Fisica en Aristoteles Vigo

  • View
    9

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Introduccin a Aristoteles

Transcript

  • 66 lES AlEJAND~O G. VIGO

    nes desarrolladas por los representantes de la llamada Escuela Eletica, esto es,Parmnides y sus discpulos, en particular Zenn y Melisa, quienes, de diferentesmodos, haban atacado argumentalmente la posibilidad de la existencia de unamul tiplic idad de cosas sujetas a movtmtento.v

    Para explicar mejor el modo en que Aristteles entiende la cone xin entre natu-raleza y movimiento, hay que hacer algunas precisiones. En primer lugar,convieneaclarar que bajo la nocin de movimiento (knesis). en sent ido estrecho,Arist te lesentiende los cam bios de t ipo procesual a los que puede estar sometido un objetoind ividual que mant iene su identidad a lo largo del proceso mismo. Ni los cam-bios de carcter instant n eo o no procesua l ni t am poco los procesos en los cuale sel objeto viene a la existencia o deja de existir constituyen 'mo vimientos ' en elsentido est recho. Aunque en muchos conte xtos no ape la a ella de modo expreso ,Aristtel es ope ra aqui con una importante distincin terminolgica ent re mo-vimiento y cambio (metaboJ) . 'Cambio ' es la nocin ms amplia que se aplicaa toda forma del deveni r y el movimiento. Aristteles distingue cuatro formas oespecies del cambio, que se distinguen entre si por est ar vinculadas con cuatrocategoras diferentes, a saber: cambio segn la sustancia, cuyas dos especies sonla generacin (gnesis) y la corrupcin (phthor) ;cambio segn la cualidad, al queAristteles da el nombre genrico de alteracin (allo iosis); cambio segn la canti -dad , cuyas dos especies son el crecim iento (axesis)y la disminucin (phthisis);ycambio segn el lugar, al que Aristteles llama genricamente traslacin (phor).De estos cuatro tipos de cambios procesuales slo los tres lt imos constituyenmovimientos, mientras que el cambio sustancal no es movimiento, pues en di-cha form a de cambio el objeto individual no mantiene su identidad a lo largodel proceso , sino que viene a existir o bien deja de existir a travs de l (Fis. V1-2).Con todo,Aristteles usa frecuentemente el trmino 'movimiento' para desig na rindistintamente a los procesos pertenecientes a las cuatro formas del cambiomencionadas.Tal es el caso, por ejemplo, de los pasajes en los que se dice que lascosas de la naturaleza estn suje tas a movim iento. En estos usos de la nocin demovimiento tomada en sentido amplio 10 important e es, sin duda,el nfasis en elcarcter procesual de los cambios as designados, por contraste con los cam biosinst ant neos de nat ura leza no proces ual , como seran, a juicio de Aristteles, al-teraciones del tipo del congelamiento del agua (cf. Fis. VII I3, 253b23-26) o la ilumi -

    89 v ase Boer ('99 3) p. ' 3-'32.

  • FSICA Y COSMOLOGA IES67

    nacin de una superficie (cf.DA 117 418b20-26).90 El punto es importante porquepone de manifiesto que el cambio procesual provee el ejemplo bsico a part ir delcual se orien ta la concepcin aristotlica: para Aristteles, el mundo fisico es, ensu constitucin fundamental, un mundo de cosas individuales, que , en mayor omenor medida, son persistentes en el tiempo y estn sujet as a diversos tipos deprocesos, incluidos aquellos a travs de los cuales algunas de esas cosas vienena la existencia y dejan de existir, al cabo de un cierto tiempo. En un mundo asiconcebido un ra sgo fundamental reside, pues, en la continuidad, que constituye,a juic io de Aristteles, una caracterstica estructural de las cosas y los procesosbs icos de la realidad fisica.

    Un segundo aspecto importante concierne al modo en que Aristteles conci-be el movim iento, en el sent ido ms amplio que alude a toda forma de cambioprocesual. Aristte les parte de una distincin entre movimiento natural y mo-vimiento forzado de una cosa (cf. Fis. IV 8, 21sal-6 ;V 6, 230a2g-b6). El primer t ipode movim iento es el que una cosa determinada realiza por si misma, en virtudde sus propias caractersticas y de las tendencias conectadas con ellas; el movi-miento forzado, en cambio, responde a la accin de fuerzas exteriores,que contra-rrestan o bien sobredeterm inan las te ndencias ancladas en la cosa sobre la queactan. Porejemplo, el movim iento natural de una piedra es dirigirse hacia abajo,si se encuentra en lo alto , pues basta con soltarla para que caiga, sin nece sidadde ningn otro impulso; en cambio, para que la misma piedra vaya hacia arri-ba hay que arrojarla e imprimirle un cierto impulso, 10 suficientemente potentecomo para contrarrestar su tendencia a ir hacia abajo. Se trata, en este caso, de unmovimiento forzado. Hay, para Aristteles, un primado del movimiento naturalrespecto del forzado, pues ste se da sobre la base de aqul : el hecho de que lapiedra vaya naturalmente hacia abajo es al mismo tiempo la razn por la cua l esnecesario arrojarla hacia 10 alto ,si se quie re que se mueva en esa direccin . Pero elmovim iento natural se explica por referencia a las propiedades que caracterizana una cosa y a las tendencias conectadas con dichas propiedades. En el caso dela piedra, la propiedad que explica su ten dencia natural de moverse hacia abajoes el peso :por si sola la piedra va hacia abajo porque es pesada. Normalmente, esdecir, si no ha sido desplazada del lugar en el que tiende a permanecer, la piedrano se mover, sino que permanecer en reposo en el suelo. Pero si, a travs del

    go Vase Hicks (1g07) p. 371.

  • 68 - lES ALEJANDRO G. VIGO

    movimiento forzado provocado por una fuerza exterior, es llevada hacia 10 alto,entonces,cuando cesa la accin de dicha fuerza ,la piedra tender por s sola a vol-ver a su anterior posicin y se mover hacia abajo. En dicho movim iento vienen ,pues, a expresarse determinadas tendencias y virtu alidades que, por estar conec-tadas con caractersticas intrnsecas de la piedra (vgr. el peso),pueden considerar-se ancladas en su propia naturaleza. La definicin del movimiento que Aristteleselabora en el tratamiento de s. 111 1-3 refleja este aspecto que 10vincula con laexpres in de las virtualidades propias de un a cosa determinada. Segn esta de-finicin, el movimiento es la actualidad (ente lcheia ) que corresponde a lo poten-cial en cuanto potencial (cf.s . 1111, 201 alO-11; 201b4-S). Como muestra el ejemplode la piedra,esto qu iere decir que es en los procesos a los que nat uralmente estnsujetas las cosas donde vienen a expresarse y realizarse como tales los aspectosde virtualidad que dichas cosas albergan en s.91 Ello vale no slo para el caso delos movimientos locativos ms eleme ntales como los de las piedras, el fuego , etc.,sino tambin para los dist intos procesos naturales de alteracin, de crecimiento ydism inucin,y tambin de generacin y corrupc in: cada una de esas formas demovimiento constituye la expresin y realizacin de una correspondiente poten-cialidad de la cosa que exper imenta el proceso (cf.1111, 201all-1S). Por ejemplo, elcrecimiento de una planta,desde la sem illa hasta el ejemplar maduro que realizade modo efectivo los caracteres propios de la correspo ndiente espec ie, constituyeun proceso de desp liegue en el cual se ponen de ma nifiesto como tales las vir-tualidades contenidas en la semilla, por as decir, de modo latente. La posicinde Aristteles comprende aqu dos facetas complementarias, a saber : por unaparte, la realidad de los procesos que caracter izan a las cosas de la naturalezaslo puede explicarse por referencia a los aspectos de potencialidad que entranen la const itucin de dichas cosas; por otra parte ,y como consecu encia de lo an-terior, un mundo en el cua11as cosas no albe rgaran aspectos de virtualidad anno desplegados y no realizados sera necesariamente un mundo en el cual slopodra haber cosas y estados de cosas,pero no procesos .Viceversa, es la presenciade procesos lo que nos permite reconocer que el mundo est poblado por cosasque , adems de determinaciones efectivas, albergan en s tambin tendencias yvirtualidades,que son suscept ibles de ser desp legadas y expresadas como tales.

    9' vase Vigo (1995) p.109-110; Kosman (1969).

  • FlslCA VCOSMOLOGA IES69

    Con esto se conecta un tercer aspecto importante en la concepcin deAristteles, que concierne a la propia nocin de naturaleza. Como tambin sueleocurrir en el uso habitual del lenguaje, Aristteles emplea la palabra 'naturaleza'(ph)sis) no slo como un trmino colectivo que refiere al conjunto de las cosasnaturales (p. ej. OC 11 8, 2goa31;DA 111 g.432b21) o incluso al universo (p.ej.Met. 111 3.lOosa33;Po/.1I8,1267b2S), sino tambin en el sentido de aquello que representa elncleo entitativo ms prop io de un objeto particular o bien de un t ipo de objetosparticulares: su naturaleza, en el sentido de su ndole prop ia y especifica. En eluso tcnico de la nocin de naturaleza Aristteles se orienta primariamente apartir de este ltimo modo de empleo, como lo muestra ya el hecho de que enlos dos lugares del corpus desti na dos a considerar de modo expreso la nocinde naturaleza, esto es, Fis. 111 y Met. V 4, los diferentes significados del trminoque Aristteles distingue quedan todos referidos a los objetos o tipos de objetosparticulares. Eseste uso no colectivo del trmino el que est presente all dondeAristteles provee una caracterizacin de la nocin de naturaleza con la que ope-ra la ciencia fisica (cf.Fis. 111.192bS-23). La naturaleza seria,explica Aristteles,"uncierto principio y causa del moverse y del permanecer en reposo en aquello enlo cual est presente primariamente, por s mismo y no por accidente" (lg2b21-23) . Esta caracterizacin comprende tres elementos fundamentales, a sabe r: 1) lanaturaleza es un principio (arch) o una causa (aitia) ; ms precisamente, 2) esun principio o caus a del movimiento y el reposo en aquellas cosas que son 'pornaturaleza'; 3) como principio o causa del movimiento y el reposo, la naturalezano es algo exterior sino algo inmanente al correspondiente objeto, algo que 10const ituye como tal.

    La definic in aristotlica de naturaleza pone, pues. de relieve que son las pro-piedades que caracterizan de modo i