Folleto de evangelismo - Paul Washer

  • Published on
    07-Aug-2015

  • View
    408

  • Download
    21

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Folleto de fcil lectura para imprimir con informacin vital para entender el verdadero evangelio bblico.

Transcript

Evangelio de Jesucristoy Su Aplicacin al Hombre

Una Breve Explicacin del

E

l mensaje central del cristianismo es el Evangelio1 de Jesucristo. El tema central del evangelio es que hace aproximadamente dos mil aos, durante la cumbre del Imperio Romano, el eterno Hijo de Dios entr en la historia humana fue concebido por el Espritu Santo en el vientre de una virgen y naci Jess de Nazaret. El propsito de Su venida fue llevar los pecados de la humanidad y ofrecer Su vida como sacrificio en nuestro lugar. Su muerte en la cruz satisfizo las demandas de la justicia de Dios contra nosotros e hizo posible que Dios perdonara al pecador. La resurreccin de Jess despus de tres das demostr que l es el Hijo de Dios y que Su muerte fue aceptada por Dios como pago de nuestros pecados. Ahora, el hombre pecador puede ser perdonado de su pecado, reconciliado con Dios, y recibir la vida eterna por medio de la fe en la persona y obra de Jesucristo por l.

Es necesario entender que el amor de Dios es mucho ms que una actitud, emocin, u obra que l realiza. Ms bien, es un atributo de Dios una parte de Su ser o naturaleza. Dios no solamente ama, sino que l es amor. l es la misma esencia de lo que es el amor verdadero y todo amor verdadero fluye de l como su ltima fuente. A pesar de lo que pensamos o an escuchamos, el invariable testimonio de las Escrituras es que Dios es amor! I Juan 4:8 El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. Salmos 103:8 Misericordioso y clemente es Jehov; lento para la ira, y grande en misericordia. (Vase tambin xodo 34:6; Salmo 86:15; 145:8) Isaas 30:18 Por tanto, Jehov espera para tener piedad de vosotros; por tanto, se exaltado teniendo de vosotros misericordia... Santiago 1:17 Toda buena ddiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza ni sombra de variacin.

EL CARCTER DE DIOS

Para entender el evangelio, primero tenemos que comprender algo acerca del carcter o atributos de Dios. El sacrificio de Jess por el DIOS ES SANTO pecado fue necesario por causa de quien es Las Escrituras ensean que Dios es Santo Dios y lo que el hombre ha hecho. (Isaas 6:3). La palabra comunica la idea de estar separado, marcado, o puesto aparte. Con respecto a Dios, tiene dos importantes DIOS ES AMOR Las Escrituras ensean que Dios es Amor (I significados: Primero, significa que Dios Juan 4:8) y que Su amor le mueve a libremente est sobre toda Su creacin y es totalmente y generosamente darse a S Mismo por distinto de cada ser creado. A pesar de su el beneficio o bienestar de otros. Otras esplendor, todos los otros seres en la tierra y palabras que frecuentemente se relacionan en los cielos son meras criaturas. Slo Dios es con el amor de Dios son benevolencia, Dios, separado, transcendente, inaccesible e incomparable. Segundo, la santidad de Dios misericordia, gracia, y paciencia.1

Traducida del nombre griego euanglion, que significa buenas o gratas noticias. -1-

significa que l est sobre o separado de la corrupcin moral de Su creacin y de todo lo que es profano o pecaminoso. Dios no ser tentado, no puede pecar, no puede aprobar el pecado, y no puede tener compaerismo con el pecado.

Salmos 11:7 Porque Jehov es justo y ama la justicia; el hombre recto mirar su rostro. Deuteronomio 32:4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud. Dios de verdad, y sin ninguna en l; es justo y recto.

Isaas 6:3 El uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo Jehov de los Ejrcitos! Toda la tierra est llena de su La justicia de Dios no solamente describe Su gloria!. carcter, sino tambin define Su relacin con Su creacin, especialmente con el hombre. I Juan 1:5 Este es el mensaje que hemos Segn las Escrituras, Dios ha revelado Su odo de l, y os anunciamos: Dios es luz, y voluntad a todos los pueblos2 y juzgar a no hay ningunas tinieblas en l. cada persona segn el estndar que le ha sido revelado. Vendr un da en el cual Habacuc 1:13 Muy limpio eres de ojos Dios juzgar a todos segn el estndar ms para ver el mal, ni puedes ver el agravio. estricto de justicia y equidad. En aquel da, l administrar justicia a todos, premiando Salmos 5:4 Porque t no eres un Dios lo bueno que se ha hecho y castigando la que se complace en la maldad; el malo no maldad. habitar junto a ti. Salmos 9:7-8 Pero Jehov permanecer para siempre; ha dispuesto su trono para DIOS ES JUSTO juicio. El juzgar al mundo con justicia, y a La palabra justo denota la justicia o excelencia los pueblos con rectitud. moral de Dios. Segn las Escrituras, Dios es un ser absolutamente justo y siempre Eclesiasts 12:14 Porque Dios traer acta de una manera que es consistente con toda obra a juicio, juntamente con toda quien es. No hay nada malo o incorrecto en cosa encubierta, sea buena o sea mala. cuanto a la naturaleza o las obras de Dios. (Vase tambin Proverbios 5:21; 15:3; l nunca ser o har nada que justificara Hebreos 4:13) una acusacin de maldad contra l. Sus obras, decretos y juicios son absolutamente Jeremas 17:10 - Yo, Jehov, que escudrio perfectos. la mente, que prueba el corazn, para darSegn las Escrituras, Dios ha revelado Su inmutable estndar moral a la humanidad por medio de dos maneras distintas: l ha revelado Su voluntad detalladamente a algunos hombres por medio de los mandamientos escritos de las Escrituras, y l ha revelado Su voluntad a todos los hombres de una manera general por medio de la ley que l ha escrito en el corazn de todos los hombres (Romanos 2:12-13). En ambos casos, la revelacin de la ley de Dios es suficiente para que todos los hombres sin excepcin estn sin excusa en el Da de Juicio (Romanos 1:20). Los que han tenido el privilegio de poseer las Escrituras sern juzgados segn las Escrituras, y los que han tenido solo la ley escrito en sus corazones sern juzgados segn esa revelacin de la ley. Cada hombre ser juzgado segn la luz que ha recibido (Lucas 12:47-48). El problema no es una insuficiencia de revelacin divina, sino la rebelda del hombre que niega y restringe la revelacin que ha recibido porque en su injusticia no quiere someterse a ella (Romanos 1:18).2

-2-

a cada uno segn su camino, segn el fruto de sus obras. (Vase tambin Hebreos 9:27) Siempre se debe reconocer que el juicio de Dios en cuanto al hombre no es inmerecido o cruel, sino, una consecuencia de Su justo carcter y una parte necesaria de Su gobierno. Un Dios que pasara por alto el pecado y no juzgara la maldad no sera amoroso, bueno o justo. Una creacin donde la maldad no fuera restringida y juzgada pronto se autodestruira.

Jeremas 17:9 - Engaoso es el corazn, ms que todas las cosas, y perverso; quin lo conocer? Mateo 15:19 - Porque del corazn salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Romanos 8:7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden. Quizs las Escrituras que acabamos de leer nos sean ofensivas, sin embargo, es importante notar que su acusacin contra la humanidad est atestiguada en cada pgina de la historia. Adems, si somos honestos con nosotros mismos tenemos que confesar que las acusaciones tambin estn confirmadas por nuestros propios pensamientos, palabras y hechos inmorales.

EL CARCTER DE LA HUMANIDAD

Para entender y apreciar el evangelio, no solamente tenemos que entender algo acerca del carcter de Dios, sino tambin algo acerca de nosotros. En lo siguiente, veremos que lo que las Escrituras ensean en cuanto a toda la humanidad no es adulador o ameno, pero es verdad:

LA HUMANIDAD ES MORALMENTE CULPABLES Y CONDENADOS CORRUPTA Las Escrituras ensean que nuestra corrupcinLas Escrituras ensean que aunque la humanidad fue creada buena, hemos cado en decadencia moral (Gnesis 1:31; Eclesiasts 7:29). Aunque est fuera de la esfera de este librito investigar el origen de nuestra terrible condicin presente, consideraremos la realidad de ella. Las Escrituras declaran que toda la humanidad ha llegado a ser moralmente corrupta, inclinada hacia la maldad, y hostil a un Dios justo. Eclesiasts 7:29 He aqu, solamente estos he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversidades. Isaas 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y camos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.-3-

moral interior, nos lleva a cometer actos contra el estndar justo de un Dios santo, justo, y amoroso. Todos nosotros sin excepcin somos pecadores por naturaleza, por medio de los hechos que hemos cometidos. Todos nosotros somos culpables y sin excusa ante Dios. Romanos 3:23 - Por cuanto todos pecaron, y estn destituidos de la gloria de Dios. I Reyes 8:46 Porque no hay hombre que no peque... Romanos 3:10-12 - Como est escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron intiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Romanos 3:19 Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que estn bajo la ley, para que toda boca se cierre, y todo el mundo quede bajo juicio de Dios.

EL GRAN DILEMA3

satisfaccin completa por nuestros crmenes contra l. En Su amor, Dios entr en la humanidad por medio de la encarnacin de Cristo, llev nuestro pecado, sufri la pena que merecimos, y muri en nuestro lugar. Salmo 130:3 Jehov, si mirares a El mismo Dios cuya justicia demandaba los pecados, Quin, oh Seor, podr satisfaccin por nuestro pecado, hizo mantenerse? satisfaccin por medio de ofrecerse a S mismo en nuestro lugar.

Nos consuela saber que Dios es santo y justo. Sera aterrorizante si el omnipotente Gobernador del universo fuera malo. Sin embargo, para el pensador, la justicia absoluta de Dios tambin es muy inquietante. Si Dios es bueno, Qu har con nosotros que no somos buenos? Qu har un Dios amoroso, bueno, y justo con seres humanos que son ego-cntricos, inclinados a la maldad, desobedientes, y auto-destructivos? Si el Juez de toda la tierra nos juzga conforme a la justicia, No debe l condenarnos a todos (Gnesis 18:25)? Estas preguntas nos lleva al dilema religioso y filosfico ms grande: Cmo puede Dios ser justo y a la vez perdonar a los que justamente deben ser condenados? Cmo puede Dios ser santo y a la vez amistar a los que son malos? Las Escrituras ensean que l que justifica al impo es una abominacin a Jehov (Proverbios 17:15). Entonces, Cmo puede Dios justificar a nosotros los pecadores y todava ser justo?

JESUCRISTO NUESTRO SUSTITO

Las Escrituras ensean que hay solo un Dios verdadero que existe como Trinidad: el Padre, Hijo, y Espritu Santo. Son tres personas distintas quienes son distinguibles el uno del otro, y todava comparten la misma naturaleza o esencia divina, y se relacionan el uno al otro en compaerismo perfecto. Segn las Escrituras, fue el amor del Padre que le conmovi a dar a Su Hijo como sacrificio por nuestros pecados, y fue el amor del Hijo que le conmovi a ofrecerse a S mismo por nosotros: Juan 3:16 Porque de tal manera am Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unignito, para que todo aquel que en l cree no se pierda, mas tenga vida eterna. I Juan 4:8-10 - El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostr el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envi a su Hijo unignito al mundo para que vivamos por l. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que l nos am a nosotros, y envi a su Hijo en propiciacin por nuestros pecados. Juan 15:13 [Jess dijo,] Nadie tiene mayor amor que ste, que uno ponga su vida por sus amigos.

LA RESPUESTA DE DIOS A NUESTRO DILEMA

La respuesta a este dilema solo puede ser hallada en el evangelio. En Su justicia, Dios conden la humanidad y demand3

Un dilema es una situacin en la cual una decisin difcil debe ser tomada entre dos o ms alternativas que son igualmente inaceptables: (1) Si Dios acta segn Su justicia, entonces el pecador tiene que ser condenado. (2) Si Dios perdona al pecador, entonces ha negado Su justicia. -4-

LA CRUZ

Por consiguiente, l fue declarado culpable La Cruz es el altar sobre el cual Jesucristo, ante el tribual de Dios y fue tratado como el el Hijo de Dios, se ofreci a S mismo como culpable. un sacrificio por los pecados del hombre. Isaas 53:6 Todos nosotros nos La mayora de los historiadores consideran descarriamos como ovejas; cada cual se que la cruz era el ms cruel mecanismo de apart por su camino. Pero Jehov carg en tortura que los hombres han inventado. Su l el pecado de todos nosotros. crueldad sirve para ilustrar dos importantes realidades: II Corintios 5:21 Al que no conoci LA GRANDEZA DE NUESTRA pecado, por nosotros lo hizo pecado, para HOSTILIDAD HACIA DIOS. De tal que nosotros fusemos hechos justicia de manera am Dios al mundo que dio a su Dios en l.Hijo unignito; y de tal manera el mundo aborreci a Dios que le sujet a la forma ms CRISTO SUFRI NUESTRA MALDICIN cruel de tortura y muerte. LA GRANDEZA DE NUESTRO PECADO. Nuestros crmenes contra Dios eran tan deplorables y las penalidades contra nosotros eran tan severas que solamente podan ser pagadas por medio de los sufrimientos indecibles y la muerte del Hijo de Dios!

El dolor fsico de Cristo en la Cruz de Glatas 3:10 Porque todos los que Calvario era indecible. Sin embargo, haba dependen de las obras de la ley estn algo an ms aterrorizante que Cristo bajo maldicin, pues escrito est: Maldito tena que enfrentar En la cruz, CRISTO todo aquel que no permanece en todas las SUFRI EL JUICIO DE DIOS. La justicia de cosas escritas en el libro de la Ley, para Dios demandaba satisfaccin por nuestros cumplirlas. pecados. Para satisfacer la justicia de Dios y apaciguar Su ira, fue necesario que Cristo Glatas 3:13 Cristo nos redimi de la sufriera el mismo juicio de Dios contra maldicin de la ley, hecho por nosotros nosotros. Por esta razn, l llev nuestro maldicin (porque est escrito: Maldito pecado, fue hecho una maldicin en nuestro todo el que es colgado en un madero). lugar, fue abandonado por Dios, y sufri la plena medida de la ira de Dios contra CRISTO FUE ABANDONADO POR DIOS nosotros. EN NUESTRO LUGAR Uno de los resultados del pecado ms CRISTO LLEV NUESTRO PECADO En la cruz, nuestros pecados fueron terrorficos es la alienacin de Dios y el estar imputados4 a Cristo. Ellos fueron cargados separado de Su presencia favorable. Para a Su cuenta y fueron considerados suyos. salvarnos de la separacin eterna, Cristo4

El ser maldito por Dios significa ser un objeto de Su disgusto y ser expuesto a Su ira. Segn las Escrituras, todos nosotros estbamos bajo la maldicin de Dios por causa de nuestro pecado. Para salvarnos de la maldicin, Cristo fue hecho maldicin por nosotros y sufri el juicio de Dios en nuestro lugar.

La palabra imputar proviene del verbo latino imputare que significa calcular o cargar a la cuenta. Dios carg...

Recommended

View more >