Racismo Ambiental

  • View
    216

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

Casos de racismo ambiental.ArgentinaA partir de los registrosetnohistricosse sabe que existieron dos grandesfamilias lingsticas: laguaicury lamataco-mataguayo, a menudo unificadas en la mataco guaicur.Los guaycures, vinculados a los pueblospmpidos, estaban conformados por varias etnias: mocoves, qom,pilagesyabipones. Los wichs o matacos, por su parte, presentan influjosamaznidosyndidos.En el ao2010, Chaco pas a ser la segunda Provincia argentina en adoptar ms de unidioma oficial, al declarar en2010a los idiomasqom(Lengua nativa de la etniatoba),moqoit(Lengua nativa de la etniamocov) ywichi(Lengua nativa de la etniawichi) comoidiomas oficiales alternativosde la Provincia. De esta manera, Chaco se sumara a su vecinaProvincia de Corrientescomo las nicas de la Repblica Argentina en poseer ms de un idioma oficial (aparte delespaol oficialdeArgentina).La regin chaquea fue habitada principalmente por sociedades cazadoras-recolectoras y en menor medida por ciertos grupos que practicaron una agricultura incipiente. Todos los grupos chaqueos se sustentaron sin degradar el medioambiente. En general la agricultura no obtuvo considerable importancia para las sociedades indgenas del Chaco, quizs esto se deba a ciertas variables de la ecologa del Chaco como son los suelos pobres, el clima desfavorable e impredecible, o bien la presencia de pjaros, insectos y pestes que pueden destruir completamente la cosecha. En el contexto actual, la inaccesibilidad legal a las tierras, la escasa disponibilidad de capital, la insuficiencia o ausencia de crditos, la dificultad de acceso al mercado y el nfasis que los indgenas dan a la explotacin de los recursos inmediatamente disponibles constituyen factores que obstaculizan la prctica de la agricultura en las sociedades originarias (Renshaw, 2002). La historia socio ecolgica del Chaco demuestra que los factores determinantes de la degradacin ecolgica se asocia con los modos en que los grupos humanos establecen su relacin con la naturaleza. Los grupos chaqueos subsistieron durante siglos sin agotar los recursos naturales hasta que la presencia de los estados nacionales y el ingreso del sistema capitalista en funcin de los mercados internacionales terminaron por degradar el entorno (Rodrguez Mir, 2006). Con este proceso se iniciaron los grandes problemas ecolgicos que sufre hoy el Chaco y una consecuencia directa fue el desplazamiento por medio de la violencia de las sociedades nativas hacia los lugares ms recnditos e improductivos de la regin. Las sociedades originarias del Chaco ponen en evidencia que la degradacin ambiental es producto de los modos en que las sociedades se relacionan con la naturaleza: la subsistencia de las bandas chaqueas se basaba en un rgimen abierto y un consumo limitado a las necesidades diarias en contraste con las economas capitalistas que se caracterizan por la acumulacin mxima de bienes, el consumo ilimitado y la utilizacin indiscriminada de recursos y materias primas que conllevan inevitablemente a la degradacin ambiental. Y como hemos visto el racismo ambiental tampoco puede desvincularse del sistema capitalista y de la economa de mercado que se ven potenciados por los procesos de globalizacin.En el contexto del racismo ambiental asociado con los modos de produccin capitalista quiero abordar un litigio que se enmarca en las estrategias que presentan las organizaciones de los pueblos originarios del Chaco para afrontar las permanentes amenazas de deforestacin y desmonte de sus territorios ancestrales. Los conflictos a los que me referir se sucedieron entre la gobernacin de Salta y los pueblos originarios por la creciente e indiscriminada deforestacin que se produce en la provincia de Salta. La provincia de Salta posee una gran variedad de ambientes ecolgicos aunque las polticas locales no tienen en cuenta el valor de la biodiversidad actual ya que aprecian ms los recursos que se pueden obtener mediante la explotacin y comercializacin del medioambiente. Muchas de stas reas se caracterizan por la presencia de comunidades indgenas que, en contados casos, tienen los ttulos de propiedad colectiva de la tierra. Asimismo la opinin de los indgenas, que debera ser fundamental en estos temas, no es escuchada ni respetada (al igual que sucede en Estados Unidos con las comunidades minoritarias de afro-descendientes, latinos e indgenas). En estas condiciones no es de extraar que se generen conflictos entre los pueblos originarios y el gobierno provincial asociados a la propiedad de la tierra y a las polticas impuestas desde la gobernacin provincial que conducen a la degradacin del medio ambiente salteo. Cabe sealar que la provincia de Salta no es la excepcin en Argentina ya que los litigios entre las comunidades indgenas y los gobiernos provinciales y nacionales se extienden por todo el pas. El conflicto que me ocupa tuvo su origen al finalizar el ao 2007 cuando el gobierno provincial de Salta, previo a la sancin de la ley de bosques nativos (Ley nacional nmero 26.331)2, autoriz la deforestacin de aproximadamente 500.000 hectreas en los departamentos de San Martn, Orn, Rivadavia y Santa Victoria. Poco antes de que se aprobara la nueva ley de bosques la Oficina de Audiencias Pblicas de la Secretara de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (SEMADES) convoc a audiencias pblicas para la autorizacin de desmonte y tala en los bosques salteos3. Estas acciones expandiran la frontera agraria por toda la regin chaquea con lo cual generaron una fuerte reaccin de las comunidades indgenas, de las asociaciones criollas y de particulares quienes no dudaron en presentar en diciembre de 2008 una medida cautelar ante la Corte Suprema de la Nacin Argentina con la finalidad de disponer el cese inmediato y definitivo de los desmontes y talas indiscriminadas de los bosques nativos, que se declare la inconstitucionalidad y nulidad absoluta de las autorizaciones otorgadas, que se prohba otorgarlas en el futuro y que se recomponga y restablezca el ambiente al estado anterior a la produccin del dao, y en caso de no ser factible que se fije una indemnizacin.4 El recurso de amparo fue presentado contra la provincia de Salta y tambin contra el estado nacional. Los demandantes sostuvieron que la provincia de Salta fue la responsable de otorgar autorizaciones de desmonte y de tolerar prcticas clandestinas incumpliendo con sus obligaciones legales. Sin embargo, los demandantes tambin atribuyeron responsabilidad al estado nacional argentino por falta de control sobre la situacin denunciada. La Corte Suprema de Justicia de la Nacin el 29 de diciembre de 2008 dictamin el cese provisional de los desmontes y talas de los bosques nativos que haban sido autorizados por la provincia de Salta durante el ltimo trimestre de 2007. En una medida posterior la Corte Suprema de Justicia de la Nacin resolvi el 26 de marzo de 2009 suspender las autorizaciones hasta que no se haya realizado un estudio de 2 La Ley Nacional No. 26.331 de Presupuestos Mnimos de Proteccin Ambiental de los Bosques Nativos establece que en un plazo mximo de un ao, a travs de un proceso participativo, cada provincia deber realizar el Ordenamiento Territorial de sus Bosques Nativos. Durante la realizacin del Ordenamiento Territorial no se podrn autorizar desmontes. Una vez cumplido el ao, las provincias que no lo hayan realizado no podrn autorizar desmontes ni ningn otro tipo de utilizacin y aprovechamiento de los bosques. Adems la ley establece que todo proyecto de desmonte o manejo sostenible de bosques nativos deber reconocer y respetar los derechos de las comunidades indgenas originarias del pas que tradicionalmente ocupen esas tierras. Asimismo estipula que antes de autorizar un desmonte, se deber realizar un Estudio de Impacto Ambiental y una audiencia pblica. Tambin establece que se debe garantizar el acceso a la informacin de comunidades indgenas, campesinas y otras relacionadas, sobre las autorizaciones que se otorguen para los desmontes.3 Durante 2004 a 2007 el SEMADES convoc 211 audiencias pblicas de las cuales 195 correspondieron a proyectos de desmonte. De las 195 solicitudes presentadas se autorizaron 191 (Leake y de Ecnomo, 2008).4 Las asociaciones y organizaciones que presentaron el recurso de amparo fueron la Congregacin Wich San Ignacio de Loyola, el Consejo de Organizaciones Wich Zona Bermejo, la Comunidad Fwiol Carboncito, la Comunidad Misin San Francisco, la Comunidad Indgena Guaran Estacin Tabacal, las Comunidades Wich Zopota y el Escrito, la Comunidad Wich San Jos-Chustaj Lhokwe, la Comunidad Misin Wich Chowayuk, la Comunidad Hoktek Toi del Pueblo Wich y la Asociacin de Pequeos Productores del Chaco Salteo (Juicio originario, causa S. 1144, XLIV Salas, Dino y otros c/ Salta, provincia de y Estado nacional s/amparo).Revista de Antropologa Experimental, 12. Texto 4. 2012 55impacto ambiental acumulativo realizado por la provincia de Salta en forma conjunta con la Secretara de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nacin y con la participacin de las comunidades que habitan la regin afectada. La Corte consider que las autorizaciones se otorgaron atendiendo al impacto ambiental en cada departamento pero en ningn caso se efectu un estudio que contemplase el efecto acumulativo de los desmontes en los cuatro departamentos. La Corte Suprema consider que la tala y el desmonte de un milln de hectreas tendran un efecto perjudicial y que:configura una situacin clara de peligro de dao grave porque podra cambiar sustancialmente el rgimen de todo el clima en la regin, afectando no slo a los actuales habitantes, sino a las generaciones futuras. Este perjuicio, de producirse, sera adems irreversible, porque no habra manera alguna de volver las cosas a su estado anterior (CSJN 26-03-2009).A pesar de este fallo histrico se registraron constantes denuncias sobre deforestacin y destruccin indiscriminada de los bosques salteos. Los pueblos originarios y asociaciones que han denunciado deforestaciones irregulares y talas indiscriminadas han si