EL MISTERIOSO JARDÍN PROHIBIDO CAPITULO 1

  • Published on
    25-Jun-2015

  • View
    640

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Novela guatemalteca, basada en casos de la vida real, para orientacin a la juventud.

Transcript

EL MISTERIOSO JARDN PROHIBIDOAutor. Guillermo Bermdez S.

(Versin Electrnica Reducida, Captulo 1)

Registro 50/50/1 Propiedad Intelectual de Guatemala 2004 Primera Edicin Febrero 2007 Centro Impresor PS, S.A. ISBN: 99922-2329-4

Saber no es suficiente, Debemos aplicar. Desear no es suficiente, Debemos hacer. Johann W. Von Goethe A MAESTROS Y PADRES DE FAMILIA

Esta obra nace de la visin de motivar a los jvenes con mensajes positivos provenientes de sus mismos compaeros, ms all de la denuncia y la protesta, siendo propositiva, frente a su apata e indiferencia sobre los problemas que amenazan la vida peligrosamente, como la degradacin del medio ambiente y de los patrones de conducta. Sus objetivos emanan de la visin, la misin y los valores que la sustentan.

Es didctica, herramienta en formacin de escolares y gua para padres de familia, enfocada en problemas que inducen a drogas, alcohol, asociacin en pandillas y sus consecuencias como embarazos no deseados, abortos, enfermedades de transmisin sexual, el VIH-SIDA, y an hasta suicidios.

Hace aos, con la intencin de divulgar dichos contenidos por medio del cine y aprovechando las inquietudes de la Asociacin pro Arte Cinematogrfico de Guatemala, me d a la tarea de escribir un libreto. En aquel entonces, para los

derechos de autor se requera publicar edictos en el diario oficial que siempre estaba saturado y haba que esperar turno. Para cuando se logr, quienes prestaran el equipo y nuestros asesores, ya se haban retirado, llevndose dicho libreto. asociacin cay as en inactividad. La

Luego, con la intencin de que el mensaje se diera a conocer masivamente, particip en un certamen con un guin sobre valores y ecologa y obtuve el primer lugar nacional. Sin embargo, no se dio cobertura noticiosa por problemas entre los patrocinadores.

Esta obra plasma la esencia de mis inquietudes anteriores, con mensajes de han sido inspirados en casos de la vida real, empleando una innovadora estrategia, la cual permite que los lectores participen de la aventura como protagonistas.

Y mejor an, que tomen el papel de quienes son los nicos capaces de conseguir un desenlace feliz, promoviendo el desarrollo humano, siendo los promotores de la comunicacin, la que concierne al equilibrio ecolgico, a la estabilidad emocional y a la construccin de la paz. Factores que, a pesar de ser la esperanza del futuro de la humanidad, se encuentran en el mayor descudo, con la consecuente prdida de valores y degradacin, tanto social, como medioambiental.

Este original recurso rompe, adems con la tradicional barrera generacional al reunirlos con los mayores con objetivos comunes, siendo una contribucin que, libre de corrientes sectarias, conduce al lector a una bsqueda por un camino que le lleve al despertar, para que con mayor conciencia se convierta en constructor de una nueva era de crecimiento para la cultura del tercer milenio.

Guillermo Bermdez S. Autor

CONTENIDO

CAPTULO I CUANDO SUPIMOS DEL MISTERIO (Pubertad, El rescate de la Beba, Terrible Propuesta, El tenebroso desconocido, Extrao relato, El abuelo)

CAPITULO II AVENTURAS DE LA PANDILLA (La Pandilla, El primer beso, Los problemas, El que se volvi al revs, Aquellas tardes alegres, La borrachera)

CAPITULO III EL AMOREL AMOR? (La otra, El extrao caso del mono, Paradigmas, Valores, Transculturacin, Cultura del milenio, Tragedia, El Sida, Autoestima)

CAPITULO IV LA AVENTURA DE LA VIDA (Correras Nocturnas, La Bella Princesa, la aventura, Una idea genial, El Pacto, Por fin, Los secretos del Misterio, Nueva esperanza, Las flores de mi jardn)

CAPITULO V SECRETOS DEL MISTERIO (Los guas, Lo inesperado, Qu noche, La cumbre, El conflicto, Decepcin)

CAPITULO VI LOS ROCK (La ria, La plida, El fro de la muerte, Los rock, El suicidio, Reflexiones)

CAPITULO VII EL LIBRO QUE ESCRIBIERON LOS MUERTOS (Pesadilla interminable, El verdadero infierno, Sociedad del siglo pasado, El da fatal, El temor, El atraco)

CAPITULO VIII CAMINO AL JARDN (Vil engao, Desconsuelo, Suceso mgico, Las madres, Mi encuentro con Cristina)

CAPITULO IX LAS CLAVES DEL MISTERIO (Nacer de nuevo, La luz, Un rito macabro, Revelaciones, Misterio del Angel, El nacimiento)

PARTE II (Cuentos) I CONSTRUYENDO LA PAZ II LA PAZ EN GUATEMALA III MORIR POR LA PAZ

CAPITULO I. CUANDO SUPIMOS DEL MISTERIO. (Fragmento.) PUBERTAD: Esta es la simple historia de nuestras vidas y de la Beba, la menor de la pandilla. Son confesiones escritas con temor y vergenza, en ratos de desesperacin, como una especie de gritos lanzados al viento. Y aunque habr relatos parecidos, este habla con valor y sin hipocresas de la dolorosa realidad. De la verdad de nuestras experiencias y de cmo fuimos forzados a salir de la pubertad antes de tiempo. Es historia, sufrimientos y aventuras. Es en fin, nuestra vida misma. Aunque recin empezamos a vivir queremos darla a conocer para iluminar el camino de muchos otros que quiz se encuentren atrapados en una angustiante situacin, como estuvimos nosotros. O como dijo nuestra amiga Elisa: Como si furamos por la carretera de la vida, en donde los nios y jvenes habrn de transitar, poniendo pedazos de nuestros corazones como seales; como flores de amor que sembramos para mostrarles el camino. Los mayores siempre dicen que quisieran volver a la juventud, pero nosotros hemos visto sufrir a los jvenes cmo los adultos ni se imaginan. Y mucho de ese sufrimiento nunca llega a saberse. Los familiares lo ocultan porque les da vergenza, tal vez, o por no dejar que les afecte, pero la angustia de muchos adolescentes es terriblemente real y se va quedando en el alma. Ms tarde se pagan las consecuencias hasta con la muerte, como con aquello que pas y que ahora me hace reflexionar. Qu ideal sera que los chiquillos furamos siempre, precisamente, nios y no padecer dramas como el que nos toc vivir tan de cerca y que rasg nuestras mentes infantiles, perdiendo la inocencia para siempre, cuando deberamos de pensar en jugar y divertirnos.

El ver a nuestras amigas -casi unas nias engaadas, llegando hasta el extremo del aborto y a nuestros compaeros, vctimas del abuso sexual y sus terribles consecuencias, como el SIDA. Y el dolor de verlos morir a tierna edad fue verdaderamente triste e impresionante, pero escandalosamente real. Y pensar que esto ocurre diariamente mientras nuestros padres nos creen estudiando Y en pleno nuevo milenio! Claro que a nuestra edad no nos hubiramos enterado de nada pero, por una serie de acontecimientos, mi amigo Jos y yo fuimos llevados tan cerca de aquella tragedia, que ya nunca volveramos a ser los mismos. No s si nuestros mayores, ocupados como viven en atender sus asuntos de dinero, se darn cuenta que muchos chicos despertamos a la vida de golpe o si les importa poco lo que ocurra con nosotros, quienes seremos los hombres del maana, la esperanza de la humanidad. Tampoco s si en este momento habr alguien que se interese por lo que ocurra con nuestra mentalidad, atrapados como estamos, entre esa marea de perversidad en la que ellos mismos nos han colocado. Y son precisamente los adultos quines, con su hipcrita falsedad, nos han conducido a la tragedia! Misma de la que despus se lamentan preguntndose: Hacia dnde va la juventud? Y solo hay una respuesta: Hacia donde ellos mismos la estn llevando! Porque, mientras los juguetes duermen por los rincones, los nios, en la calle, se venden por una poca de droga. Con Jos, mi mejor amigo, compartamos toda clase de correras porque en nuestras casas no haba nadie durante el da. Nos entretenamos con sus videojuegos y platicbamos, ignorantes de lo que se nos vena encima, cuando fue saliendo el asunto. Me fastidi la maestra, cuando dijo que ramos pre-pberes. Le dije. S, Freddy, me respondi enojado, ahora en el colegio, los ms grandes, ya no quieren que nos juntemos con ellos.

Imagnate! Se rean porque lea una fbula de un bosque mgico, dicindome que eso no era para varones, burlndose. Es cierto que ya pronto seremos adolescentes y dejaremos de ser los niitos del grado, pero eso no quita que me gusten los cuentos. Hasta me encantara que existieran de verdad, esos bosques mgicos. A m tambin. Adems, todos hemos soado con jardines encantados. S, es verdad. Yo creo que tambin los adultos, desde el fondo de sus corazones, quisieran regresar a la niez y ocultarse entre un bosque misterioso Cmo aquellos lugares de las fbulas! Y olvidarse de todo. Porque mi padre dice que se sienten fastidiados cuando oyen del terrorismo y de guerras y que entonces la vida pierde, para ellos, todo significado. Es verdad. Mis paps, afligidos, dicen que los ataques terroristas y con bacterias desatarn epidemias espantosas. Pobres viejos! Unas veces, deprimidos por la situacin econmica y otras, con ganas de salir corriendo por la violencia. Tal vez ser mejor ser nios, verdad? Me dijo. Ambos nos quedamos callados un rato pensando en todo aquello, como recordando los maravillosos lugares de los que habamos ledo en aquellas historietas que tanto nos haban deleitado. Y aunque no quisiramos reconocerlo tuvimos que aceptar que s, ramos unos mocosos, que an nos gustaban los cuentos infantiles. Adems, es cierto que a veces nos sentimos algo incmodos con las chicas. Le confes algo avergonzado a Jos. Es porque tambin nos ven como nios. Me da una rabia! Dijo haciendo gestos. Hay algunas, tan lindas, que ya se ven como seoritas. As como la Beba. Es muy dulce y podemos platicar, a pesar de que es un poco mayor que nosotros. Verdad?

Bueno, cuando no le agarra la depresin y se pone insoportable. No logro entender sus cambios de nimo tan repentinos. Dije, pensando en ella. Nunca nos imaginamos lo que se iba a desencadenar al lado de aquella linda chiquilla que nos llevara a vivir la ms excepcional aventura de nuestras vidas, en la que conocimos un mundo diferente. Afortunadamente, gracias a