RAM | Primavera 2015

  • View
    218

  • Download
    3

Embed Size (px)

DESCRIPTION

El ruido en blanco es cuando omos todo, y nada, todas las frecuencias se fusionan en un sonido entrpico. El espacio en blanco es donde nos movemos a diario, el everywhere y el nowhere de pasillos y calles: el espacio entrpico que nos absorbe en su indescriptible profundidad. Paredes en blanco donde proyectamos imagenes y miedos, es la distopia moderna que nos rodea en la era digital. En la ubicuidad de una red en blanco, los hilos aislados se convierten en lmites, sonidos, texturas. Y as, habitamos esos lmites que interfieren con el espacio que nosotros mismos imaginamos. Y es que mucho antes de que vivisemos entre paredes y techos virtuales, vivamos en un espacio en blanco. white space [definition] Texto publicado en Superfluous Studies Laboratory. www.malloryneelyhouse.net. Octubre de 2006.

Transcript

  • HABITABILIDADHABITABILIDADABRIL 2015

    RECORTES

    MEDIALABANALGICOS DE

  • En esta edicin...

    [EDIT]orial

    + QUE LA MEDIACIN ERA ESTO...+ [Re]VISITANDO MEDIALAB /// Historia

    de la libe-racin de una tipografa+ UNA NOCHE CON... RADARQ

    + MOBILIARIO NMADA. Makeando Medialab+ Pensando, haciendo Medialab: HABITABLE

    + REFLEXIONES EN TORNO A UNA BORRIQUETA OPEN SOURCE

    + UNA EXPO: CONSTRUIR, COMPARTIR, HABITAR+ RE:FARMing THE CITY

    + HERRAMIENTA DEL MES /// Fresadora CNC+ FABLOOM o cmo salvar la tradicin textil peruana desde

    un FabLab+ [HYPER]links /// Red de FabLab

    + PRXIMOS EVENTOS: OJO AL DATA / Visualizar15+ MLPEDIA Enciclopedia colaborativa de vocablos de uso habitual

    + NOSOTRAS, [WIKI]EDITORAS+ BITGIRLS. Futuras reinas de hardware libre

    + PASARON POR AQU+ MEDIA QU?

    + [About] RAM

    TIPOGRAFAS LIBRES utilizadas en esta edicin: Intro, Horizon LT, GeoSlab703 Lt BT, GeoSlab703 xBd BT, Serrera Extravagante, Humnst777 BlkCn BT, Sofia, Gotham, Geometr 212 BkCn BT.

    Impreso en medIalab prado en abrIl 2015.

  • [EDIT]orial

    El ruido en blanco es cuando omos todo, y nada, todas las frecuencias se fusionan en un sonido entrpico. El espacio en blanco es donde nos movemos a diario, el everywhere y el nowhere de pasillos y calles: el espacio entrpico que nos absorbe en su indescriptible profundidad. Paredes en blanco donde proyectamos imagenes y miedos, es la distopia moderna que nos rodea en la era digital.En la ubicuidad de una red en blanco, los hilos aislados se convierten en lmites, sonidos, texturas. Y as, habitamos esos lmites que interfieren con el espacio que nosotros mismos imaginamos. Y es que mucho antes de que vivisemos entre paredes y techos virtuales, vivamos en un espacio en blanco.

    white space [definition]

    Equipo mediacin MLP (Lorena, Silvia, Patricia H.), Manufactura Independiente (Ana Isabel Carvalho y Ricardo Lafuente), RADARQ (Paco Gonzlez), MAKEA TU VIDA (Mireia, Alberto, Luis), Fab Lab MLP (Daniel Pietrosemoli), ZULOARK (Manu), RE:FARM (Hernani Daz), Walter Gonzles, Patricia Horrillo, Grupo de Trabajo MLP , TRASTEJANT (David Martn Peralt), Pensando Haciendo MLP - Habitabilidad (Patricia Larrondo y Alberto Corsn).

    Esta edicin BETA ha sido posible gracias a la mediacin de Silvia Nanclares, Patricia Larrondo y Patricia Horrillo, que visualizaron y apostaron por el proyecto desde el principio.

    Letras: Silvia Font. Diseo: Ismael Garca Abad

    Han colaborado en esta edicin con sus ideas, palabras y/o entusiasmo:

    RECORTES

    MEDIALABANALGICOS DE

    Texto publicado en Superfluous Studies Laboratory. www.malloryneelyhouse.net. Octubre de 2006.

  • de Ojo al Data [http://medialab-prado.es/article/ojoaldata], que recoge diversos proyectos que han surgido en Medialab en los ltimos aos en torno a la poltica y cultura de datos y que estar en marcha hasta la primera semana de junio.

    Los visitantes se animan: es primavera. Nos preguntan: Hay algn itinerario para ver la exposicin?, Se sigue algn criterio tico para seleccionar los proyectos?, Vais a sacar un

    catlogo?... Son preguntas que, como siempre, y en

    la medida de lo posible, tratamos de responder.

    A veces no es fcil. A veces s. Formamos parte de un dispositivo complejo llamado Medialab-Prado, que por momentos resulta ms fcil definir por lo que NO es o lo que NO se hace en l que por lo que ES o lo que se hace en l.

    Que la mediacin era esto...Seis meses de mediacin despus. Aqu estamos. Hoy: Lorena, Patricia, Silvia. Es sbado por la tarde y estamos archivando fotos para subirlas a Flickr y escribiendo este post para el fanzine de Medialab que pronto saldr y que hoy tambin compartimos aqu. Componemos este equipo de mediacin siete personas. Un equipo de aprendizaje, parte del cual estamos tambin hoy mediando en la exposicin

    EL PROGRAMA DE MEDIACION CULTURAL TIENE COMO OBJETIVO ACOGER A LOS VISITANTES Y USUARIOS, FACILITARLES

    EL ACCESO A LA INFORMACION, ESTABLECER DILOGOS CON ELLOS Y PONERLES DENTRO DE PROYECTOS EN MARCHA.CADA UNO DE LOS MEDIADORES DE EQUIPO DESARROLLA

    UN PROYECTO DE INVESTIGACION PROPIO EN UN PROCESO ABIERTO CON USUARIOS Y PUBLICO

  • Aqu, a veces conoces a personas que enseguida puedes conectar con proyectos que ya estn en marcha. Otras, has de explicar desde cero el proyecto despus de una de las preguntas ms frecuentes que la gente nos hace al entrar al espacio: Esto qu es?. Una de las mejores maneras de explicarlo es mediante una visita guiada. Otras veces mediamos colocando sillas en el auditorio para una charla. Llevamos de arriba a abajo el carro del proyector. Nos pasamos una maana en el FabLab tratando de comprender cmo funciona y, sobre todo, haciendo, como se pretende que se aprenda todo aqu: a travs de los procesos. Subimos los correos a las listas para el boletn de noticias semanales. Damos de alta artculos de eventos en la web. Tambin aprendimos a hacer streaming. Y nos lanzamos a hacerlo. Actualizamos la pizarra de las actividades diarias, diseamos carteles con conceptos que se

    entremezclan en el espacio, coordinamos los das y espacios de reunin de los grupos de trabajo ... Las posibilidades son infinitas. Imprevisibles. Surgen en cualquier direccin y vuelven a nosotras desde cualquier otra.

    Quiz por eso tambin nos las vemos con cierta ansiedad ante la imposibilidad de experimentar y contar todo lo que contiene este edificio. Ah, el edificio. Otra historia llena de historias. En las visitas guiadas contamos cmo dentro de esta antigua serrera suceden ahora cosas que siguen teniendo que ver con el arte de hacer, de manipular materiales, aunque sean intangibles como lo es la tecnologa del software o diminutos como lo son los microprocesadores de los kits de Arduino. En este espacio industrial a caballo entre el pasado y el futuro, en el que el mdulo llamado la cosa se manifiesta con amarillo flor,

  • tambin hablamos de Cultura Libre, y lo hacemos, por ejemplo, a travs de la tipografa del proyecto o la exposicin de muebles Open Source, subrayando la importancia de que esto suceda en un espacio pblico, que ms que pblico querramos que tendiera a la gestin comn, es decir: vivido, disfrutado y problematizado por las personas que participan en l. Medialab Prado: ese proyecto del que hemos aprendido a decir que es un espacio de produccin cultural que depende del rea de las Artes del Ayuntamiento de Madrid y que intenta trasladar al mundo analgico todos los saberes que nacieron y se desarrollan en la red: lo colaborativo, lo horizontal, la interdependencia de saberes que huye de la figura del experto, la gestin colectiva, el aprender haciendo...

    Dentro de esta red en construccin llamada Medialab, una lnea transversal une el nodo de la mediacin con el de la investigacin. Es la mediacin una forma de investigacin? Es la investigacin una forma de mediacin? El cruce entre investigacin y mediacin se plasma en la creacin

    de comunidades de aprendizaje, en la paulatina consolidacin de los vnculos que las sostienen (o que hacen que se diluyan), en la generacin de espacios comunes en los que circulen conocimientos diversos, en la articulacin colectiva de objetivos, inquietudes y preguntas y, sobre todo, en el desplazamiento de la mirada que supone llevar a cabo un proceso investigador.

    Han pasado seis meses y muchas de nosotras sentimos que, pese a que todava queda tiempo por delante, ya estamos en proceso de despegue de nuestras investigaciones. Ojal que una vez estn en pleno vuelo todas estas lneas que abrimos en septiembre: aprendizajes, libro libre, teenfavs, cuidados, financiando la nueva complejidad social, tecnologa creativa y periodismo ciudadano, sean ellas las que creen a su vez nuevos espacios de trabajo que continen cuando nos vayamos.

    Espacios de trabajo hibridados en los que, por ejemplo, los cuidados intersectan con la financiacin de necesidades sociales o la edicin con el periodismo ciudadano. Las actividades abiertas asociadas a cada lnea de investigacin se unen al trabajo de reflexin y sistematizacin del conocimiento que se va generando en ellas. Nosotras, las impulsoras de este equipo del 2014-2015, plantamos siete semillas que empiezan a brotar. Son plantas pequeas (todava) pero con unas races slidas y cargadas de nutrientes.

    Veis como las posibilidades eran infinitas? Ah, y a veces tambin nos remos.

  • Dice Stanley Morrison en la postdata de su libro Principios fundamentales de la tipografa, de 1929, que la actividad tipogrfica, como la arquitectura, est al servicio de la sociedad. [Que ambas] son artes que, por su naturaleza, estn predestinadas a servir a la civilizacin. Y as ha sucedido a lo largo de los siglos. La historia de la tipografa ha estado siempre ligada a las corrientes arquitectnicas de su tiempo, ha dependido de los materiales y tcnicas de cada poca. Mucho antes de su formalizacin con la aparicin de los tipos mviles y la imprenta, encontramos los primeras manifestaciones muchos siglos antes, en las inscripciones de las lpidas de las antiguas Grecia y Roma. S, la escritura lapidaria puede considerarse la base del diseo tipogrfico que ha llegado a nuestros das; siendo las mencionadas civilizaciones las que comienzan a aplicar la tipografa en la arquitectura como un elemento ms de sta, imprescindible para narrar la historia del edificio o monumento en cuestin, habitualmente a fin de inmortalizar un acontecimiento o episodio relevante.

    All por 1840, en uno de los primeros edificios de hormign armado visto que se construyeron en Madrid, y de los pocos que an resisten en la capital, como smbolo de la incipiente

    industrializacin del pas, se emplaz en un solar bastante prximo a la actual estacin de Atocha, una fbrica maderera gestionada por una, para aquel entonces extica compaa: la Sociedad Belga de F