Oratoria martiana nueva dialéctica política (2)caribeña.eumed.net/wp-content/uploads/oratoria-  ·…

  • Published on
    25-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li><p>LA ORATORIA MARTIANA COMO EXPRESIN DE UNA DIALCTICA POLTICA HECHA DESDE EL SUR. </p><p>Lic. Carlos Alberto Suarez Arcos (carlossa@ult.edu.cu) </p><p>MsC. Zahira Ojeda Bello (zahira@ult.edu.cu) </p><p>Universidad de las Tunas, Cuba Resumen: En este artculo, se analiza cmo la oratoria, recurso al que acude el Apstol de la independencia cubana para lograr una mejor y ms efectiva concrecin de su actividad poltica; es portadora de ideas que expresan una dialctica poltica, con enfoque sur. Al valorar sus discursos defendemos el criterio de que ellos, inauguran una forma diferente de pensar y hacer la poltica desde las tribunas de Amrica Latina. Nos detenemos en cmo su apasionada palabra, contribuye a la conformacin de un ideario humanista, opuesto a las prcticas polticas deshumanizante que hoy son abiertamente rechazadas en Amrica y Occidente. Se persiguen como objetivos: profundizar en el deber ser de la oratoria como una de las ms importantes vas de hacer eficaz lo poltico as como en la contribucin que desde ella, se realiza al pensamiento poltico latinoamericano y universal. Abstract In this article is analized that oratory, wich is the resource used by the apostle of cuban Independence to aet a better ejecution of his political activity; is carrier of ideas that express a political dialectic with south focus. We think his discourses begin a different way of think and do politics since latin american tribunes. We analize that this devoted word helps to make a humanist ideal, opposite to not humanist politics, wich are so refused in American and Occident nowadays. The objectives are: to emphasize in oratory as one of the most important ways to make an efficient politics; and also on the contribution that is made from it, to the political, latin american and universal thinking. PALABRAS CLAVES: oratoria, actividad poltica, Jos Mart La obra del Apstol tiene por esencia lo poltico. En ella Mart analiza, compara, define nexos, aporta conceptos y categoras nuevas, aborda las relaciones establecidas entre los hombres y sus esencias polticas, para de esta forma poder proyectar su actuar como sujetos transformadores de la realidad en que viven. De ah, que su pensamiento poltico sea de alto valor cogitativo y est presente en la multiplicidad de formas y facetas de los que l se vale para objetivar la poltica. Dentro de estos recursos, la oratoria en particular, se constituye como uno de los ms importantes para la praxis poltica martiana. Al hacerle justicia como va idnea para la concrecin de sus objetivos expresa: "La palabra hablada, adems, funde a los hombres mejor que la palabra escrita".1 Afirmacin esta, que se corresponde con sus concepciones sobre la oratoria. En las que establece marcadas diferencias en relacin a esta prctica dentro de la oratoria espaola o norteamericana de su tiempo. Los estudios realizados por diferentes autores en este sentido, nos motivan a encontrar en su oratoria lecturas que contribuyan al estudio y desarrollo de las ciencias polticas en correspondencia con su visin. En ella se reflejan nuestras realidades, con enfoque sur. Por ello, asumimos las soflamas de Mart, como textos que aportan conceptos, categoras, definiciones, que les permiten a los revolucionarios, concretar el proyecto emancipador; y dar continuidad a su labor como descolonizador verbal2 y creador de nuevos imaginarios simblicos, acordes a su proyecto desalienador. </p></li><li><p>En este artculo, al valorar sus consideraciones sobre la oratoria, hacemos nfasis en esta, como recurso para la comunicacin de lo poltico desde Nuestra Amrica. Defendemos el criterio de que sus peroraciones inauguran una nueva dialctica poltica de la modernidad, en las tribunas de Amrica Latina. Nos detenemos en cmo contribuyen a la conformacin de un ideario de profunda raigambre humanista. Perseguimos como objetivo: contribuir al estudio de la oratoria martiana como ejemplo de actividad poltico comunicativa con enfoque sur. Valoramos cmo aporta a las ciencias polticas latinoamericanas; que sin llegar a constituirse en un cuerpo sistematizado es portadora de claves tiles a los cuestionamientos contemporneos del carcter colonial y eurocntrico de los saberes polticos-sociales en relacin a nuestro continente. Para ello tenemos en cuenta criterios de Mart sobre la oratoria en general, as como sobre la palabra, componente esencial de esta. De igual manera se valoran diferentes ascensiones a la tribuna, del hroe de Dos Ros en las que se sintetizan periodos medulares de las luchas independentistas en Amrica Latina, explicita estrategias revolucionarias y se anticipa a su tiempo, al marcar pautas para la construccin del futuro poltico no solo cubano y latinoamericano. Las dificultades para formular alternativas tericas y polticas que se avengan con el sur, en los diversos campos de las ciencias polticas; la bsqueda de opciones a la conformacin profundamente excluyente y desigual del mundo moderno, hacen del estudio de Mart, y su proyecto poltico, (para el cual la oratoria es recurso especial de objetivacin) una urgencia, en el enfrentamiento al neoliberalismo como discurso hegemnico del modelo civilizatorio occidental.3 La exgesis en la oratoria martiana, no es tan copiosa como en otras facetas de su obra. An y cuando el propio Mart considera que "La palabra hablada, adems, funde a los hombres mejor que la palabra escrita"4 esta, no siempre ha sido lo suficientemente valorada como recurso insoslayable de su actividad poltico-comunicativa y por ende, fuente de aportes relevantes al pensamiento poltico, hecho desde el sur del continente Americano. Entre las razones ms comunes que lo determinan est la relacionada con su conservacin y la tendencia a considerar el discurso, una produccin intelectual de circunstancias, incapaz de trascender, aportar a las ciencias por su carcter pragmtico y su fin esencialmente persuasivo. Por ello consideramos necesario contribuir a profundizar en el estudio de los aportes hechos a las ciencias polticas desde la oratoria martiana, sin los cuales, sera siempre anmala la compresin del pensador y por ende la sistematizacin de sus aportes a las ciencias polticas. La oratoria martiana, aunque no en toda su complejidad y alcance; fue advertida tempranamente. Las primeras consideraciones a tener en cuenta fueron hechas en el siglo XIX. Hombres como Manuel Sanguily, Enrique Trujillo, Gonzalo de Quesada Arstegui, Manuel de la Cruz, Enrique Jos Varona y Rubn Daro, abrirn con sus referencias a la oratoria martiana los causes a los estudios que posteriormente se realizarn. En sus abordajes hechos en los finales del siglo XIX, esbozan ideas que sern objeto de atencin cientfica en el siglo XX. Entre las que se encuentran: la esencialidad de lo poltico en toda su obra, el papel de la oratoria en ese fin, la presuncin sobre la posible existencia de una lgica filosfica en sus discursos, la congruencia entre su vida y su palabra y la imposibilidad de lograr sus propsitos patrios, sin una compleja articulacin de estos elementos en pos de su proyecto emancipador. Pero no es hasta 1911, fecha en que Medardo Vitier publica su libro: Mart, su obra poltica y literaria; que las ideas donde se relacionan el pensamiento poltico y filosfico del Apstol con su oratoria, aparecen en Cuba, con un mayor grado de sistematicidad. El autor al referirse a su oratoria expresa: Su discurso era un despeadero cuya fuerza, cual en las cataratas, no provena de la mole lquida que cae en la sima, sino del inmenso caudal oculto que empuja el agua en el ro y la idea en el celebro... En todas resuena una voz de poca.5 Para Medardo, la fuerza de sus palabras no proviene del acto mismo del discurso sino, de su praxis poltico - revolucionaria. Las dcadas comprendidas entre 1920 y 1940 fueron ricas en abordajes sobre la significacin de la oratoria en la actividad poltica martiana, as como en la valoracin de sus aristas ticas, estticas y humanistas. Entre los que abordan el tema se cuentan: escritores, luchadores sociales, literatos, poetas, ensayistas, pedagogos que fecundaran con su pensar las indagaciones de los ltimos aos de la Repblica Neocolonial, destacamos los trabajos de: Miguel de Unamuno, Rene Mndez Capote, Julio Antonio Mella, Fernando de los Ros, Jorge Maach, Fernando Ortiz, Julio Le Riverend y Leonardo Grin Peralta. En 1954 Medardo Vitier en: Lineamientos formales de los discursos de Jos Mart identifica elementos caracterizadores de su oratoria en relacin a lo poltico entre ellas: el hecho de que en sus discursos maneja </p></li><li><p>valores que rebasan el mbito de la guerra. Para el autor: su discurso poltico es genuino, toca lo entraable a partir de su esencia humana. Y con ello el autor contribuye a develar la eticidad y humanismo de su praxis poltica. Para Juan Marinello, Mart, sale aganar los hombres por los caminos de la belleza6 Ello lo hace afirmar en relacin a su oratoria: La lucha a brazo partido, a corazn partido, con la palabra, es responsable de los ms altos logros literarios de Mart.7 Define as la praxis tribunicia martiana, como instrumento poltico en el cual, misin y oficio se presuponen. En 1969 Cintio Vitier, en su trabajo: Los discursos de Jos Mart, al sealar algunos puntos esenciales para comprender la actitud de Mart ante el fenmeno tribunicio; aborda producciones discursivas tales como La Lectura de Steck Hall. Sobre ella asegura: es el primer examen a fondo de las causas y objetivos de la guerra que se prepara. Por eso este discurso no es solo una prdica exaltada, sino tambin y de aqu su carcter hbrido- una primera configuracin poltica, y an filosfica, del hecho revolucionario cubano.8 Esta afirmacin hace evidente la importancia de la oratoria martiana para el estudio de las configuraciones polticas, del hecho revolucionario cubano y su aporte a las del resto del continente. Las indagaciones en el partidismo filosfico del Apstol y la bsqueda de similitudes con el marxismo que comienzan a ser comunes a partir de 1970 y como tendencia se manifiestan hasta 1989, estn presentes en las inquisiciones e interpretaciones hechas sobre su oratoria. En una etapa en la cual, con determinada regularidad, lejos de emplear el mtodo dialctico-materialista para el anlisis de las preguntas y respuestas de contenido poltico, que se hace y ofrece Mart, ante la praxis social de su tiempo; se intenta ms que interpretar, legitimar desde supuestas posiciones marxistas la calidades cientficas y revolucionarias de su pensamiento poltico. Esta tendencia, no llega a ser predominante, los estudios sobre el contenido poltico de la oratoria martiana, realizados por Paul Estrade, en este mismo periodo, lo corroboran. En conferencia pronunciada el 26 de enero de 1980 expone su visn sobre cmo Mart examina, las condiciones existentes dentro y fuera de Cuba, para luego organizar la guerra, como un procedimiento poltico9 en el cual la oratoria, es portadora de un pensamiento cientfico por lo que adquiere importancia estratgica. El autor no se aferra a clasificacin alguna del pensamiento poltico contenido por su oratoria. Justiprecia como esta, le aporta a la actividad poltica una perspectiva humanista y desalienatoria. Como bien expresa, Lus lvarez lvarez en su ensayo de 1996: Estrofa, Imagen, Fundacin: La Oratoria de Jos Mart para el Apstol el acto tribunicio, no es en su pensamiento un modo ancilar de la palabra, ni siquiera un ejercicio exclusivamente pragmtico -arma poltica-, sino arte, literatura volcada hacia el servicio de lo humano esencial10 en dialctica relacin con la realidad y en los cuales sus densos raptos de erupcin volcnica no quiere decir que careciesen de slido fundamento11 en los cuales indagar desde lo poltico. Para Roberto Fernndez Retamar aunque Mart particip como orador ocasionalmente en debates de sesgo acadmico, el grueso de sus discursos tuvo urgentes finalidades polticas.12 De ellos se vale, como de ningn otro recurso, de los tantos empleados, para comunicar lo poltico en su labor de descolonizador verbal. En Filosofa Poltica en Jos Mart13 los doctores: Alberto Velzquez y Ada Bertha Frmeta consideran, que sus discursos polticos constituyen lecciones de historia patria. Afirman que el pronunciado el 10 de octubre de 1890 es una clase de ciencias polticas por la manera en que tiene en cuenta todos los factores objetivos y subjetivos en la exposicin de su programa de liberacin. En el ao 2006 los investigadores, en su artculo: Unidad entre tica y poltica en el discurso de 1887 en homenaje al 10 de octubre de 1868: un modelo de comunicacin poltica; valoran la unidad entre tica y poltica que se expresa en la referida peroracin, como un modelo de comunicacin poltica. En nuestro trabajo, aunque preferimos usar en lugar del trmino: comunicacin poltica, empleado por ellos, el de: actividad poltico-comunicativa; apreciamos sus valoraciones, en cuanto logran develar las relaciones que se establecen entre los ideales ticos. La precisin al plantear las tareas polticas que deban asumir los revolucionarios. As como sus ideas, sobre la vigencia que mantienen como instrumento metodolgico para la comunicacin de lo poltico. Pedro Pablo Rodrguez, crtico riguroso de las clasificaciones dogmticas sobre las ideas polticas y filosficas de Mart; defiende el criterio de que en su oratoria se aportan claves a la poltica cubana, que llegan a ser presupuestos para su labor como dirigente. Lo ejemplifica a travs de un anlisis de La Lectura del Steck Hall, del 24 de enero de 1880. En esta pieza de oratoria, considera, que se manifiestan dos ideas </p></li><li><p>sintetizadoras de esas claves: "Esta no es solo la revolucin de la clera. Es la revolucin de la reflexin"; e, "Ignoran los dspotas que el pueblo, la masa adolorida, es el verdadero jefe de las revoluciones."14 Elena Rivas Toll en su obra: Pensamiento filosfico de Jos Mart. Un estudio desde las mediaciones poltico axiolgicas, al profundizar en la pieza oratoria antes citada, ahonda en las consideraciones ya referidas y plantea la posibilidad de encontrar en esta lectura, las claves de su quehacer poltico-filosfico. Para la autora, esta obra, puede ser considerada como plataforma poltica de la lucha por la independencia.15 En su opinin el principio historicista, concepcin medular de su teora poltico-filosfica, est perfectamente desplegado en esta pieza de oratoria. Las afirmaciones expuestas, en nuestra sntesis sobre el abordaje de la exegesis martiana al pensamiento poltico contenido en su oratoria, enfatizan en la importancia del anlisis de la misma, en aras de contribuir a develar claves esenciales de su pensamiento poltico e identificar la complejidad y riqueza expuestas por l, en las relaciones entre los hombres y la Patria que aspira a ser repblica. Para desde este posicionamiento defender, como ms adelante pretenderemos hacer, el criterio de que su praxis tribunicia se constituye en un paradigma de la comunicacin de la actividad poltica desde el sur. En un antecedente importante de lo que...</p></li></ul>