Revista FDM 330

  • View
    221

  • Download
    3

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista de la Federacin Espaola de Deportes de Montaa y Escalada

Transcript

  • SUMARIO

    fdm 3

    En los ltimos aos estamos viviendo un resurgir importante en cuanto al crecimiento de practicantes de deportes de montaa, que sin embargo tiene una cara negativa: la popularizacin de los usos de la montaa y, por ende, el crecimiento de la siniestralidad y del impacto de nuestras actividades en el medio natural.

    Con la publicacin de las cifras de la estadstica o cial de siniestralidad en el medio durante el ltimo ao se alimenta el debate sobre estos temas. La creciente divulgacin de los deportes de montaa que los medios audiovisuales del pas han hecho, a travs de espacios documentales y de entretenimiento, no siempre re ejan la realidad de estas actividades o bien omiten algunos aspectos clave. Crece el inters pero al mismo tiempo aparece una demanda de logros inmediatos muy lejana del espritu tradicional.

    Esta visin meditica empieza a despertar inters y pasiones no siempre bien informadas, de manera que lo que debera ser una puerta abierta a la generacin de nuevos montaeros puede derivar hacia el crecimiento de un turismo de montaa desconocedor y poco comprometido con el medio. Baja preparacin, falta de experiencia, percepcin sesgada o minimizada del riesgo, evidente falta de cultura medioambiental y de la solidaridad del montaero para con sus homlogos y para con el medio, son algunos de los trazos comunes ms fcilmente observables en estos tiempos entre los recin llegados a las actividades de montaa. Ante esto solo se puede reaccionar potenciando la prevencin; los cauces tradicionales de aproximacin a estos deportes a travs de clubes y asociaciones, que conllevaban un aprendizaje progresivo de la mano de montaeros expertos se han debilitado ante un modelo que facilita la satisfaccin puntual e inmediata.

    Los clubes y las federaciones han de hacer un esfuerzo para encontrar nuevas frmulas que sintonicen con las necesidades y expectativas de sus socios. Es necesario extender la actividad ms all de la preparacin y la mejora tcnica de los deportistas para llevarla a la creacin de un tejido social que asegure el futuro del espritu montaero en colaboracin entre todos los estamentos participes: federaciones y federados, clubes y asociados, empresas del sector y operadores tursticos especializados deben encontrar un espacio comn para disear soluciones que garanticen la satisfaccin de todas las expectativas y eviten posibles posturas limitadoras, que suelen resultar tan atractivas al legislador.

    EDITORIAL

    06 Competiciones

    04 Conversamos con

    El Comit Olmpico Internacional reconoce a la ISFC como organizacin deportiva olmpica. Gran reto en el proyecto Karakorum de nuestro Equipo Espaol Femenino de Alpinismo. Importantes novedades en el reglamento de carreras por montaa FEDME. Nuevos proyectos para un PNTD renovado.

    Meritorios resultados en las competiciones invernales. 8 medallas conseguidas en la copa del mundo de esqu de montaa (4 oro, 1 plata, 3 bronce). Escalada en hie-lo, corta temporada con buenos resultados de nuestros deportistas en la copa del mundo.

    Mantenemos una charla con Francisco Javier Martn del Burgo Simarro (director de la Agencia Estatal Antidopa-je), para conocer el rol que la Agencia va a tener en el normal desarrollo de nuestros deportes de montaa.

    Exposicin de las nuevas ventajas para nuestros federados. Cmo sacar el mximo de rendimiento al precio de la licencia FEDME.

    12 Desde FEDME

    21 Ventajas FEDME

    Sencillos itinerarios que siguen las huellas del general romano Pompeyo, una excelente gua de escalada en Navarra, caminando por la comarcas de Bizkaia, y el tercer volumen de seguridad y riesgo en escalada en roca y hielo, son algunas de las novedades que te presentamos.

    22 Qu leer

    Sede editorial: C/ Floridablanca, 84 - 08015 Barcelona. - Tel. 93 426 42 67. Fax: 93 426 25 75 fedme@fedme.es - Consejo de redaccin: Llus Lpez, Llus Giner - Redaccin: Francesc Estorach y Marc Or - Diseo: belso - Maquetacin y produccin: belso.net - Impresin: Grfi cas Ortells - Distribuye: Boomerag. Servicios del Marketing, S.L. - De-psito Legal: M-4940-1980 - Han colaborado: Jordi Marimon, Gabriel Port, Nil y Nstor Bohigas, Patty Trespando, belso.Foto de portada: Daro Rodrguez - Archivo Desnivel.

    fdm330

  • CONVERSAMOS CON

    Francisco Javier Por qu la creacin de la AEA?Para que disponga el deporte espaol de un nuevo organismo pblico implicado en la preven-cin, investigacin y control del dopaje, junto al CSD y las Fede-raciones Deportivas Espaolas.

    Qu papel tiene la AEA en el deporte en Espaa?Sin entrar a detallar todas sus funciones, bsicamente la Agencia Estatal Antidopaje desempea un papel de cola-boracin y coordinacin con el mundo del deporte y al tiempo es ncleo de referencia para la implicacin transversal del res-to de administraciones compe-tentes: CCAA, Sanidad, Edu-cacin, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, etc.

    El CSD deja de tener com-petencias, al respecto?El Consejo Superior de De-portes mantiene un papel fun-damental en la tarea de lucha contra el dopaje en el deporte, bsicamente la planifi cacin de controles anuales que pos-teriormente han de ejecutar las Federaciones Deportivas Espaolas, as como a travs de la Comisin de Control in-terponer las correspondientes

    sanciones si en tiempo y forma no hubiesen sido interpuestas o mejor impuestas por las Fe-deraciones Deportivas, a lo que hay que aadir todas sus com-petencias de proteccin de la salud, otras autorizaciones y las relaciones internacionales.

    Existen di cultades para poder integrar las directrices internacionales (WADA) en Espaa?La legislacin espaola cumple con las grandes lneas directri-ces de WADA y el Cdigo Mun-dial Antidopaje an no siendo sencillo el encaje en ningn pas. Las Sociedades Demo-crticas avanzadas cuentan con un cuadro legislativo ba-sado en el Estado de Derecho. Todo ello, al ser una regulacin razonablemente moderna en el tiempo, a corto y medio pla-zo se irn decantando todos aquellos aspectos que fuera preciso matizar, aclarar, etc.

    Espaa est bien situada en la lucha contra el dopaje en Europa?La UNESCO en su ltima re-unin ha califi cado con la mxi-ma nota un 10 el modelo de lucha contra el dopaje espaol, pudiendo afi rmar con respe-

    Francisco Javier Martn del Burgo SimarroDirector de la Agencia Estatal Antidopaje

    Francisco Javier Martn del Burgo es el Director de la recien-temente creada Agencia Estatal Antidopaje (julio de 2008) y ha sido el responsable de su puesta en marcha como primer responsable a nivel nacional del citado organismo pblico. Desde la FEDME, dado el rumbo que estn tomando algunos de nuestros deportes de competicin (escalada deportiva, ca-rreras por montaa, esqu de montaa) en las que nuestros

    deportistas ocupan posiciones preeminentes a nivel mundial y de la inminencia de que algunas de estas disciplinas se con-viertan en olmpicas en un tiempo no muy lejano, hemos cre-do oportuno mantener esta charla con el n de dar a conocer el rol que esta Agencia va a tener en el normal desarrollo de nuestros deportes.

    4 fdm

  • fdm 5

    to, pero al mismo tiempo con solemnidad, que nuestro pas est a la cabeza en esta lucha.

    Y a nivel mundial?No podramos establecer la prevalencia o prioridad de otros continentes respecto de Euro-pa en la lucha contra el dopaje, es evidente, por ejemplo, que Europa y Amrica (EEUU Ca-nad) gozan de un gran predi-camento en esta materia y que otros continentes, como puede ser el africano, hacen esfuerzos da a da por mejorar su organi-zacin en este sentido. Espaa y Europa son avanzadilla en la lucha contra el dopaje.

    Nos favoreci organizar en Madrid la III Conferencia Mundial sobre el dopaje en el deporte en 2007?S, sin duda, dejemos constan-cia de que en esa Conferencia Mundial se aprob el nuevo Cdigo Mundial Antidopaje que entr en vigor en enero de 2009.

    Cules son las principales medidas en la lucha contra el dopaje?Siendo importante los con-troles de calidad, ajustadas a rigor cientfi co las analticas, efectuado todo ello con las ga-rantas imprescindibles de un Estado de Derecho, la obser-vancia a las infracciones y las correspondientes sanciones, tenemos por delante una apa-sionante tarea conjunta en ma-teria de concienciacin desde la base: el sistema educativo, desde el deporte de promocin para dar a conocer los perjui-cios que para la salud com-

    portan la toma de sustancias prohibidas o la utilizacin de mtodos prohibidos, en esta tarea hemos de estar implica-dos todos los que defendemos una sociedad de valores, el im-perio de la ley, el valor del es-fuerzo y la tica del comporta-miento. Sembrar para recoger: prevenir, reforzar la cultura en funcin de un deporte limpio y tico hacindolo coincidir con los sobresalientes resultados del deporte espaol.

    Hay medidas de preven-cin y sensibilizacin en los jvenes?Tanto el CSD como la AEA, en su algo ms de un ao de pe-riplo, hemos iniciado una serie de publicaciones de carcter didctico en la lnea de mentali-zacin y formacin, que vamos a multiplicar con la incorpora-cin de las Comunidades Au-tnomas en esta materia. No olvidemos que nuestras Co-munidades Autnomas tienen transferida la competencia de gestin educativa y sanitaria, en esa lnea ya se ha iniciado la fi rma de convenios espe-rando que al fi nalizar el ao la prctica totalidad de ellas ha-yan fi rmado el correspondiente convenio de colaboracin, sin olvidar las lneas de trabajo que estamos elaborando con el M de Educacin, M de Sanidad y Colegios Profesionales del sec-tor. Las Federaciones juegan un papel esencial implicndose en esta tarea.

    Hay datos de la evolucin del dopaje en Espaa?Espaa es uno de los pases que mayor nmero de contro-

    Los constantes cambios en la lista de sustancias, pueden ser un problema?La lista anual de sustancias y mtodos prohibidos que publi-ca el BOE en consonancia con lo propio que realiza la Agencia Mundial Anti