Gemas de Mexico

  • Published on
    24-Jun-2015

  • View
    277

  • Download
    5

Embed Size (px)

Transcript

<p>S OC IE</p> <p>Las gemas de Mxico BOLETN DE LA SOCIEDAD GEOLGICA MEXICANA TOMO LIX, NM. 1, 2007, P. 9-18</p> <p>9D DAGEOL CA GI</p> <p>1904</p> <p>EX</p> <p>2004 . I C AN A A</p> <p>C i e n A os</p> <p>Las gemas de MxicoJuan Carlos Cruz-Ocampo1, Carles Canet2,*, Daro Pea-Garca11</p> <p>Facultad de Ingeniera, Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Ciudad Universitaria, Delegacin Coyoacn, 04510 Mxico D.F. 2 Instituto de Geofsica, Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Ciudad Universitaria, Delegacin Coyoacn, 04510 Mxico D.F. *ccanet@geosica.unam.mx</p> <p>Resumen Mxico posee diversos yacimientos clebres por proporcionar cristales altamente valorados como gemas o como ejemplares de coleccin. Son muchas las especies y variedades minerales y las rocas que, como el jade, la turquesa, la amazonita, la serpentina, el nice mexicano (o alabastro calizo), el cinabrio, la malaquita, la obsidiana, diversas micas y el mbar, han sido, en algn momento de la Historia de Mxico, objeto de un aprovechamiento con nalidades ornamentales y ceremoniales. La importancia de los minerales ornamentales para las culturas mesoamericanas se reeja en la riqueza de la lengua nhuatl en trminos referentes a minerales y rocas, as como en la abundancia de piezas elaboradas con estos materiales en la gran mayora de sitios arqueolgicos del pas. Entre los minerales que logran reunir las cualidades necesarias para ser considerados gemas, el palo, el mbar, la uorapatita, el topacio y la danburita son cinco de las ms emblemticas y apreciadas en Mxico. De ellas, en la actualidad, nicamente el palo y el mbar son objeto de una explotacin regular orientada a su aprovechamiento como gemas, mientras que el topacio se explota de manera ocasional. La danburita y la uorapatita se presentan principalmente como minerales de ganga en yacimientos metalferos, si bien al ser apreciadas por los coleccionistas son asimismo comercializadas a pequea escala. Palabras clave: gemas, lapidaria, palo, mbar, uorapatita, topacio, danburita, Mxico.</p> <p>Abstract Several mineral localities in Mexico are well known for being sources of ne gems and mineral specimens. In Mexico, numerous minerals and rocks have been proted as ornamental commodities at some time in History, as jade, turquoise, amazonite, serpentinite, Mexican onyx (travertine), cinnabar, malachite, obsidian, micas and amber. The importance of ornamental minerals for Mesoamerican civilizations is evidenced by a wide terminology in the Nahuatl language specically referred to them. In addition, abundant decorative and ceremonial pieces made with ornamental minerals have been found in most archaeological sites in the country. Five of the most valued and emblematic minerals that achieve the qualities of a gemstone in Mexico are re opal, amber, topaz, uorapatite and danburite. Among them, only amber and opal are regularly mined as gemstones at present, and topaz is only occasionally mined. On the other hand, danburite and uorapatite are gangue minerals of presently mined ore deposits, but they are commercialized on a small scale due to their high esteem by mineral collectors. Key words: gemstones, lapidary, opal, amber, uorapatite, topaz, danburite, Mexico.</p> <p>C</p> <p>.</p> <p>M</p> <p>10</p> <p>Cruz-Ocampo et al.</p> <p>1. Las gemas en Mxico: Introduccin y perspectiva histrica El territorio de Mxico cuenta con una gran riqueza mineral y con una larga tradicin minera (p.e. GonzlezReyna, 1956). Tradicionalmente Mxico ha atrado a los coleccionistas de minerales por sus reconocidos yacimientos con bellos ejemplares y por poseer localidades tipo clebres. Bastan como ejemplos de dichas localidades El Boleo, en Santa Rosala (Baja California Sur), destacado por el descubrimiento de la boleta KPb26Ag9Cu24Cl62(OH)48, la pseudoboleta Pb5Cu4Cl10(OH)82(H2O) y la cumengita Pb 21Cu 20Cl 42(OH) 40, la mina de Moctezuma (Sonora), por la moctezumita Pb(UO2)(TeO3)2, la quetzalcoatlita Zn 8 Cu 4 (TeO 3 ) 3 (OH) 18 , y la tlalocita Cu 10 Zn 6 (TeO 3 ) (TeO4)2Cl(OH)2527H2O, juntamente con 20 especies minerales ms, y la mina de Cosal (Sinaloa), por la cosalita Pb2Bi2S5 (Panczner, 1987; Jolyon e Ida, 2006). Son muchas las especies y variedades minerales, as como rocas, que por sus cualidades ornamentales han sido en algn momento de la Historia objeto de un aprovechamiento a muy diversa escala a partir de yacimientos mexicanos. Algunas de ellas renen las cualidades necesarias para ser consideradas gemas. Entre las ms representativas y apreciadas por gemlogos y coleccionistas cabe destacar el palo SiO2nH2O, el mbar (resina fsil, compuesta por sustancias orgnicas), la uorapatita Ca5(PO4)3F, el topacio Al2SiO4(F,OH)2, y la danburita CaB2(SiO4)2. De ellas, en la actualidad nicamente el palo y el mbar son objeto de una explotacin regular y especcamente orientada a su aprovechamiento como gemas, mientras que el topacio se explota ocasionalmente. La danburita y la uorapatita, en cambio, son esencialmente minerales de ganga de yacimientos metalferos si bien, al ser apreciadas internacionalmente como minerales de coleccin, llegan a ser comercializadas a pequea escala y en ocasiones se venden como piedras talladas y faceteadas (calidad gema). El inters del hombre por los minerales se remonta a los periodos iniciales de su desarrollo cultural (p.e. Camprub et al., 2003; Canet y Camprub, 2006). En Mxico, como en otras partes del mundo, esta fascinacin queda evidenciada en muchos vestigios arqueolgicos, algunos de los cuales datan del Paleoltico. La importancia de los minerales ornamentales para las culturas mesoamericanas es indiscutible (p.e. Secretara del Patrimonio Nacional, 1970), y se reeja en la riqueza de la lengua nhuatl en trminos especcos referentes a minerales y rocas. Mucha de esta terminologa hace referencia a minerales o variedades minerales ornamentales y gemas, como izcactehuilotl (cuarzo), huitzitziltecpatl (palo), tlapaltehuilotl (amatista), quetzalxoquiyae (esmeralda), cuacocoztic (rub), chalchihuitl (jade) y teoxihuitl (turquesa) (Canet y Camprub, 2006). Los objetos elaborados con minerales ornamentales y gemas tuvieron un papel destacado en las ceremonias sociales y religiosas, y se usaron</p> <p>como medio de intercambio comercial (Robles-Camacho y Snchez-Hernndez, 2006). El metal mas apreciado para estos usos fue el oro (teocuitlatl, en nhuatl), debido a que por su color se relacionaba con las deidades solares (p.e. Canet y Camprub, 2006). En la fabricacin de ornamentos, el oro se sola asociar de forma artesanal a minerales y rocas con o sin lapidar, predominando entre ellos el jade, la turquesa, la amazonita, la serpentina, el cinabrio, la malaquita, la obsidiana, diversas micas, el nice mexicano (o alabastro calizo), la concha de ncar y el mbar (Canet y Camprub, 2006; RoblesCamacho y Snchez-Hernndez, 2006; Snchez-Hernndez y Robles-Camacho, 2006). Entre estos materiales, el jade, que proceda esencialmente de los yacimientos de Motagua (Guatemala), fue especialmente apreciado y se utiliz con mucha frecuencia. Sin embargo, para los mismos nes, se utilizaron otras rocas y minerales verdes, principalmente rocas ultrabsicas y metamrcas de Tehuitzingo (Puebla), Cuicatln (Oaxaca), La Merced (Veracruz) y La Venta (Tabasco), as como amazonita (O. J. Riveron, 2006, com. pers.). Por otra parte, en la actualidad, el llamado nice mexicano (o alabastro calizo), frecuentemente se tie de verde y se vende bajo la denominacin incorrecta de jade mexicano (Hurlbut y Kammerling, 1993). En ocasiones, los trabajos de lapidaria se realizaban con gran detalle y maestra. Es el caso de los crneos tallados en cristal de roca encontrados en la Pennsula de Yucatn, los cuchillos de pedernal y obsidiana utilizados en sacricios y en el combate, y las esferas de obsidiana y mrmol encontradas en algunas ofrendas en referencia al juego de pelota. Los trabajos de orfebrera alcanzaron un esplndido desarrollo en la cultura Mixteca de Oaxaca (Spores, 1967). Actualmente, el comercio de minerales y rocas ornamentales y, especficamente, de gemas tiene una indiscutible importancia econmica y se realiza a escala mundial. Algunos de los yacimientos mexicanos de gemas son reconocidos por la calidad y las caractersticas distintivas de sus ejemplares. Cinco de las gemas ms emblemticas y apreciadas de Mxico, incluidas las de mayor importancia econmica actual, as como sus principales yacimientos, se describen en el presente trabajo (Figura 1).</p> <p>2. palo El palo, en su variedad de calidad gema conocida como palo de fuego, es caracterstico de diversos yacimientos del estado de Quertaro, obtenindose principalmente en las minas Iris y Guacamaya del distrito minero de Coln (Figura 1). Adems, existen diversas explotaciones menores distribuidas en los municipios de San Juan del Ro, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Cadereyta (Coremi, 1992). Otras localidades donde se encuentra palo precioso son La Magdalena y Tequila en Jalisco (Figura 1), y</p> <p>Las gemas de Mxico1</p> <p>11</p> <p>PLACA NORTEAM</p> <p>ERI CA NA</p> <p>ras ille ord tal y C en as ccid enc o O Cu xic M de iaDE</p> <p>ja Ba20N</p> <p>PLACA DEL PAC FICO</p> <p>500 km</p> <p>Figura 1. Yacimientos de gemas en Mxico. Se muestran las localidades mencionadas en este trabajo: (1) Mina Verde (Baja California), danburita y elbata en una pegmatita de litio; (2) Cerro de Mercado (Durango), uorapatita en un yacimiento de hierro IOCG; (3) Distrito Minero de Charcas (San Luis Potos), danburita en un skarn de Ag-Pb-Zn-Cu; (4) El Tepetate (San Luis Potos), topacio en riolitas ricas en or y elementos litlos; (5) La Magdalena y Tequila (Jalisco), palo de fuego, alteracin de rocas volcnicas cidas; (6) Distrito Minero de Coln (Quertaro), palo de fuego, alteracin de rocas volcnicas cidas; (7) Simojovel (Chiapas), mbar; (8) Totolapa (Chiapas), mbar. Las unidades geolgicas y siogrcas se tomaron de Sedlock et al. (1993).</p> <p>Zimapn en Hidalgo. Aunque los ejemplares de estas localidades no suelen alcanzar la calidad de los que se obtienen en Quertaro, gran cantidad de los palos que se venden en dicho estado proceden en realidad de Jalisco. El palo de fuego de Quertaro ya fue utilizado por los aztecas en la elaboracin de artculos ornamentales y ceremoniales entre los siglos XIII y XVI. Durante la poca colonial los yacimientos de palo cayeron en el olvido, hasta que en 1840 Don Jos Mara Siurub los redescubri e inici la explotacin moderna de la mina Santa Mara Iris, en la Hacienda Esmeralda (Foshag, 1953). En 1855 se descubri el yacimiento que dara lugar a la mina La Carbonera. A principios del siglo XX, las minas fueron trabajadas principalmente por extranjeros, y la actividad extractiva alcanz su apogeo en 1969, debido a la creciente demanda por parte de los pases europeos y Japn.</p> <p>2.1. Yacimientos y explotacin Actualmente la actividad extractiva es muy reducida y se realiza a pequea escala (Coremi, 1992). Los principales yacimientos (Iris y Guacamaya, en Quertaro) se explotan</p> <p>rn lifo Ca</p> <p>re O Mad rra Sie s ca en Cu e s y o rt rra l N S ie d e</p> <p>PL A RIV CAER A</p> <p>108W</p> <p>a Sierr</p> <p>Madre</p> <p>Golfo de Mxicotera ra Cos Llanu Golfo de l</p> <p>2 M</p> <p>es</p> <p>3</p> <p>tal en cid Oc</p> <p>l rienta</p> <p>4</p> <p>5 Ci 6 nt ur n lcnico Mexicano Vo</p> <p>P de lata l Y for uc ma at n</p> <p>an Ce</p> <p>l tr a</p> <p>Sie</p> <p>Fos a</p> <p>de A c</p> <p>rra Mad re d</p> <p>apulc o</p> <p>el Sur</p> <p>Sierra</p> <p>?</p> <p>de Chiap as 7 8 PLA CA CAR DELIBE</p> <p>PLACA DE COCOS</p> <p>96W</p> <p>semiartesanalmente y al nivel de gambusinaje, empleando, cuando mucho, dinamita y herramientas neumticas. Probablemente todava quedan por explotar muchas zonas potencialmente ricas en palo de fuego. Diariamente se obtienen en cada mina uno o dos ejemplares en promedio de tamao y calidad suciente para su uso como gemas. En los yacimientos de Quertaro, el palo de fuego se asocia a riolitas terciarias relacionadas genticamente con el volcanismo flsico de la Sierra Madre Occidental. Estas rocas son muy ricas en cuarzo y presentan texturas porfdicas con matriz afantica o vtrea. Constituyen estructuras dmicas, las cuales se hallan intensamente afectadas por fracturas de direccin predominante NO-SE. Dichas fracturas canalizaron preferentemente la circulacin de uidos hidrotermales, hecho por el cual se asocian a ellas abundantes depsitos de palo y caoln. Las soluciones hidrotermales redepositaron la slice de las riolitas en forma de palo, rellenando cavidades miarolticas, vesculas y fracturas (Foote, 1986), y reemplazando parcialmente la roca encajonante (Huspeni et al., 1984). Adems, la circulacin de uidos hidrotermales produjo una alteracin de las riolitas que consiste en argilizacin seguida de silicicacin y de limonitizacin.</p> <p>12</p> <p>Cruz-Ocampo et al.</p> <p>2.2. Caractersticas de la gema El palo de Quertaro presenta un brillo vtreo a resinoso y puede ser transparente, translcido u opaco. Su color ms caracterstico es el anaranjado rojizo, por lo que se considera palo de fuego. Sin duda, su iridiscencia distintiva u opalescencia es el aspecto determinativo en la valoracin de su calidad como gema (Figura 2). Esta propiedad es infrecuente en la mayor parte de los palos de fuego de otras localidades. El palo de fuego de Quertaro presenta un ndice de refraccin de 1.42 0.01, y puede mostrar una uorescencia (UV) moderada en tonos pardos y verdes y, ms raramente, fosforescencia. En Mxico, tambin se conoce a esta gema con el nombre tradicional de Piedra de la bruja, debido a que en ocasiones se blanquea y se fractura o se desprende de su montura. Esto se debe a la desestabilizacin del palo, fenmeno relacionado con una prdida de agua de su estructura (Aguilar-Reyes et al., 2005), aunque las creencias populares lo han atribuido a maldiciones y hechizos. Algunos ejemplares de palo de fuego de Quertaro han sido importantes por su calidad y trascendencia histrica. Entre ellos, cabe destacar el guila Azteca (32 ct), Phoebus (35 ct), el Dios Azteca del Sol (199.52 ct), actualmente en el Museo de Historia Natural de Chicago, en EUA, el Pen</p> <p>Negro (90 ct), el Dragn Mexicano (54 ct), y el Arco Iris Mexicano (10 ct) (Eckert, 1997).</p> <p>3. Topacio El topacio es un mineral relativamente comn en Mxico. Principalmente se presenta en riolitas ricas en or y elementos litlos, a pesar de que tambin se ha descrito en algunos granitos y pegmatitas. Se conocen numerosas mineralizaciones de topacio a lo largo del territorio mexicano, por ejemplo, en la Mina Delicias (Baja California), en la Mina San Antonio (Chihuahua), en las minas Remedios y Barranca (Durango), en Villa Garca (Zacatecas), as como en diversas localidades de Guanajuato, Guerrero, Hidalgo y San Luis Potos (Panczner, 1987; Jolyon e Ida, 2006). El yacimiento ms reconocido por la calidad, tamao y abundancia de sus cristales se conoce como El Tepetate, y se localiza en el municipio de Villa de Arriaga, en San Luis Potos (Figura 1). Este yacimiento se encuentra aproximadamente a 2 km hacia el NO del poblado del mismo nombre, y en l se han obtenido cristales de topacio de hasta 15 cm de longitud. La palabra tepetate es un mexicanismo usado en la jerga minera para designar la roca estril (Gmez-Caballero et al.,...</p>