Memoria de Actividades ICEX 2009

  • View
    666

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

La Memoria de Actividades 2009 del ICEX recoge las principales acciones del Instituto destinadas a la iniciacin y consolidacin de las compaas espaolas en el exterior, la diversificacin de mercados y el estmulo de la internacionalizacin de sectores novedosos y competitivos.

Transcript

  • INSTITUTO ESPAOL DE COMERCIO EXTERIOR

  • ME

    MO

    RIA

    ICE

    X 2

    009

    2

    Prlogo, Silvia Iranzo Gutirrez, Presidenta de ICEX, 03Introduccin, ngel Martn Acebes, Vicepresidente Ejecutivo de ICEX, 05

    MEMORIA ICEX 2009

    1 Servicios de Informacin y Asesoramiento, 08

    1.1 El Centro de Asesoramiento Unifi cado en Comercio Exterior (CAUCE)

    1.2 Los Servicios Personalizados1.3 El sistema de portales1.4 Publicaciones 1.5 Servicios multimedia1.6 Servicio de Estadsticas de Comercio Exterior1.7 Oportunidades de negocio1.8 Informacin sobre inversiones

    3 Formacin, 105

    3.1 Formacin empresarial3.2 Becarios ICEX, promocin 20093.3 Capital humano para la empresa

    Anexos, 128

    1 Balance Econmico2 Consejo de Administracin3 Recursos Humanos4 Red de Ofi cinas en el Exterior5 Red de Ofi cinas en Espaa6 Anexo al captulo de Informacin7 Anexo al captulo de Promocin8 Anexo al captulo de Formacin9 Convenios

    2 Promocin Comercial y de Inversiones, 25

    2.1 Plan Integral de Desarrollo de Mercados (PIDM)2.2 Planes de marketing de sectores2.3 Apoyo a proyectos empresariales2.4 Actividades e instrumentos de promocin

    4 Relaciones Externas, 118

    4.1 Marketing y Comunicacin4.2 Relaciones Institucionales

  • ME

    MO

    RIA

    ICE

    X 2

    009

    3

    Es para m una satisfaccin presentar la Memoria de actividades llevadas a cabo por el Instituto Espaol de Comercio Exterior (ICEX) en 2009.En ese ao, tanto las economas desarrolladas como las emergentes su-frieron las mayores cadas de actividad del ltimo medio siglo. As, segn las primeras estimaciones del Fondo Monetario Internacional, la econo-ma mundial se contrajo un 0,6% en 2009, descenso que lleg a ser del 3,2% para el conjunto de las economas ms avanzadas del planeta. Los efectos de esta recesin se dejaron sentir de manera especial en el comercio mundial, que mostr un comportamiento ms contractivo que en crisis anteriores. De esta forma, en 2009 el comercio mundial de bienes y servicios se redujo un 10% en trminos reales, lo que supone el descenso ms pronunciado de los ltimos 70 aos. La economa espaola no ha sido ajena a este entorno econmico mun-dial desfavorable. En particular, las exportaciones espaolas de mercan-cas se redujeron un 16% en trminos nominales, y las importaciones lo hicieron en un 26%.Pese a ello, algunos factores en la evolucin de nuestro sector exterior en 2009 pueden califi carse como positivos. El primero de ellos es que el desequilibrio exterior registr una muy no-table correccin, del 47% en 2009, situndose en su valor ms bajo de los ltimos seis aos. La cada de las exportaciones espaolas, aunque signifi cativa, tuvo una duracin corta. As, desde el tercer trimestre de 2009 comenzaron a observarse los primeros indicios de recuperacin de las exportaciones, al moderarse su ritmo de cada interanual.Tambin debe destacarse el hecho de que el sector exterior haya pa-sado a ser un factor de crecimiento para la economa espaola a partir de 2008, llegando a aportar 2,8 puntos al crecimiento de la economa, compensando parcialmente el importante retroceso observado en la de-manda nacional. Si bien las exportaciones espaolas de mercancas descendieron en 2009, su cada fue slo ligeramente superior a la observada en el comer-cio mundial, lo que permiti el mantenimiento de las posiciones de las

    exportaciones espaolas en los mercados internacionales. As, la cuota espaola en el comercio mundial de mercancas se mantuvo durante 2009 en el 1,75%, al igual que el ao anterior. El mantenimiento de la cuota de Espaa en el comercio internacio-nal de mercancas vino determinado por la mejora de la competi-tividad-precio de las exportaciones en 2009, y por la salida a los mercados exteriores de un nmero importante de empresas, que hasta entonces no lo haba logrado. La debilidad de la demanda interna en 2009 hizo necesario impul-sar de forma especial la actividad comercial en el exterior de las empresas espaolas. Para ello en enero de 2009 la Secretara de Estado de Comercio puso en marcha un paquete de medidas de impulso a la exportacin, que inclua medidas de carcter fi nancie-ro, de informacin y de formacin.Estas medidas han arrojado un resultado muy positivo: a ttulo de ejemplo, los crditos fi nanciados con el sistema del convenio de ajuste recproco de intereses se incrementaron un 33% con res-pecto a 2008; el seguro de crdito a la exportacin por cuenta del Estado experiment un crecimiento del 140%; el agotamiento de la nueva lnea de crdito FAD-Pyme hizo necesario duplicar su dotacin; por vez primera se agot el crdito autorizado para el Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX); y la puesta en mar-cha del Centro de Asesoramiento Unifi cado en Comercio Exterior (CAUCE) permiti atender ms de 95.000 consultas y peticiones de asesoramiento sobre estrategias de internacionalizacin, trmites de comercio exterior, fi nanciacin internacional o fi scalidad inter-nacional. Por otra parte, se incluy en el proyecto de ley para la Economa Sostenible un captulo destinado a la internacionalizacin, defi nin-dola como un objetivo prioritario de las empresas espaolas, espe-cialmente pymes. En el referido proyecto de ley, se establece tambin que la poltica comercial se orientar a la internacionalizacin de la empresa si-

    UNA NUEVA REALIDAD PARA LA INTERNACIONALIZACIN DE LAS EMPRESAS ESPAOLAS

  • ME

    MO

    RIA

    ICE

    X 2

    009

    4

    guiendo una serie de directrices. Entre ellas destaca la ampliacin del concepto de internacionalizacin, estableciendo que una operacin ser de inters para la internacionalizacin cuando tenga un impacto positivo en las empresas, pudindose manifestar dicho impacto de diversas formas: el impulso de la marca, la transferencia de tecnologa, la mejora de la productividad de las inversiones en el exterior, o la con-tribucin positiva a la lucha contra el cambio climtico. Debo referirme tambin a otra de las actuaciones ms importantes que se han llevado a cabo en 2009: la reforma del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD). En noviembre de ese ao, el Consejo de Ministros aprob la creacin de dos fondos que sustituirn al FAD: el Fondo para la Internacionalizacin de la Empresa (FIEM), gestionado por este Ministerio y cuyo nico objetivo ser apoyar la internacionalizacin de la empresa espaola, y el Fondo para la Promocin del Desarrollo (FONPRODE), gestionado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperacin, cuya fi nalidad nica ser responder a los fi nes de la po-ltica de cooperacin al desarrollo. El FIEM, que se encuentra en trmite parlamentario, responder a la nueva realidad de la internacionalizacin de las empresas espaolas, permitindoles competir en igualdad de condiciones fi nancieras que las empresas de otros pases. En concreto, se ofrecer apoyo a los sectores de mayor valor aadido como las energas renovables, el transporte o las infraestructuras; se dar cabida a fi guras como las concesiones en proyectos internacionales de participacin pblico-privada que comporten la inversin y la presencia de nuestras em-presas en el exterior; se incluirn conceptos ms acordes con el fen-meno de la globalizacin, como las cadenas de valor; y se permitir la fi nanciacin tanto en trminos concesionales como comerciales, si bien complementando al mercado y nunca sustituyndole. En un ao especialmente complicado, como ha sido 2009, la Secre-tara de Estado de Comercio ha intensifi cado las polticas para facilitar a las empresas espaolas su salida a los mercados internacionales.

    Para ello, desde ICEX y siguiendo las lneas establecidas en su Plan Estratgico 2009-2012, se han intensifi cado los esfuerzos para am-pliar la base exportadora, diversifi car geogrfi camente las exportacio-nes, incrementar su valor aadido y mejorar la imagen de las empresas y productos espaoles en el exterior.Los ltimos datos disponibles, referidos al primer trimestre de 2010, muestran que las exportaciones espaolas se estn recuperando, cre-ciendo ya a un ritmo del 15% en tasa internanual. Soy por lo tanto optimista sobre la evolucin de la actividad exterior de las empresas espaolas en el presente ao, en el que el sector exterior ser tambin, con toda probabilidad, el motor de nuestro crecimiento econmico.

    Silvia Iranzo GutirrezPresidenta de ICEX

  • ME

    MO

    RIA

    ICE

    X 2

    009

    5

    Como ya viene siendo habitual, quisiera aprovechar estas pginas para rea-lizar una somera revisin de lo que el ao 2009 ha signifi cado en la actividad de ICEX en apoyo a la internacionalizacin de las empresas espaolas.El primer comentario a realizar es, sin duda, que sta ha estado marcada por la recesin econmica y el ajuste presupuestario al que ICEX ha tenido que hacer frente. El marco para abordarlo ha sido el Plan Operativo 2009, de-rivado del Plan Estratgico ICEX 2009-2012, que estrenamos en este ejerci-cio econmico. Dicho Plan nos ha permitido llevar a cabo una planifi cacin y seguimiento de las acciones realizadas y se ha convertido en una herramien-ta de gestin indispensable, que se consolidar en los prximos aos. Las limitaciones presupuestarias de las ayudas institucionales a la aventura exterior nos han impulsado con nimos renovados a la bsqueda de si-nergias como frmula de superacin. Instrumentos como el Consejo In-terterritorial de Internacionalizacin (CII), que suma iniciativa pblica y privada, se han convertido en pieza clave que ha de rentabilizarse an ms en el corto plazo, en aras de la efi ciencia del sistema de apoyos pblicos y privados a la internacionalizacin. Adems de esto, a nivel bilateral, ICEX ha potenciado la aproximacin a los organismos de promocin exterior de las CC.AA., lo que ha facilitado la participacin bidireccional en los respectivos rganos de direccin, dando un paso ms hacia el diseo y organizacin de acciones conjuntas.Como no poda ser menos, nuestras e