La madre Laura, Pedagoga

  • Published on
    16-Mar-2016

  • View
    215

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Los albores de una metodologa de trabajo con indgenas.

Transcript

  • PLIEGO

    Pit volorep udipsanis quunt dipsam asitatqui inctum velic toreperi accum vitempo sanimil

    ipsum qui voluptis

    AT IL MAGNAM FUGA. PA VELIA VOLESTEM

    MAGNAMFIRMACargo

    PLIEGO

    La religiosa colombiana Laura Montoya primera santa de este pas revela su particular pedagoga con los indgenas

    en el informe que escribi al Comisionado para los Indgenas del Occidente de Antioquia

    LA MADRE LAURA, PEDAGOGA

    Los albores de una metodologade trabajo con indgenas

    035-23_30_PLIEGO.indd 23 4/29/13 10:58 AM

  • PLIE

    GO

    PLIE

    GO

    La diacona de la caridad

    ocupada; algo de eso hice en el Informe correspondiente al ao de 1915, y, magistralmente, lo hizo Ud. en el que rindi a la Asamblea, en la misma poca.

    3. Me propongo exponer sencillamente el estilo y organizacin de esta labor evangelizadora, y los adelantos que mediante el auxilio divino y la acertada direccin de los superiores, ha obtenido en los treinta y dos meses que cuenta de activo trabajo.

    4. Siempre fue problema de difcil solucin, el acompaar y ensear a los indgenas de occidente, dados la

    dispersin y el aislamiento a que se han visto sometidos.

    5. Dispersos en grupos de pequeas familias, dejando entre ellos distancias considerables y terrenos difciles de transitar, cmo acompaarlos? Pensar en agruparlos a la fuerza, equivale a perderlos: la antipata que tienen a la asociacin, data de los siglos y est arraigada, tanto que primero se dejaran despedazar que ceder un punto en la materia. Fundar una misin para cada familia, sera tarea tan pobre en resultados como costosa, aparte de que el aislamiento a que quedaban sometidos los operarios, les hara la vida casi imposible de soportar. Sera tambin marcar cada vez ms su terrible tendencia al aislamiento, alejndolos as, ms y ms.

    6. Se haca, pues, preciso buscar un estilo que, sin atacar aquellas tendencias, fuera mostrndoles los beneficios de la asociacin. Despus de ms de quince aos de estudiar el problema, se me ocurri, gracias a las luces pedidas a lo Alto, el sistema que parece, por los frutos que ya empieza a producir, zanjar las dificultades y dar la anhelada Evangelizacin y promocin de estos hermanos.

    7. Consiste en una formacin de centros misioneros que ponen en movimiento y nutren enseanzas ambulantes a su rededor, sin localizarlas sino por accidente.

    8. Los centros han de fundarse en territorios distantes unos de otros; pero en lugares rodeados de varias parcialidades indgenas. A ellos concurrirn los indgenas que puedan y quieran hacerlo, y, para los que no lo hagan, se fundarn las Ambulancias. Son estas ltimas de dos clases: las de tribu, que funcionan en ranchos de ligera construccin, colocados dentro de las mismas parcialidades; y las domiciliarias que sern formadas

    EL INFORME

    Muy respetado Seor:1. Si no sintiera la fuerza de un

    deber ineludible esquivara rendir el presente Informe. Es carga demasiado pesada para una mujer que apenas alcanza a estar a la altura de sus deberes de maestra! Cuento con su exquisita bondad y, al amparo de ella, no me apartar de la disciplina general.

    2. No me detendr en descripciones de ningn gnero, acerca de los indgenas, ni de la regin por ellos

    24

    INTRODUCCIN

    Cuando el Comisionado Carlos Villegas lleg a Dabeiba con la comisin oficial de repartirles a los blancos las tierras de los indios, afirm en el Concejo Municipal: creer que mujeres catequizan indios y logran lo que no han logrado los hombres, es una perfecta ilusin. Aos despus la Madre Laura escribira este informe, dirigido al mismo Villegas, Comisionado para los Indgenas del occidente de Antioquia.

    035-23_30_PLIEGO.indd 24 4/29/13 10:58 AM

  • 25

    por una escuela compuesta de tres hermanas, que irn de boho en boho, visitando sus habitantes.

    9. Estas ambulancias, a la vez que dan la enseanza a los indgenas, sin arrebatarlos de las labores de pesca y caza a que ordinariamente se dedican, ponen a las misioneras en roce constante con ellos, con lo cual se ir estableciendo la comunicacin, sin presin de ninguna clase. La antipata que los indgenas tienen por los blancos, hace que falte el instinto de imitacin, pero aqu el cario especial y acendrado que profesan a las misioneras y stas a ellos, lo supera todo.

    10. El especial beneficio de las ambulancias domiciliarias consiste en que, con ellas, no quedar indgena viejo, enfermo o nio, sin los auxilios y beneficios de la misin.

    11. La Residencia Josefina, se ha fundado en el paraje llamado Curadiente, a orillas del Roverde. Dista de Frontino unas cinco leguas y est enclavado entre la parcialidad indgena de Roverde. Se trata de trasladarla al casero de Nutibara, en donde debiera haberse fundado, si no hubiera mediado la formal oposicin de algunos vecinos. Este traslado pondr la Residencia en condiciones de rpido desarrollo y de ser utilsima, no slo a la Evangelizacin en general

    sino al progreso de las hermosas regiones del Murr.

    12. Cualquiera que desapasionadamente estudie este asunto, ver, alumbrado por el xito ya obtenido, que el sistema de Residencias y Ambulancias es el nico que resuelve el problema de promover a los indgenas a pesar de su desconsoladora dispersin, sin lesionar, en nada, su independencia y dejndolos disfrutar de su gnero de vida que les ser de gran utilidad en esta tierra antioquea, tan vida de libertad, cuanto subyugada entre las cadenas de la ignorancia.

    13. No falta quienes piensan que la evangelizacin debe principiarse por hacer que los indgenas boten la paruma, para vestirse el pantaln; que olviden su lengua primitiva, para reemplazarla por la castellana; que destruyan sus bohos y que se alojen en casas; que se les arranquen, con la fuerza de un mandato o con la disciplina marcial, sus tradiciones y costumbres seculares para que adopten las que ven con horror en aquellos que, con ms o menos responsabilidad o quiz inconscientemente, han causado la casi total ruina de su raza.

    14. Esto, sobre imposible, es cruel! Quin no ama su lengua? Quin no quiere las tradiciones de sus antepasados, como a pedazos de su mismo corazn? Qu colombiano

    que se halle en Turqua, aunque su expatriacin date de larga fecha, si ve de improviso un pantaln, una levita o una ruana que sea, no exclama, como fuera de s el vestido de mi tierra! y quizs las lgrimas humedezcan aquellos objetos, cual si se tratara de ver un ser amado, despus de larga ausencia? Estos sentimientos son humanos, y ningn corazn de hombre deja de tenerlos, a menos de ser una anormalidad de la raza humana.

    15. Pues si los indgenas son humanos, cmo hemos de suponerlos desprovistos de los sentimientos genricos, por excelencia? Y si atacamos estos sentimientos tan arraigados como que son la esencia de la vida humana, cmo queremos hacerles el bien? Y si el bien no les hacemos, para qu se les evangeliza?

    16. No niego que, al evangelizarlos, deben desaparecer las costumbres opuestas al Evangelio y ese es mi ms ntimo anhelo; pero creo que eso ser electo de la fe; y pretender el efecto sin poner la causa, es absurdo, repugnante a la razn y en el presente caso, cruel.

    17. Estas razones me llevan a exponer el mtodo que sigue la evangelizacin y que servir de respuesta a los que, tal vez con alguna ligereza, le hacen cargos no muy bondadosos, a la Misin, en lo relativo a la enseanza.

    18. Teniendo por gua la caridad, aun en sus ms ligeros detalles, se practican los mtodos racionales, cuidadosamente adaptados, con no pequeo trabajo, al elemento que enseamos, bien distinto, por cierto de aquel para el cual han sido formados los pedagogos: va siempre de lo fcil a lo difcil; de lo conocido a lo desconocido, y fuera de los conocimientos que exigen la memoria sola, al principio, usamos en todo los procedimientos de investigacin con el fin principal de promover el desarrollo intelectual; y, as como en una escuela de prvulos, los nios se instruyen jugando, y de ningn modo se le

    035-23_30_PLIEGO.indd 25 4/29/13 10:58 AM

  • 26

    quebrantar el mandamiento dado por ESE DIOS YO MUCHO QUIERE.

    25. El que vence sus pasiones, por motivo tan alto, posee para m un grado de civilizacin muy superior y est muy lejos de la fiereza del salvaje! Sea este hecho respuesta a muchos que creen que la labor de esta misin, no pasar de hacer a los indgenas unos buenos rezadores. Ser el indio de mi historia un simple rezador? El dominio de las propias pasiones no es, pues, la nota ms alta del carcter civilizado y cristiano? Y tambin el desenfreno en ellas, no es el estado ms prximo a las fieras y por consiguiente al carcter salvaje?

    26. La enseanza en la misin es completamente irreglamentada, por parte de los indgenas, y muy ordenada y reglamentada, por parte de las maestras quienes en cualquier momento saben lo que cada indgena conoce.

    27. Se les ensean las siguientes reas: Religin, en forma catequstica con historia sagrada en forma narrativa.

    28. Lengua castellana y lengua nativa: esta enseanza es recproca, porque tambin las hermanas aprenden la lengua indgena, en forma de dilogo.

    29. La Escritura como la Lectura, son conocimientos que no les son muy tiles. Se les ensean para divertirlos. Y gracias a la habilidad de manos que los distingue, adelantan bastante en ella (escritura). Algunos ya leen frases largas.

    No, no se echan ms yugo que el que voluntariamente se imponen por amor! Esta es la razn suprema que dejo consignada en el presente informe, en abono del mtodo que sigue la misin y del cual he visto brillante ejemplo en Dios mismo, quien para subirnos hasta l, se baj hasta nosotros, revistindose de nuestra misma naturaleza, en la persona adorable de su Hijo.

    23. Tenemos la profunda seguridad de que los indgenas aceptarn el cristianismo, porque l es todo de amor. Y, cmo no esperar que el

Recommended

View more >