Revista de Trabajo Social – FCH – UNCPBA de Trabajo Social – FCH – UNCPBA Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 – ISSN 1852-2459 349 PRCTICA Y FORMACIN DEL TRABAJO SOCIAL CLNICO

  • Published on
    27-Mar-2018

  • View
    216

  • Download
    3

Embed Size (px)

Transcript

  • RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA

    Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 ISSN 1852-2459 349

    PRCTICA Y FORMACIN DEL TRABAJO SOCIAL CLNICO EN EL CONTEXTO SOCIO-ECONMICO Y POLTICO DE PUERTO RICO

    Rosario-Rivera, Nlida

    Snchez-Marcano, Francine Presentacin Saludos compaeros/as estudiantes, colegas, profesores y profesoras del Trabajo Social. Para nosotras es un honor estar aqu en este da y compartir con ustedes una muestra de nuestros aportes a la investigacin en Trabajo Social. Agradecemos a las personas que organizan el III Congreso Nacional de Trabajo Social y II Encuentro Latinoamericano de Docentes, Profesionales y Estudiantes de Trabajo Social. Primeramente por crear este espacio de encuentro para la discusin y reflexin. Segundo, por brindarnos la oportunidad de compartir con ustedes la Prctica y formacin del Trabajo Social clnico en el contexto socio-econmico y poltico de Puerto Rico. Introduccin En Puerto Rico hay diversas formas de concebir la prctica del Trabajo Social. Un ejemplo de ello es el Trabajo Social clnico (TSC). Prctica que por lo general se concibe segn Barker (citado en NASW, 2005) como la aplicacin de las teoras y los mtodos de trabajo social al diagnstico, tratamiento y prevencin de la disfuncin psicosocial, discapacidad o deterioro, incluso emocional, mental, y trastornos del comportamiento (p. 9). La Asociacin Nacional de Trabajo Social (NASW, por sus siglas en ingls), es una de las organizaciones profesionales con mayor renombre y reconocimiento en los Estados Unidos. Esta organizacin define y establece los estndares de la prctica clnica en ese pas. Al presente, Puerto Rico cuenta con un captulo de esta asociacin, la cual organiza de forma voluntaria a profesionales del Trabajo Social (TS). La presencia de la NASW en Puerto Rico es producto de la relacin de 113 aos de subordinacin poltica, econmica, social y cultural con los Estados Unidos. Resulta de lo antes expuesto la reflexin, de que tanto la NASW como el estatus colonial son dos de muchos factores que influyen en la prctica profesional del TS. A pesar de la concepcin hegemnica de la NASW para el TSC, en Puerto Rico algunos y algunas profesionales que ejercen la prctica clnica han intentando construir nuevas definiciones desde sus experiencias. Definiciones que en su interior poseen rasgos notables de los enunciados de la NASW. Es importante aclarar que la prctica clnica no necesariamente implica ser una prctica privada. Segn Crdova (2010) la confusin se da ya que desde la prctica independiente se ejerce mayormente la prctica clnica. Sin embargo, sta ltima se desarrolla tanto en espacios privados como pblicos.

    Estudiante de Maestra Escuela Graduada de Trabajo Social Beatriz Lassalle Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ro Piedras. nelida.rosariorivera@gmail.com Estudiante de Maestra Escuela Graduada de Trabajo Social Beatriz Lassalle Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ro Piedras. sanchezfrancine@gmail.com

  • RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA

    Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 ISSN 1852-2459 350

    Por lo expuesto, la complejidad que conlleva la prctica clnica para el Trabajo Social y la falta de debate respecto al tema en nuestro pas, nos hemos dado a la tarea de estudiar el TSC en el contexto puertorriqueo. El estudio ser desde la perspectiva histrico-crtica, por lo que se dar una mirada al TSC como un producto histrico, poltico y econmico para la perpetuacin del capitalismo. De este modo aportaremos a la discusin que tan necesaria es para nuestra profesin. Entendimiento de la prctica clnica en Puerto Rico Hoy por hoy se desconoce con precisin cuando fue el inicio del trmino clnico en la profesin. Hay quienes plantean que se comenz a utilizar para el 1931 en la Universidad de Chicago (Northen, 1995). La imprecisin de este dato histrico est vinculado a la relacin entre el mtodo de caso y lo que hoy se conoce como TSC. Segn Northen (1995) el TSC en los EEUU es una continuidad del mtodo de caso. Este ltimo fue definido y descrito por Mary Richmond en el 1917. Richmond (citada por Ruiz, 2003a) entendi que el TS de caso o case work era el conjunto de mtodos que desarrollan la personalidad, reajustando consciente e individualmente al hombre a su medio social (p. 68). Ruiz (2003) sostiene que el mtodo de caso incluye los aspectos intrapsquico de la personalidad. Por tanto, esta autora concuerda con la idea evolucionista que plante Northen. Aunque se concibe que el TSC se desarrolla a base del case work, no fue hasta la dcada del 60 cuando el trmino clnico es considerado en la profesin y en las polticas de los EEUU. La primera licencia de TSC fue creada por ley en Rhode Island para el ao 1961 (Groshong, 2010). Entre las dcadas del 1960 al 1980 aproximadamente el TSC fue tema de debates en los EEUU. Para estos aos ya se otorgaban licencias clnicas, surgi la revista Journal of Clinical Social Work y se crearon varias organizaciones profesionales (Groshong, 2010; Northen, 1995). No obstante, no fue hasta el ao 1987 que la NASW cre la primera definicin de la prctica clnica del TS (Northen, 1995).

    Las definiciones de la NASW han tenido enmiendas a travs de los aos. Aparte de la definicin brindada por Barker, la NASW (2005) entiende que la prctica clnica consiste en la aplicacin profesional de los valores, principios y tcnicas para: ayudar a las personas a obtener servicios; ofrecer consejera y/o psicoterapia a individuos, familias y grupos; ayudar a las comunidades o grupos proveyendo o mejorando los servicios sociales de salud; y participar en los procesos legislativos. Adems del reconocimiento nacional de la NASW, en los EEUU existen otras organizaciones profesionales especficas para el TSC. La Asociacin de Trabajo Social Clnico (CSWA, por sus siglas en ingles) es un ejemplo de ello. sta cre la revista Clinical Social Work Journal y ha apoyado los procesos de licenciamiento clnico del TS en los ltimos 30 aos. Groshong (2010) integrante de esta asociacin, entiende que intentar obtener una definicin del TSC es sumamente difcil. La autora cita a Goldstein, otra integrante del CSWA, quien plantea que esta prctica consiste en la aplicacin de los principios del trabajo social en el amplio alcance del tratamiento de la salud mental [traduccin por las autoras] (p. 2). Adicional a lo anterior, Groshong entiende que esta prctica contempla la aplicacin de la psicoterapia, el manejo de caso y la consejera. Sin embargo, para la autora los y las trabajadoras sociales clnicos enfatizan su prctica en una de estas reas.

  • RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA

    Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 ISSN 1852-2459 351

    Por otro lado, la prctica clnica en EEUU cuenta con la Junta Americana de Examinadores en Trabajo Social Clnico (ABECSW, por sus siglas en ingls). La junta establece que el TSC es

    una profesin de la salud mental en la cual la persona en el ejercicio ha sido educada en una escuela graduada y adiestrada con supervisin, domina un cuerpo distintivo de conocimientos y habilidades con el fin de evaluar, diagnosticar y mejorar problemas, trastornos y condiciones que interfieren con la salud biopsicosocial y el funcionamiento de las personas a nivel individual, de pareja, familiar y grupal de todas las edades y procedencias [traduccin por las autoras] (ABECSW, s.f.)

    La definicin que ofrece esta junta no es considerada ni aplicada en el contexto puertorriqueo, ya que el pas cuenta con la Junta Examinadora de Trabajadores Sociales de Puerto Rico. La nica definicin reconocida en PR para el TSC es la ofrecida por la NASW. No obstante, a partir del 2010 la trabajadora social Rita Crdova expuso una definicin para esta prctica basada en su experiencia clnica. Para la autora el TSC es la prctica psicosocial de servicio directo con personas, familias y grupos que enfrentan situaciones/problemas vinculados a la salud mental (p. 86). Es evidente que en los EEUU y en PR los significados para la prctica clnica tienen aspectos convergentes y divergentes. Todas las definiciones apuntan que el TSC inmiscuye el aspecto mental de las personas. La NASW, Crdova y Groshong (CSWA) dan a entender que en la prctica clnica el o la profesional pueden hacer manejo de casos (case work), psicoterapia y consejera. La Asociacin Nacional de Trabajo Social plantea que en el TSC es posible apoyar a las comunidades y hacer trabajo legislativo. Lo anterior muestra que a pesar de entender que el o la profesional del TSC es un proveedor de salud mental, an hay dudas de cules son los espacios laborales y su fundamentos tico-poltico, terico-metodolgico y tcnico-operativo. Lo que s est claro en todas las definiciones es que el TSC est vinculado a que los sujetos puedan solucionar sus problemas, traumas o disturbios mentales y puedan vivir en sociedad. Por tanto, las concepciones antes expuestas de la prctica clnica demuestran los planteamientos de Iamamoto (citada en Abercach, s.f) cuando menciona que la intervencin clnica es enfocada en los problemas de las personas. Prctica clnica del Trabajo Social en el contexto puertorriqueo Para entender el Trabajo Social clnico en Puerto Rico, es necesario recurrir a la naturaleza de la profesin. Actualmente, existe el debate sobre la gnesis del Trabajo Social desde diversos posicionamientos. Montao (2000) sintetiza las dos posturas predominantes del nacimiento de la profesin. La primera tesis es sostenida por aquellos/as que interpretan el Trabajo Social como la profesionalizacin, organizacin y sistematizacin de la caridad y de la filantropa (p. 16). La segunda, la histrico-crtica, es aquella fundamentada por las personas que ven el Trabajo Social como un subproducto de la sntesis de los proyectos poltico- econmicos que operan en el desarrollo de un contexto histrico (p. 20). La misma considera el nacimiento de la profesin como un proceso conformado de continuidades y rupturas. Las continuidades se dan a travs de la permanencia de las caractersticas filantrpicas de aquellas personas que se iniciaron como profesionales del Trabajo Social. Sin embargo, el nacimiento de la profesin se instaura en las rupturas de los fundamentos y actividades filantrpicas, cuando el Estado legitima las funciones polticas, econmicas

  • RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA

    Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 ISSN 1852-2459 352

    y sociales de sta. En sntesis el Estado aparece como el rgano empleador e instrumento de control popular y manutencin del status-quo (Montao, 2000, p. 39) a travs del Trabajo Social como profesin. En Puerto Rico, la gnesis endogenista prevalece en el estudio del Trabajo Social (Cabrera, 2010). No obstante, objetamos esta tesis, ya que partir la discusin del TSC desde esta perspectiva es asumir la profesin como un proceso evolutivo. Adems, sera reconocer solamente a quienes realizan este acercamiento como sus precursores. Obviando los factores histricos, econmico, sociales, polticos y culturales que influyen no tan slo en la construccin del objeto, sino en el sujeto y en su quehacer profesional. Al igual que Netto (1992), Iamamoto (1997) y Montao (2000) entendemos que el TS como profesin es producto del capitalismo en el orden monopolista. Un sistema econmico y poltico que cre tensiones por las desigualdades y las luchas de clases entre el orden burgus y la clase obrera, o sea la cuestin social. Contradiccin que pasa a exigir otros tipos de intervencin ms all de la caridad y represin... (Iamamoto, 2003, p. 41). Por lo que el Estado se ve obligado a trabajar con las desigualdades a travs de la creacin de polticas sociales.

    Segn Netto (1992) las polticas sociales son el resultado de los derechos conquistados a travs de las luchas de la clase obrera. Sin embargo, cumplen a su vez con la finalidad de mantener el control y la reproduccin de la fuerza laboral para aumentar los lucros del capital. Lo antes expuesto lleva al Estado a formar profesionales tcnicos para la implantacin de las polticas sociales. Por tanto, el y la profesional del TS desempea un papel claramente poltico, teniendo una funcin que no se explica por s misma, sino por la posicin que ocupa en la divisin socio tcnica del trabajo (Montao, 2000, p. 21).

    En Puerto Rico, las polticas sociales no tan slo responden a los intereses del capital, sino a los intereses imperialistas de los Estados Unidos que desde el 1898 invadi el pas. Hoy, Puerto Rico es la colonia ms antigua del mundo (Trias Monge, 2005) y a diferencia de otros pases Latinoamericanos los cuales viven la situacin del colonialismo, neocolonialismo, capitalismo, neoliberalismo y globalizacin, Puerto Rico no ha gestionado su libertad nacional (Cintrn, Espada y Romn, 2011, p.11).

    Cabrera (2010), trabajador social puertorriqueo y nica persona en estudiar la gnesis del Trabajo Social en Puerto Rico desde la perspectiva histrico-crtica, desarrolla la relacin entre capitalismo y colonialismo en Puerto Rico a travs del trmino cuestin social colonial. El mismo lo define como

    la relacin dialctica de las contradicciones de nuevas formas de coloniaje contradas por la expansin del capitalismo monoplico en su fase imperialista, trasladando de esta manera los antagonismos generales del capital-trabajo, pero en el caso de Puerto Rico, adquiriendo aditamentos especiales. La comprensin de su singularidad tiene que ser ahora detallada por los acontecimientos histricos (p.75). Uno de los antagonismos generales del capitalismo es la divisin socio tcnica

    del trabajo. La profesin del TS se fragmenta a travs de las modalidades o subespecialidades de acuerdo al espacio laboral. Una de las fragmentaciones de la profesin en Puerto Rico es la prctica clnica. No se conoce cuando se comenz el ejercicio clnico en el pas. Sin embargo, Crdova (2010) desde un posicionamiento evolutivo-endogenista establece que el Trabajo Social psiquitrico que inici en la

  • RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA

    Tandil, Ao 5 - N 7 Volumen 4, Julio de 2012 ISSN 1852-2459 353

    dcada del 30 y fue el antecesor de lo que hoy se conoce como TSC. La autora en su resea histrica sobre el TSC menciona algunas personalidades emblemticas del Trabajo Social que aportaron al desarrollo de esta prctica. Esfuerzos que entendemos importantes, pero no constituyen necesariamente lo que hoy se conoce como TSC en Puerto Rico. Estos datos cronolgicos nos invitan a profundizar y examinar con detenimiento la historia, cultura y dinmica socio-poltica operantes en la sociedad que permiten este acercamiento. Esto redunda en los planteamientos de Paez (2008) cuando menciona que el contextualizar una prctica no se basa en descripciones aisladas sino que es necesario considerar los pensamientos dom...

Recommended

View more >