The Anglo-Saxon Chronicle [Español]

  • Published on
    10-Aug-2015

  • View
    489

  • Download
    2

Embed Size (px)

Transcript

<p>La Crnica anglosajonaBiblioteca Medieval y Clsico Publicacin # 17Originalmente compilado por orden del rey Alfredo el Grande, aproximadamente el ao 890, y posteriormente mantenido y ampliado por las generaciones de escribas annimos hasta mediados del siglo 12. El idioma original es anglosajn (Ingls Antiguo), pero ms tarde las entradas son esencialmente Ingls medio en el tono. Traduccin por el Rev. James Ingram (Londres, 1823), con lecturas adicionales de la traduccin del Dr. JA Giles (Londres, 1847). El texto de esta edicin se basa en el publicado como "La Crnica anglosajona" (Everyman Press, Londres, 1912). Esta edicin est en el dominio pblico en los Estados Unidos. Esta edicin electrnica ha sido editado, se corrige y preparado por Douglas B. Asesinatos ( DeTroyes@AOL.COM ), julio de 1996.</p> <p>[ Nota del preparador ] CONTENIDO </p> <p>Introduccin Parte 1: AD 1 a 748 Parte 2: AD 750 a 919 Parte 3: 920 dC - 1014 Parte 4: AD 1015 a 1051 Parte 5: AD 1052 a 1069 Parte 6: AD 1070 a 1101 Parte 7: AD 1102 a 1154</p> <p>Preparador NOTA: En la actualidad hay nueve versiones de conocidos o fragmentos de la "AngloSaxon Chronicle" en la existencia, todo lo cual vara (a veces mucho) en el contenido y la calidad. La traduccin que sigue no es una traduccin de la Crnica de una, sino que es una recopilacin de lecturas de diferentes versiones. Los nueve conocidos "Anglo-Saxon Chronicle" MS. son los siguientes:</p> <p>A Prime-La Crnica de Parker (Corpus Christi College, Cambridge, MS. 173) Un fragmento Cottonian (British Museum, Cotton MS. Otho B xi, 2) B La Crnica de Abingdon I (British Museum, Cotton MS. Tiberio A vi.) C La Crnica de Abingdon II (Museo Britnico, Cotton MS. Tiberio B i.) D La Crnica de Worcester (British Museum, Cotton MS.Tiberius B iv.) E El Laud (o "Peterborough") Crnica (Bodleian, MS.Laud 636) F El Eptome Bilinge Canterbury (British Museum, Cotton MS. Domiciano A viii). NOTA: Las entradas en Ingls y Amrica. H Cottonian Fragmento (British Museum, Cotton MS. Domiciano A ix). I Una tabla de crnica de Pascua (British Museum, Cotton MS.Caligula A xv.)</p> <p>Esta edicin electrnica contiene principalmente la traduccin del reverendo James Ingram, que se publica en la edicin Everyman de este texto. Citas de la traduccin del Dr. JA Giles se incluye como un apndice en la edicin de Everyman, el preparador de esta edicin se ha elegido para cotejar estas entradas en el texto principal de la traduccin. Donde se han producido estas intercalaciones que han marcado la entrada con un parntesis de dos (()). ADVERTENCIA: Aunque he elegido para incluir las notas al pie de la Rev. Ingram en esta edicin, tenga en cuenta que debe utilizarse con extremo cuidado. En muchos casos, las opiniones expresadas por el reverendo Ingram son solidariamente de la fecha, habiendo sido sustituida por casi 175 aos de beca activo. Mejor de los casos, estas notas sern un punto de partida para la investigacin. No deben, sin embargo, ser tratada como absoluta. Bibliografa escogida:</p> <p>TEXTO ORIGINAL o Classen, E. y Harmer, FE (eds.): "Una crnica anglosajona del British Museum, Cotton MS Tiberio B iv.." (Manchester, 1926) o Flor, Robin y Smith, Hugh (eds.): "La Crnica de Peterborough y las leyes" (La sociedad primitiva Texto Ingls, original de la serie 208, Oxford, 1941). o Taylor, S. (ed.): "La crnica anglosajona: MS B" (Cambridge, 1983)</p> <p>Otras traducciones -</p> <p>o</p> <p>Garmonsway, GN: "La Crnica anglosajona" (Everyman Press, Londres, 1953, 1972). MUY RECOMENDABLE. Contiene lado a lado de las traducciones de los nueve textos conocidos.</p> <p>LECTURA RECOMENDADA o Bede: "Historia de la Iglesia y el Pueblo Ingls" , Traducido por Leo Sherley-Price (Penguin Classics, London, 1955, 1968). o Poole, AL: "Libro de Domesday a la Carta Magna" (Oxford University Press, Oxford, 1951, 1953) o Stenton, Sir Frank W.: "la Inglaterra anglosajona" (Oxford University Press, Oxford, 1943, 1947, 1971)</p> <p>Sitio mantenido por Roy Tennant en nombre de la comunidad acadmica.</p> <p>La Crnica anglosajonaIntroduccin a la edicin original de Ingram [1823]</p> <p>Biblioteca Medieval y Clsico Publicacin # 17</p> <p>Inglaterra puede presumir de dos monumentos importantes de sus principios la historia, a cualquiera de que no sera fcil encontrar un paralelo en ninguna nacin, antigua o moderna. Estos son, el Registro del da del juicio final (1) y el "Saxon Chronicle" (2). El primero, que es poco ms que un estudio estadstico, sino que contiene la mayora de los informacin autntica en relacin con el descenso de la propiedad y la importancia relativa de las diferentes partes del reino en una perodo muy interesante, la sabidura y la generosidad de los britnicos Parlamento desde hace mucho tiempo considerado digno de ser impreso (3) entre los los Registros Pblicos, por los comisarios designados para tal fin. El otro trabajo, aunque no se trata de negligencia absoluta, no ha recibi el grado de atencin que cada persona que se siente un inters en los eventos y transacciones de otros tiempos se natural esperar. En primer lugar, que nunca ha sido impresa todo, a partir de una recopilacin de todos los MSS. Sin embargo, el alcance de las dos ediciones anteriores, en comparacin con el presente, el lector puede formarse una idea, cuando se le dice que el profesor de Wheloc "Chronologia anglo-Saxonica", que fue el primer intento (4) de la especie, publicado en Cambridge en 1644, est compuesto en menos folio de 62 pginas, sin contar los del apndice Amrica. La edicin mejorada por Edmund Gibson, despus obispo de Londres, impresa en Oxford en 1692, exhibe casi cuatro veces el cantidad de la anterior, pero est muy lejos de ser todo (5) crnica, ya que el editor lo consider. El texto de la presente edicin, se encontr, no puede ser comprimido en un corto brjula de 374 pginas, aunque el editor ha suprimido muchos notas e ilustraciones, que pueden ser considerados necesarios para la lector en general. Algunas variaciones en el MSS. Tambin puede todava pasan desapercibidos, en parte porque eran considerados de poca importancia, y en parte de una aprehensin, no sea que el comentario, como sucede a veces, parezca una burthen difcil de manejar, en lugar que un apndice necesario, en el texto. De hecho, hasta que el editor haban realizado algunos progresos en el trabajo, no poda haber imaginado que los materiales tantos originales y autnticos de nuestra historia todava no se public. Para aquellos que no estn familiarizados con este monumento de nuestros nacionales</p> <p>antigedades, dos preguntas parecen necesarias para responder: "Qu contiene?" y, "por quin fue escrito?" La indulgencia del anticuario crticos se solicita, mientras que esfuerzo para responder, en cierta medida, cada una de estas preguntas. Para la primera pregunta que responder, que el "Saxon Chronicle" contiene el testimonio original y autntica de contemporneo escritores de las transacciones ms importantes de nuestros antepasados, por mar y tierra, desde su primera llegada a este pas para el ao 1154. bamos a descender a lo particular, sera requieren un volumen para hablar de la gran variedad de temas que lo acepta. Baste decir, que cada lector encontrar aqu muchos datos interesantes en relacin con nuestra arquitectura, nuestra la agricultura, nuestra moneda, nuestro comercio, nuestros militares y navales gloria, nuestras leyes, nuestra libertad y nuestra religin. En esta edicin, Tambin, se encuentran numerosos ejemplares de Saxon poesa nunca, antes de imprimir, lo que podra constituir la base de trabajo de un volumen de introduccin a la elaboracin de los anales de Warton de Ingls La poesa. Filosficamente considerado, este disco es la antigua segundo fenmeno grande en la historia de la humanidad. Porque, si nos excepto en los anales sagrados de los Judios, que figuran en los diversos los libros del Antiguo Testamento, no hay trabajo existentes otros, antiguo o moderno, que muestra a un punto de vista de forma regular y panorama cronolgico de un pueblo, descrito en rpida sucesin por diferentes escritores, a travs de tantos siglos, en sus propias lengua verncula. Por lo que con seguridad se puede considerar, ni slo como la fuente primigenia de la que todos los historiadores posteriores de Asuntos Ingls han derivado principalmente de sus materiales, y consecuencia, el criterio por el cual han de ser juzgados, pero tambin como depositario fiel de nuestro idioma nacional, ofreciendo, al mismo tiempo, para el investigador cientfico del ser humano mente un ejemplo muy interesante y extraordinario de los cambios incidente a una lengua, as como a una nacin, en su progreso desde la rudeza de refinamiento. Pero que el lector pueda ver ms claramente lo mucho que estn en deuda a la "Crnica de Sajonia", que ser necesario examinar lo que se contenida en otras fuentes de nuestra historia, antes de la adhesin de Enrique II., el perodo en que este registro invaluable termina. El historiador ms antiguo de nuestra propia isla, cuyo trabajo ha sido preservada, es Gildas, que floreci en la ltima parte de la siglo VI. Anticuarios britnicos de la poca presente sin duda me perdonar, si me voy en su oscuridad original de la profecas de Merln, y las hazaas del rey Arturo, con todos los los Caballeros de la Mesa Redonda, que apenas se incluyan en las punto de la historia. No obstante, tambin, la autoridad de la bala, y de los escritores a los que sigue, no me puedo persuadir a rango de Jos de Arimatea, Arvirago, y Bonduca, o incluso el El propio emperador Constantino, entre los escritores ilustres de Gran Bretaa. Empiezo, pues, con Gildas, porque, aunque no compilar una historia normal de la isla, que ha dejado</p> <p>nosotros, en medio de una masa engorroso de rhapsody pomposo y quejumbroso declamacin algunas descripciones del carcter curioso y costumbres de los habitantes, no slo los britnicos y los sajones, pero los pictos y los escoceses (6). Tambin hay algunas partes de su obra, casi literalmente transcrito por Bede, que confirman la breve declaraciones de la "Crnica de Sajonia" (7). Pero hay, todo, como una falta de precisin y sencillez, como un la esterilidad de los hechos en medio de una multiplicidad de palabras, como un escasez de nombres de lugares y personas, de las fechas, y otros circunstancias, que nos vemos obligados a recurrir a los sajones Anales, o Beda el Venerable, para suplir la ausencia de esos dos grandes luminarias de la historia - Cronologa y topografa. El historiador siguiente vale la pena notar aqu es Nennius, que se supone que floreci en el siglo VII, pero atribuye el trabajo para l est tan lleno de interpolaciones y corrupciones, introdujo por sus transcriptores, y en particular por un simpln que se llam a Samuel, o su Beulanus maestro, o ambas cosas, que parecen han vivido en el siglo IX, que es difcil decir cmo gran parte de esta produccin heterognea es original y autntico. Ser Como quiera que sea, el autor de la copia impresa tiene Gale un amplio testimonio de la "Crnica de Sajonia", y dice expresamente: que compil su historia en parte de los registros de los escoceses y los sajones (8). Al final es una confusin, pero muy curioso apndice, que contengan ese misma genealoga, con algunas notas breves de los asuntos de Saxon, que el fastidio de Beulanus, o de su amanuense, el mencionado Samuel, no le permitira transcribir. Este escritor, aunque l confiesa que es el primero historiador (9) de los britnicos, a veces ha repetido el muy palabras de Gildas (10), cuyo nombre es el prefijo incluso a algunos copias de la obra. Se trata de una composicin pueril, sin juicio, la seleccin, o el mtodo (11), lleno de cuentos legendarios de la antigedad de Troya, de la ilusin mgica, y de los milagros hazaas de San Germn y San Patricio: por no hablar de los de Arthur valientes, que se dice que ha derribado al suelo en un da, con una sola mano, ochocientos cuarenta sajones! Es notable, que este gusto por lo maravilloso, que no parecen adaptarse al sentido sobrio de los ingleses, fue despus revivi en todo su esplendor por Geoffrey de Monmouth en de la poca normanda de la credulidad y el romance. Llegamos ahora a una perspectiva ms aplausos, y he aqu una constante luz reflejada en la "Crnica de Sajonia" por el eclesistico " Historia "de Beda, un escritor que, sin la intervencin de cualquier legendaria historia, realmente merece el ttulo de Venerable (12). Con una tienda de cultura clsica no es muy comn en aquella poca, y con la sencillez del lenguaje rara vez se encuentran en la latinidad monstica, que ha moldeado en algo parecido a una forma regular las dispersas fragmentos de los romanos, ingleses, escoceses, y la historia de Saxon. Su trabajo, por cierto. es manifiestamente eclesistico, pero, cuando nos considerar la estacin destacado que la Iglesia tena en este momento asumi en Inglaterra, tenemos que no se sorprenda si se encuentra en ella</p> <p>la mezcla de los mismos civiles, militares y eclesisticas asuntos, que forma tan notable caracterstica de los sajones " Crnica ". Por lo tanto Gibson llega a la conclusin, que muchos pasajes de la ltima descripcin se deriva de la obra de Beda (13). l piensa lo mismo de la descripcin de Gran Bretaa, los anuncios de la Los emperadores romanos, y el detalle de la primera llegada de los Sajones. Sin embargo, se puede observar, los pasajes a los que se alude no se encuentran en los principios de MSS. La descripcin de Gran Bretaa, que constituye la introduccin, y nos remite a un antecedente perodo de la invasin de Julio Csar, aparece slo en tres ejemplares de la "Crnica", dos de los cuales son de tan tarda fecha a partir de la conquista normanda, y ambos derivados de la misma fuente. Lo que afecta a la sucesin de los emperadores romanos era tan universalmente conocido, que debe ser considerada como comn propiedad: y tan breve fue el intervalo entre la salida de los romanos y la llegada de los sajones, que este ltimo debe han conservado entre ellos monumentos suficiente y tradiciones para conectar su propia historia con la de sus predecesores. Al igual que todas las naciones grosero, que se presta especial atencin al genealogas, y stos, junto con la sucesin de su reyes, sus batallas y sus conquistas, se debe derivar originario de los mismos sajones. y no de Gildas, o Nennius, o Beda (14). Gibson se estaba tan convencido de esto, que despus atribuye a la "Crnica sajona" todos los conocimiento que tenemos de los primeros tiempos (15). Por otra parte, podemos pregunto, si nuestra dependencia total se haba centrado en Beda, lo que habra sido de nosotros despus de su muerte? (16) Malmsbury hecho afirma, con cierto grado de vanidad, que no ser fcil encontrar un historiador latino de los asuntos entre el Ingls y el Bede a s mismo (17), y en la plenitud de la auto-complacencia profesa su determinacin, "para sazonar con sal romana de la barbarie su lengua materna! "l afecta a gran desprecio por Ethelwerd, cuyo trabajo se tendrn en cuenta en adelante, y l saba muy bien cmo inaceptable cualquier alabanza de los "Anales de Sajonia" sera la Normandos, con quien se conect (18). l...</p>