Revista de Trabajo Social – FCH – UNCPBA ?· que se denominó TPU (Terreno y Proyecto Urbano). ...…

  • Published on
    27-Sep-2018

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li><p>RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA </p><p>Tandil, Ao 4 - N 6, Diciembre de 2011 ISSN 1852-2459 333 </p><p>TALLERES PARA HABITAR: REFLEXIONES DESDE EL TRABAJO SOCIAL EN LAS POLTICAS DE VIVIENDA </p><p>Romina Olejarczyk1 </p><p>Introduccin </p><p>En este trabajo propongo abordar algunas de las tensiones que se presentan en la intervencin cotidiana de un equipo social que trabajaba en la implementacin del Programa Federal de Construccin de Viviendas (en adelante PFCV) en el municipio de Avellaneda, zona sur del AMBA, durante el perodo 2008-2010. Mi inters por indagar la implementacin de este programa, en un municipio en particular, forma parte de mi tesis doctoral en la que me encuentro trabajando actualmente2. </p><p>Desde el ao 2004 se implementa en nuestro pas el PFCV. Esta poltica implic, en el caso de estudio, la incorporacin y ampliacin de equipos tcnicos para llevar a cabo su implementacin. Los profesionales provenientes de las Ciencias Sociales, entre ellos los trabajadores-as sociales, pasaron a formar parte del denominado equipo social3. Durante el perodo 2008-2010 integr uno de estos equipos. Los datos que se mencionarn surgen de un primer anlisis de registros de asambleas y talleres, as como de entrevistas a profesionales del equipo social y habitantes de uno de los proyectos de viviendas construidos donde se implementaron talleres pre y post mudanza que forman parte de mi trabajo de campo actual. </p><p>Ciertos aspectos de la modalidad de implementacin del PFCV en el caso de estudio nos dan indicios del modo en que se conceptualiza, desde los espacios de intervencin a la vivienda construida4. En tanto el Estado construye un bien material que entrega a partir de criterios especficos a ciertos sujetos, contempla principalmente aquellos aspectos que refieren a la composicin familiar pero deja de lado las cuestiones referidas a la localizacin de las viviendas y los bienes y servicios que las familias utilizan en el territorio que habitan. </p><p> 1 Licenciada en Trabajo Social UBA, Doctoranda en Ciencias Sociales - UBA Becaria Conicet IIGG-FSOC- UBA 2 Este plan de tesis doctoral fue presentado y aprobado para Beca Tipo 1, por el Conicet y se titula: Variaciones en los modos de ver, decir y hacer de los actores involucrados en la implementacin de polticas habitacionales. El caso de dos Municipios del Conurbano Bonaerense Sur 3 Cabe sealar que la Secretaria de Obras Pblicas, encargada de la implementacin del PFCV en el Municipio, se encuentra principalmente conformada por equipos tcnicos encargados del diseo de los proyectos de construccin de viviendas, la confeccin de las licitaciones pbicas, el seguimiento de las obras fsicas y la recepcin de reclamos post-entrega de viviendas. Estn compuestos por ingenieros, arquitectos, agrimensores, etc. 4 Indagar respecto del modo en que se conceptualiza a la vivienda construida por esta poltica en particular, forma parte de uno de los objetivos principales del plan de tesis y se vincula con todas aquellas formas de ver, decir y hacer a la poltica desde las instancias responsables de implementarla. </p></li><li><p>RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA </p><p>Tandil, Ao 4 - N 6, Diciembre de 2011 ISSN 1852-2459 334 </p><p>Mi supuesto es que en un espacio de intervencin social, en este caso los talleres pre y post mudanza que realizan los equipos sociales con los adjudicatarios, circulan ciertos modos de ver y decir que sitan a la significacin de la vivienda en relacin con las actividades cotidianas que hacen a la reproduccin de las familias, su vinculacin con instituciones barriales. </p><p>Esta presentacin se dividir entonces en dos partes: en la primera tomar los aportes de dos autores (Topalov y Harvey) para establecer algunas reflexiones acerca de la produccin estatal de viviendas y los efectos de la localizacin en la reproduccin cotidiana de los sujetos. En la segunda parte, trabajar sobre un caso concreto, que son las experiencias de talleres pre y post-mudanza en el caso de estudio, poniendo el acento en el relato de los actores que se encontraban en estos espacios: los profesionales del equipo social y los adjudicatarios5. </p><p>Breve resea del Programa Federal de Construccin de Viviendas </p><p> El Programa Federal de Construccin de Viviendas se lanz en el ao 2004 con los siguientes objetivos: </p><p>-Consolidar la evolucin decreciente del dficit habitacional; </p><p>-Fortalecer el proceso de reactivacin econmica del sector habitacional y de la industria de la construccin; </p><p>-Contribuir a la disminucin del ndice de desempleo a travs de la generacin de 360.000 puestos de trabajo; </p><p>-Instrumentar programas de capacitacin para la provisin de los recursos humanos necesarios; </p><p>-Mejorar la calidad de vida de los hogares6. </p><p> Este programa se desagrega en distintos programas que responden a dos grandes lneas de intervencin: la construccin de vivienda nueva y el mejoramiento de la vivienda existente7. Entre los programas que se mencionarn en este trabajo cabe considerar el subprograma de Urbanizacin de Villas y Asentamientos precarios8 y el subprograma 5 En el municipio el acto de entrega de una vivienda se denomina adjudicacin y por lo tanto, los sujetos a quienes se les adjudica una vivienda pasan a enunciarse como adjudicatarios. 6 Esta informacin est disponible en la pgina oficial de la Subsecretara de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nacin www.vivienda.gov.ar 7 Esta decisin radica en los datos brindados por el Censo Nacional acerca de la gran cantidad de lo que se denomina Casas Tipo B, es decir, casas que requieren de algn tipo de mejoramiento en su infraestructura para satisfacer las necesidades del grupo familiar habitante. 8 Este subprograma tambin presenta una lnea de intervencin que tiene que ver con el mejoramiento del hbitat urbano a travs de la realizacin de obras de infraestructura, as como la relocalizacin de las </p></li><li><p>RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA </p><p>Tandil, Ao 4 - N 6, Diciembre de 2011 ISSN 1852-2459 335 </p><p>de construccin de viviendas con municipios. </p><p> Distintos actores estatales intervienen en su implementacin: los municipios son los responsables del diseo de los proyectos as como de su ejecucin. A partir de la negociacin directa con el gobierno nacional se definen los montos destinados a cada jurisdiccin. Cada municipio debe tambin conseguir terrenos ptimos para la ejecucin de los proyectos. La ausencia de criterios y recursos para la obtencin de suelo donde se ejecutar la construccin de viviendas es una de las crticas ms fuertes al programa9. Ante esta situacin, en el ao 2006 se otorga a las empresas la responsabilidad de presentar posibles terrenos para la construccin de viviendas a travs de la operatoria que se denomin TPU (Terreno y Proyecto Urbano). </p><p> La implementacin del PFCV, descentralizada en los municipios, presenta diferentes criterios en cuanto a la seleccin de adjudicatarios, la localizacin de las viviendas dentro del territorio municipal, la conformacin de equipos tcnicos para su implementacin, etc. </p><p> Por su parte, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) se encarga de la escrituracin de las unidades de vivienda y del cobro de las cuotas. </p><p> En algunos casos la implementacin del programa se combina con otros que contemplan distintos aspectos relacionados con la problemtica habitacional, como es el caso del Programa de Mejoramiento de Barrios (PROMEBA) orientado a la construccin de infraestructura pblica. Lo que se presenta es la necesidad de avanzar con este tipo de obras de manera tal que permitan la construccin de viviendas, principalmente en la extensin de las redes de servicios hacia los lotes (luz, agua, gas, etc.). </p><p>Para este trabajo tomar el municipio de Avellaneda, localizado en el primer cordn del AMBA. Hacia el norte limita con la ciudad de Buenos Aires separado por el Riachuelo, al sudeste limita con Quilmes, al sudoeste con Lans y al este con el Ro de La Plata. En el ao 2010 la poblacin de Avellaneda alcanza los 340.985 habitantes. Presenta una densidad poblacional de 6199.7 hab/Km2 10. La superficie total del partido es de 55 Km2. La mayor cantidad de poblacin del partido se concentra en las localidades de Wilde y Sarand11. </p><p> familias que se encuentren asentadas en territorios de riesgo ambiental o dentro de la lnea de apertura de calles. 9 Vase Fernndez Wagner, Ral. Interrogantes sobre la sustentabilidad de la poltica habitacional Argentina Ponencia presentada en el Seminario Iberoamericano de Ciencia y Tecnologa para el Hbitat Popular. Crdoba. Diciembre 2006. 10 De los municipios que lindan con la CABA el que presenta la mayor densidad de poblacin es Lans, con una densidad de ms de 10.000 habitantes por Km2. El resto promedia entre los 5.000 y los 7.500 habitantes por km2. 11 Informacin disponible en: http://www.censo2010.indec.gov.ar a Febrero 2011. </p></li><li><p>RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA </p><p>Tandil, Ao 4 - N 6, Diciembre de 2011 ISSN 1852-2459 336 </p><p>Algunas reflexiones sobre la produccin de viviendas en la ciudad12 </p><p>El Estado interviene en la produccin de la ciudad garantizando la reproduccin de las condiciones generales para la produccin y circulacin del capital as como para la reproduccin de la fuerza de trabajo. Desde los aportes de Topalov, podemos afirmar que la produccin estatal de viviendas forma parte de lo que el autor denomina como sistema pblico de mantenimiento de la fuerza de trabajo. Esta ltima es considerada una mercanca y como tal, su valor de cambio tendr un precio establecido por el salario. Este carcter de la fuerza de trabajo como mercanca no contempla su reproduccin ampliada, dado que slo contempla la reproduccin inmediata, quedando por fuera los momentos en que el individuo no trabaja, la satisfaccin de aquellas necesidades que tienen que ver con bienes duraderos y que adems exceden la reproduccin del trabajador dado que abarcan a todo su grupo familiar. En este sentido, pueden identificarse necesidades asociadas con el precio de la fuerza de trabajo y necesidades disociadas del salario. En el marco de esta contradiccin entre necesidad y valor es que la intervencin del Estado se justifica, en tanto garantiza una parte del consumo popular. </p><p>Se configura as un sistema pblico de mantenimiento de la fuerza de trabajo que apunta a la satisfaccin de las necesidades disociadas bajo dos formas: la transferencia monetaria y el suministro directo de valores de uso. Las reivindicaciones de los trabajadores en cada momento histrico ampliarn la inclusin de la satisfaccin de ciertas necesidades a travs del denominado salario indirecto. </p><p>La vivienda como mercanca posee un valor de uso, es decir, es indispensable para la reproduccin de los trabajadores, y un valor de cambio, es un bien que circula en el sector inmobiliario. En este movimiento se valorizan otros capitales vinculados con su produccin, como son los capitales de la construccin, bancarios, inmobiliarios, etc. Estos dos aspectos de la vivienda-mercanca entran en contradiccin, dado que el valor de cambio de la vivienda en el mercado -su precio- es inaccesible para la mayora de la poblacin pero es un bien indispensable para su reproduccin. </p><p>Para este autor, la intervencin del Estado no slo aporta en incrementar la disponibilidad de viviendas ms all de las que son producidas en el sector inmobiliario, sino que adems modifica las condiciones de consumo de este bien: cambia el costo del consumo y por lo tanto, el impacto en la reproduccin ampliada de las familias. Tambin establece formas para ese consumo, lo que hoy podramos denominar pautas de habitabilidad: condiciones fsicas, de infraestructura, de cantidad de personas por cuarto, etc13. </p><p> 12 Gran parte de las reflexiones que planteo en este apartado han sido desarrolladas en el trabajo final Los planes de vivienda en la ciudad actual. El caso del Plan Federal de Construccin de Viviendas en un Municipio del AMBA presentado para la aprobacin del seminario La ciudad capitalista: entre el liberalismo y el neoliberalismo, dictado por el Dr. Pedro Pirez durante el 1er cuatrimestre de 2010 en el Doctorado en Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales UBA. 13 Los proyectos que se ejecutan en el marco del PFCV deben reunir ciertos estndares mnimos de </p></li><li><p>RReevviissttaa ddee TTrraabbaajjoo SSoocciiaall FFCCHH UUNNCCPPBBAA </p><p>Tandil, Ao 4 - N 6, Diciembre de 2011 ISSN 1852-2459 337 </p><p>Pero tambin la vivienda pblica, en tanto interviene sobre la reproduccin de los trabajadores (aumenta su capacidad de consumo), favorece la reduccin de los niveles salariales y en este sentido aumenta la tasa general de ganancia para el capital. Estos son dos efectos de la produccin de viviendas por parte del Estado que si bien se oponen, se combinan. El modo histrico que asuma la relacin entre ambos efectos depender de la particular relacin de fuerzas entre capital y trabajo. </p><p>Otro aspecto relevante a considerar es lo que Topalov denomina efectos de arrastre de las polticas de vivienda. En tanto el Estado interviene garantizando la satisfaccin de una de las necesidades de reproduccin de los trabajadores, sus reivindicaciones tienden a avanzar hacia otros campos de su reproduccin incrementando y re-legitimando la intervencin del Estado, as como sentando las bases acerca de las condiciones de vivienda socialmente reconocidas como necesarias de ah en ms. En las entrevistas y charlas informales con las familias que resultan seleccionadas para ser adjudicatarias de una vivienda, surge que stas consideran la adjudicacin de una vivienda como una gran ayuda por parte del Estado que les permitir ocuparse de otros temas que urgen a la familia, sobre en todo en lo que refiere a la salud de sus miembros: </p><p> D: Yo la verdad te digo, las construcciones en s bueno [hace alusin a los problemas que se presentaron una vez mudados como filtraciones de agua] pero la casa mejor que all estamos si yo voy a cambiar aquello por esto, ni loca. </p><p> E: Que hubo una mejora la hubo </p><p> D: Obvio. (Entrevista a vecino del proyecto de Sarand) </p><p> E: Podran decir que estn mejor ac? </p><p> N: Si, all los chicos estaban con granitos y ac como los ves a los chicos ms sanos. (Entrevista a vecino del proyecto de Sarand) </p><p>Estas expectativas quedan en principio en un plano intrafamiliar y se suman en algunos casos a reclamos colectivos respecto del entorno barrial y a espacios de cuidado comn calidad de la vivienda definidos desde el Gobierno Nacional. Entre ellos cabe destacar los siguientes: la vivienda no puede exceder la cantidad de metros cuadrados establecidos po...</p></li></ul>