Protocol o Gus Ice St Corre Gir

  • Published on
    14-Oct-2015

  • View
    10

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

INSTITUTO DE CIENCIAS Y ESTUDIOS SUPERIORESDE TAMAULIPAS, A. C.

RECONOCIMIENTO DE VALIDEZ OFICIAL DE ESTUDIOS, OTORGADO POR ACUERDO DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE TAMAULIPAS PUBLICADO EN EL PERIODICO OFICIAL NUM. 8, TOMO CV DE FECHA ENERO 26 DE 1980, REGISTRO NUM. 177, LIBRO 71-III Y ADICIONES DE LA DIRECCION GENERAL DE PROFESIONES DE LA SECRETARIA DE EDUCACION PBLICA.

FACULTAD DE ENFERMERIA.

CUIDADO HUMANIZADO QUE PROPORCIONA EL PERSONAL DE ENFERMERA AL PACIENTE DE LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS ADULTOS DEL HOSPITAL NAVAL DE MXICO.

T E S I S

QUE PARA OBTENER EL TITULO DE

LICENCIADO EN ENFERMERIA.

P R E S E N T A E L

EG GUSTAVO CONDE CORONA.

TAMPICO, TAMPS GENERACION 2013 -2014Resumen

Enfermera es una profesin donde su esencia principal es el cuidado, as como la atencin al paciente en estado crtico; es su responsabilidad establecer una relacin de ayuda con todos los individuos que se encuentren en un proceso de curacin, rehabilitacin o en fase terminal. Es as, como los individuos, familia y comunidad constituyen el epicentro del cuidado de Enfermera, el cual debe ser ejercido, con base en el respeto a la dignidad humana mediante la compasin, responsabilidad, justicia y la calidad de atencin. Actualmente el ejercicio profesional del equipo de salud prevalece un proceso de deshumanizacin por la sociedad globalizada; principalmente, en las sociedades desarrolladas en las cuales prevalecen los estilos de vida materialista, el hedonismo, el vaco espiritual y la cultura de la banalidad. El objetivo es analizar de acuerdo a la teora de Watson, el trato que proporciona el personal de enfermera a los pacientes de la Unidad de Cuidados Intensivos Adultos (UCIA) de un hospital de tercer nivel de atencin en la Ciudad de Mxico desde una perspectiva cualitativa. El escenario de investigacin fue la UCIA en donde se observ el trato que las enfermeras proporcionaron a los pacientes. Se emple observacin participativa. Se encontr que la calidad de la interrelacin enfermera paciente, segn la teora de Peplau es mediana con tendencia a una calidad de la interrelacin enfermerapaciente, deficiente. Se concluye que el profesional de enfermera necesita reforzar sus habilidades y destrezas para la comunicacin, ya que existe una barrera entre el paciente y la enfermera impidiendo as que se entable una calidad de interrelacin enfermera-paciente ptima.

Palabras clave: Trato, humanismo, deshumanizacin, Watson, UCIA.

INTRODUCCIN

Durante los ltimos 50 aos, gran parte de los profesionales del rea de la salud, continuamente han perdido la perspectiva humanista que los identific con el modelo hipocrtico durante milenios, para ser considerados como simples tcnicos, vidos de reconocimiento econmico y profesional, adheridos al modelo racional cientificista y divorciado de la sensibanismo sustentaron para la posteridad los ms calificados cultores del pensamiento ecumnico, tales corno Hipcrates, Aristteles, Platn o Gracin. Todos estos personajes aportaron los conceptos esenciales que definen la espiritualidad humana. Asimismo, humanistas y personalidades paradigmticas como Honorio Delgado, entre otros, han enfatizado con esclarecida sapiencia que la esencia del humanismo es el amor al prjimo, razn de ser del acto del equipo de salud.

En la sociedad globalizada el ejercicio profesional del equipo de salud prevalece un proceso de deshumanizacin; principalmente, en las sociedades desarrolladas en las cuales prevalecen los estilos de vida materialista, el hedonismo, el vaco espiritual y la cultura de la banalidad. En este contexto, la salud ha sido convertida en un bien material, una costosa mercanca por un mercado perverso en busca de ganancia a costa de un bien universal. Los miembros del equipo de salud se han adherido acrticamente a la tecnologa de punta y han abandonado su esencia humanista en deterioro de su identidad profesional. El costo de esta enajenacin es muy elevado, porque de este modo el profesional de salud se niega a s mismo, proyectando una imagen profesional que a menudo es percibida por la comunidad como mercantilista.De igual modo, las remuneraciones laborales atentan contra la dignidad del profesional de la salud, afectando su autoestima, motivacin, expectativas de superacin personal, el acceso a la capacitacin continua y a la alta competitividad. La formacin de recursos humanos en facultades de enfermera, medicina y otras, son otros factores estructurales que probablemente promueven la deshumanizacin del equipo de salud.

De otro lado, la insensibilidad humana prevalece en todos los niveles de atencin de los servicios de salud: asistencial, administrativo y de apoyo. El Humanismo Integral, que procura el equilibrio entre lo prctico y lo terico, entre la verdad o razn, igualmente, que "la ciega investigacin de la verdad cientfica no olvide su responsabilidad humana y su dignidad" (Einstein, 1964).

La Unidad de cuidados intensivos es el rea donde se aplican procedimientos y cuidados especializados, a pacientes en estado crtico (Santana, 2010), si bien es cierto que la profesin de enfermera est contrastada con la vocacin, la necesidad de cuidar, que requiere conocer mejor la vigilancia meticulosa, en todas sus dimensiones y componentes, pero sobre todo en aquellos aspectos que hacen la diferencia entre un cuidado adecuado o una accin profesional rutinaria e intranscendente.

La facultad de un ser vivo de percibir estmulos externos e internos a travs de los sentidos. En fisiologa, es la funcin del sistema nervioso que permite detectar a travs de los rganos sensoriales las variaciones fsicas o qumicas que provienen del interior del individuo o de su medio externo. La sensibilidad se hace consciente en el cerebro como experiencia subjetiva (Diccionario Manual de la Lengua Espaola, 2008)

El personal que brinda las atenciones recibe una gran responsabilidad, ya que son los que pasan ms tiempo con el paciente y son los responsables de la atencin directa de estos. En ocasiones las enfermeras llegan a comprometerse con los pacientes de tal manera que se presionan de forma extrema y as poder darles a los pacientes lo mejor de ellos para que stos puedan recuperar su salud o en caso contrario tener una muerte digna.

El personal de enfermera por su formacin y vocacin de servicio y su deseo de ayudar al paciente, es la principal afectada en los casos de depresin en el trabajo (Gonzlez A., 2003), la enfermera se caracteriza por el hecho de que la profesin no es algo externo al individuo, sino que abarca la totalidad de la persona. La actividad que desarrollan estos profesionales, incluyen un compromiso personal y una interaccin directa con las personas a las que atienden y, por tanto, suelen trabajar con los aspectos ms intensos del cuidado del paciente (sufrimiento, ira, frustracin, miedo, muerte, etc.) (Aragn, P., 2007), en la UCIA este compromiso es mucho ms estrecho que en la mayora de las reas, ya que a pesar de que el paciente no pueda hablar en muchos de los casos, el personal de enfermera debe desarrollar una especie de afinidad o sexto sentido, para poder saber qu es lo que su paciente necesita.

En la enfermera(o) estas interacciones crean emociones encontradas, por un lado si el paciente se recupera o evoluciona adecuadamente, la enfermera(o) sentir que su trabajo da resultados, por otro lado, si eso no ocurre y el paciente fallese o su evolucin no es la esperada, empezar a frustrarse y tendr el deseo de hacer ms y ms, para ayudar, sin darse cuenta que esto es un factor estresante muy importante, al final llegar el momento en que la ansiedad por saber si su trabajo vale la pena, ser tan alta que comenzar a desarrollar actitudes negativas y de insensibilidad hacia los pacientes que reciben el servicio, provocando en el personal la percepcin de que las posibilidades de logros o superacin en su trabajo han desaparecido, junto con sensaciones de fracaso y sentimientos de baja autoestima (Maslach y Jackson, 1981).En la actualidad se sabe que en el personal de salud el principal mecanismo de defensa es la despersonalizacin, en este mecanismo de defensa el afectado deja de percibir al paciente como persona y lo toma como un objeto, como algo ms que debe hacer y pierde el inters sobre sus necesidades (Maslach y Jackson, 1981).

Hoy la calidad intrahospitalaria que se brinda a los pacientes se centra en el cuidado. El cuidado se desarrolla en un proceso de interaccin y de superar obstculos y dificultades. De igual manera, la profesin de Enfermera es la que define comportamientos, estilos y sistemas de vida, desempeos particulares y colectivos, integrantes de una sociedad con responsabilidades, deberes y derechos que la sociedad ha asignado y que hemos aceptado; sin embargo, a pesar de que diferentes teoras de cuidado tales como la Teora del Cuidado Humano (Watson,1988), Teora de las Relaciones Interpersonales (Peplau, 1980), entre otras; que promuevan el cuidado humanizado, tales como los que se vienen desarrollando y aplicando en el quehacer de la persona; stas parecen no ser comprendidos y aplicados suficientemente, toda vez que las quejas recibidas por los tribunales de tica de Enfermera relacionadas con la falta de sensibilidad, abundan y son cada vez ms lamentables y preocupantes.

En la actualidad, el comportamiento y la actuacin de algunos profesionales de salud, podra decirse que estn carentes de afecto hacia el prjimo, aunque no slo Enfermera, sino tambin los otros profesionales del equipo de salud, tanto es as que en las instituciones pblicas y privadas, los problemas ticos legales son numerosas, las demandas por falta de atencin oportuna y eficaz, que ponen en una balanza de opiniones colectivas el desmejorado ejercicio en sus funciones. Por otra parte, la ausencia de lderes y gerentes eficaces que pareciera que la inactividad es ms im