Friedrich nietzsche anticristo

  • Published on
    05-Jul-2015

  • View
    210

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li> 1. Federico NietzscheANTICRISTO www.infotematica.com.ar</li></ul><p> 2. Texto de dominio pblico.Este texto digital es de DOMINIO PBLICO en Argentina por cumplirse ms de 30aos de la muerte de su autor (Ley 11.723 de Propiedad Intelectual). Sin embargo,no todas las leyes de Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes pasesdel mundo.Infrmese de la situacin de su pas antes de la distribucin pblica de este texto. 3. PROLOGOINVERSION DE TODOS LOS VALORES Este libro est hecho para muy pocos lectores. Puede que no vivaan ninguno de ellos. Esos podran ser los que comprendan miZaratustra: acaso tengo yo derecho a confundirme con aquellos aquienes hoy se presta atencin? Lo que a mi me pertenece es el pasadomaana. Algunos hombres nacen pstumos. Lascondiciones requeridas paracomprendery paracomprenderme luego con necesidad, las conozco demasiado bien. Hayque ser probo hasta la dureza en las cosas del espritu para podersoportar slo mi seriedad y mi pasin. Hay que estar acostumbrado avivir en las montaas y ver a nuestros pies la miserable locuacidadpoltica y el egosmo de los pueblos que la poca desarrolla. Hay quehacerse indiferente; no debe preguntarse si la verdad favorece operjudica al hombre. Hay que tener una fuerza de predileccin para lascuestiones que ahora espantan a todos; poseer el valor de las cosasprohibidas: es preciso estar predestinado al laberinto. De esas soledadeshay que hacer una experiencia. Tener nuevos odos para una nuevamsica; nuevos ojos paca las cosas ms lejanas: nueva conciencia paraverdades hasta ahora mudas, y la voluntad de la economa en grandeestilo; conservar las propias fuerzas y el propio entusiasmo; hay querespetarse a s mismo, amarse a s mismo: absoluta libertad paraconsigo mismo... Ahora bien; slo los forjados as son mis lectores; mis lectorespredestinados; qu me importan los dems? Los dems sonsimplemente la humanidad. Se debe ser superior a la humanidad por lafuerza, por el temple, por el desprecio...FRIEDRICH NIETZSCHE 4. 1 Mirmonos de frente. Somos hiperbreos, y sabemos bastantebien cun aparte vivimos. "Ni por tierra ni por mar encontrars elcamino que conduce a los hiperbreos," Pndaro ya saba esto denosotros. Ms all del septentrin, de los hielos, de la muerte, seencuentra nuestra vida, nuestra felicidad... Nosotros hemos descubiertola felicidad, conocemos el camino, hallamos la salida de muchosmilenios de laberinto. Quien ms la encontr? Acaso el hombremoderno? "Yo no se ni salir ni entrar; yo soy todo lo que no sabe ni salirni entrar", as suspira el hombre moderno... Estbamos aquejados deesta modernidad, de una paz ptrida, de un compromiso perezoso, detoda la virtuosidad impura del s y del no modernos. Semejantetolerancia y amplitud de corazn, que lo perdona todo porque locomprende todo, es para nosotros viento de sirocco. Vale ms vivirentre los hielos que entre las virtudes modernas y otros vientosmeridionales... Fuimos bastante valerosos; no tuvimos clemencia nipara nosotros ni para los dems; pero por largo tiempo no sabamosdnde nos conducira nuestro valor. Nos volvimos sombros, nosllamaron fatalistas. Nuestro fatum era la plenitud, la tensin, lahipertrofia de las fuerzas. Tenamos sed de rayos y de hechos;estbamos muy lejos de la felicidad de los dbiles, de la abnegacin, Ennuestra atmsfera soplaba un huracn; nuestra naturaleza se oscurecaporque no hallbamos ninguna va. Esta es la frmula de nuestrafelicidad: un si, un no, una lnea recta, una meta. 2 Qu es lo bueno? Todo lo que eleva en el hombre el sentimientode poder, la voluntad de poder, el poder mismo. Qu es lo malo? Todo lo que proviene de la debilidad. Qu es la felicidad? El sentimiento de lo que acrece el poder; elsentimiento de haber superado una resistencia. No contento, sino mayor podero; no paz en general, sino guerra;no virtud, sino habilidad (virtud en el estilo del Renacimiento. virtudlibre de moralina). Los dbiles y los fracasados deben perecer; sta es la primeraproposicin de nuestro amor a los hombres. Y hay que ayudarlos aperecer. Qu es lo ms perjudicial que cualquier vicio? La accincompasiva haca todos los fracasados y los dbiles: el cristianismo. 5. 3 El problema que presento aqu no consiste en aquello que lahumanidad debe realizar en la serie de las criaturas (el hombre es unfin), sino en el de tipo de hombre que se debe educar, que se debequerer como el de mayor valor, como ms digno de vivir, como msseguro del porvenir. Este tipo altamente apreciable ha existido ya muy a menudo; perocomo un caso afortunado, como una emocin, no fue nunca querido.Quizs, por el contrario, fue querido, cultivado, obtenido, el tipoopuesto: el animal domstico, el animal de rebao, aquel animalenfermo que se llama hombre: el cristiano... 4La humanidad no representa una evolucin hacia algo mejor yms fuerte o ms alto como hoy se cree. El progreso no es ms que unaidea moderna; esto es, una idea falsa. El europeo de hoy est muy pordebajo del europeo del Renacimiento: un desarrollo sucesivo no esabsolutamente, con cualquier necesidad, elevacin, ni incremento, nirefuerzo.En otro sentido, se verifica continuamente el logro de casossingulares en los diversos puntos de la tierra y de las ms diversasculturas, con las cuales se representa en realidad un tipo superior: unacosa que, en relacin con el conjunto de la humanidad, es unsuperhombre. Semejantes casos afortunados de gran xito fueronsiempre posibles, y acaso sern an siempre posibles. Tambingeneraciones enteras, razas, pueblos, pueden en ciertas circunstanciasconstituir un efecto afortunado de esta especie. 5No se debe adornar y acicalar el cristianismo: hizo una guerramortal a cierto tipo superior de hombre; desterr todos los instintosfundamentales de este tipo, de estos instintos extrajo y destil el mal elhombre malo; consider al hombre fuerte como lo tpicamentereprobable, como el rprobo.El cristianismo tom partido por todo lo que es dbil, humilde.fracasado, hizo un ideal de la contradiccin a los instintos deconservacin de la vida fuerte; estrope la razn misma de lostemperamentos espiritualmente ms fuertes, ense a considerarpecaminosos, extraviados, tentadores, los supremos valores de laintelectualidad. El ejemplo ms lamentable es ste: la ruina de Pascal, 6. que crey que su razn estaba corrompida por el pecado original,cuando slo estaba corrompida por su cristianismo.6 A mis ojos se ha ofrecido un espectculo doloroso, pavoroso: yodescorr el velo que ocultaba la perversin del hombre. En mi boca,semejante palabra est por lo menos libre de una sospecha, de lasospecha de contener una acusacin moral contra el hombre. Ha sidopensada por mi querra destacar esto una vez ms , libre demoralina; y esto hasta el punto de que tal perversin es considerada pormi precisamente all donde hasta ahora se aspiraba msconscientemente a la virtud, a la divinidad. Yo (y esto se adivina)entiendo la perversin en el sentido de decadencia; sostengo que todoslos valores en que hoy la humanidad sintetiza sus ms altos deseos sonvalores de decadencia. Considero pervertido a un animal, a una especie, a un individuo,cuando pierde sus instintos, cuando escoge y prefiere lo nocivo. Unahistoria de los sentimiento superiores, de los ideales de la humanidad y es posible que yo la escriba , sera tal vez la explicacin de por qu elhombre se ha pervertido de este modo. Para mi, la misma vida esinstinto de crecimiento, de duracin, de acumulacin de fuerzas, depoder; donde falta la voluntad de podero, hay decadencia. Sostengoque a todos los supremos valores de la humanidad les falta estavoluntad; que los valores de decadencia, los valores nihilistas, dominanbajo los nombres ms sagrados.7LA RELIGIN DE LA COMPASIN SE LLAMA CRISTIANISMO.La compasin est en contradiccin con las emociones tnicas queelevan la energa del sentimiento vital, produce un efecto depresivo.Con la compasin crece y se multiplica la prdida de fuerzas que en s elsufrimiento aporta ya a la vida. Hasta el sufrimiento se hace contagiosopor la compasin: en ciertas circunstancias, con la compasin se puedellegar a una prdida complexiva de vida y de energa vital, que est enuna relacin absurda con la importancia de la causa (el caso de lamuerte del Nazareno). ste es el primer punto de vista; pero hay otroms importante. Suponiendo que se considera la compasin por el valorde las reacciones que suele provocar, su carcter peligroso para la vidaaparece a una luz bastante ms clara. La compasin dificulta en granmedida la ley de la evolucin, que es la ley de la seleccin. Conserva lo 7. que est pronto a perecer; combate a favor de los desheredados y delos condenados de la vida, y manteniendo en vida una cantidad defracasados de todo linaje, da a la vida misma una aspecto hosco yenigmtico. Se os llamar virtud a la compasin (mientras que en todamoral noble es considerada como debilidad); se ha ido ms all; se hahecho de ella la virtud, el terreno y el origen de todas las virtudes; peroesto fue ciertamente hecho (cosa que se debe tener siempre en cuenta)desde el punto de vista de una filosofa que era nihilista, que llevabaescrita en su escudo la negacin de la vida. Schopenhauer estaba conella en su derecho; con la compasin, la vida es negada y se hace msdigna de ser negada; la compasin es la prctica del nihilismo.Digmoslo otra vez: este instinto depresivo y contagioso dificultaaquellos instintos que tienden a la conservacin y al aumento de valorde la vida: tanto en calidad de multiplicador de la miseria, cuanto encalidad de conservador de todos los miserables es un instrumentocapital para el incremento de la decadencia; la compasin nos encariacon la nada... No se dice la nada; en lugar de la nada se dice el msall, o Dios, o la verdadera vida, o el Nirvana, la redencin, la beatitud...Esta inocente retrica, que proviene del reinado de la idiosincrasiamoral-religiosa, aparece de pronto bastante menos inocente si secomprende qu tendencia se encubre aqu bajo el manto de frasessublimes: la tendencia hostil a la vida. Schopenhauer era hostil a lavida: por esto hizo de la compasin una virtud... Aristteles vio en lacompasin, como es sabido, un estado de nimo morboso y peligroso,que fuera bueno tratar de cuando en cuando con un purgante; considerla tragedia como una catarsis. En realidad, partiendo del instinto de lavida, se debera crear un medio para asestar un golpe a unaacumulacin morbosa y peligrosa de compasin, como era representadapor el caso de Schopenhauer (y tambin por toda nuestra decadencialiteraria y artstica de San Petersburgo a Pars, de Tolstoy a Wagner):para hacerla estallar... Nada ms malsano en nuestra malsanamodernidad que le compasin cristiana. Ser aqu mdico, ser aquimplacable. poner aqu el cuchillo, esto nos compete a nosotros, esto esnuestro modo de amar a los hombres; de este modo somos filsofosnosotros los hiperbreos.8Preciso es decir aqu quines son nuestros contrarios: lostelogos, y todo lo que tiene en su cuerpo sangre de telogo, todanuestra filosofa es preciso haberla visto dentro de s; se debe habermuerto por ella para no admitir ms bromas en este punto (la libertadde pensamiento de nuestros investigadores de la naturaleza y fisilogos 8. es para mi una broma: les falta la pasin en estas cosas, e! habersufrido por ellas). Esta intoxicacin va mucho ms all de lo que secree; yo vuelvo a encontrar los instintos teolgicos de la presuncin alldonde hoy se siente la gente idealista, donde quiera que, so pretexto deun origen elevado, se pretende el derecho de mirar la realidad con airesuperior y lejano... El idealista, lo mismo que el sacerdote, tiene en susmanos todos los grandes conceptos (y no slo la mano), los pone enfuego; con benvolo desprecio contra el intelecto, los sentidos, loshonores, el vivir bien, la ciencia, y ve tales cosas por debajo de si comofuerzas dainas y seductoras, sobre las cuales el espritu se libraexistiendo puramente para si; como s la humildad, la castidad, lapobreza, en una palabra, la santidad no hubiese hasta ahora hecho a lavida un mal infinitamente mayor que cualquier vicio u otra cosaterrible... El espritu puro es la mentira pura... Mientras el sacerdote seaconsiderado como una especie superior de hombre, el sacerdote, que esel negador, el calumniador, el envenenador de la vida por profesin, nodar respuesta a la pregunta: qu es la verdad? Ya se ha invertido laverdad cuando el consciente abogado de la nada y de la negacin esconsiderado como el representante de la verdad...9 Yo declaro la guerra a este instinto de telogos: dondequieraencontramos sus huellas. El que en su cuerpo tiene sangre de telogo,tiene a priori una posicin oblicua y deshonesta frente a las cosas. Elpathos que de aqul se desarrolla se llama fe: que es un cerrar los ojosante si una vez para siempre, para no padecer el aspecto de unainsanable falsedad. Se hace as una moral, una virtud, una santidad deesta defectuosa ptica con la que se observan todas las cosas, seconfunde la buena conciencia con la falsa visin, se exige que ningunaotra cualidad ptica tenga valor en adelante una vez que se ha hechosacrosanta la propia con los nombres de Dios, redencin, eternidad. Yoexhumo dondequiera el instinto teolgico; es la forma mas difundida yrealmente ms subterrnea de falsedad que existe en la tierra. Lo queun telogo siente como verdadero debe ser falso: en esto hay casi uncriterio de verdad. Su ms profundo instinto de conservacin veda quela realidad sea honrada en cualquier punto o tome simplemente lapalabra. Donde llega la influencia de los telogos, el juicio de valorqueda invertido; verdadero y falso son necesariamente trocados; lo msnocivo a la vida, aqu es llamado "verdadero"; lo que la, eleva, laaumenta, la afirma, la justifica y la hace triunfa, se llama falso...Siacontece que los telogos tienden la mano al poder, a travs de laconciencia de los principios de los pueblos, no dudamos de lo que 9. suceder siempre: la voluntad del fin, la voluntad nihilista quiere elpoder...10 Los alemanes me entienden fcilmente cuando digo que la filosofaha sido estropeada por la sangre de los telogos. El sacerdoteprotestante es el abuelo de la filosofa alemana, el protestantismo es elpecado original de esta filosofa. Definicin del protestantismo: lahemiplejia del cristianismo y de la razn... Basta pronunciar las palabrasseminario de Tubinga para comprender lo que es en el fondo la filosofaalemana: una teologa insidiosa... Los bvaros han sido los mejoresmentirosos de Alemania; mienten inconscientemente. De dnde nacila gloria de que al advenimiento de Kant prevaleciese el mundo de losdoctores alemanes, mundo compuesto en sus tres cuartas partes dehijos de pastores y de maestros? De dnde naci la persuasinalemana de que con Kant comenz una crisis de mejoramiento? Elinstinto de telogo que hay en el doctor alemn adivin qu se hacaentonces posible. Se abra un camino indirecto hacia el antiguo ideal: elconcepto de mundo verdadero, el concepto de la moral consideradacomo esencia del mundo (estos dos prfidos errores, los ms prfidosde todos los errores), desde entonces, en virtud de un escepticismomezclado y hbil, eran...</p>