Ordenes Religiosas en Cuba

  • Published on
    20-Oct-2015

  • View
    51

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li><p>89...Tres Siglos de compromiso evangelizador.</p><p>Captulo XIIIOrdenes e Institutos Religiosos que se instalarony actuaron en la Dicesis de Pinar del Ro desdeel comienzos del Siglo XX hasta los aos 60</p><p> ermada por los desastres materiales de la Guerra de In-dependencia, la disminucin de sacerdotes y otros factores,la misin evangelizadora de la Iglesia en Cuba se vio, con eladviento del siglo XX, fuertemente reforzada por la llegada anuestro suelo de numerosas Congregaciones religiosas fe-meninas y masculinas que vinieron a cubrir un vaco que, sinsu ayuda, hubiera resultado difcil de colmar.</p><p>Estas congregaciones religiosas llegadas a Cuba, estu-vieron caracterizadas por espritu de servicio, generosidad,desinters y sobre todo: deseo de que el nombre y la doctri-na de Jesucristo fuesen anunciados y conocidos por todos.</p><p>Otro importante aporte de estos institutos religiosos fuel de solucionar la dificultad creada por la Constitucin repu-blicana que haba suprimido la enseanza religiosa en losplanes educativos de la escuela pblica. La Iglesia Catlicaintent solucionar la situacin alentando la catequesisparroquial e incrementando sus escuelas.</p><p>El trabajo de Evangelizacin que hicieron estas congre-gaciones religiosas, llegadas a Cuba durante la intervencinnorteamericana y el perodo Republicano, abarc diferentescampos: funciones directamente pastorales, vidacontemplativa, obras sociales y labor educativa. (33)</p><p>Naturalmente esta invasin benfica lleg sobre todo laCapital y otras ciudades ms importantes del pas pero uncierto nmero de congregaciones se hicieron presentes y</p><p>activas tambin en la cabecera de nuestra Dicesis y algu-nos de sus pueblos.</p><p>La escritora e historiadora Teresa Fernndez Soneira na-cida en La Habana y residente en Miami, Florida, desde1961, despus de cinco aos de investigacin y recopilacinde datos y testimonios, de desempolvar archivos y lograrcomunicacin con congregaciones y rdenes religiosos lo-calizados en diversos pases, ha logrado escribir un libro endos copiosos volmenes que documenta la labor de cin-cuenta y ocho congregaciones religiosas que se dedicaron ala docencia en Cuba durante 4 siglos. Por eso el libro setitula: Cuba: Historia de la Educacin Catlica - 1582-1961.De este libro, adems de otras fuentes escritas y orales,obtuve gran parte de las noticias del presente captulo.</p><p>Siervas de Mara,Ministras de los Enfermos</p><p>Fue fundada en Madrid en el ao 1851 por la Beata Ma-dre Soledad Torres. Religiosas de esta congregacin presta-ron su servicio a los enfermos del hospital pinareo de S. Isi-dro. Al respecto la revista BOHEMIA, en 1959, entrevist auna anciana monjita que acababa de cumplir 100 aos.</p><p>Se trataba de Aracelia Ayala, nacida en Navarra (Espaa)el 22 agosto de 1859 y perteneciente a esa abnegada Congre-gacin de mujeres dispuestas a pasar noches y noches a lascabeceras de los enfermos, muchas veces sin fe.</p><p>Sor Aracelia haba vivido en Cuba 70 de los cien aos desu larga existencia, buen nmero de los cuales, en el hospitalSan Isidro de Pinar del Ro. All estuvo tambin durante eldramtico perodo de la Reconcentracin, del cual recorda-ba: Pas grandes calamidades, en aquel hospital cuando laReconcentracin. En el establecimiento atendamos a dos-cientos enfermos, pero sin los medios ms elementales. Aveces nos enviaban un saco de huesos. Con estos logrba-mos hacer alguna sopa, pero, sin papas, sin fideos, sin man-teca ni especias de ninguna clase. En algunas ocasionesobtenamos un poco de harina de maz y eso aminoraba untanto nuestros inconvenientes... (24)</p><p>M</p><p>Colegio de las Hermanas de la Caridad Sagrado Corazn deJess en Pinar del Ro.</p></li><li><p>90 Pinar del Ro:...</p><p>Hermanas de la Caridaddel Sagrado Corazn de Jess</p><p>Creada en Madrid en el ao 1877 por la Madre Isabel deLarraaga en cuyo corazn, en tiempos calamitosos y degran pobreza e ignorancia en la Espaa del siglo XIX, se fuefraguando el ideal de recoger y educar a los nios pobres delos suburbios y pueblos para prevenirlos con-tra el ambiente peligroso en que vivan. Religio-sas de este Instituto llegaban a Cuba menos dediez aos despus.</p><p>Entre las pocas pero interesantes noticiasque sobre estas religiosas brinda en su libroTeresa F. Soneira est que en 1894 parti haciaCuba su primera expedicin misionera. Al llegara La Habana, la encontraron devastada por unaepidemia de fiebre amarilla. Mons. Santander yFrutos, quien les haba invitado a la Isla, las man-daba a seguir hacia Pinar del Ro y fundar all.</p><p>As, el 7 de enero de 1895, se abrieron a lainfancia pinarea las primeras aulas escolaresde estas religiosas. En 1898 levantaron un co-legio de nombre Sagrado Corazn de Jess paranias pobres. Se encontraba frente al Parquede la Independencia al comienzo de la AvenidaAlameda. Crearon tambin un internado paranias y un pensionado para alumnas de la Es-cuela Normal de Maestras y el Instituto de Ba-chillerato. ste de Pinar del Ro fue el primerColegio de los cuatro que llegaron a fundar enCuba.(61 y 62)</p><p>Los Padres Escolapios</p><p>Fundados por San Jos de Calasanz en Roma el ao 1617,comprometidos sobre todo con la instruccin y la educacin.Sobre su llegada a nuestra Dicesis, escribe Teresa FernndezSoneira: El Obispo de Pinar del Ro, Mons. Manuel Ruiz,quien tambin era Arzobispo de La Habana, vena interesadoen una fundacin de Escolapios en esa provincia. Pasaba mu-chas horas con los padres en la finca de Cojmar, y en diciembre</p><p>de 1909 abord al Vicario Provincial, el P. Fbregas, y le obliga aceptar una fundacin en Pinar del Ro. El prelado prome-ti sufragar el mobiliario y la pensin mensual de una clasegratuita.</p><p>En febrero de 1910 se presentaba el P. Jos Dalmau de laInmaculada en Pinar del Ro para ser presidente de aquellanueva casa escolapia. Se instalara en una casa de la calleMart propiedad del Sr. Desiderio Saludes, que se avena a</p><p>las reformas necesarias para la adaptacin de ste a colegio.Sin embargo, al llegar el momento de comenzar las obras el Sr.Saludes se neg a las modificaciones. Entonces el Sr. Ricar-do Cuevas le ofrece a los Padres los bajos del edificio de laColonia Espaola.</p><p>Se concierta el alquiler y llega el P. Francisco Casellascon el Hno. Domingo Llonch para trabajar en aquel local. El1 de marzo se inaugura el plantel. En septiembre de aquelao hubo un cicln muy fuerte. El Colegio se bambolecomo una hoja, ms no lleg a desprenderse - nos relata el P.Bau en su historia de los Escolapios. Tienen entonces quetrasladarse para la calle del Recreo.</p><p>En el verano de 1911 se compr un solar por 3.000 pesosoro espaol, y se comenzaron las obras con los contratistasCard y Grau para un edificio de dos plantas y un patiointerior colindante con casas. En abril de 1912 se trasladabael colegio para el nuevo edificio y se inauguraba oficialmentetitulndolo Colegio Virgen de la Merced. All estuvo hastala intervencin en 1961 (62)</p><p>Fue visitado este Colegio poco antes de 1920 por Adolfo Dolleroque nos dejaba este interesante testimonio: De los Colegios parti-culares que existen en la Capital de la Provincia, el ms importantees, hoy, el de los RR. PP. Escolapios, conocido bajo el ttulo deEscuelas Pas, desde el 1 de abril de 1910.</p><p>Aceptando la bondadosa invitacin del P. Rector Rev. D.Francisco Ibaez, dedicamos al Colegio casi dos horas. EnPinar del Ro hay muy pocas escuelas cuyo local responda alas exigencias de planteles de esta ndole; por tanto el Cole-gio de los Padres Escolapios es el que mejores condicionesrene. Amplio el patio, amplios y bien pavimentados los co-rredores, orden y aseo doquiera...Retrato de los aos 20: Mons. Manuel Ruiz Rodrguez con ungrupo de Padres y profesores del Colegio de los Escolapios en</p><p>Pinar del Ro.</p><p>Dcada del 30: grupo de alumnos de las Escuelas Pas de Pinar del Ro con susbanderas.</p></li><li><p>91...Tres Siglos de compromiso evangelizador.</p><p>Cuando las Escuelas Pas cuenten con el nuevo cuerpode edificio, que hoy es todava un proyecto, podrn probable-mente aumentar al doble el nmero de los alumnos internos. Laenseanza que se imparte es de varias clases: elemental o pri-mera enseanza; superior o preparatoria para cursar despus elbachillerato o la enseanza comercial; y por fin esta ltima.</p><p>La enseanza comercial del Colegio de los padresEscolapios comprende la contabilidad por partida doble, laredaccin de documentos mercantiles, la escri-tura en mquina, el dibujo, etc. Hay para ellomquinas de escribir y calcular. Y tambin seensea el ingls.</p><p>Al concluir el curso comercial, el alumno re-cibe un ttulo de suficiencia para ejercer comoperito mercantil, ttulo que aunque no tenga valoroficial, lo habilita a cubrir empleos comerciales, yaque desde 300 aos los Padres Escolapios tienenbien cimentada su fama de buenos maestros.</p><p>En las aulas de primera enseanza tuvimosla oportunidad de admirar la paciencia del PadreRafael Recasens, enseando a contar a los pr-vulos, por el mtodo objetivo. En la poca denuestra visita haba en el Colegio unos 120 alum-nos de primera enseanza superior; 30 del cursocomercial y otros 30 de Bachillerato. Una terceraparte aproximadamente era pupilos. Salimos com-placidos de nuestra visita. (17)</p><p>Quedan hoy en Cuba cinco sacerdotes Escolapios. El P.Carrer en Guanajay, otros dislocados en San Nicols yGuanabacoa quienes, sabiendo de este trabajo, si no me en-viaron nada de escrito, enviaron una cantidad de interesan-tes fotos que, con la ayuda de algunas anotaciones y unpoco de imaginacin, nos han permitido aadir alguna otranoticia relativa a su actividad a fines de los aos 20.</p><p> Padre Rector del colegio de los Escolapios en Pinar del</p><p>Ro en aquella poca era el P. Marcelino Forcada.Otros padres activos entonces fueron el P. Joaqun</p><p>Renom, el P. Domingo Lioneh, el P. del Tura Prat. El P. JuanToms Puente, el P. Enrique Bou (o Bau), el P. FranciscoFarreny y el Hno. Domingo Llonch.</p><p>De las fotos es posible deducir que los Padres Escolapioscuidaban mucho, adems de la formacin cultural, la educa-</p><p>cin religiosa, moral, civil y el sano ejercicio del deporte. Devez en cuando organizaban excursiones con guaguas y a piepara llevar a los muchachos a descubrir y disfrutar de labelleza del paisaje pinareo. As admiramos instantneas deViales y su Ro San Vicente, del Cerro de Cabras, del Ro SanDiego y de varias fincas de la Vuelta Abajo de hace casi 80aos.</p><p>Las fotos ms curiosas son las de un padre que en el</p><p>Cerro de Cabras levanta en sus manos un jubo y un magnificomaj, capturados en aquel sitio. Otra, un poco desteidamuestra a otros padres y sobre todo al P. Rector invitado ahacer de patrocinador de un invento de cuya eficacia se diodemostracin pblica de manera singular. Se trataba de lasvigas de cemento inventadas por el pinareo Juan Barbera yconstruidas en la fbrica de fundicin de Juan Garca. La fotomuestra que, para comprobar la resistencia de las vigas, con</p><p>dos de ellas hicieron una plataforma y la carga-ron de 10 hombres, alrededor de 30 sacos dearena y un barril lleno de agua en el centro arribadel cual posa el autor del gran invento. De pie, alfrente, estn juntos otros tres padres Escolapiosencabezados por el P. M. Forcada.</p><p>Los alumnos de los Escolapios tenan unfuerte equipo de baloncesto que competa conlos mejores de la ciudad y provincia. Tenan ade-ms su banda musical y grupo folclrico mascu-lino que, con su ritmo impecable, sus trajes ele-gantes y su caminar con porte majestuoso, ale-graban y embellecan las procesiones religiosasy las manifestaciones civiles.</p><p>Los Escolapios llegaron a tener en Cuba 10colegios. Slo en los primeros 100 aos de tra-bajo al servicio de la instruccin en Cuba, fue-ron 381 los padres Escolapios, casi todos proce-dentes de Catalua, que entregaron parte de suvida al servicio de la enseanza en la Isla.</p><p>De los padres que trabajaron en Cuba alrededor de 20cayeron mrtires durante la Revolucin espaola. Entre ellosalgunos que prestaron su servicio en Pinar del Ro, como elP. Marcelino Forcada, el P. Enrique Bou, el P. FranciscoFarreny y el Hermano Domingo Llonch.</p><p>Durante el curso 1956-58 en el Colegio Virgen de la Mer-ced de Pinar del Ro estaban presentes: RP. Jaime Manich de</p><p>Fachada del Colegio de los Escolapios en Pinar del Ro en 1949.</p><p>Interior de la Capilla del Colegio de los Escolapios en 1947.</p></li><li><p>92 Pinar del Ro:...</p><p>la V. de los Dolores, Rector; RP. Jos Bassols dela V. del Tura; RP. Jorge Cardona del Smo. Sacra-mento; RP. Vctor Forteza del Dulcsimo Nombre deMara. Tenan en aquel ao en su Colegio 280 alum-nos, seis personas de servicio y dos autobuses.</p><p>Perdidos todos sus colegios por la nacionali-zacin del ao 1961, el pequeo grupo deEscolapios que actualmente vive en Cuba, comotestimonia el P. Jos Mara Coviella que radica enla Comunidad de Guanabacoa, realiza ahora unaimportante misin religiosa sobre todo en la pro-vincia habanera, mientras piensan en un resurgi-miento a travs de los novicios. (62)</p><p>Misioneras del Corazn de Mara</p><p>Esta congregacin religiosa fue fundada en1848 en Olot, Espaa, por el P. Joaqun Masmitijde Puig (1808-1886) para religiosas dedicadas ala enseanza de la juventud femenina.</p><p>Colegio Inmaculado Corazn de Mara en Pinar del Ro (1911)</p><p>Tambin estas religiosas, que se establecieron en Pinardel Ro en 1911, se comprometieron con la labor educativafundando el magnfico Colegio del Inmaculado Corazn deMara que se inaugur el 21 de octubre de aquel mismo ao.Era Colegio autorizado por el Ministerio de la Educacin,comprometido en la enseanza elemental y superior. Se en-contraba en la calle Maceo n. 82 esquina cerca de Recreo. Fueel Obispo Mons. Ruiz quien tambin impuls esta fundacin.Las Misioneras del Corazn de Mara tuvieron en Pinar tam-bin el Noviciado.</p><p>En la enseanza Primaria y Superior seguan los progra-mas oficiales llevando a las muchachas hasta el 8 grado.Cuidaban mucho tambin la educacin religiosa y prepara-ban a sus alumnas para la Primera Comunin. Atendan laEducacin Fsica y el deporte. Para las alumnas que lo desea-ban se impartan a mdicos precios cursos especiales de pia-no, pintura, dibujo, repujado, ingls, francs, mecanografa ytaquigrafa. Durante el verano se explicaban tambin cursos,de preparacin para el ingreso en la Segunda Enseanza.</p><p>En agosto de 1937 se restauraba la fachada del colegioy el patio de entrada donde se coloc la imagen de la Virgende Lourdes regalada por las alumnas y que se bendijo con</p><p>toda solemnidad. En 1946 eligi el Gobierno General de laCongregacin el primer Gobierno provincial en sesin del 24de marzo. Resultaban: Superiora principal la MRM. DoloresIlla.; Consiliaria 1ra: la M. Joaquina Oset; Consiliaria 2da. ysecretaria: la M. Mercedes Landaburu; Consiliaria 3ra.la M.Ma. Josefa Ruiz; Consiliaria 4ta. la M. Antonia Surez; Maes-tra de Novicias la RM Mara Jubert.</p><p>El 5 de septiembre de 1946 llegaba de Espaa la M. JosefaPl destinada a sustituir a la superiora M. Josefa Oset quemarchaba al Colegio de Coln con el mismo cargo. En 1948 sehundi el presbiterio lo que motiv la reparacin que diocomo resultado la ampliacin de la capilla con la construc-cin de un coro para la comunidad.</p><p>En el mes de mayo de aquel ao las alumnas del sexto,sptimo y octavo grados, para ampliar sus conocimientos,visitaron el Observatorio de los Padres Jesuitas d...</p></li></ul>