone la neutralidad y la independencia de sintaxis. De acuerdo con Maldidier

    (1994), la concepcin de lengua, en esa poca, era rudimental y muchsimo marcada por la ideologa estructural:

    la base invariante (sintaxis) versus la seleccin y combinacin (lxico).

  • transparente el carcter material del sentido, o sea, la determinacin del sentido en

    que las palabras y expresiones son reproducidas por posiciones ideolgicas en el

    proceso socio-histrico en que estn en juego. No hay una percepcin inmediata en

    la superficie del discurso del que habla antes, despus y en otro lugar, y el sentido no

    existe en s mismo. Se puede constatar que el autor cuestiona la homogeneidad del

    sujeto en la semntica propuesta, as como la transparencia y la linealidad del

    sentido, presuponiendo la composicin de un universo slido y nico, de una matriz

    del sentido y un sujeto estabilizado a travs de las parfrasis y repeticiones que

    constituyen las formaciones discursivas que lo determinan.

    La tercera fase del AD se puede decir que empieza con el artculo S h causa

    daquilo que falha ou o inverno poltico francs: incio de uma retificao en que

    Pcheux hace una crtica a su trabajo anterior en relacin a la determinacin del

    sujeto que acta en la ilusin de que es libre. La interpelacin ideolgica no es un

    ritual sin fallas, lo que est detrs de una palabra es otra palabra (y no un sentido) y

    hay puntos en que el ritual vacila (PCHEUX apud GADET; HAK 1997). Volviendo a

    la idea de que el sentido persiste en el hilo del discurso, surge una nueva visin de

    enunciacin, dejando al lado la ilusin subjetiva. Hay una percepcin de que el foco

    del anlisis acaba de ser dislocado, procurando ahora aquello a que el sujeto resiste y

    no aquello que lo sujeta.

    La obra Discurso. Estrutura ou acontecimento trae la posibilidad de un nuevo

    abordaje de los corpora discursivos. En esa obra, Pcheux muestra que la prctica

    del anlisis debe considerar que el objeto discursivo es atravesado por dos espacios:

    el de la manipulacin de significaciones estabilizadas y el de las transformaciones del

    sentido. Segn el autor, las palabras no tienen un sentido ligado a su literalidad, el

    sentido es siempre una palabra por otra, l existe en las relaciones de metfora

    (transferencia) ocurriendo en las formaciones discursivas que son su lugar histrico

    provisorio. De tal manera que, en consecuencia, toda descripcin est exposta ao

    equvoco da lngua: todo enunciado intrinsecamente suscetvel de tornar-se outro,

    diferente de si mesmo, se deslocar discursivamente de seu sentido para derivar para

    um outro.

    Ms all, dice que todo enunciado, toda secuencia de enunciados es lingsticamente

    descriptible como una serie (lxico-sintcticamente determinada) de puntos de

    derivacin posibles, ofreciendo lugar a la interpretacin. Y es en ese espacio que

    trabaja el Anlisis del Discurso. La descripcin pone en juego el discurso como

  • espacio virtual de lectura de ese enunciado. Es en esto que se justifica el trmino de

    asignatura de interpretacin dado a Anlisis del Discurso (PCHEUX apud ORLANDI,

    1983, p. 53-55).

    La relacin lenguaje, pensamiento y mundo es vista ideolgicamente marcada por el

    AD, pero inestable, considerando el discurso no solo estructuralmente, sino tambin

    como un acontecimiento en el sentido de relacionarlo necesariamente a la historia. De

    acuerdo con Orlandi, reunindo estrutura e acontecimento a forma material vista

    como o acontecimento do significante (lngua) em um sujeito afetado pela histria

    (2000, p.19). Pcheux considera el lenguaje como un sistema capaz de ambigedad

    y define la discursividad como la insercin de los efectos materiales de la lengua en la

    historia, incluyendo el anlisis del imaginario en la relacin de los sujetos con el

    lenguaje. Define el discurso como efecto de sentidos entre locutores, un objeto socio-

    histrico en el que lo lingstico est presupuesto, criticando la evidencia del sentido y

    el sujeto intencional que estara en el origen del sentido. Ele acredita que o sentido

    regulado no tempo e espao da prtica humana, de-centralizando o conceito de

    subjetividade e limitando a autonomia do objeto lingustico, criticando o objetivismo

    abstrato e o subjetivismo idealista, ou seja, a AD no trabalha nem com um sujeito

    onipotente nem com um sistema totalmente autnomo (a lngua relativamente

    autnoma) (ORLANDI, 2005, p.11).

    El discurso es concebido como un lugar particular, donde analizamos su

    funcionamiento, explicitando los mecanismos de la determinacin histrica de los

    procesos de significacin, estableciendo como central la relacin entre lo simblico y

    lo poltico. Orlandi procur ir ms all trabalhando no s a textualizao do poltico,

    mas a poltica da lngua que se materializa no corpo do texto, ou seja, na formulao,

    por gestos de interpretao que tomam sua forma na textualizao do discurso

    (2005, p.10).

    Para el AD, lo que importa son las representaciones hechas por el hombre a travs

    de prcticas discursivas, examinando las transformaciones de sentido y sus efectos.

    La lengua es vista en funcionamiento y en relacin con lo exterior, pero es concibida

    como un lugar en que se concretizan las diferentes posiciones ideolgicas y no

    simplemente como un medio de comunicacin.

    O valor depender das condies em que o discurso se produz (...) era necessrio encontrar traos, isto , marcas lingsticas responsveis pelas diferentes formas de funcionamento dos discursos (...) as marcas dizem

  • respeito organizao do discurso e a propriedade tem a ver com a considerao do discurso como um todo em relao exterioridade, com a situao (com as instituies, com o contexto scio-histrico, com a cultura, com a ideologia). (ORLANDI, 1988, p. 25).

    Para el AD las relaciones de lenguaje son relaciones entre sujetos, por eso define el

    discurso como efeito de sentido entre locutores, que debe ser entendido como una

    prctica discursiva, identificada a un dominio de saber. l es heterogneo, formado

    por un conjunto de enunciados de diferentes formaciones discursivas (FD).

    La FD se define como aquello que a partir de una posicin dada en una coyuntura

    socio-histrica dada determina lo que puede y no puede ser dicho. El discurso se

    constituye en sus sentidos porque aquello que el sujeto dice se inscribe en una FD y

    no otra para tener un sentido y no otro. Las palabras no tienen un sentido en ellas

    mismas, derivan sus sentidos de las FDs en que se inscriben. Las FDs representan

    en el discurso las Formaciones Ideolgicas (FI). Es por la referencia a la FD que se

    pueden comprender los diferentes sentidos, pues palabras iguales pueden tener

    significados diferentes porque se inscriben en FDs diferentes. Eso define el trabajo

    del analista, que es el de observar las condiciones de produccin y verificar el

    funcionamiento de la memoria.

    El AD tiene como unidad el texto. En la perspectiva del anlisis del discurso, el texto

    es definido pragmticamente como la unidad compleja de significacin, consideradas

    las condiciones de su produccin. A travs del anlisis de los procesos de produccin

    y no del producto se encuentra la regularidad del discurso.

    La ideologa, en AD, es vista como una transposio de certas formas materiais (isto

    lingustico-histricas) em outras, ou seja, como simulao (e no como ocultao,

    pois no h contedo escondidos ou falsos), na qual sentidos so projetados em

    outros, transparncias so construdas para serem interpretadas por determinaes

    histricas que aparecem, no entanto, como evidncias empricas (ORLANDI, 2002,

    p. 265).

    Las palabras cambian de sentido conforme el pensamiento y forma de aquellos que

    las utilizan. Segn Pcheux, o sentido de uma palavra, expresso, proposio no

    existe em si mesmo (isto , em sua relao transparente com a literariedade do

    significante), mas determinado pelas posies ideolgicas colocadas em jogo no

    processo scio-histrico em que palavras, expresses, proposies so produzidas

    (isto , reproduzidas) (1975, p. 144). Los sentidos dependen de las relaciones

  • compuestas por las FDs y no son predeterminados por propiedades de la lengua.

    Para el analista del discurso la historia se liga a la prctica y no al tiempo en s. Ela

    se organiza tendo como parmetro as relaes de poder e de sentidos, e no a

    cronologia: no o tempo cronolgico que organiza a histria, mas a relao com o

    poder (a poltica) (ORLANDI, 1990, p. 35). Hay una gran relacin del discurso con la

    historia, pues el discurso es histrico en la medida en que es producido, proyectado

    hacia el futuro, creando influencias, pudiendo retomar el pasado, actuando sobre el

    lenguaje y funcionando en el plan ideolgico.

    1.2....