Trabajo Decente Inclusion Social Desarrollo

  • Published on
    23-Dec-2015

  • View
    214

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Trabajo Decente Inclusion Social Desarrollo

Transcript

  • Lpore, Eduardo ; Salvia, Agustn

    Trabajo decente, inclusin social y desarrollo humano de la Argentina: progresos recientes y desafos pendientes

    Programa Observatorio de la Deuda Social Argentina

    Este documento est disponible en la Biblioteca Digital de la Universidad Catlica Argentina, repositorio institucional desarrollado por la Biblioteca Central San Benito Abad. Su objetivo es difundir y preservar la produccin intelectual de la Institucin.La Biblioteca posee la autorizacin del autor y de la editorial para su divulgacin en lnea.

    Cmo citar el documento:

    Lpore, E., Salvia, A. (2008). Trabajo decente, inclusin social y desarrollo humano de la Argentina : progresos recientes y desafos pendientes [en lnea]. Buenos Aires : Educa. Disponible en:http://bibliotecadigital.uca.edu.ar/repositorio/libros/trabajo-decente-inclusion-social-desarrollo.pdf [Fecha de consulta:...............](Se recomienda indicar al finalizar la cita la fecha de consulta. Ej: [Fecha de consulta: 19 de agosto de 2010]).

  • TRABAJO DECENTE, INCLUSIN SOCIAL Y DESARROLLO HUMANO EN LA ARGENTINA

  • TRABAJO DECENTE, INCLUSIN SOCIAL Y DESARROLLOHUMANO EN LA ARGENTINA

    Progresos recientes y desafos pendientes

    Ao 2008

  • Lepore, EduardoTrabajo decente, inclusin social y desarrollo humano de la Argentina / Eduardo Lepore

    y Agustn Salvia. - 1a ed. - Buenos Aires: Educa, 2008.83p. + Laser Disc; 17x24 cm.

    ISBN 978-987-620-078-3

    1. Estadsticas Sociales. I. Agustn Salvia II. TtuloCDD312

    EDITORIALDE LA UNIVERSIDADCATLICA ARGENTINA

    Fundacin Universidad Catlica ArgentinaA. M. de Justo 1400 P.B., Contrafrente (C1107aaz)Tel./Fax 4349-0200 educa@uca.edu.arBuenos Aires, agosto de 2008

    ISBN: 978-987-620-078-3

    Queda hecho el depsito que previene la Ley 11.723Printed in Argentina - Impreso en la Argentina

  • El Departamento de Investigacin Institucional agradece el apoyo brindado por elrea de Responsabilidad Social Corporativa del Banco Galicia.

  • Pontificia Universidad Catlica Argentina

    RectorMons. Dr. Alfredo Zecca

    Vice RectorLic. Ernesto Parselis

    Secretario AcadmicoDr. Nicols Lafferriere

    Instituto para la Integracin del SaberDepartamento de Investigacin Institucional

    DirectorPbro. Dr. Fernando Ortega

    CoordinadorLic. Juan Cruz Hermida

    Programa del Observatorio de la Deuda Social Argentina

    DirectorDr. Agustn Salvia

    Los captulos publicados son responsabilidad de sus autores y no comprometen la opinin de la

    Universidad Catlica Argentina.

    AUTORIDADES

  • Este informe es producto del Proyecto Trabajo e Inclusin Social realizado en elmarco del Programa Observatorio de la Deuda Social Argentina de laUniversidad Catlica Argentina. La elaboracin del documento estuvo a cargo deAgustn Salvia y Eduardo Lpore, quienes contaron con la colaboracin de JsicaPla en el anlisis de los datos. Los procesamientos estadsticos fueron efectuados porCarla Bonahora, en tanto que Alejandra Schwint se encarg de la elaboracin delos tabulados y materiales grficos.

  • CAPTULO 1

    Introduccin: Trabajo, Autonoma Econmica y Desarrollo Humano y Social . . . . . . . . . . .15

    CAPTULO 2

    Inserciones socio-laborales: Competencias laborales, acceso a un empleo de calidad y autonoma econmica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .19

    CAPTULO 3

    Los trabajadores profesionales: Capital humano y social, buenos empleos y estndar de vida diferencial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .31

    CAPTULO 4

    Los trabajadores en relacin de dependencia no profesionales: capacitacin, salarios y seguridad en el empleo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .39

    CAPTULO 5

    Los trabajadores independientes no profesionales. Heterogeneidad en la pobreza: pequeos empleadores, trabajadores cuenta propia y del servicio domstico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47

    CAPTULO 6

    Los trabajadores sin empleo en el mercado laboral: desempleados, desalentados, amas de casa e inactivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55

    CAPTULO 7

    Resumen de Hallazgos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .61

    BIBLIOGRAFA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .67

    GRFICOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .69

    NDICE GENERAL

  • CAPTULO 1

    El concepto de trabajo ha sido concebido, en el pensamiento filosfico contemporneo, como unmbito privilegiado de integracin a la vida social y de realizacin de la persona, debido a que pormedio de ste los sujetos reproducen su existencia material y existencial (Calvez, 1997)1. Dicho estode otra forma, el trabajo constituye una actividad especficamente humana, por medio de la cual elhombre crea un mundo de cosas no naturales. A travs del trabajo el hombre persigue una finalidad quees esencialmente la de dominar y transformar la naturaleza para ponerla al servicio de las necesidadeshumanas (Arendt, 1996).

    Junto con esto, la importancia de la sociabilidad en la perspectiva de anlisis del desarrollo huma-no ha sido particularmente destacada por Nussbaum (2002) en sus exposiciones sobre las capacidadescentrales del funcionamiento de las personas. All seala que una vida realmente humana es una vidamodelada por las potencialidades de la razn prctica y de la sociabilidad. Afirma, de este modo, la con-cepcin del ser humano como ser libre dignificado que plasma su propia vida en cooperacin y reci-procidad con otros. La integracin social constituye, en esta ptica, el proceso multifactico medianteel cual las personas desarrollan su capacidad de formar parte de la comunidad. Esto es, de convertirseen miembros de pleno derecho de la sociedad en que viven, sea en trminos econmicos, instituciona-les o culturales.

    La privacin de las capacidades relacionales constituye en trminos de Sen (2000) una parte cons-titutiva de la pobreza, al tiempo que es tambin causa instrumental de otras privaciones, no necesaria-mente de relacin. Al respecto, importa sealar que el fracaso de las capacidades relacionales de las per-sonas puede manifestarse en dos formas principales de desigualdad. Esto es, como exclusin o comoinclusin desfavorable en sistemas de relaciones sociales. Mientras que la primera modalidad refiere alos variados problemas relacionados con las privaciones que resultan de la ausencia completa de parti-cipacin en la vida de la comunidad, la segunda modalidad hace referencia a los numerosos problemasvinculados a condiciones desfavorables de inclusin y condiciones adversas de participacin.

    Es en este sentido que se afirma que el trabajo no slo reproduce la vida biolgica y social en unsentido material y cultural, sino que adems es potencialmente el medio por el cual actualizan y de-sarrollan capacidades humanas esenciales. En este marco, el trabajo es fuente de motivacin hacia pro-

    Introduccin:Trabajo, Autonoma Econmica

    y Desarrollo Humano y Social

    1 Segn Calvez, desde un punto de vista filosfico y social el trabajo no es slo un medio de produccin material de satis-factores, es tambin y fundamentalmente- un modo de accin social cuya naturaleza compromete tanto a la realizacin existen-cial de los individuos como a la construccin material y simblica de la sociedad. Al respecto, el autor reconoce esta misma lneade pensamiento en los aportes de Hegel, Marx, el Concilio Vaticano II, las primitivas comunidades cristianas y en Arendt.

  • yectos, otorga valoracin, permite a los sujetosparticipar en un espacio de construccin de rela-ciones sociales y crea una experiencia de identidady afiliacin social. De esta manera, el trabajopuede ser comprendido como una expresinesencial de la persona, en oposicin de aquellosargumentos que buscan reducir al trabajador a uninstrumento de la produccin, conduciendo a ladesnaturalizacin de la esencia misma de la accinhumana.

    En el presente sistema econmico, el mercadolaboral constituye el principal mbito de satisfac-cin de estas necesidades esenciales. Sin embargo,en el actual contexto econmico global, las insti-tuciones que regulan este mercado enfrentanserias dificultades para convertir la necesidad detrabajo en opciones efectivas de transformacin,movilidad e inclusin social para todos. De estamanera, el hecho de que el trabajo tenga un valorfundamental para el desarrollo humano se enfren-ta con el hecho de que bajo el actual sistema socialglobal no hay empleos para todos y que sus con-tenidos, la mayora de las veces, operan en senti-do contrario a tales valores, es decir, dificultan laintegracin y el desarrollo de la persona, tanto enlos niveles de subsistencia como de florecimientohumano. La falta involuntaria de un trabajodigno es entonces una va de sufrimiento para elque lo padece, y un motivo de fracaso para el sis-tema social, debido a su incapacidad de dar traba-jo a quien lo requiere y ofrece. Esto ocurre almenos en tres sentidos:

    - Los problemas de empleo degradan la capa-cidad de trabajo establecida, afectando habilida-des, destrezas y conocimientos previamenteadquiridos por las personas con experiencia deempleo;

    - Los problemas de empleo devalan el valoreconmico y simblico del trabajo y afectan la legi-timidad de las normas del derecho laboral en per-sonas que recin ingresan al mundo del trabajo, y

    - Los problemas de empleo debilitan la cultu-ra del trabajo al desmotivar, frustrar y atemorizara aquellos trabajadores y familias que experimen-tan una situacin ocupacional desfavorable.

    En este contexto, la falta de integracin almercado de trabajo no debe ser comprendidacomo el producto de decisiones individuales sinocomo el resultado de barreras econmicas, polti-cas o institucionales. De tal manera que el modoen que se estructuran las oportunidades deempleo no deviene solo de la demanda de losmercados, sino tambin del papel que juegan laspolticas de desarrollo y en este contexto la moda-lidad estructural de desarrollo econmico y socialde un pas o regin. Es por ello que las sociedadesmodernas han fijado como valor universal el dere-cho de las personas a sostener y desarrollar su vidaa travs de un empleo estable y de calidad, con laproteccin y regulacin por parte de los Estados.Especficamente, la Organizacin Internacionaldel Trabajo ha planteado la existencia de umbra-les mnimos para alcanzar un trabajo decentepara todos (OIT, 1999, 2006).

    El concepto de empleo decente ha sidointroducido por la OIT (1999), denunciando queel actual dficit de trabajo decente se traduce enuna oferta de empleo insuficiente, una proteccinsocial inadecuada, la denegacin de los derechos yla deficiencia en el dilogo social. Una interpreta-cin en este sentido del paradigma de trabajodecente obliga al menos a reconocer dos niveles:el primero concentra su inters en la evaluacinde la existencia de suficientes oportunidades detrabajo provistas por el mercado laboral en rela-cin a las personas en condiciones de trabajar. Elsegundo, centra su atencin, en la adecuacin detales oportunidades a criterios normativos de esta-bilidad, proteccin, seguridad, descanso y tiempolibre. Se trata, tal como ha aplicado en esta inves-tigacin, de un concepto multidimensional.

    De esta manera, desde nuestra perspectiva, elempleo no se reduce a la mera ocupacin de unpuesto de trabajo en el sistema econmico y pro-ductivo. Estar empleado o tener un trabajo impli-ca el desarrollo de una actividad que proporcioneuna remuneracin adecuada, una relativa seguri-dad y estabilidad, as como un aceptable grado desatisfaccin personal y reconocimiento social. Lacalidad del empleo comprende por lo tanto unconjunto de aspectos asociados a la estabilidad, laextensin e intensidad de la jornada de trabajo, la

    16 - TRABAJO DECENTE, INCLUSIN SOCIAL...

  • proteccin social, el acceso a la recreacin, las con-diciones de seguridad e higiene y el pleno ejerci-cio de derechos laborales fundamentales. En cual-quier caso, el dficit en materia de trabajo digno,autonoma econmica y dilogo social, implicauna fuerte erosin de las capacidades de desarrollohumano y una limitacin para la constitucin deun sistema socioeconmico basado en el biencomn y con perspectivas de mayor bienestar paratodos.

    En la Argentina, si bien la situacin delempleo ha mejorado sustantivamente durante losltimos aos, debido fundamentalmente al ritmoy el tipo de crecimiento econmico (MTEySS,2007), a nadie escapa que este resultados ha sidoms el producto de una cada en las tasas de des-empleo y subocupacin horaria que a una supera-cin de las causas de precarizacin y exclusinlaboral. Al respecto, sobran evidencias en los estu-dios del Barmetro de la Deuda Social Argentina(UCA/ODSA, 2008) y en otras importantesinvestigaciones (OIT-Argentina, 2005), sobre laimposibilidad de que el actual modelo econmicopueda por s slo erradicar la desocupacin estruc-tural, los trabajos de indigencia y la informalidadeconmica. La poblacin adulta afectada por estasituacin representa todava ms de la mitad de laspersonas en condiciones de trabajar con residenciaen los grandes centros urbanos del pas.

    Frente a esta problemtica, las polticas pbli-cas en el campo del empleo, ms all de sus inten-ciones, continan todava centrndose en la cos-tosa administracin de programas asistenciales ode talleres de capacitacin laboral de poca utili-dad, seguramente con la esperanza de que elsupuesto derrame que generen los sectores for-males de la economa resuelva la exclusin laboralde los sectores informales. Sin embargo, en loshechos, este derrame llega tan slo como goteo,generando un mayor nmero de trabajos de malacalidad y reproduciendo las condiciones econmi-cas, sociales y culturales de exclusin social.

    Ante un pas que demanda reducir las brechasde desigualdad y demanda metas integrales dedesarrollo, este tipo de diagnstico no puede pasardesapercibido. Justamente, con este objetivo, esta

    investigacin, realizada en el marco del Programadel Observatorio de la Deuda Social Argentinatiene como finalidad dotar a dirigentes sociales,especialistas, responsables de polticas y a la opi-nin pblica de particulares evidencias de la exis-tencia y reproduccin de una sociedad dual, nocon un sentido de crtica sino como un aporteconstructivo en procura de la toma de concienciade los desafos que implica la formacin de unasociedad ms justa en la distribucin de las opor-tunidades de progreso. Para ello, nuestros estu-dios no pueden ms que partir de un anlisis mul-tidimensional y dinmico de las condiciones deprivacin y dficit en materia de trabajo, integra-cin social y desarrollo humano, fundados en unaperspectiva de los derechos (Salvia y Lpore,2007).

    En este marco, el ndice de Trabajo yAutonoma Econmica (ITAE) cuyos resultadospara el perodo 2004-2007 son parte de este infor-me constituye un indicador sinttico elaboradocon el propsito de medir el acceso seguro de lapoblacin en condiciones de trabajar de...

Recommended

View more >