Vuelta de Tuerca

  • Published on
    26-Mar-2016

  • View
    215

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Magazine quincenal cultural

Transcript

  • 1

    El patrimonio de un pueblo es la herencia de su pasado (Annimo).

    DIEZ ESTRATEGIAS DE MANIPULACIN MEDITICA

    Por: NOAM CHOMSKY

    1. La estrategia de la distraccin. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distraccin que consiste en desviar la atencin del pblico de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites polticas y econmicas, mediante la tcnica del diluvio o inundacin de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distraccin es igualmente indispensable para impedir al pblico interesarse por los conocimientos esenciales, en el rea de la ciencia, la economa, la psicologa, la neurobiologa y la ciberntica. Mantener la Atencin del pblico distrada, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al pblico ocupado, ocupado, ocupado, sin ningn tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas). 2. Crear problemas y despus ofrecer soluciones. Este mtodo tambin es llamado problema-reaccin-solucin. Se crea un problema, una situacin prevista para causar

    VUELTA DE TUERCA

    AMIGOS DE LA DIVERSIDAD CULTURAL ARMENIA, QUINDO, COLOMBIA. DICIEMBRE 1 - 2010, No. 55

  • 2

    cierta reaccin en el pblico, a fin de que ste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el pblico sea el demandante de leyes de seguridad y polticas en perjuicio de la libertad. O tambin: crear una crisis econmica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios pblicos. 3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por aos consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconmicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las dcadas de 1980 y 1990: Estado mnimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolucin si hubiesen sido aplicadas de una sola vez. 4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisin impopular es la de presentarla como dolorosa y necesaria, obteniendo la aceptacin pblica, en el momento, para una aplicacin futura. Es ms fcil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el pblico, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que todo ir mejorar maana y que el sacrificio exigido podr ser evitado. Esto da ms tiempo al pblico para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignacin cuando llegue el momento. 5. Dirigirse al pblico como criaturas de poca edad. La mayora de la publicidad dirigida al gran pblico utiliza discurso, argumentos, personajes y entonacin particularmente infantiles, muchas veces prximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto ms se intente buscar engaar al espectador, ms se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qu? Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 aos o menos, entonces, en razn de la sugestionabilidad, ella tender, con cierta probabilidad, a una respuesta o reaccin tambin desprovista de un sentido crtico como la de una persona de 12 aos o menos de edad (ver Armas silenciosas para guerras tranquilas). 6. Utilizar el aspecto emocional mucho ms que la reflexin. Hacer uso del aspecto emocional es una tcnica clsica para causar un corto circuito en el anlisis racional, y finalmente al sentido crtico de los individuos. Por otra parte, la utilizacin del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos 7. Mantener al pblico en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el pblico sea incapaz de comprender las tecnologas y los mtodos utilizados para su control y su esclavitud. La calidad de la educacin dada a las clases sociales inferiores debe ser la ms pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver Armas silenciosas para guerras tranquilas). 8. Estimular al pblico a ser complaciente con la mediocridad. Promover al pblico a creer que es moda el hecho de ser estpido, vulgar e inculto. 9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente l el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. As, en lugar de rebelarse contra el sistema econmico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibicin de su accin. Y, sin accin, no hay revolucin!

  • 3

    10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los ltimos 50 aos, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del pblico y aquellos posedas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biologa, la neurobiologa y la psicologa aplicada, el sistema ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma fsica como psicolgicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo comn de lo que l se conoce a s mismo. Esto significa que, en la mayora de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre s mismos.

    ARGUEDAS Y LA MAGIA DE LA DANZA DE LAS TIJERAS

    Por: ALFREDO HERRERA FLORES

    Todo el Per ha destacado, y an est celebrando, que la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y La Cultura (UNESCO) haya declarado a la "danza de las tijeras" y la "huaconada de Mito" como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

    En su oportunidad todos los medios de comunicacin, en mayor o menor medida, han hablado ya de las caractersticas de estas manifestaciones del folclor ancestral peruano y la importancia de estar en la privilegiada lista de la Unesco. An ahora, a casi un mes de haberse recibido la noticia, algunos espacios difunden con mayor vehemencia, haciendo entrevistas a danzantes, especialistas e investigadores, sobre las particularidades de las danzas.

    Existe tambin una buena cantidad de bibliografa respecto a estas danzas, a su posible origen, las transformaciones y la simbiosis cultural que han sufrido a lo largo de los aos, los mitos y leyendas que se han creado a su alrededor en los lugares donde se practican, al significado de las vestimentas de los danzantes, la influencia que ejercen en el comportamiento social de las comunidades. Autores nacionales y extranjeros han dedicado aos para su investigacin y varios libros para su interpretacin y debate, los que hay que repasar una y otra vez para fortalecer nuestro bagaje cultural y reafirmar nuestra identidad, casi deshilachada por la influencia occidental, pero preservada, felizmente, tercamente por nuestra milenaria memoria. Recordemos que durante la quinta reunin del Comit Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, que se celebr en Nairobi bajo la presidencia del keniano Jacob Ole Miarom hace un mes, se hizo una lista de 47 elementos, o manifestaciones culturales, que se incorporaban a la lista representativa del Patrimonio

  • 4

    Inmaterial de la Humanidad, la que ha alcanzado a 213 elementos. Asimismo, se ha elaborado un lista de cuatro manifestaciones que requieren de medidas urgentes de salvaguardia, entre las que se ha considerado a la imprenta china de caracteres amovibles de madera, antigua tcnica de impresin de textos, precursora de a imprenta de Gutemberg y uno de los aportes culturales ms importantes de la milenaria cultura china a la humanidad. Entre las manifestaciones culturales consideradas ahora como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se encuentran algunas danzas conocidas por nosotros, como El Flamenco, de Espaa, o la danza Chau, de la India. La lista contiene una serie de manifestaciones culturales que, seguramente, nunca hemos escuchado y que se practican ancestralmente en pases tan lejanos como Irn, Turqua, Mongolia, Indonesia o Armenia. En Amrica Latina, solo tres pases han logrado ser incluidos en la lista, Colombia con las msicas de marimba y cantos tradicionales del Pacfico Sur de ese pas y el sistema normativo de los wayuus, aplicado por el ptchipi (palabrero), Mxico, con los parachicos en la fiesta tradicional de enero de Chiapa de Corzo, la pirekua que es un canto tradicional y la cocina tradicional mexicana, conocida como el paradigma de Michoacn, y por su puesto Per con las ya mencionadas Huaconada de Mito y la danza de las tijeras. La huaconada, danza que representa a los ancianos sabios y, por lo tanto, merecedores de respeto por parte de los miembros de la comunidad, es una forma ritual de asumir el poder y la autoridad en el pueblo, lo que efectivamente hacen al inicio del ao durante tres das, lapso en el cual los danzantes, enmascarados y armados de un ltigo, van castigando a latigazos a quienes se haya portado mal durante el ao que termina. Una danza extraa, llena de color, tradicin, sabidura y cultura viva que, junto a muchas otras que suelen conocerse slo en el mbito de ciertas comunidades, nos hacen sentir especiales. Como se ve, motivo suficiente para sentirnos orgullosos de nuestro patrimonio cultural. Pero tal vez quien ms lo hubiera celebrado, aunque en silencio y con la humildad que lo caracteriz a lo largo de su vida, habra s