En sesión privada FORMENTERA ?· mento, desde Pink Floyd hasta Led Zeppe-lin, King Crimson o Bob Dylan.…

  • Published on
    26-Jun-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • www.deviajes.es70 71DEVIAJES/[[[STRING1]]]

    FORMENTERADoblemente aislada para acceder a ella hay que llegar antes a otra isla, Ibiza,

    la ms pequea de las Baleares enfrenta el otoo con un magnetismo particular. Un buen momento para descubrir que su belleza (tambin) est en el interior.

    TexTo y FoTos: Carmen R. Pinos

    En sesin privada

    Faro de La Mola, en el sureste

    de la isla.

    islas

  • www.deviajes.es72 73DEVIAJES/[[[STRING1]]]

    ruta Islandia

    Elige una ruta senderista para explorar la isla o recorre la costa a bordo de un catamarn

    Alguien podra pensar que la fama de lugar paradisaco de Formentera se debe exclusi-vamente a su difcil acceso y al hecho de que, despus de

    tener que coger un avin, un autobs y un ferry para poder llegar, cualquier escenario resultara hermoso.

    Nada ms lejos de la realidad: Formente-ra es un paraso en s misma, incluso aho-ra, fuera de temporada, cuando la pobla-cin retoma su normalidad y los turistas (casi) desaparecen, resulta difcil encon-trar un rincn que no sea bonito. Y salvaje.

    Notars este halo de belleza en estado puro nada ms atracar en el puerto de La Savina, al norte de la isla. Este antiguo pueblo de pescadores entrada natural a Formentera ha ido cediendo espacio a los yates de lujo, ferries y catamaranes.

    Ests en el mejor lugar para organizarte y trazar un plan para los prximos das pero, antes de explorar el resto de la isla, recorre esta localidad, con un emplazamiento ni-co, entre el Estany des Peix una pequea laguna con salida al mar y algunas playas y el Estany Pudent, un lago artificial que hoy es salino y que en la Guerra Civil se us como hidropuerto.

    NO ES LUGAR PARA URBANITASLa acampada est prohibida en todo el pe-rmetro de la isla y en la mayora de espa-cios se limita la circulacin de vehculos a motor o se les grava con una tasa, en detri-mento de peatones, bicis y coches elctri-cos, que circulan libremente. Si a esto le unes que el 70% del territorio est prote-gido, la conclusin est clara: es el destino ideal si buscas fundirte con la naturaleza.

    EL 'PEIX SEC' SE RENUEVAUno de los ingredientes estrella de la ensalada payesa, el peix sec, se ha convertido tambin en uno de los embajadores gourmet de la isla. An es posible ver en puntos como Cala Saona o el puerto de Es Cal estas tiras de pescado expuestas al sol que los pescadores elaboran para consumo propio. En la actualidad, solo lo comercializan Beln y David en Peix Sec de Formentera (www.peixsec.com), con un proceso artesanal en el que la raya o el cazn se congela, corta y sala. Despus de colgarlo al sol durante 3 o 4 das, se asa, se desmiga y envasa con aceite de oliva suave o ecolgico. El resultado: un sabroso souvenir (6 /100 g).

    islas Formentera

    N O R T E

    Energa natural Y la oferta para que la disfrutes es exten-sa y muy variada. La isla cuenta con 32 ru-tas verdes estrenadas este mismo ao, que exploran casi por completo sus 83 km2 de extensin. El entramado suma ms de 100 km que puedes recorrer a pie, en marcha nrdica o en bicicleta, muchos de ellos f-ciles de realizar, como la ruta que bordea el Estany Pudent y pasa por Sant Francesc y Es Pujols 5,6 km. O la que une La Savina y Ses Illetes, visita el Mol de Sal y sigue hasta la playa de Ses Illetes.

    Si te animas, contina caminando por Es Trucadors, la famosa lengua de arena que conecta el este y oeste de la isla y ter-mina en la isla de Espalmador, en el parque Natural de Ses Salines.

    EL FACTOR POSIDONIAJunto con Ibiza, Formentera posee la ma-yor pradera continua de posidonia oceni-ca de toda Europa, un dato de esta variedad mediterrnea que la Unesco ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad.

    Pero, qu tiene de especial esta planta ojo, no es un alga? Es extremadamente sensible a la contaminacin y libera gran cantidad de oxgeno, es decir: su abundan-cia garantiza la pureza del agua. Adems, protege la lnea costera de la erosin y sirve de refugio a un gran nmero de es-pecies; incluso una empresa de colchones ecolgicos investiga su uso comercial.

    De momento, disfruta del curioso juego de claroscuros que dibuja sobre las aguas turquesa, uno de los mayores espectculos slow de la isla, tanto a bordo de un cata-marn como paseando por la costa norte.

    En Es Pujols, la zona ms turstica, Chezz Gerdi (www.chezzgerdi.com) con espacio chillout, jam sesions y piz-zas artesanales invita a saborear un licor de hierbas mientras observas los colores de la posidonia. Esta temporada, disfruta hasta el 21 de octubre de esta propuesta hedonista, llena de relax y gente guapa, a la que puedes acceder tambin desde el mar, atracando en su pasarela rgida.

    Travesa en catamarn por Ses Illetes.

    Paseo en bici, en Es Pujols,

    Estany de Peix desde La Savina.

    Mol de Sal en la ruta de La Savina.

    La posidonia, ms oscura, en las

    playas del norte.

    Beln preparando una ensalada payesa con peix sec.

  • www.deviajes.es74 75DEVIAJES/[[[STRING1]]]

    El patrimonio arquitectnico se concentra en Sant Francesc Xavier, la capital, entre mercadillos y tiendas de artesanos

    La historia ms reciente de For-mentera y su mito como re-fugio de bohemios, artesanos e idealistas ha crecido de la mano de su vecina Ibiza, la otra parte

    de las Pitiusas. La aventura comenz en los aos 70, cuando las familias de muchos intelectuales y miembros de la burguesa norteamericana enviaron a sus hijos a esta isla para librarles de la Guerra de Vietnam. Buscaban un lugar lo suficientemente ale-jado y desconocido como para no tener problemas con la justicia. Ibiza se qued pequea casi de inmediato y muchos salta-ron a la vecina Formentera, satisfechos de cambiar noches de discoteca por puestas de sol. Despus, el efecto llamada multipli-c las llegadas y la belleza del entorno hizo que no quisieran irse.

    Aqu llegaban los hippies ms radicales, los que vivan en total comunin con la na-turaleza, sin agua corriente ni luz elctrica, y soportaban unos vientos capaces de re-torcer los troncos de las savinas.

    Sant Ferran de Ses Roques y la Fonda Pepe, en el interior de la isla, se convirtie-ron en el centro de operaciones de els pe-luts (los peludos), como llamaban por aqu a los hippies, y no era difcil encontrarse con los grupos ms contestatarios del mo-mento, desde Pink Floyd hasta Led Zeppe-lin, King Crimson o Bob Dylan.

    El relevo de aquellos visionarios est hoy representado por actores y futbolistas, y modelos como Eugenia Silva, o cantantes como Pau Dons, tienen casa en la isla. Si pasas por Sant Francesc Xavier la capital, a 3 km de La Savina, es fcil que escuches a ste ltimo, improvisando un concierto con otros habituales, como La Mari (de Chambao), Bebe, Manu Chao o Zucchero.

    CREADORES Y BOHEMIOSArtistas y artesanos han encontrado aqu una fuente de inspiracin nica y sus crea-ciones forman parte de la esttica de la isla. Mercadillos como el de Sant Ferran de jueves a sbado por la tarde, hasta fi-nales de octubre ofrecen artesana a pie de calle, mientras que Sant Francesc se es-pecializa en pequeas boutiques con mue-bles vintage y diseadores ya establecidos.

    Te gustar Ishvara (www.formenterais-hvara.com), donde Jos Marcos ha con-seguido trasladar su calzado de cuero a la Quinta Avenida y cuenta con Kate Moss o Armani entre sus clientes. Y Obi (www.obiformentera.com), donde Elena Hurtado y Lorenzo Pepe apuestan por la slow fas-hion en sus creaciones de moda y joyera.

    Full Moon, Blue Butterfly o la decoracin de Balafia son otras interesantes visitas antes de entrar en Big Store, un local un tanto catico donde sentarte a ver la vida.

    En la onda 'hippy'

    Capilla de Sa Tanca Vella, en Sant Francesc.

    Iglesia de Sant Francesc Xavier, en la capital.

    Jos Marcos, en Ishvara.

    sta es la vida que soaba de nio, dice Big Store en su entrada.

    C E N T R O

    UNA IGLESIA DEL SIGLO XIVEl derroche de naturaleza que ofrece la isla no significa que le falte un buen patrimonio, que est concentrado casi en exclusiva en Sant Francesc, la capital. Frente al Ayuntamiento se levanta la iglesia de Sant Francesc Xavier, construida en 1738. Te llamar la atencin la estructura del templo el ms grande de la isla y su puerta, reforzada con lminas de hierro para aumentar su resistencia. Este dato, junto con el grosor de sus muros, tiene una explicacin: la iglesia se us como refugio y fortificacin y, hasta 1830, alberg varios caones con los que la poblacin se defenda de los corsarios, que haban tomado Formentera como centro de operaciones y espantado a los payeses. Hasta la construccin de esta iglesia, los fieles se reunan en Sa Tanca Vella, una pequea capilla con bveda de can mandada construir por el obispo de Tarragona en 1336, al final de la calle Eivissa. Entra tambin en el Museo de Etnografa de Formentera ( 971 32 26 70), gratuito, con una interesante muestra de la vida de payeses y marineros, mobiliario, ropa, utensilios .

    islas Formentera

  • www.deviajes.es76 77DEVIAJES/[[[STRING1]]]

    Panormica de la costa este y oeste desde el restaurante El Mirador.

    Mol Vell de La Mola, an en funcionamiento.

    LA AUTNTICA ESENCIAAntes del boom del turismo Formentera viva de la pesca y la agricultura. El frumento trigo, en latn; de aqu podra derivar el nombre de Formentera fue el primer cereal en cultivarse. Los molinos se multiplicaron y lleg a haber siete repartidos por la isla de los que quedan seis, todos con el techo movible para captar el movimiento de las aspas.Cerca de El Pilar de La Mola encontrars el Mol Vell, toda una institucin y el nico de las islas Pitiusas Ibiza y Formentera en funcionamiento. Este molino de viento se construy en 1778 y puede visitarse en los meses de verano. La sal lquida es otro nicho de negocio de Formentera que, a diferencia de la agricultura, se ha potenciado con