Vivencias informe

  • View
    74

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  • 1. Universidad Pedaggica Nacional Francisco Morazn Vice Rectora Acadmica Departamento de Ciencias de la Educacin Asignatura: Metodologa de Investigacin Cualitativa Catedrtico: M.Sc. Rolando Ardn Ledezma INFORME DEPROYECTO DE INVESTIGACIN: VIVENCIAS DE LOS DOCENTES EN SU LABOR DE ENSEANZA Por: Cristian Martnez Gladys Zniga Mayra Rosa Zelaya Melissa Dubn Sonia Gabriela Rivera Zoila Gabriela Montes Zuny Carola Nuez Ordoes

2. 2 II.-NDICE DE CONTENIDO I.-PORTADA II.-NDICE...2 III.-RESUMEN3 IV.-CUERPO DEL TRABAJO Introduccin..4 Revisin de la literatura5-20 Mtodo..21..22 Anlisis y resultados..23 Cuadro de Datos..24..40 Cuadro Descriptivo..41-61 Cuadro Interpretativo.62-71 Cuadro Final.72-80 NOMENCLATURA DE CODIGOS..81 Cdigos dimensiones Cdigos preguntas RECOMENDACIONES.82-84 BIBLIOGRAFA..85 APNDICES.86 3. 3 III.-RESUMEN El estudio cualitativo realizado, investig Vivencias de los Docentes en su Labor de Enseanza. Dado que la enseanza es uno de los trabajos ms complicados hoy en da. Ensear requiere conocimiento amplio de una materia, plan de estudio y estndares; entusiasmo, una forma de ser cariosos, un amor por la enseanza y sobre todo una amplia experiencia que los docentes adquieren con el tiempo, con su desempeo personal al frente de un grupo, cosa que en ningn manual dice a cabalidad ya que la realidad se vive y se aprende en el aula y es ah donde surge el conocimiento de tcticas de disciplina , manejo de un saln; y un deseo de hacer una diferencia en las vidas de los jvenes. La vocacin construida debe reflejarse en el conjunto de habilidades y preferencias que la constituyen. Debemos dejar de exagerar la importancia de la vocacin de nuestros alumnos si no pensamos antes en la nuestra. El docente debe de saber ensear. Para un docente no hay mayor satisfaccin que sus alumnos aprendan cada da, de ver cmo van evolucionando y van poniendo en prctica sus conocimientos y ver los resultados que al final son positivos. Para mejorar el modo de ensear, sus conocimientos de contenido, sus funciones como gestor de aprendizaje y como orientador de jvenes, sus relaciones con colegas y su contribucin a los proyectos de mejoramiento de su establecimiento educacin, la motivacin y los factores emocionales pueden asumirse como un estado interno. La importancia de la relacin entre alumno maestro estas habilidades tambin se traslada a la otra parte que constituye el proceso de enseanza-aprendizaje. Se puede decir que resulta ms beneficiosa y ptima para todas las partes implicadas en el proceso de enseanza- aprendizaje, sobre todo para l docente y su alumnado, donde tcnicas y estrategias de autoconocimiento emocional; y de evaluacin, el conocimiento emocional del docente ha repercutido a su vez en el alumnado en el que ha incidido de modo positivo en el aula. 4. 4 IV.-CUERPO DEL TRABAJO INTRODUCCIN La presente investigacin que se denomina Vivencias de los Docentes en su labor de enseanza, se realiz en el I Perodo acadmico del Ao 2014. Este documento est elaborado con base en los aportes de varias investigaciones sobre el tema,dentro de los estudios realizados, se encuentra la elaborada por (Mclaughlin 2010), para The American Life Project del Pew Research Center apuntaba que las vivencias docentes se constituyen con el tiempo,en cimientos culturales y acadmicos que se transforman en ideales humanos.En concordancia el estudio publicado en la revista Scielo por Quesada (2011), donde seala quelos objetivos del docente residen en contribuir con la sociedad hacia la construccin del futuro, no el personal naturalmente, sino el de los dems; esto es a juicio del docente su tarea ms importante. El punto de partida de la investigacin, inici con el tema de investigacin: Vivencias docentes en su labor de enseanza cuyo objetivo es conocer las vivencias de los docentes en su labor de enseanzaa continuacinse plantearon las interrogantes.El contexto donde se desarroll cada una de las entrevistas, fue diferente en cada uno de los casos, porque se adapt a las condiciones ofrecidas por cada uno de los participantes, el tiempo en el que se realizaron tambin fue diferente porque por ser una entrevista con preguntas abiertas, dependa de lo comunicativo que es cada uno de los participantes, las entrevistas se realizaron con docentes que laboran en educacin media en las siguientes Instituciones: El Jess Aguilar Paz, Inmaculada Concepcin, IHER, Superacin San Francisco, Cultura Nacional Instituto Lempira (Sabana Grande) y El Alpha. A travs de esta investigacin, se pretende contribuir en gran medida a que se evidencien resultados objetivos de la misma, y as que se cuente con fundamentacin terica que sean el inicio de muchas investigaciones sobre dicha temtica.Los hallazgos que resulten, servirn para promover la reflexin acerca de la accin docente durante sus aos de servicio y as impulsar cambios orientados a apreciar y valorar la imagen de los docentes en la sociedad; otra importante razn es que el comprender estas vivencias requiere analizar en qu condiciones se desarrolla la tarea del profesor. 5. 5 REVISIN DE LA LITERATURA En el presente apartado se presentan algunas definiciones del trmino vivencias, el aspecto vocacional que debe estar implcito en la prctica docente, los logros obtenidos a lo largo del tiempo en que han sido docentes, en el docente en el aula, las dificultades que han tenido que enfrentar, los factores emocionales que afectan a un docente y la relacin alumno- maestro.De lo anterior surge la necesidad de hacer una revisin de las aportaciones de varios autores, ya sea de artculos de revistas de divulgacin o de carcter cientfico, entre otras fuentes. VIVENCIAS: Del latn vivere que significa poseer existencia o vida, aludiendo a las experiencias de vida personales. La muerte de un padre, el nacimiento de un hijo, una fiesta de cumpleaos, recibirse, enfermarse, son experiencias cotidianas, que son vivenciadas por cada uno de diferente modo. Un mismo hecho, por ejemplo un cumpleaos, alguien puede vivenciarlo como algo hermoso, emotivo y gratificante, y ser para otro, motivo de angustia al percibir a travs de ese hecho, el paso irremediable del tiempo. Por lo tanto, una misma vivencia puede ser interpretada como positiva o negativa, placentera o traumtica, de acuerdo al carcter, personalidad, historia personal, contexto econmico, poltico o social, etctera.(Dubet y Martuccelli, 1997). VIVENCIAS DOCENTES: Para Bullough (1987), la profesin docente es una actividad ambivalente. Hay profesores que viven la enseanza con alegra, que la convierten en el eje de su autorrealizacin personal, que piensan en cada hora de clase como una aventura imprevisible a la que acuden dispuestos a dar lo mejor de s mismos, y que, al echar la vista atrs, justifican el valor de su propia vida pensando que han ayudado a miles de alumnos, a lo largo de varias generaciones, a ser mejores personas y a entender mejor el mundo que les rodea, hacindoles ms libres, ms inteligentes, ms crticos, ms fuertes y ms preparadospara vivir una vida propia. Sostiene Remedi (2006), que de esta forma, cualquier da, un adulto desconocido te para en la calle para reconocerse como antiguo alumno y actual discpulo, y expresarte el mejor de sus recuerdos. Por supuesto que esta escena puede ser verdad, pero para llegar a ella hay que saber ganarla en el da a da de las aulas. 6. 6 VOCACIN: Segn Martnez (2010),Mientras que para unos es vocacin, ayuda, asistencia; para otros, trabajo remunerado, una profesin ms.muestra que existen dos visiones acerca de nuestro quehacer educativo. Mientras algunos profesores colocan nfasis en la vocacin que se necesitara para realizar este trabajo, otros, lo disciernen predominantemente como una labor profesional de saber cientfico-tcnica. Es triste descubrir, con frecuencia, que hay muchos profesores y profesoras que toman su trabajo como una pesada carga, como una condena social, como un martirio continuado y sin fin. Ms triste an es ver cmo, de a poco pero eficazmente, se apagan en los alumnos que escuchan los deseos de aprender y de desarrollar sus capacidades. Simplemente, al escuchar al resignado maestro despotricar contra todo y todos, se va apagando su ilusin de hacer algo bueno y mejor en su vida. (Bolvar, 2000) Y aqu vale recordar el famoso refrn que dice que vale ms un ejemplo que mil palabras. Para ser maestro o maestra, para ensear, hace falta vocacin. No cualquiera puede ser un buen educador slo con ponerse al frente de un pblico y hablar continuadamente sin interrupcin. No todo aquel que da tareas es buen maestro ni quien dicta apasionadamente ni quien evala a los educandos con una cierta frecuencia. Nada de eso sirve si no est enamorado de su profesin. Si bien es cierto que en muchos pases y en muchas partes del mundo la labor del profesor no est bien retribuida econmicamente, de ninguna manera se puede constituir en una excusa para hacer mal el trabajo. El que ensea y no ama su vocacin, la hace con desgano, y esta actitud la transmite inexorablemente a sus alumnos. Es una grave responsabilidad, pues muchas veces son los mismos profesores quienes, con su comportamiento, apagan la efmera llama de las nacientes vocaciones de quienes escuchan. Para Hargreaves(2003),el maestro que va por obligacin transmite esa rutina a sus alumnos. Los contagia y los llena de pesimismo. Cunta diferencia existe entre aquellos que transmiten y ensean con pasin y ganas y aquellos otros que van arrastrndose por la vida como pobres seres infelices! Ensear es ciertamente apasionante, y ms an, cuando el maestro logra hacer germinar en el discpulolas ansias de saber y de ser culto. Hacen falta ejemplos de educadores que compartan su saber y no lo guarden para s por motivos de estpidos celos profesionales. 7. 7 Ejemplos de maestros que ensean a cuentagotas y slo lo necesario para que sus alumnos no los superen intelectual y profesionalmente, hay de sobra. Son los avaros y los mezquinos, los que se niegan a compartir su saber. Pero por suerte, y gr