La Gracia Que Transforma

  • View
    18

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

La Gracia es un regalo de Dios en donde nos ha favorecido en alguna necesidad, pero esto implica que la persona emita una fe para que dicha Gracia tome efecto en nuestra vida personal.

Transcript

LA GRACIA QUE TRANSFORMA

LA GRACIA QUE TRANSFORMA

Anuncio Palabra y el bajarlo al corazn: elementos para que la gracia de Dios pueda actuar en la persona.

Resultado: Dios ha actuado con su gracia haciendo posible, que la persona se adhiera con su inteligencia y con su voluntad a los contenidos de la fe que en anuncio de la Palabra le ha presentado y la inteligencia y la voluntad lo han aceptado.

- Definir la gracia.

La vida del hombre es un misterio porque rene dos aspectos que ninguna otra criatura rene: la vida natural y la vida espiritual

Vida natural: nutricin, desarrollo y reproduccinVida espiritual: el pensar, el querer y el sentir afectivamente

A partir de este mundo espiritual el hombre, no por su inteligencia, ni por su voluntad ni afectividad, sino como un regalo o favor de Dios, puede acceder al mundo sobrenatural.

Vida espiritual y vida sobrenatural no es lo mismo. La vida espiritual con su inteligencia, voluntad y afectividad, permiten llegar a la vida sobrenatural que es la misma vida de Dios.

El acceso a esta vida no depende del hombre sino que depende de Dios, de un favor de Dios

El hombre accede al mundo sobrenatural, a la vida sobrenatural, porque Dios as lo permite, sin fijarse para nada en lo que ha hecho o no el hombre.

Es la gracia que permite al hombre creer en los contenidos que le presenta el anuncio de la Palabra y tambin le han presentado a su corazn y voluntad lo que asentir con su inteligencia.

El acto de fe todo depende de Dios, pero es necesario que l ponga las condiciones para que Dios pueda actuar.

Este acto de fe se hace sobre unos contenidos especficos :la mente y la voluntad deben dar su asentimiento de forma que hacer bajar esos contenidos al corazn con la ayuda de la gracia.

Los contenidos de la fe estn ntimamente relacionados con la persona que los presenta o que los representa.

La presentacin de la persona de Jess es la sntesis de los contenidos de la fe. La Virgen, los santos, los ngeles, la Biblia misma, no tienen otro fin que presentar a Jess como el Hijo de Dios y en l creer para encontrar la salvacin.

Ser cristiano no es conocer la Biblia de memoria, asistir a las peregrinaciones del santo del lugar o decir muchos rosarios. Ser cristiano es creer en Jess porque se ha hecho la experiencia de la fe en su persona.

Creer en Jess como Hijo de Dios requiere el fiarnos de quien lo ha dicho.

La cultura deja a la esfera del pensamiento personal y pone un lmite que esta verdad pueda tener en la sociedad.

Creer que Jess es Hijo de Dios lleva a expresarlo no slo en lo personal, sino tambin en lo social.

La profesin de fe es un acto personal y pblico ya que la fe influye en toda la persona y por lo tanto en todo su actuar.

Creer con el corazn y no poderlo expresar con los actos sera una incoherencia o nos hablara de una imposibilidad psicolgica o social

Sociedadcontra el acto de fe

El acto de fe se ha convertido en un acto que queda encerrado en la esfera de lo privado. Creo porque voy a Misa, Creo porque bautizo a mis hijos. Creo porque procuro estar bien con todos los dems. El acto de fe se encuentra en la periferia de nuestro ser. No toca ni nuestra mente ni nuestro corazn

Testimonio y compromiso pblico son las consecuencias del acto de fe.

El acto de fe (Benedicto XVI) implica querer estar siempre con Jess, no slo en la Iglesia, en el silencio de mi cuarto, cuando rezo el rosario, sino estar con l cuando salgo a la calle, cuando estoy en mi trabajo, cuando me divierto, cuando estoy conectado en el Internet o chateo con mis amigos o los veo por facebook.

La cultura nos va impidiendo ser consecuentes con nuestro acto de fe, especialmente en la sociedad. Nos dice que debemos respetar. Y para respetar hay que evitar toda manifestacin externa desde el llevar indumentaria que tenga que ver con la religin hasta quitar de los lugares pblicos signos religiosos, como el crucifijo

Un ltimo obstculo que la cultura est imponiendo contra la fe: el problema de la libertad.

Se es libre porque se ha podido elegir una opcin entre otras muchas y se ha querido ser coherente con dicha opcin.

Es libre quien es consecuente con lo que ha elegido y decidido previamente y no quien cambia continuamente y se hace entonces esclavo de aquello que le impide ser coherente con su eleccin primera.

La cultura concibe la libertad a la medida de su propio yo, de sus antojos, y por lo tanto no establece relaciones fijas ni estables con nada ni nadie, porque todo depende del momento, del antojo, del gusto.

GRACIAS

null332694.03