Henri Bergson - La Risa

  • Published on
    02-Jan-2016

  • View
    229

  • Download
    2

Embed Size (px)

Transcript

Henri BergsonLA RISAEnsayo sobre el significado de la historieta(1900)La publicacin del grupo "eBooks gratuitos" - http://www.ebooksgratuits.com/Tabla de contenidosPrefacio

Prlogo

El captulo I de la comedia en general - las formas del cmic y de los movimientos cmicos - la expansin de la Fuerza de la historieta.

IIIIIIIVVCaptulo II De la comedia de situacin y la comedia de las palabras.

IIICaptulo III El personaje de cmic.

IIIIIIIVVApndice de la 23 edicin del cmic en las definiciones y la metodologa utilizada en este libro.

Prlogo [1]

Reunimos en un solo volumen tres artculos sobre la risa (o ms concretamente, en la risa causada por el cmic) que hemos publicado recientemente en la Revue de Paris.Estos artculos estaban destinados a identificar los "categoras" comic de grupo tantos hechos como sea posible y para identificar las leyes: se excluye por su propia forma, las discusiones tericas y los sistemas crticos.Debemos, por re-edicin, adjunte una revisin del trabajo sobre el mismo tema y comparar nuestros resultados con los de nuestros antecesores?Nuestro argumento haba ganado fuerza puede ser, pero nuestra exposicin habra sido infinitamente ms difcil, al tiempo que dara un volumen fuera de proporcin con la importancia del tema. Hemos decidido por lo tanto, para reproducir los artculos que han aparecido. Hemos aadir la indicacin de la investigacin importante sobre el tema de la historieta en los ltimos treinta aos.Hecker, Physiologie und Psychologie und Lachens de la Komischen de 1873.Dumont, la teora cientfica de la sensibilidad, 1875, p.202 y ss.Ver el mismo autor, las causas de la risa de 1862.Courdaveaux, Estudios sobre el cmic de 1875.Darwin, La expresin de las emociones, trad.fr., 1877, p.214 y ss.Philbert, risa, 1883.Bao (A.), las emociones y la voluntad, trans.fr., 1885, p.249 y ss.Kraepelin, Zur Psychologie des Komischen (Filosficas Studien, vol. II, 1885).Piderit, la expresin facial y la fisonoma, trad.fr., 1888, p.126 y siguientes.Spencer, Ensayos, trad.fr., 1891, vol.I, p.295 y ss.Fisiologa de la risa.Penjon, la risa y la Libertad (Revue philosophique, 1893, t. II).Mlinand, Por qu nos remos?(Revue des Deux Mondes, febrero de 1895).Ribot, Psicologa de los sentimientos, 1896, p.342 y ss.Lacombe, el cmic y el espiritual (revisin de la metafsica y la moral, 1897).Stanley Hall y A.Allin, la psicologa de laughting, cosquilleo y el cmic (American Journal of Psychology, vol. IX, 1897).Lipps, Komik und Humor, 1898.Ver el mismo autor, Psychologie der Komik (Philosophische Monatshefte, vol. XXIV, XXV).Heymans, Zur Psychologie der Komik (Zeitschr. f. Psych. U. Phys.. Sinnesorgane der, vol. XX, 1899).Prefacio [2]

Este libro contiene tres artculos sobre el ro (o ms especficamente en la risa causada por el cmic) que previamente publicado en la Revue de Pars [3].Cuando nos reunimos en el volumen, nos preguntamos si nos iban a examinar a fondo las ideas de nuestros antecesores y establecer un imperio de las teoras crticas de la risa.Nos pareci que nuestra exposicin va a complicar enormemente, y un volumen fuera de proporcin con la importancia del tema.Fue tambin las principales definiciones de la historieta haba sido discutido por nosotros, explcita o implcitamente, aunque sea brevemente, sobre un ejemplo concreto que recordaba de alguna de ellas.Por lo tanto, nos limitamos a reproducir nuestros artculos.Nos acaba de agregar una lista de literatura clave en el cmic treinta aos anteriores.Otros trabajos han aparecido desde entonces.La lista, damos a continuacin, que se extiende.Pero hemos hecho ningn cambio en el libro en s mismo [4].No, por supuesto, que estos estudios han informado de ms de un punto a la cuestin de la risa.Sin embargo, nuestro mtodo de determinacin de los procesos de fabricacin de la comedia, parte de lo que se sigue generalmente, cuyo objetivo es bloquear el efecto cmico en una forma muy amplia y simple.Estos dos mtodos no se excluyen entre s, pero todo lo que le dar el segundo dejar intacta los resultados de la primera, y este es el nico que, en nuestra opinin, que tiene una precisin y el rigor los cientficos.Este es tambin el punto en el que nosotros llamamos la atencin del lector en el apndice nos unimos en esta edicin.H.B.Pars, enero de 1924.Hecker, Physiologie und Psychologie und Lachens de la Komischen de 1873.Dumont, la teora cientfica de la sensibilidad, 1875, p.202 y ss.Ver el mismo autor, las causas de la risa de 1862.Courdaveaux, Estudios sobre el cmic de 1875.Philbert, risa, 1883.Bao (A.), las emociones y la voluntad, trans.fr., 1885, p.249 y ss.Kraepelin, Zur Psychologie des Komischen (Filosficas Studien, vol. II, 1885).Spencer, Ensayos, trad.fr., 1891, vol.I, p.295 y ss.Fisiologa de la risa.Penjon, la risa y la Libertad (Revue philosophique, 1893, t. II).Mlinand, Por qu nos remos?(Revue des Deux Mondes, febrero de 1895).Ribot, Psicologa de los sentimientos, 1896, p.342 y ss.Lacombe, el cmic y el espiritual (revisin de la metafsica y la moral, 1897).Stanley Hall y A.Allin, la psicologa de laughting, cosquilleo y el cmic (American Journal of Psychology, vol. IX, 1897).Meredith, un ensayo en la comedia de 1897.Lipps, Komik und Humor, 1898.Ver el mismo autor, Psychologie der Komik (Philosophische Monatshefte, vol. XXIV, XXV).Heymans, Zur Psychologie der Komik (Zeitschr. f. Psych. U. Phys.. Sinnesorgane der, vol. XX, 1899).Ueberhorst, Das Komische de 1899.Dugas, Psicologa de la risa de 1902.Sully (James), un ensayo sobre la risa, 1902 (Trad. fr L. y A. Terrier:. Ensayo sobre la risa, 1904).Martin (LJ), Psicologa de la esttica: El cmic (American Journal of Psychology, 1905, vol XVI, p. 35-118.).Freud (Sigm.), Der Witz und seine Beziehung zum Unbewussten, 1905, segunda edicin, 1912.Cazamian, Por qu no podemos definir el humor (Revisin germnica, 1906, p. 601-634).Gaultier, la risa y la caricatura de 1906.Kline, La psicologa del humor (American Journal of Psychology, vol. XVIII, 1907, p. 421-441).Baldensperger, las definiciones de humor (Estudios de historia de la literatura, 1907, vol. I).Bawden, el cmic como una ilustracin de la teora de la sumatoria de la irradiacin de placer-dolor (Psychological Review, 1910, vol. XVII, p. 336-346).Schauer, ber das Wesen der Komik (Arch. f. morir Gesamte Psychologie, vol. XVIII, 1910, p. 411-427).Kallen, los principios estticos de la comedia (American Journal of Psychology, vol. XXII, 1911, p. 137-157).Hollingworth, Sentencias del Comic (Psychological Review, vol. XVIII, 1911, p. 132-156).Delage, de la naturaleza de la comedia (revisin del mes, 1919, vol. XX, p. 337-354).Bergson, sobre "la naturaleza de la comedia."Respuesta al artculo anterior (Diario del mes, 1919, vol. XX, p. 514-517).En parte, reproducida en el apndice de esta edicin.Eastman, el sentido del humor, de 1921.

Captulo I

De la comedia en general - las formas del cmic y de los movimientos cmicos - la expansin de la Fuerza de la historieta.

Qu es la risa?Lo que estaba en la parte inferior de la risa?Lo que encontramos en comn entre una cara de un payaso, un juego de palabras, una mala interpretacin de vodevil, una escena de comedia fina?Lo que nos dar la esencia destilada, siempre la misma, a la que tantos productos diferentes prstamos o delicado perfume indiscreto o el olfato?Los ms grandes pensadores desde Aristteles, han abordado este pequeo problema, que siempre da paso bajo tensin, se desliza, se escapa, se recupera, el desafo impertinente de la especulacin filosfica.Nuestra excusa, para abordar el problema, a su vez, es que haremos todo lo posible de no bloquear en una definicin de fantasa cmica.Vemos en l, sobre todo, un ser vivo.Nos ocupamos, por leve que sea, con el debido respeto a la vida.Nosotros nos limitamos a verlo crecer y florecer.De una forma a otra, por gradaciones insensibles, que se realizar bien ante nuestros ojos extraas metamorfosis.Nos desprecio nada hemos visto.Tal vez vamos a ganar este contacto tambin apoy algo ms flexible que una definicin terica, - un conocimiento prctico e ntimo como lo que es nacido de una larga amistad.Y tal vez nos encontramos con que hemos hecho, sin proponrselo, el conocimiento til.Razonable a su manera, incluso en sus mayores diferencias, metdico en su locura, los sueos, lo admito, pero que evoca visiones en sueos que son aceptados y comprendidos por toda una sociedad, cmo la fantasa cmicanos dir que no los procesos de trabajo de la imaginacin humana, especialmente de la imaginacin social, colectiva, popular?Despus de la vida real, relacionadas con el arte, cmo podemos decir que no es tambin su palabra sobre el arte y la vida?En primer lugar, se presentan tres casos que consideramos fundamentales.Son menos de la misma historieta como el lugar dnde conseguirlo.

IEste es el primer punto en el que vamos a llamar la atencin.No hay fuera de cmic de lo que es ms especficamente humano.Un paisaje puede ser bello, elegante, sublime, insignificante o feo, nunca ser ridculo.Usted puede rerse de un animal, sino porque lo hemos cogido en una actitud de hombre o de la expresin humana. Usted puede rerse de un sombrero, pero lo que se burlaron, no es la pieza de fieltro o de paja, es la forma que los hombres han dado es el arbitrio del hombre que tom el molde.Qu tan importante como un hecho, en su simplicidad, no se ha establecido que ms atencin de los filsofos?Varios han definido al hombre como "un animal que puede rer."Que bien podra haber establecido un animal riendo, como si algn otro animal lo hace, o algn objeto inanimado es una semejanza con el hombre, la marca que el hombre o impreso por elel hombre hace uso.Tenga en cuenta ahora, como un sntoma igualmente digno de mencin, la insensibilidad que suele acompaar a la risa.Parece que el cmic no podra producir un shock si se dej caer en un ncleo de muy tranquila, muy juntos.La indiferencia es su entorno natural.La risa no tiene mayor enemigo que la emocin.No me refiero a que no se puede rer de una persona que inspira lstima, por ejemplo, o incluso de afecto: slo entonces, por un momento, se olvida la condicin, para silenciar a la piedad.En una sociedad de inteligencias puras no llorara ms probable, pero an puede rerse, mientras que las almas sensibles, invariablemente, afinadas al unsono con la vida, donde cada evento se extender hasta la resonancia sentimental, no saben ni entiendenla risa.Pruebe un momento por su inters en lo que se dice y todo lo que es, actuar, en la imaginacin, con los que actan, se sienten con los que se sienten, por ltimo, dar a su simpata su ms amplia expansin: como enuna varita mgica que va a ver los objetos de la ganancia de peso ms ligero, la decoloracin grave y pasar de todo.Separe ahora, disfrutar de la vida en un espectador indiferente: a muchos a la comedia dramtica.Del mismo modo que bouchions nuestros odos con el sonido de la msica en un saln de baile donde los bailarines parecen ridculas pronto.Cuntas acciones humanas tendra ninguna prueba de esa manera?y no queremos ver a muchos de ellos de repente pasan de grave agradable, si los aslan de la msica que acompaa a sentir?Por lo tanto, requiere el cmic, por ltimo, para producir su efecto, algo as como una anestesia momentnea del corazn.Es por la inteligencia pura.Pero esta inteligencia debe permanecer en contacto con otras inteligencias.Este es el tercer hecho de que hemos querido llamar la atencin.No va a gusto del cmic si se senta aislada.Parece que la risa necesita una respuesta.Escucha bien: no es un sonido articulado, limpio, completo, es algo que podra seguir repercutiendo en el paso a paso, algo que comienza con una explosin que pasar por los cojinetes yel trueno en las montaas.Sin embargo, este impacto no debe ir hasta el infinito.Se puede caminar en un crculo tan grande como queramos; crculo cerrado, sin embargo.Nuestra risa es siempre la risa de un grupo.Es posible que haya llegado en un carro o una table d'hote, para escuchar los viajeros contar historias que sera divertido para ellos ya que se ri en mi corazn.Que se habra redo como ellos, si usted hubiera estado en su sociedad.Pero no se, que no tena ganas de rer.Un hombre que se le pregunt por qu no llor en un sermn en el que todos estaba derramando lgrimas, respondi: "Yo no soy de la parroquia."Lo que el hombre pensaba que las lgrimas sera ms verdadero de la risa.Si se supone que Franco, la risa se esconde un motivo ulterior de la comprensin, casi me atrevera a decir complicidad, con otras flores, real o imaginario.Cuntas veces no decimos que la risa de la audiencia, el teatro es an mayor que la sala est llena, cuntas veces no hemos observado, por otra parte,muchos efectos cmicos se pueden traducir de un idioma a otro, lo que en relacin con las costumbres y las ideas de una sociedad en particular?Pero eso no es comprender la importancia de estos dos hechos que hemos visto en un espritu cmico de la curiosidad, donde la diversin y la risa en s misma un fenmeno extrao, aislado, sinen comparacin con el resto de la actividad humana.Por lo tanto, las definiciones que tienden a hacer el cmic visto por una relacin abstracta entre las ideas en mente, "intelectual Contraste", "absurda sensibles", etc., Definiciones, aunque realmente adaptado a todas las formas de la comedia,no explica en absoluto por el cmico nos hace rer.Dnde, en efecto, que esta relacin lgica particular, una vez visto, contrato, nos expandimos, nos hace mover, dejando todo el cuidado del cuerpo?No es de este lado vamos a abordar el problema.Para entender la risa, que debe ser visto en su entorno natural, que es la sociedad, debemos determinar la caracterstica ms til, que es una funcin social.Es decir, lo digo ahora, la idea central de nuestra investigacin.La risa debe cumplir con ciertos requisitos de convivencia.La risa debe tener un significado social.Es evidente que marcan el punto en que convergen los tres observaciones preliminares.El cmic naci, al parecer, cuando los hombres se reunieron en grupos de toda su atencin en uno de ellos, silenciando su sensibilidad y el ejercicio de su intelecto.Cul es ahora el punto en particular se tiene que dirigir su atencin?lo que va a trabajar por la inteligencia?Contestar a estas preguntas se han acercado al problema.Pero algunos se vuelven indispensables.II

Un hombre que sali a la calle, tropieza y cae: se ren los transentes.No hacerlo rer, creo que, si pudiramos suponer que la imaginacin se le acerc de repente se sientan en el suelo.Se re de lo que inadvertidamente sbEsto no es un cambio repentino de actitud que hace rer es lo que yad'involontaire en cambio, es la torpeza.Una piedra puede haber sido en la carretera.Debera haber estado buscando para cambiar o convertir el obstculo.Pero la falta de flexibilidad, sin darse cuenta o la obstinacin del cuerpo, un efecto de rigidez o de impulso, los msculos continu realizando el mismo movimiento cuando las circunstancias lo llama para otra cosa.Es por eso que el hombre cay, y eso es lo que rer a los transentes.Aqu hay una persona que va por sus ocupaciones pequeos con regu...