Limites de la reingeniería

  • Published on
    15-Jul-2015

  • View
    754

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

<p>Limites de la reingeniera. Es difcil de aplicar a los procesos que no son susceptibles de medir y cuantificar, polticos y poder, de conduccin y decisin, influencia, motivacin y comunicacin. Utilizada sin un enfoque integral y no acompaada de otras tcnicas (RQM, Activity Based Cost, Just in Time, direccin por valores), se percibe solo como mtodo de racionalizacin del personal. Lleva tiempo y es costoso. EL LADO OSCURO DE LA REINGENIERIA A NIVEL INTERNACIONAL SE CUESTIONA SU OLVIDO DE LA DIMENSION HUMANA Objecin de fondo. Pero en realidad los cuestionamientos de fondo giran en torno a una razn esencial: el olvido de la dimensin humana. Cientos de miles de individuos enfrentaron las consecuencias de estos procesos y la sola mencin del trmino adquiri una oscura connotacin para funcionarios y trabajadores. Peor an, en reiteradas ocasiones quienes quedaron en las empresas no estuvieron suficientemente preparados para desempearse en las nuevas actividades. Y en la mayora de casos, las tareas ejecutadas sufrieron un incremento en su dificultad excesivamente radical, que desemboc en el aumento de las tensiones internas, la disminucin de la calidad de vida y la multiplicacin de las ausencias por enfermedad. Todos estos factores complican el logro de estas metas fijadas. Ms an, se han generado diversos conflictos sindicales que han conducido a varias experiencias directamente al fracaso, mientras que en otros casos han complicado la relacin entre altos ejecutivos y gremios laborales. Ms all de la Reingeniera. De hecho, segn el experto norteamericano Louis Stoddard, los proyectos exitosos no se imponen a un personal confuso y atemorizado. No se predica msticamente la reestructuracin como un dolor inevitable para expiar los errores de la empresa. Tampoco se sigue al pie de la letra las indicaciones de un consultor externo. Por el contrario, se debe convocar a la participacin de la gente desde el primer da. En realidad, el propio Michael Hammer admiti a finales de 1996 los lmites de la reingeniera. Ha reconocido as que est lejos de ser la frmula mgica y universal que a inicios de la dcada prometa convertir en exitosa a cualquier organizacin que se animara a practicar. No obstante, ha resaltado el significativo poder del instrumento "reingeniera". Para el futuro, Hammer ha pronosticado el reinado de los procesos. En reingeniera ser el turno de las organizaciones centradas en los procesos.</p>