Marca Liquida 246

  • Published on
    02-Oct-2015

  • View
    218

  • Download
    4

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Marca Lquida.

Transcript

  • Rtte: Obispo Trejo 1340 1 piso CP X5000IZB Crdoba, Argentina - info@marcaliquida.com.ar

    246

    May

    o d

    e 20

    14A

    o X

    XIV

    Ed.

    La informacin nacida en su campo.

    Carne: Imposible cumplir la Cuota Hiltonpg. 08

    Arrendamientos: Cuentas para no equivocarsepg. 17

    Poltica lechera: Se acaba la pacienciapg. 23

    SumandoSumandoenemigosenemigosSumandoenemigos

    RI-9000-5900

  • EditorialMayo 2014

    Losartculosfirmadosnoreflejannecesariamentelaopinineditorial,ysoncolaboracionesad-honorem.Lafirmaeditoranoseresponsa-bilizaporlasopinionesvertidasenlosartculosfirmados,comoastampocodelcontenidodelosavisospublicitarios.Seautorizalareproduccintotaloparcial,siemprequesecitelafuente.

    Tirada: 15.000ejemplares

    Prop. Int.: N5033364

    Propietario: MarcaLquidaS.A.N

    O

    Certificado 9000-5900

    AOXXIV-N246Mayode2014MARCALQUIDAAGROPECUARIAISSN1668-9224

    Sumando enemigosEn este espacio acos-

    tumbramos a reflexionar

    bsicamente sobre las

    fortalezas y las debilida-

    des de nuestros siste-

    mas productivos agro-

    pecuarios. Nos extende-

    mos en crticas a las

    autoridades que nos

    supimos conseguir,

    identificando los princi-

    pales problemas que

    enfrenta el sector para

    crecer y desarrollarse.

    Ahora le toca el turno a las malezas resistentes.

    Ya vivimos a lo largo de los ltimos 20 aos situacio-

    nes similares adonde el mensaje que llegaba a los odos

    de los productores pareca extrado del propio Apoca-

    lipsis. Odos acostumbrados a escuchar mensajes que

    pronostican la debacle de los sistemas productivos pri-

    marios. Desertificacin, agotamiento de las fuentes de

    agua potable, necesidad de agregar valor para no desa-

    parecer, fin del mal llamado modelo de agricultura

    industrial, crisis de precios internacionales y tantas otras

    catstrofes que jams se convirtieron en realidad.

    Tambin fue necesario enfrentar la reaccin con que la

    naturaleza respondi a los cambios que los hombres

    generamos en el ambiente, a consecuencia de las activi-

    dades productivas que realizamos con el fin de producir

    alimentos. As llegaron la mosca de los cuernos, la roya

    de la soja, los insectos cada da ms resistentes a insecti-

    cidas y las malezas resistentes, entre otras tantas plagas

    que afectan y afectarn en el futuro a nuestros sistemas.

    Tampoco estas plagas han impedido al hombre en

    general y a los productores agropecuarios criollos en

    particular, continuar con el mejoramiento y expansin

    de sus sistemas. La altsima profesionalizacin de agri-

    cultores y ganaderos argentinos ha permitido sortear

    cada uno de los obstculos a los que la naturaleza nos

    enfrenta, y eso es motivo para el orgullo de nuestra

    gente, mucho ms reconocido en el extranjero que en

    nuestro propio pas.

    Los mensajes catastrficos venden ms que las bue-

    nas noticias, eso lo sabemos todos. La gente vive asus-

    tada por eventos que jams sucedern. Cada uno de

    nuestros lectores habr tenido que explicar infinidad de

    veces que su campo no es un desierto ni lo ser porque

    all se siembre soja, que sus hijos no tienen antenas ver-

    des por el uso de agroqumicos y que todava hay cien-

    tos de miles de pjaros que nos despiertan cada maa-

    na, a pesar de que en ese mismo lugar pasan a diario

    tractores, pulverizadoras y cosechadoras.

    La gente que trabaja, la que hace las cosas, la que se

    ensucia las manos, sabe que frente a un nuevo proble-

    ma habr que encontrar una nueva solucin. Estudio,

    investigacin, instinto y mucha dedicacin son las

    herramientas con que se resolver el problema de las

    malezas resistentes. Miles de tcnicos y agricultores tra-

    bajan en este momento para que eso pase.

    Ni siquiera los malos polticos y las malas polticas

    podrn detener el inexorable desarrollo de los sectores

    productivos nacionales, y a ellos tambin la gente les

    encontrar una solucin, aunque nos lleve ms tiempo.

    Todos esperamos ansiosos el fin de la era K, el fin de

    la dcada de la mentira. Esperamos nuevos tiempos

    adonde el que trabaja, invierte y arriesga reciba los pre-

    mios. Una nueva era en donde los impuestos no sean

    confiscatorios, en donde hablar de lucro no sea un

    pecado y recibir una retribucin razonable en funcin

    del riesgo asumido sea normal y bien visto por el resto

    de la poblacin.

    Entusiasma pensar que a esa nueva era los producto-

    res la esperan con la mejor gentica del mundo en

    nuestros animales y cultivos, con la mejor maquinaria

    disponible y una capacidad tcnica superlativa, capaz

    de resolver todos los problemas sin despeinarse.

    Las malezas resistentes requieren de todos los pro-

    ductores una atencin especial, no es slo un problema

    de los agricultores, no es un problema que se resuelva

    con una receta mgica. Habr que trabajar mucho y

    bien para que sus efectos no sean lo suficientemente

    negativos como para convertirse en una catstrofe. Su

    presencia ya est modificando las expectativas para la

    prxima campaa, modificando incluso el precio de los

    arrendamientos y los planes de rotacin. Han llegado

    para quedarse y hacer que los productores sigamos

    sumando enemigos.

    5

    PrimerapublicacinagropecuariamensualgratuitaparaproductoresdelCentrodelPas.

  • 27

    30

    31

    32

    33

    34

    35

    36

    246 / mayo

    Sumando enemigos - pg. 05

    Planificacin l Pautas para planificar los arrendamientos agrcolas - pg. 17Siembra fina l Trigo, qu resultado se puede esperar? - pg. 20

    Mercados l Aumento del precio de la carne - pg. 07Exportacin l La cuota Hilton sigue disminuyendo - pg. 08

    Produccin l Argentina y el mundo: ranking alimenticio - pg. 11

    Polticas l En la lechera argentina, todos estn muy cansados - pg. 23

    6

  • 7

    GanaderaMercadosAutor: Nstor Eduardo Roulet. Ingeniero Agrnomo Fuente: www.agroblog.com.ar

    El precio de la hacienda en pie tuvo un estancamiento

    pronunciado durante los ltimos 3 aos, mientras los cos-

    tos productivos fueron incrementndose al ritmo de la

    inflacin. Si tomamos el incremento de los costos produc-

    tivos entre marzo de 2012 mes en que se empieza a

    difundir el estudio de los modelos productivos regionales

    por parte de la Secretara de Ganadera de la Nacin y

    diciembre de 2013, y lo comparamos con el aumento del

    novillo en pie, observaremos una prdida de competitivi-

    dad importante para el sector.

    Este estancamiento del valor del precio del novillo en pie fue

    ocasionado por el gobierno nacional al restringir las exporta-

    ciones mediante la manipulacin de los ROE Rojos, con la

    famosa gran barata y el 15% de retenciones en un contexto

    cambiario desfavorable.

    Esta prdida de la competitividad se vio reflejada en el

    aumento del ofrecimiento de animales para faena en 2013 se

    faen el 14,7% ms que en 2012 de la mano de una mayor

    participacin de hembras y el envo a faena de animales ms

    livianos. El productor vendi hacienda con menos kilogramos,

    desprendindose anticipadamente de los animales, ocasionan-

    do un faltante de gordos para estos meses.

    Ya en el informe que dimos a conocer en octubre de 2013

    anuncibamos esta posibilidad de falta de animales terminados

    para febrero y marzo de 2014.

    Esto trajo como consecuencia un aumento del precio de la

    hacienda en pie, que es simplemente una actualizacin del

    valor inflacionario de estos ltimos 3 aos que el productor vio

    claramente reflejado en el aumento de sus costos.

    Incrementodelahaciendaenlosltimos3aosSi hacemos la comparacin del aumento del precio del novi-

    llo en pie con el ndice del precio al consumidor interanual

    dado a conocer por el Congreso, observaremos que en el lti-

    mo ao el aumento es un reacomodamiento del mismo al

    incremento del precio del consumidor (cuadro 2).

    Aumento del precio de la carne

    CostoporhectreaenelmodelodeinvernadapampeanadeMarzo2012($/ha)

    CostoporhectreaenelmodelodeinvernadapampeanadeDiciembre2013($/ha)Valor

    delNovilloenpiepromediomesdeMarzode2012($/Kg)

    ValordelNovilloenpiepromediomesdeDiciembrede2013($/Kg)

    Prdidadecompetitividad

    426

    747

    9,589

    11,267

    75 %

    17 %

    58 %

    Cuadro1:Aumentoenelcostodelsectordeinvernada

    Elaboracin propia con datos de MINAGRI y Mercado de Liniers SA

    Cuadro2:AumentodelPreciodelNovillovs.Preciodelnovilloajustadoporlainflacin

    Cuadro3:Aumentodelpreciodelnovillovs.ndicedepreciodelCongreso

    PreciopromediodelNovillo($/kg)findeenero

    AumentoanualdelpreciodelNovillo

    AumentodelprecioalconsumidorndiceCongreso

    ValordelNovilloajustadondicedelCongreso($/kg)

    Ao

    2011

    2012

    2013

    2014

    7,862

    8,915

    9,660

    13,917

    14%

    9%

    43%

    22,80%

    25,60%

    28,38%

    7,862

    9,654

    12,12

    15,56

    Elaboracin propia con datos de Mercado de Liniers y IPC-Congreso

    PrecioactualdelNovillo($/kg)

    PreciodelnovilloajustadoporelndicedelCongreso($/kg) DiferenciaDiferencia($/kg)

    13,917 15,56 -1,643 -10,55%

    Elaboracin propia con datos del Mercado de Liniers e IPC-Congreso.

    Conclusin

    El valor del novillo en pie actual refleja el seguimiento

    inflacionario del pas. A pesar de estos ltimos aumentos

    podemos confirmar que an el precio de la hacienda en

    pie est con un atraso en s