Sor Margarita Rutan_biografía SOR INFANTE

  • Published on
    13-Jul-2015

  • View
    118

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

SOR MARGARITA RUTAN, MRTIR DE LA FE Y LA CARIDAD Sor M ngeles Infante, Hija de la Caridad Margarita abierta a la Vida Esta Hija de la Caridad tiene el nombre de una flor, smbolo de la sencillez. As es su vida: sencilla como los ptalos de la margarita. Ella es un brote nuevo en el prado de la Caridad, un fruto visible y atractivo del rbol vicenciano. Es una pgina nueva del libro de la Vida, sellada con la sangre del Cordero, una de las vrgenes que le siguen ya en la Vida eterna, donde no hay llanto, ni muerte, ni dolor. Ella entreg libremente su vida como testigo de la fe y la caridad, hasta derramar su sangre por confesar su fidelidad a Jesucristo y su Iglesia. Margarita naci en Metz (Francia) el 23 de abril de 1736, en el seno de una familia muy numerosa y profundamente cristiana. Sus padres Charles-Gaspar Rutan y Mara Forat trajeron al mundo 17 hijos a los que educaron cristianamente. Margarita es la octava de la familia. Gracias a sus convicciones en fe y al trabajo de su padre, arquitecto constructor y a la dedicacin, cario y entrega de su madre como ama de casa, pudieron afrontar el futuro con esperanza. Margarita fue bautizada en la parroquia de San Esteban de Metz el mismo da de su nacimiento, segn las costumbres de la poca. All recibi la primera Comunin y el sacramento de la Confirmacin alentada por sus padres y hermanos mayores. Permaneci junto a su familia hasta los 18 aos. Durante su infancia y adolescencia dio signos claros de piedad, respeto, educacin y actitudes cristianas. Desde nia sinti aficin por el dibujo. De la mano de su padre se inici en l y despus ensear a sus hermanos pequeos. En contacto con las Hijas de la Caridad del Hospital de Metz, presentes en la ciudad desde los orgenes de la Compaa, recibi la llamada de Dios para servirle en sus miembros preferidos, los pobres. Cumplidos los 18 aos expuso su deseo de ser Hija de la Caridad, pero sus padres no le dieron su consentimiento. Tuvo que esperar a que llegase la mayora de edad. Los padres no se oponan, pero si queran tener la certeza de que se trataba de una verdadera y probada vocacin. Un camino de entrega y disponibilidad El mismo da en que cumpli los 21 aos, 23 de abril de 1757, ingres en la Compaa. Gozosa lleg a Paris para recibir su formacin inicial en el Seminario, en la misma Casa Madre donde vivi y muri Santa Luisa. Terminado este tiempo de formacin que entonces duraba slo seis meses, visti el hbito propio de la Compaa y fue destinada, en septiembre de 1757, a Pau, cerca de Tolouse. All continu su formacin bajo la responsabilidad de su Hermana Sirviente quien tuvo sumo inters por su preparacin para la emisin de los votos. Desde su llegada se sinti feliz entre los nios expsitos, la cuna, los enfermos y las clases. Cuando ella lleg destinada a Pau, resonaba todava all el eco de las celebraciones realizadas con motivo de la canonizacin de San Vicente de Pal (1737). Este hecho la ayud 1

a profundizar en las virtudes y santidad del Fundador, a quien profes gran devocin. Por aquel entonces, a las Hijas de la Caridad se las llamaba las Hermanas grises por el color del hbito. En su destino, Hospital y Escuelas, se entreg de lleno al servicio de los pobres enfermos y al cuidado de los nios, animada por las Hermanas de aquella Comunidad. Desde su juventud vivi disponible y se mostr generosa, serena y alegre. Se perciba en su semblante el amor a su vocacin, el gozo de pertenecer por entero a Dios, el entusiasmo y la disponibilidad en su entrega. Dios era el centro de su vida al que descubra en los pobres y necesitados. Los archivos de la Casa Madre guardan constancia de sus destinos: Pau (1757), Hospital de Fontenebleau en abril de 1772, Hospital de Troyes en abril de 1779 y Dax en agosto de 1779. En Fontenebleau se declar una epidemia de viruela negra al ao siguiente de su llegada. Cuando Sor Margarita Rutan lleg a Dax tena ya 43 aos de edad y llevaba en la Compaa 22 aos. Era una mujer madura, centrad en Dios, con experiencia de vida consagrada, amante de la vida comunitaria, artfice de paz y una verdadera sierva de los pobres enfermos. En el Hospital de Dax asumi por obediencia el servicio de Superiora. La Comunidad estaba integrada por siete Hermanas. Su misin mas amplia era el servicio a los enfermos del Hospital, pero ste tena anexa una Escuela. Era muy comn en la Compaa esta duplicidad de servicios. Ella se sinti sirviente de todas sus Hermanas y responsable de la organizacin de ambos servicios: sanidad y educacin. Los testimonios conservados sobre ella, tanto del obispo como del administrador del Hospital, refieren que era una Hermana bien preparada, experta en enfermera y con capacidad de organizacin. A su llegada, el Hospital estaba muy necesitado de orden, distribucin de tareas y buen funcionamiento asistencial. Dotada de talento organizador y espritu de trabajo, logr en poco tiempo mejorar la estructura y el funcionamiento de la institucin. Entre sus obras de mejora del Hospital est la ampliacin y restauracin de la capilla. Contribuy a mejorar tanto el servicio de los enfermos, que cundi su fama por todo el sur de Francia. El Gobierno y los Jefes militares tomaron nota de estas mejoras y enviaban all a los soldados y heridos del ejrcito de la zona sur para que fuesen curados y atendidos por Sor Margarita. De da en da, su figura fue adquiriendo prestigio y notoriedad, hecho que no pas desapercibido a las autoridades y a las gentes de Las Landas. Los aos en que fue responsable de la Comunidad del Hospital de Dax fueron un tanto duros y violentos por el ambiente prerrevolucionario que se respiraba. Ella era persona firme en sus convicciones que no toleraba los ataques de los libertinos contra la Iglesia. Esto no agradaba al gobierno revolucionario, razn por la que fue acosada y perseguida violentamente durante la Revolucin. Al estallar la revolucin se constituy en Dax un Comit de Vigilancia dependiente de la Sociedad popular. Este Comit lo integraban algunas personas representantes del pueblo que estaban animadas de odio y animadversin contra la Iglesia. Acusaciones, falsos testimonios y encarcelamiento. La persecucin de Sor Margarita se inicia con acusaciones falsas a las que sigue el arresto, la condena y el martirio. La secuencia de los hechos nos lo pone de relieve: 1792, 26 de mayo: el capelln Sr. Laconture, sacerdote que se neg a jurar y aceptar la Constitucin Civil del clero, fue encarcelado y sustituido por otro sacerdote juramentado para los servicios religiosos del Hospital. 1792, 3 de junio: tentativa de huida de Sor Margarita ante el temor de ser apresada y las acusaciones de latrocinio que eran una verdadera calumnia.

2

1793, 3 de octubre: las Hermanas son intimidadas y obligadas a prestar juramento aceptando la Constitucin Civil del clero bajo amenaza de expulsin si no lo hacen. Ellas, alentadas por Sor Margarita, decidieron rehusar el juramento. 1793, 26 de octubre: se constituye en Dax el Comit de Vigilancia popular, las comunidades religiosas recibieron la orden de supresin y los conventos quedaron en poder del Estado. Seguidamente convierten los conventos de Carmelitas y Capuchinos en prisin de mujeres y hombres, respectivamente. 1793, 28 de noviembre: todos los religiosos y religiosas de la ciudad son declarados sospechosos de incivismo, rebelda y fanatismo. Por haban sido enviados a la crcel. 1793, diciembre: el soldado Rooux denuncia a las Hermanas del Hospital. 1793, 24 de diciembre: encarcelamiento de Sor Rutan por orden judicial, presentacin del expediente de acusaciones, todas falsas, y orden de precintar su despacho, papeles, documentos y cuentas, as como sus cosas personales. 1794, 15 de enero: primer interrogatorio aplicado a Sor Rutan por los jueces dispuestos por el Comit de Vigilancia. 1794, 20 de enero: clausura de la capilla del Hospital con prohibicin de celebrar la Santa Misa bajo amenaza de encarcelamiento de todas las Hermanas.

Aislamiento dentro de la crcel y condena. Fue a primeros de diciembre de 1793 cuando la Sociedad Popular de la Comuna de Dax recibi las acusaciones contra Sor Margarita como Superiora responsable de la Comunidad rebelde, que no haba querido prestar juramento a la Constitucin civil del clero. Enterado el Comit de Vigilancia orden que continuase la detencin de Sor Rutan y que diera curso judicial y penal a las acusaciones presentadas contra ella. El juez del Comit la consider merecedora de prisin y seguidamente decidieron mantenerla totalmente aislada y arrestada dentro de la crcel. Esta decisin fue comunicada inmediatamente a todos los representantes populares: al Departamento, al Directorio del distrito, al Municipio y a la Sociedad popular. No tena escapatoria El da de nochebuena de 1793, Sor Margarita estaba ya en la crcel de mujeres instalada en el convento de los Carmelitas, apresada con otras 54 personas, muchas religiosas de diversas congregaciones. El 3 de marzo de 1794 fueron encarceladas tambin las otras Hermanas del Hospital porque defendan a Sor Margarita en sus conversaciones y demostraban en su trabajo buen trato que ellos juzgaban como aristocracia y se negaban a jurar la Constitucin Civil del clero, hecho que el Comit calific de fanatismo y supersticin. Mientras Sor Margarita estaba en la crcel, llegaron ms acusaciones contra ella a los tribunales populares. Uno de los soldados atendidos en el Hospital dijo haber encontrado en su celda o habitacin folios escritos y objetos que, a juicio de los revolucionarios, era prueba eficiente de su espritu incivil, rebelde y plenamente antirrepublicano. Todo esto se consider un delito grave contra los responsables del gobierno y la revolucin. A partir de esta acusacin fue sometida a frecuentes y largos interrogatorios judiciales, sin darle opcin ni posibilidad alguna de defenderse de las acusaciones que le imputaban. Al fin de los interrogatorios el 8 de abril de 1974, el juez emiti su sentencia de muerte. Su conducta rebelde era motivo suficiente para ser condenada a muerte en la guillotina de la plaza pblica. La condena fue ejecutada al da siguiente. Martirio por causa de la Fe 3

Era el 9 de abril de 1794. Al salir de la crcel los milicianos la maniataron con sus brazos atados a su espalda. Lo mismo hicieron con el Sr. Lanelongue, sacerdote apresado en el convento de los Capuchinos. A la puerta de la crcel de mujeres, les subieron a los dos a un carro, uno frente al lado del otro, pero mirando en sentido opuesto. As los pasearon por la calle hasta llegar a la plaza de la ciudad donde estaba colocada la guillotina. Ella serena y firme, fue cantando el Magnificat por el camino. Antes de llegar a la guillotina, entreg su pauelo rojo y su reloj a una seora que lloraba junto a la carreta que haba trasportado a los dos sentenciados. Llegados a la plaza, bajaron primero al sacerdote y lo guillotinaron en presencia de Sor Rutan. Ella se mantuvo serena e intrpida, de pie, como Mara junto a la cruz, en silencio y pidiendo perdn para aquellas personas que sin saberlo, les abran las puertas del Cielo. Retirado el cadver decapitado del sacerdote, le toc el turno a ella. El verdugo quiso despojarla de sus vestidos, pero ella se neg con energa y valor diciendo: Nunca me ha tocado un hombre y no lo voy a consentir ahora. Serenamente, con paso lento y tembloroso, obedeci a sus verdugos, coloc su cabeza bajo la guillotina y esper la muerte Serena y llena de confianza en Dios, entreg su vida como testigo de la Fe y la Caridad. Tena 58 aos cumplidos y el corazn rebosando paz, firmeza en su fe y amor a Dios y a los pobres. El Espritu Santo la haba concedido el don de fortaleza para afrontar el martirio. Fue enterrada en una fosa comn excavada en un terreno situado junto al convento de los Capuchinos, convertido en crcel. El Consejo de Administracin del Hospital hizo celebrar un acto de reparacin en su honor el 9 de abril de 1805. Este acto se hizo con motivo de la visita del Papa Po VII a Francia para coronar a Napolen. Con ese motivo el Papa visit tambin la Casa Madre de las Hijas de la Caridad. Para la celebracin de este acto de oracin y sufragio, la Direccin del Hospital mand imprimir una nota de convocatoria con el texto siguiente: La memoria de la respetable Sor Rutan, Superiora de las Hijas de la Caridad de este Hospital, exige una veneracin pblica. Invitamos a asistir al servicio fnebre que se celebrar el jueves prximo, da 12 del mes en curso, en la capilla del Hospital, a las 10 horas, por el alma de esta Madre compasiva de los pobres. La virtud y las dotes que animaban su alma han suscitado vuestra admiracin y su recuerdo permanecer siempre entre nosotros. Su fama de mrtir de la fe ha permanecido viva en la dicesis de Dax, en la regin de las Landas y en la Compaa de las Hijas de la Caridad. Itinerario de la causa de su martirio: Cuando San Po X beatific el 27 de mayo de 1906 un nmero considerable de mrtires de la fe, vctimas de la persecucin religiosa durante la revolucin francesa, la Compaa decidi iniciar el proceso informativo, hecho que se llev a cabo en los aos 1919-1922, pero no se lleg a elaborar la Positio correspondiente al proceso apostlico. En el ao 1994 con ocasin de la celebracin del bicentenario de su martirio se ha vuelto a retomar. En el ao 2005 se elabor la Positio como causa Histrica. El 12 de enero de 2010 el Congreso de los Consultores histricos dio su voto favorable y unnime a la Positio. El 17 de abril de 2010 el Congreso de Telogos de la Congregacin de la Causa de los santos ha dado voto unnime y positivo sobre el martirio de la Sierva de Dios, Sor Margarita Rutan. El 1 de julio de 2010, en el curso de la celebracin del 350 aniversario de la muerte de San Vicente y Santa Luisa, el Papa Benedicto XVI ha firmado el Decreto de su martirio. Esperamos con gozo la fecha de su beatificacin que tendr lugar en Dax.

4