El Último Dodo. Número 5. Última versión

  • Published on
    24-Jul-2015

  • View
    185

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

ltima revista creada por la ltima generacin de Colegiales del Colegio Mayor Luis Vives de la Universitat de Valencia

Transcript

1EL LTIMO DODOJunio de 2012ltimo nmeroEL ROSTRO DEL VIVESJan Twardowski, un cura poetaElogio del hombre transparenteEntrevista a Carles AlberolaNosotros, esos monstruos grotescosMigas de pan en el corazn del bosque2Equipo de redaccinJuan Evaristo Valls BoixYasmina Yousf LpezMateusz ZimnyColaboradoresM Jess Piqueras Jos Mara Goerlich PesetTestimonios: Sara Yousf Lpez, lvaro Valls Boix, Alberto Lpez Serrano, Laur Badin, Jos Mara Ballesta Ortuo, Ma-teusz Zimny. Pablo Snchez Izquierdo Toms Crcoles MolinaManuel Alberola Agradecemos a Jos Mara Goerlich Peset y a Alfons Cerve-ra su colaboracin desinteresada con la revista y su cortesa y afecto.Diseo grfco y maquetacinDiana CacafutiDel logo Dododfero: Blanca Amors Lozano.De las ilustraciones para Migas de pan en el corazn del bosque y Tres tazas: Diana CacafutiFotografaSusana Vicente OrtuoYasmina YousfRoco Albors y Rosana AmatEn portada: Carlota Bellido, fotografa de Mateusz Zimny. Crditos35 Editorial6- Viernes, Defoe y la marea espaola 8- Un mundo, una promesa. A propsito del movimiento scout.14-Conservacin cinematogrfca y tecnologa digital: un reto actual. 18- El rostro del Vives. 34- Lrica polaca contempornea. Jan Twardowski, un cura poeta.37- Robespierre, demagogia y la diferencia cognitiva entre por y para.42- Conversant amb Carles Alberola. 49- Elogio del hombre transparente. Rousseau trescientos aos despus.52- Nosotros, esos monstruos grotescos.57- Migas de pan en el corazn del bosque. 58- Adis, Flaco.Sumario4 Duane Michals, 5Yasmina YousfEstarevistanoes,sinoquees .Perono,nofrunzanelceo,confen en lo que les digo. Que no se trata de una errata, al contrario, es una afrmacin rotunda, la nica que, habiendoatracadoyaenbuenpuerto,puedoha-cerdespusdecuatroaosdeperipecia.Elcaso esque,desdequesepublicelprimernmero, empezapadecerlainquietante afeccindeladuplicidad,unalifafequeparece atentar contra toda lgica: el imprevisible (rudamente traducido como el que camina al lado). Por eso, sufri la ira de un gemelo traidor queintentmatarloylapersecucinlacerantede unasombraqueconsiguienloquecerlo; dbil,fueseducidoporuntentadorindividuode cariz karamazoviana que acab convirtindose en unretratoterrorfcodesmismoquejamsen-vejeca; y, an ms dbil, no tuvo ms remedio que rendirse a los pies de un salvador que tuvo el atre-vimientodeemparentarloconunirritable William Wilson. As,despusdecuatroaosdedolencia,puedo afrmar,sinaspavientos,queestarevistanoesEl ltimododosinoqueesElltimododo.Porque, duranteestetiempo,hemosintentadoreinven-tarlarevistaencadanuevonmero,respetando, siempre, una serie de condiciones que se pactaron desdelacreacindelamismay,ahora,coneste nmero en mis manos, solo pienso que el hecho de presentarlo como uno ms de la coleccin, el quin-to, no es ms que una excusa editorial, una cuestin de imagen, mrquetin, o como ustedes quieran lla-marloporque,no,estenollevalosmismosapelli-dos que los anteriores: este nmero ya no obedece aesascondicionesquesepactaronhacecuatro aosporquelamayoradelaspersonasquelas defnieron abandonaron este proyecto. Por eso, el que camina al lado, ese doble traidor, perseguidor, tentador,terrorfcoysalvadorquezarandeal dodo durante estos aos, acab por dejar de ser el otro, el doble, para pasar a ser el mismo persegui-do, lo que anula toda posibilidad de reinvencin. Espero que ahora entiendan por qu esta revista noesElltimododosinoElltimododo:estaes unarevistadiferentequesellama,tambin,Ell-timo dodo. Y, a pesar de estas coincidencias, no se equivoquen, no se trata de un doble de la anterior, sino delprimer nmero de una nueva que, casual-mente, tambin es el ltimo.EditorialDuane Michals, Magrite coming and goingDuane Michals, 6Yasmina YousfReescribireselresultadodeunejerciciobello,eselre-sultado de sentir el presente y recordar algo del pasado y garabatear ese pasado con ecos del presente. Reescribir espermutar,esdialogar,esjugarytambinesdenun-ciar.Nosetratadecorregirplanteamientosdelpasado, se trata de travestirlos para crear algo nuevo. Una de las reescriturasmslcidasdeestosltimosaoseslano-velade Coetzee. Coetzee reescribe, laclebreobradeDanielDefoe,partiendodeunapre-misaincomparable:lamutilacin.Enestanovela,quese sostiene gracias a un cmulo de prrafos entrecortados, laprotagonista,Susan,esunamujerquenaufragaenla isla del viejo Cruso (que no Crusoe) y su esclavo Viernes y, que, despus de dos aos all, consigue volver a Inglaterra donde tendr que hacerse cargo de Viernes (pues Cruso muereenelviajedevuelta)ylograrqueelescritorFoe (quenoDefoe)novelesuexperienciaenlaisla.Perosus intencionessevenfrustradasporalgoquelaobsesio-na:lamudezde Viernes. Viernesnohablaporque,segn Cruso, los mercaderes de esclavos le cortaron la lengua. Y como Viernes no dice palabra, ella no llega nunca a sa-berquinlecortlalengua,porquselacortaron,qu quiere,cmosesiente,quleconmueve,quleenoja, qulegusta,qulepreocupa,como Viernesnohabla, yCrusoestmuerto,niella,niFoe,jamspodrnsaber cmo era la vida en la isla antes de que ella llegara, cmo empeztodo,porquViernesarrojabaptalosalmar, porquCrusonoleenseaescribir;comoViernesno habla, ella jams entender por qu se obsesiona con po-nerselastogasdeFoe,porqubailadescontroladopor todalacasa,porqunovaralamelodadelafautillay solo toca aquella que aprendi en la isla; como Viernes no habla porque no tiene lengua (algo que no se sabe bien si es cierto o no porque ella jams se atrevi a comprobar-lo)nosabrculessulugardeorigenynoseatrevera meterloenelprimerbarcoquesedirijaafrica.Nohay comunicacinposibleentreellos,Vierneseslasombra de Susan, Susan lo siente de su propiedad, los das pasan yellasesiguehaciendolapreguntaequivocada:quin le cort la lengua a Viernes?. De l solo recibe una mirada inexpresiva. El Viernes de Coetzee no es el mismo que el de Defoe. El ViernesdeCoetzeerepresentaal,s,peronohabla porqueelautornohaqueridodarlevoz,porqueesano hubiera sido su voz, porque darle voz ales inyectarle un discurso, es regalarle unas palabras que no le pertene-cen. Y cuando Defoe se atrevi a brindarle la oportunidad dehablaraViernes,esequeseerigicomocopro-tagonista,estabacreandounesclavobueno,diligente, sumisoquedecatodoloqueCrusoequeraescuchar.Y ahora miro la calle, esa calle espaola que otras veces ha vibrado al ritmo de protestas, y la siento vibrar ms fuer-te, ms segura, ms voraz. Y despus recurro a los medios Viernes, Defoe y la marea espaola7de comunicacin que con tanta pleitesa reproducen ese efecto vibrante. Y sonro. Porque, aunque lo intenten, ya no les funciona actuar como Defoe. Durante aos, lo que ocurra en la calle era tamizado por los medios y conver-tidoenundiscursonico,conalgunosmaticessegnla ideologa del medio, que se transmita unilateralmente a la audiencia, es decir: los medios daban voz a los manifes-tantes, una voz manipulada, interesada, castrada, una voz que no responda a aquello que realmente haca vibrar la calle.Losmediosestabanotorgandounaidentidadfal-seadaalahistoria.Ahora,acudoalosmediosysonro alcomprobarquesuscrnicasamputadas,susvdeos censurados, sus imgenes redundantes, sus destacados amarillistas,suscontrapicadosperversos,sulxicocon-notativo,susalabanzaspostizas,suobcecacinporen-salzar la lucha de los jvenes como si ello fuera un descu-brimiento inaudito, su obsesiva predileccin por publicar declaraciones absurdas de algn ministro absurdo, su re-pulsiva tendencia hacia ese sensacionalismo que prefe-re destacar un altercado violento antes que el espritu de milesdepersonasindignadasqueseesfuerzanporque supasnonaufrague,susilencio,nocalaenelpblico como otras veces porque el pblico est en la calle crean-do la crnica, gritando con voz propia. La voz postiza que los medios otorgan ya no tiene fuerza, ya no tiene poder porque la realidad se impone a la reproduccin cuando todo el pblico es el que hace vibrar la calle. Viernes es mudo, si Susan hubiera conseguido hacer-lehablar,seguramentele hubierapreguntado sobresu pasado, sus costumbres, sus manas, sus inquietudes, aquella informacin que a ella le interesaba, por lo que la imagen de Viernes sera la que Susan hubiera creado. Susanlehubieraimpuestounaidentidad.Concederle una voz hubiera sido mutilarlo an ms. Por eso, aunque los medios se empeen en entregar su voz falseada a la maravillosamareaqueinvadelacalledndolesentido aaquelloquesehacellamardemocracia,elgritodela marea es ms enrgico, es ms claro, porque est rees-cribiendolahistoria,porquelaestamosreescribiendo nosotrosmismos,porquesentimoselpresente,recor-damostodoloquesenoscallenelpasadoeintenta-mos garabatear ese pasado con la fuerza del presente. Porque lo que pasa ah fuera es tan valioso que estamos descubriendo,porfn,nuestraidentidadcomocolecti-vo.Porquelapreguntanoesquinlecortlalenguaa Viernes, sino por qu calla. Por qu el grito de la marea se escucha ahora mucho ms ntido.Los medios preferen destacar un altercado violento antes que elespritudemilesdepersonasindignadasqueseesfuerzan por que su pas no naufragueManifestacin en contra de los recortes en educacin pblica en las calles de Barcelona el pasado mes de mayo.8 Fotografas tomadas en el ltimo encuentro scout mundial, el World Scout Jamboree, celebrado en 2011 en Suecia. Su-sana Vicente Ortuo.UN MUNDO, UNA PROMESAA propsito del movimiento scout9UN MUNDO, UNA PROMESAA propsito del movimiento scout10Juan Evaristo Valls BoixLa verdad es que conozco claramente el momento y el lugar en que el movimiento scout comenz su camino. Fueen1907,enunaislainglesallamadaBronwsea.El militaringlsRobertStevensonSmithBadenPowell reuni a unos veinte chicos de distintas edades y cla-ses sociales, y se los llev de campamento. All, entre otrascosas,aprendieronaacampar,acocinar,aob-servar,adeducir,asalvarvidasycuestionessobre bosquesytrabajoenmadera,enpalabrasdeljefe. Era un juego divertido: todas las noches, alrededor del fuego, Baden Powell contaba a los muchachos alguna de sus experiencias como explorador colonial y les ex-plicaba la utilizacin de cierta tcnica o artimaa que levaliparasalirdelpaso.Aldasiguiente,encanta-dosporlaintriga,loschicosaprendanrpidamente las tcnicas que el militar les haba descrito, y pedan despus seguir aprendiendo otras. Nunca acusaron el cansancio. No solo se trataba de una suerte de adiestramiento tcnico:cualquierasabequeparaencenderunabue-na hoguera es preciso que alguien corte lea, que otro la traslade y que un tercero se esmere en encenderla. Cualquierasabequelamejorformadeamarrardos troncosparaconstruirunplateroesconlatensin delascuerdasylasujecindelostroncosporvarias personas.Cualquierasabe,adems,quesolosepue-dedormirprofundamenteenmediodelbosquesi alguienmontaguardiaytecubrelasespaldas,yque solo se cazan los mejores conejos con una estrategia enlaquealmenostrespersonasparticipen.Yquin desconocelasensacindeconfanza,satisfacciny autonoma, deslumbrante a los trece aos, que produ-ce haber construido un sitio en que dormir, un sitio en que lavar y asearse, un sitio en que cocinar y hasta un sitio en que tumbarse a descansar con solo tu esfuer-zoyeldetusamigos.Noerasimplementeaprender aenlazarfrmementedoscabosdegrosordistintoaunque tambin, sino de descubrir que uno es capaz de levantar su hogar con sus propias manos. De com-prender que una comunidad debe permanecer unida y que uno se debe a ella, porque con ella aprende a leer losrastrosquedeberseguirenelbosque,yporque sin l y su esfuerzo, la comunidad cojea. Cuando Baden Powell lleg a Inglaterra en 1903 des-pusdevariosaosdemisincolonial,seencontr algoquecambiarasuvida:ellibroqueredactpara desempearsusfuncionesdeinstructordeexplora-doresyguardiacolonial,,seestaba empleando en las escuelas elementales como libro de texto. Fuera de las aulas, multitud de cros se dedica-ban al pillaje y al delito, a trabajar forzosamente en la Primer campamento scout. Isla de Brownsea, agosto de 1907.11Primer campamento scout. Isla de Brownsea, agosto de 1907.fbricadeturnoy,enfn,aaguantarcomopodanel duroimpactoquelarevolucinindustrialprodujoen lasociedadanglosajonaafnalesdelXIX(enefecto, ).BadenPowellsumdosydos:sereuni con Maria Montessori y Rudolf Steiner, los pedagogos fundadoresdelaEscuelaNueva,ycomprendipor quunlibrosobreexploracinestabausndoseen las escuelas primarias: la mejor educacin para el nio es aquella, le diran, en la que l se siente protagonis-ta:enlaqueeligeloquequiereaprenderycundolo quiere aprender; en la que nunca se aburre o se cansa osedeprime,porquehaceloquequiereyeltiempo desaparece;enlaque,endefnitiva,comprendeque es alguien importante: tiene algo bajo su responsabi-lidad, tiene los medios para acometer la tarea, y en su desempeo se juega su futuro y el de los suyos, quie-nes,ensumismasituacin,trabajanconlenequi-Noesjugaraindiosyva-queros.Esaprenderdesde nio el compromiso ineludi-ble de un buen ciudadanoRobert Stevenson Smith Lord Baden Powell of Gilwell. Fundador del movimiento scout.Exploradores de Murcia, 1929. Patrulla El tigre.12po.NoeradeextraarqueelcampamentoenBrownsea fueraunxito,yque , el libro publicado original-mente en entregas quincenales para mostrar a los nios cmo ser scouts, haya sido el cuarto ms vendido del si-glo XX. Tampoco que a Baden Powell se le llenara el buzn de cartas de nios que queran buscar un jefe adulto para quelesinstruyeraenelartedelexplorador(scouten ingls),yqueenunostresaosyafueraunmovimiento internacional. Y tampoco que el rey Eduardo VII le pidiera queabandonaraelejrcitoparadedicarseplenamente aconstruirloque,hoyda,msdecienaosdespusde vigorosaactividad,eselmovimientojuvenilmsgrande delmundo,voluntarioysinnimodelucro,compuesto pormsde28millonesdemuchachos,adolescentesy adultos, en ms de 216 pases y territorios. Cul es el programa del explorador? Es fcil: se trata de descubrir caminos y sendas ocultos en el bosque y seguir elqueprefera,infatigablemente.Setrata,durantela exploracin, de no olvidar que, tarde o temprano, el cam-pamento con los suyos le espera para saber si debe tras-ladarseopermanecerenlazona,sidebedefenderse,si tiene que buscar ms comida. En la fgura del explorador el sentimiento de comunidad y el de autonoma personal estn fuertemente amarrados.Cul es el programa del scout? Es fcil: ser scout es ha-cerse una promesa a uno mismo, a sus valores y su socie-dad. La promesa de que har aquello que diga, de que sus palabrastendrnvalor,yquesudignidadpersonalde-pende de ello. No es jugar a indios y vaqueros. Es apren-derdesdenioelcompromisoineludibledeunbuen ciudadano. Ningn scout puede olvidar ese compromiso, que voluntariamente adquiri: lleva atado al cuello un pa-uelo que se lo recuerda da tras da.Mepareceextraoypreocupantequelagentetenga comoimagendelmovimientoscoutaunnioingenuo, simplnymalcriado(Up),aundevoradorinsaciablede insectos,larvasyorines(),auna militarizacin descarada de la juventud, a una asociacin deocio,campoymontaaoaunapandadevendedores raritosdelimonadaycoleccionistasdeparchesborda-dos para su uniforme. Imagino que no se han encontrado nuncaconuno,oquedesconocenqueantetodoesun movimientoeducativoconslidasbasespedaggicas que cumple este ao un siglo en Espaa. Que fueron de-fnidos por Mandela comouna fuerza de paz y trabajan comovoluntariosantecatstrofesnatu...