Mythos Academy 4,5# Spartan Frost

  • Published on
    21-Oct-2015

  • View
    57

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li><p>MYTHOS ACADEMY 4,5#: SPARTAN FROST JENNIFER ESTEP </p><p>Captulo 1 </p><p>Traducido por Lucach </p><p>Yo iba a matarla. </p><p>Quera matarla, ms que cualquier otra cosa. </p><p>Logan. Alto! Soy yo! Tu gitana chica! </p><p>Gwen Frost dijo esas palabras que me dijo una y otra vez. Engatusando. Rogando. </p><p>Abogando. Ella empuj su pelo castao ondulado atrs de su cara, y luego extendi la </p><p>mano como si ella pudiera pararme con slo tocarme. </p><p>Frunc el ceo y detuve el feroz ataque que haba estado a punto de desatar en ella. Tal vez </p><p>podra, dada su magia psicometra, el extrao poder que tena que dejar a aprender acerca </p><p>de las personas y los objetos con slo tocarlos. Tal vez todo lo que se necesitara para </p><p>librarme de este horrible dolor palpitante en mi cabeza era un simple roce de sus dedos </p><p>fros contra m cabeza. </p><p>Un gruido de rabia se levant en el fondo de mi garganta y mis dedos se cerraron </p><p>alrededor de la empuadura de mi espada, mi mano envuelta con tanta fuerza alrededor del </p><p>metal que se senta como un pico clavndose en mi palma. Bueno, yo no me iba a </p><p>encontrar. Yo no quiero saber. Todo lo que quera hacer era matarla. </p><p>Los labios de Gwen se detuvieron en una suave sonrisa, como si no le atacaba </p><p>inmediatamente era una seal de que sus tontas estpidas, splicas, lgrimas estaban </p><p>realmente funcionando. Me obligu a sonrer de nuevo a ella, a pesar de que poda sentir el </p><p>terriblemente retorcido rostro, como si yo llevaba una mscara de goma por encima de mi </p><p>propia piel. </p><p>Gwen se insinu un poco ms cerca de m y luego un poco ms todava </p><p>Sus zapatillas chirriaron y el suelo de madera del escenario crujieron mientras segua </p><p>avanzando hacia m con paso pequeo, cuidado a la vez. Por un momento, me qued junto </p><p>a ella, mirando las filas de asientos acolchados que rodeaba el escenario y pregunta por qu </p><p>la sala estaba vaca. Ha habido un montn de gente por aqu antes. Mi padre. Mi to </p><p>Nickamedes. El coach Ajax. Oliver. Kenzie. Carson. Daphne. La profesora Metis. Los </p><p>estudiantes que eran miembros de la banda Mythos Academia. Record haber visto todas </p><p>esas personas y ms. </p><p>Mis ojos recorrieron los asientos una vez ms, pero estaban tan vacas como antes. Por </p><p>alguna razn, todo el mundo haba desaparecido, dejndome a solas con ella. </p><p>Logan, dijo Gwen, tanto amor, tanta simpata, tanta esperanza en ese suave susurro. </p><p>Mi mirada regreso a ella. Me dio otra sonrisa vacilante, luego estir su mano hacia m de </p><p>nuevo. </p></li><li><p>Levant mi espada hacia ella, tratando de arrancarle la cabeza de un solo golpe. </p><p>Gwen se ech hacia atrs en el ltimo momento, la hoja apenas falla el corte que separara </p><p>cuello y los hombros. La sonrisa de esperanza se fue de su rostro, y provoc la tristeza en </p><p>sus ojos violetas. </p><p>Por un momento, casi sent su cambio. Casi sent su decepcin. Casi sent la profunda y </p><p>dolorosa tristeza. Casi sent lo equivocado que estaba. Pero las emociones parecan </p><p>susurros humeantes que no poda or, y cuanto ms me concentraron en ellos, se hicieron </p><p>ms sutiles y ms confusos hasta que se desvanecieron por completo. </p><p>Entonces, la cosa dentro de m se triunf una vez ms, araando su camino a la superficie </p><p>de mi mente, rasgando, desgarrando y triturando a travs de todo mi esfuerzo, toda mi </p><p>resistencia, todos mis intentos por detenerlo. </p><p>No, no, no es una cosa, es Loki. </p><p>El dios nrdico del mal de caos. El poderoso ser cuya alma estaba invadiendo mi cuerpo. </p><p>Corrompiendo mi propia alma y devorando todo lo que era. Sustituyendo en m todo lo </p><p>que era, con todas las cosas que estaban mal. </p><p>Ese fue el ltimo pensamiento coherente que haba antes de que la rabia se hiciera cargo. </p><p>Furia que esta esta chica todava estaba viva, a pesar de todos mis muchos, muchos </p><p>intentos de matarla, para matar a su madre y su abuela, para borrar a todos sus antepasados </p><p>de la faz de la tierra. Pero no importa lo que haga, no importa que le orden mis Segadores </p><p>que hagan, no importa cmo lo plane, conspire y manipule, la familia Frost siempre se las </p><p>arreglaba para sobrevivir. Ella siempre se las arregl para sobrevivir, junto con esa estpida </p><p>diosa que sirve Nike, la diosa griega de la victoria. Mi nmesis. </p><p>El furor se levant de nuevo en m, hirviendo, burbujeando como la lava en mi pecho. </p><p>Todo en mi campo de visin tom lentamente un tono rojo furioso, como si una niebla </p><p>sangrienta barriera a travs del auditorio. Las filas de asientos vacos. El escenario de </p><p>madera bajo mis pies. La espada en la mano. Incluso los pantalones vaqueros de Gwen, su </p><p>camiseta y sudadera con capucha de vuelta aquel glorioso color. </p><p>Sus ojos se eran mismo color violeta, aunque sutil, color del crepsculo que odio ms </p><p>que a nada en el mundo. </p><p>Logan. Alto! Soy yo! Tu chica gitana. </p><p>Gwen repiti sus lamentables palabras. Sus dbiles splicas hacen que mis dedos </p><p>lentamente aprietan y aflojen la empuadura de mi espada. La anticipacin se apoder de </p><p>m, ms caliente y ms potente que incluso la ira, y mi corazn palpitaba a un ritmo rpido, </p><p>familiar. Los espartanos no ramos conocidos por ser amable con los enemigos, y no tena </p><p>ninguna simpata y piedad en este momento, especialmente no por ella. </p><p>Dej escapar un fuerte grito y cargue contra ella de nuevo, pero una vez ms, se las arregl </p><p>para evitar mis golpes viciosos, que la cortaran, todos los cuales fueron diseados para </p><p>matarla cuando estaba de pie. Gwen se meti debajo de mi ltimo corte y se dio la vuelta, </p><p>levantando su propia espada en una posicin defensiva con un movimiento suave. Admire </p><p>su tcnica por un momento. Haba conseguido mejorar mucho en la lucha estos ltimos </p><p>meses. Pero no iba a salvarla, no era rival. </p><p>No para m. </p></li><li><p> Ese no es Logan en estos momentos, inform otra voz, sta baja y spera y coloreada </p><p>por un acento Ingls. Y no se detendr hasta que uno de ustedes este muerto. Hazle el </p><p>favor al espartano, Gwen. Scalo de su miseria. </p><p>Reconoc la voz como perteneciente a Vic, la espada parlante de Gwen, el arma que </p><p>esgrima en estos momentos. Asent con la cabeza en seal de aprobacin. Vic tena la idea </p><p>correcta. Siempre tuvo la idea correcta, ya que la espada sanguinaria quera matar </p><p>Segadores ms que cualquier otra cosa. </p><p>Y en este momento, yo era el ms grande, y malo segador de todos Loki mismo. </p><p>Pensando en el dios nrdico hizo que la cosa dentro de m a la que serva de madriguera se </p><p>hunda un poco ms en mi corazn, y senta ms y ms de mi apartarse, como si me </p><p>estuvieran carbonizando, volviendome cenizas de adentro hacia afuera. El sudor corra por </p><p>mi cara y resbalaba por mi cuello, y pude or el chisporroteo enojado, escupir, y el silbido </p><p>de las gotas saladas, ya que resbalaban sobre el collar ceido alrededor de mi cuello. El </p><p>crculo de oro era delgado, pero ms que eso, haca calor tan terriblemente caliente, </p><p>como si fuera a encenderme y hundirme en llamas en cualquier momento. De alguna </p><p>manera, yo saba que slo haba una cosa que poda detener el calor, el dolor, la agona </p><p>la muerte de Gwen. </p><p>Entonces levant la espada y me lanc al ataque de nuevo. Y esta vez, no me detuve. </p><p>Persegu a Gwen alrededor de todo el escenario, blandiendo mi espada contra ella una y </p><p>otra vez. </p><p>Clash-clash-clang! </p><p>Clash-clash-clang! </p><p>Clash-clash-clang! </p><p>Durante un tiempo, ella esquiv mis golpes, y nos movimos de un lado a otro, pisando </p><p>fuerte sobre el escenario, cada paso ms fuerte y ms duro que el anterior, hasta que la </p><p>madera amenazaba con romperse en astillas bajo nuestros pies. Pero mientras mis golpes </p><p>crecieron ms rpidos, ms fuertes y ms crueles, alimentados por mi rabia y este ardor </p><p>insoportable en m interior, ella e volvi ms lenta, ms dbil y ms floja, hasta que apenas </p><p>lograba esquivar mis ataques. </p><p>Ella me mir, sus ojos violetas totalmente abiertos. La tristeza haba desaparecido, </p><p>reemplazado por el choque, la sorpresa, y, lo ms importante, el miedo. Eso es lo que me </p><p>encanta, esa mirada de absoluta desesperacin cuando mi enemigo comprende finalmente </p><p>que no hay forma de ganar esta lucha y no hay posibilidad de detener su propia muerte. </p><p>Golpe mi espada en la de Gwen, tirando la suya de inmediato. La hoja fue deslizndose </p><p>por el escenario, levantando una lluvia de chispas prpuras antes de caer por el borde al </p><p>piso del auditorio. Poda or Vic gritando a ella y a m tambin, pero no me importaba. </p><p>Rpidamente gir mi arma en mi mano, me acerque, sin ms, y la hund en su corazn. </p><p>Por un momento, todo lo que senta era satisfaccin. Fra cruel, satisfaccin triunfante </p><p>que por fin haba matado a mi enemiga mortal, la que me haba frustrado una y otra vez, la </p><p>que era una amenaza tan grande para m. </p></li><li><p>Entonces, Gwen extendi la mano, ensangrentada tomando la ma, a pesar de que sus </p><p>dedos ya estaban fros y an con la muerte. Su toque era suave como un copo de nieve que </p><p>cae sobre mi piel, pero las emociones que acompaaban su toque eran todo lo contrario. </p><p>Su tristeza, agona y angustia se estrell contra m, cortando mis entraas, al igual que la </p><p>espada haba embestido en su corazn. </p><p>Demasiado tarde, me di cuenta de lo que haba hecho; que acababa de matar a la chica que </p><p>amaba. </p><p>Gwen finalmente grit y yo gritaba junto con ella </p><p>Me di la vuelta y otra vez, golpeando en las suaves sbanas de franela, que cubran la cama </p><p>king-size. Por un momento, me agitaba contra el vaco, mis puos arremetiendo en duros y </p><p>feroces arcos, luchando contra enemigos que no estaban realmente all. Un segundo </p><p>despus, me golpe contra el suelo. </p><p>El fuerte doble impacto de mi hombro izquierdo y la cadera golpeando contra la madera </p><p>fra me sac de mi sueo. </p><p>Me qued all en el suelo durante unos segundos, la cara aplastada contra la madera, </p><p>esperando que mi corazn y mi respiracin redujeran la velocidad, y volver a la </p><p>normalidad, y que mi cuerpo dejara de temblar que. Cuando me senta capaz, me impulse y </p><p>me recost contra el costado de la cama. Dej escapar un suspiro largo y cansado y pas las </p><p>manos por el pelo negro, por lo que los cabellos sudorosos y me puse en pie. </p><p>No, no es un sueo; es una pesadilla. </p><p>Uno que era demasiado real. Debido a que no haba atacado a Gwen slo en mis sueos; </p><p>haba hecho en la vida real. </p><p>Todo haba sucedido hace unas semanas durante el concierto de la banda de invierno en el </p><p>Auditorio Aoide, cuando mi madrastra, Agrona Quinn, haba revelado por fin que era la </p><p>jefe de los Segadores del Caos, los malvados guerreros que servan Loki. Antes de darme </p><p>cuenta de lo que estaba pasando, Agrona me haba puesto un collar de oro al cuello, que </p><p>estaba repleto de joyas Apate, el nombre de la diosa griega de la decepcin. </p><p>Con la ayuda de las joyas, un libro, y alguna que otra magia horrible, Agrona y los </p><p>Segadores haban tratado de poner el alma de Loki en m, por lo que el dios tendra un </p><p>cuerpo joven, sano, fuerte, en lugar de su propio nudoso, torcido, roto cuerpo. </p><p>Pero Gwen haba usado su psicometra para romper la magia de los Segadores y la terrible </p><p>posesin de que Loki tena sobre m, y me recuerda quin soy yo para ella; Logan puetero </p><p>Quinn, feroz guerrero espartano, el hombre al que amaba lo suficiente como para </p><p>sacrificarse con el fin de tratar de salvarme. </p><p>Oh s, mi chica gitana haba estado all cuando yo ms la necesitaba. Y a cambio, yo le </p><p>apual en el pecho con la espada, al igual que Agrona me haba ordenado. </p><p>Gwen me haba salvado, y yo casi la haba matado. La hubiera matado, si la Profesora </p><p>Metis y Daphne no hubieran estado all. Todava poda ver la horrible escena que haba </p><p>pasado hacia un momento. Gwen derrumbada en el escenario, la sangre por todo su pecho </p><p>y an ms acumulada debajo de su cuerpo, sus ojos cerrados, su pecho an sangrante, Vic </p><p>enfundada en su vaina colgada del cinto alrededor de su cintura. Yo, Oliver, todo el </p><p>mundo reunido a su alrededor. Yo le gritaba Metis y a Daphne para hacer algo, para </p></li><li><p>ayudarla, para salvarla. Los resplandores dorados de Metis y los rosados de la magia </p><p>sanadora de Daphne centrados en el corazn de Gwen y en la profunda, fea herida que </p><p>haba dejado all. Los minutos pasaban lentamente, cada uno ms largo y ms insoportable </p><p>que el anterior. Y entonces, por fin, gracias a Dios, el pequeo ahogo, el sonido que Gwen </p><p>hizo cuando su aliento jade, y me di cuenta de que no iba a morir, que no la haba matado </p><p>despus de todo. </p><p>Pero los recuerdos horribles no se detuvieron all. Porque me acord de algo ms de ese </p><p>da; la forma en que los dems estudiantes haban se apresurado a alejarse de m, </p><p>mirndome con ojos asustados, como si fuera un segador e ir por todos y atacarles de </p><p>nuevo en cualquier momento </p><p>Frot las manos sobre la cara, tratando de bloquear los horribles recuerdos, tratando de </p><p>olvidar lo horrible que haba hecho a la chica que amaba. </p><p>Un golpe fuerte son en la puerta del dormitorio. </p><p>Logan? La voz de mi padre flot a travs de la gruesa madera. Ests bien? Me </p><p>pareci or un ruido. </p><p>Me tom un momento alejar los restos del recuerdo y encontrar mi voz. S, estoy muy </p><p>bien. Grit, esperando no escuchar cuan deprimentes, difciles, y estranguladas eran mis </p><p>palabras. Yo solo, ah, bote algo. </p><p>Silencio. </p><p>Bueno, est bien, me respondi. El desayuno estar listo pronto. Baja, cuando </p><p>quieras. </p><p>Despus de un momento, se fue arrastrando los pies alejndose de la puerta, sus pasos </p><p>lentos y constantes, como si todava estuviera escuchando y listo para venir corriendo aqu </p><p>al menor ruido o seal de que estaba en problemas. </p><p>Pero, yo no estaba en problemas; yo era el problema. </p><p>Yo no quera desayunar. Yo no quera comer, y yo ciertamente no quiero volver a dormir y </p><p>tener otra pesadilla. Yo no quera hacer nada ms que sentarme en la oscuridad y tratar de </p><p>olvidar todo lo que haba hecho. </p><p>Pero eso era lo nico que no poda hacer. Porque, nos guste o no, la vida continua, </p><p>especialmente para los guerreros como yo. Se una libr la batalla, se mat a tantos </p><p>Segadores como se pueda, lames tus heridas, y te preparas para la prxima pelea. Adems, </p><p>mi padre estaba tratando de mejorar las cosas entre nosotros, finalmente, tratando de </p><p>solucionar nuestros problemas, y pens que se lo deba por intentarlo tan fuerte. </p><p>As que, aunque yo no quera, me desenred de las sabanas, me puse de nuevo en pie, y me </p><p>fui al bao a lavarme y afrontar el da </p><p>Capitulo 2 </p><p>Traducido por Lucach </p></li><li><p>Tom una larga ducha caliente y me puse unos jeans, junto con una camiseta blanca, un </p><p>suter azul intenso y unos calcetines de lana y botas gruesas. </p><p>Me qued mirando mi reflejo en el espejo de la cmoda mientras peinaba mi pelo. Pelo </p><p>negro, ojos azules, sonrisa agradable, los msculos en todos los lugares correctos. Ms de </p><p>una chica me haba dicho que yo era lindo, hermoso, soador, incluso, y me gustaba usar </p><p>mi aspecto a mi favor. Una lenta sonrisa, una mirada socarrona, una carcajada, un </p><p>cumplido susurrado, y la mayora de las chicas se derretan en mis brazos; me dijo que </p><p>poda ser ms que eso. Su sarcasmo atrevido fue la primera cosa que not; y me gusto</p><p>, acerca de ella. </p><p>Pero no me veo como un galn nunca ms. No apuesto y especialmente no de ensueo. </p><p>No, a menos que rabioso, psicpata asesino fuera la idea del hombre perfecto. Solt un </p><p>bufido y tir el peine sobre la parte superior de la cmoda. </p><p>Oh, por supuest...</p></li></ul>