Sentido Literal y Sentido... V.Balaguer

  • Published on
    29-Jun-2015

  • View
    60

  • Download
    2

Embed Size (px)

Transcript

EL SENTIDO LITERAL Y EL SENTIDO ESPIRITUAL DE LA SAGRADA ESCRITURA

VICENTE BALAGUER

SUMARIO: 1. LA HERMENUTICA EN EL SENO DE LA BIBLIA. 1.1. Jesucristo y la interpretacin de la Escritura. 1.2. El Nuevo Testamento. 2. LOS SENTIDOS HASTA LA SNTESIS TOMISTA. 2.1. La exgesis antigua. 2.2. Santo Toms y los sentidos bblicos. 2.3. La articulacin de la solucin tomista. 3. EL CAMBIO DE PARADIGMA. LA REFORMA Y EL RACIONALISMO. 4. LOS SENTIDOS BBLICOS EN LA EXGESIS CATLICA DEL LTIMO SIGLO. 4.1. Las encclicas bblicas. 4.2. Dei Verbum. 4.3. El sentido de la Escritura en la investigacin desde Divino Afflante Spiritu. 4.4. El documento de la Pontificia Comisin Bblica La interpretacin de la Biblia en la Iglesia. 5. UNA TEORA DEL SENTIDO Y DE LOS CONTEXTOS DE INTERPRETACIN DE LOS TEXTOS. 5.1. Aplicacin a la Sagrada Escritura en la Iglesia. 5.2. Las posiciones de la exgesis a la luz de estas consideraciones. 6. CONCLUSIN.

Resumen: El Nuevo Testamento propone un sentido espiritual para muchos textos del Antiguo cuando ve en ellos una expresin del designio de Dios que se cumple en Jesucristo. La exgesis antigua desarroll este procedimiento y propuso, junto al sentido literal, diversos sentidos espirituales. Santo Toms estableci un sistema de jerarqua entre los sentidos, con el literal como fundamento y los espirituales como desarrollos. La moderna crtica primero se desentendi del sentido espiritual; despus lo retom, pero entendindolo como un desarrollo de la lectura de los textos, de modo anlogo a las obras literarias. El artculo propone unas reflexiones para

Abstract: The New Testament provides spiritual meaning for many Old Testament texts, seeing in them an expression of Gods plan of salvation that is fulfilled in Jesus Christ. Ancient Biblical exegesis developed this particular understanding of scripture and distinguished the literal meaning from various other spiritual senses. Saint Thomas Aquinas established a hierarchical system in which the literal meaning forms the basis and the spiritual meanings are considered as development. At first, modern criticism neglected this spiritual sense, but took it up again later. However, interpreters understood it as a development in the reading of the text, thereby being ana509

SCRIPTA THEOLOGICA 36 (2004/2) 509-563ISSN 0036-9764

VICENTE BALAGUER

mostrar cmo las propuestas de Santo Toms se pueden enriquecer con las aportaciones de la moderna investigacin. sta, en cambio, si no se sita en un universo de discurso como el tomista, se aboca a un callejn sin salida. Palabras clave: Sentidos bblicos, Hermenutica, Exgesis.

gous to literary works. The present article suggests how the proposals of Saint Thomas may be enriched with contributions of modern research, provided that they are placed in the sphere of thomist discourse. Otherwise they will lead to a dead end. Keywords: Biblical meaning, Hermeneutics, Exegesis.

La aceptacin de un sentido literal y un sentido espiritual en la Sagrada Escritura es probablemente uno de los retos ms serios que hoy en da tiene ante s una exgesis que quiera ser verdaderamente catlica, es decir, una exgesis que quiera hacer de la Sagrada Escritura como el alma de la teologa. Si la tarea exegtica y teolgica se queda en el sentido literal histrico, el intentado por el autor humano inspirado, los textos de la Sagrada Escritura difcilmente podrn dejar de ser monumentos del pasado que, inmersos en el mar de documentos de la historia de las religiones, sirven casi nicamente como ejemplos 1. El sentido literal tiene que ser camino para descubrir el sentido espiritual de la Escritura. As lo apunt ya Santo Toms, as lo reconoce la investigacin exegtica y as lo recogen los documentos del Magisterio de la Iglesia: desde la encclica Providentissimus Deus (1893), al documento de la Pontificia Comisin Bblica La Interpretacin de la Biblia en la Iglesia (1993), pasando por la encclica Divino Afflante Spiritu (1943), y la Constitucin Dogmtica Dei Verbum (1965) del Concilio Vaticano II. Sin embargo, el reto no es fcil. La sntesis medieval, sobre todo la sntesis tomista, consegua articular todos los sentidos partiendo del sentido literal. Sin embargo, la investigacin actual no descubre la manera de realizar toda esa operacin de ensamblaje de los sentidos bblicos. Santo Toms afirmaba que el sentido literal de la Sagrada Escritura era el pretendido por su autor, pero a continuacin recordaba tambin que1. La articulacin del AT no es una condicin previa para el conocimiento de Jesucristo, pero forma parte de ese conocimiento esencial, P. BEAUCHAMP, Teologa bblica, en B. LAURET y F. REFOUL, Iniciacin a la prctica de la teologa. I, Cristiandad, Madrid 1984, 184-237, aqu, 221; cfr. K. MLLER, Exgesis-ciencia bblica, en P. EICHER, Diccionario de conceptos teolgicos I, Herder, Barcelona 1989-1990, 401-417. 510 ScrTh 36 (2004/2)

EL SENTIDO LITERAL Y EL SENTIDO ESPIRITUAL DE LA SAGRADA ESCRITURA

el autor de la Sagrada Escritura era Dios. La exgesis catlica moderna, por su parte, despus de seguir las recomendaciones del Magisterio de iniciar la investigacin por el sentido literal entendido ste como el pretendido por el hagigrafo, por el autor humano de la Sagrada Escritura, detecta contradicciones en la sntesis de Santo Toms. En consecuencia, sigue otros caminos. Fundndose en los avances logrados en las ltimas dcadas por la hermenutica y por las ciencias del lenguaje, ha puesto de manifiesto que el sentido de los textos, los bblicos y tambin los que no lo son, no puede limitarse al sentido intentado por quien los compuso sentido que, por otra parte, a menudo es imposible de descubrir, o, al menos, de dirimir con exactitud 2 ya que la interpretacin primera, la de los destinatarios originales, forma parte del texto; adems, todo texto tiene vida propia, y su sentido se enriquece con las sucesivas interpretaciones. Pero, en el fondo, con este procedimiento se disuelve la diferencia entre el sentido literal y el sentido espiritual, y, lo que es ms importante, se introduce una cierta arbitrariedad en la determinacin de la interpretacin. Por eso, algn autor concluye su estado de la cuestin afirmando que todava no es tiempo de una nueva sntesis 3. Las pginas que siguen quieren proponer unas reflexiones para mostrar que esta sntesis es posible, tambin hoy. Pienso que es posible conciliar el sistema tomista con las modernas teoras acerca del sentido,2. Frente a la ingenuidad de la posicin de la hermenutica romntica, seguida muchas veces en la exgesis del pasado siglo, la crtica literaria ha puesto de manifiesto que el ideal de eco completo, de recepcin traslcida, es, ni ms ni menos, el ideal de lo mesinico porque, en la ley mesinica, cada movimiento y cada marcador semnticos se convertirn en verdad perfectamente inteligible (G. STEINER, Presencias reales. Hay algo en lo que decimos?, Destino, Barcelona 1991, 171). Al contrario de lo que ocurre en las ciencias experimentales, no existen mtodos para verificar que el sentido encontrado en un texto sea el primigenio; aunque s existen mtodos de validacin por los que podemos decir que una interpretacin es ms probable o mucho ms probable que otra (cfr. E.D. HIRSCH Jr., Validity in Interpretation, Yale U.P., New Haven and London 1967; E.D. HIRSCH Jr., The Aims of Interpretation, The University of Chicago Press, Chicago 1976). Tambin existen reglas para conjeturar la interpretacin y reglas para validarla, pero, al final, ni en crtica literaria ni en las ciencias sociales hay lugar para una ltima palabra. O, si la hay, la denomino violencia (P. RICUR, Le modle du texte: laction sense considre comme un texte, en Du texte laction. Essais dhermneutique II, Seuil, Paris 1986, 205). 3. Cfr. M. DUMAIS, Sens de lcriture. Rexamen la lumire de lhermneutique philosophique et des approches littraires rcentes, New Testament Studies 45 (1999) 310-331. ScrTh 36 (2004/2) 511

VICENTE BALAGUER

y que se puede articular un sistema que inserte los sentidos espirituales en el sentido literal. La exposicin exige convocar en el estudio diversos elementos de la historia de la exgesis, de la hermenutica, de la filosofa del lenguaje, de la inspiracin de la Sagrada Escritura en relacin con la revelacin, etc. Esta enumeracin pone ya de manifiesto que en el examen de la cuestin aparecen casi todos los temas presentes en el tratado de Introduccin a la Sagrada Escritura. Y es que una proposicin acerca de los sentidos bblicos es una proposicin acerca de la teologa de la Sagrada Escritura. Comenzar con unos trazos de la historia de la exgesis para poder individuar los problemas; despus, propondr la teora lingstica capaz de integrar los resultados; en tercer lugar, intentar conjuntar los resultados de una teora del sentido con una teologa de la inspiracin y la revelacin. Finalmente, intentar mostrar que un recorrido epistemolgicamente ms largo que el tomista llega, sin embargo, a conclusiones cercanas a las del sistema del Aquinate. Obviamente, de esta manera pretendo tambin explorar un camino que pueden recorrer y precisar la exgesis y la teologa contemporneas.

1. LA HERMENUTICA EN EL SENO DE LA BIBLIATodo texto est escrito para ser ledo, es decir, para ser interpretado. Pero en la medida en que un texto tiene relevancia en el presente como ocurre, por ejemplo, en los textos jurdicos y en los textos religiosos el texto en cuestin se somete, se quiera o no, a la operacin hermenutica. Con esta operacin se busca en el texto del pasado una leccin para el presente, para ahora 4. Esto sucede de modo emblemtico en la Sagrada Escritura. La palabra de Dios es viva y eficaz, es decir, est destinada a que se obedezca y a que se cumpla. As los hombres cumplen la palabra de la Ley cuando obedecen a los mandamientos de Dios, que siguen siendo vigentes para ellos. Tambin los orculos del profeta, que proclama la palabra de Dios, se cumplen cuando un hecho en el devenir de la historia4. El proble