Camilo J.Cela

  • Published on
    12-Aug-2015

  • View
    118

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

<ol><li> 1. CAMILO JOS CELA </li><li> 2. INDICE Biografa La Colmena San Camilo Cristo Versus Arizona La Cruz de San Andrs </li><li> 3. BIOGRAFA Nacido en 1916 en Iria Flavia, La Corua En 1942 public su primera novela, La familia de Pascual Duarte Entre los numerosos galardones otorgados destaca, el Premio Nobel de Literatura,tambin el Prncipe de Asturias y el Premio Cervantes. Muri en Madrid el 17 de enero de 2002 a los 85 aos de edad </li><li> 4. LA COLMENA Doa Rosa va y viene por entre las mesas del caf, tropezando a los clientes con su tremendo trasero. Doa Rosa dice con frecuencia "lee" y "nos ha merengao". Para doa Rosa, el mundo es un Caf, y alrededor de su Caf, todo lo dems. Hay quien dice que a doa Rosa le brillan los ojillos cuando viene la primavera y las muchachas empiezan a andar de manga corta. Yo creo que todo eso son habladuras. </li><li> 5. SAN CAMILO A los mozos del reemplazo del 37, todos perdedores de algo: de la vida, de la libertad, de la ilusin, de la esperanza, de la decencia. Y no a los aventureros forneos, fascistas y marxistas, que se hartaron de matar espaoles como conejos y a quienes nadie haba dado vela en nuestro propio entierro </li><li> 6. CRISTO VERSUS ARIZONA Usted sabe si es verdadero que a Cristo le metieron pleito en Arizona?, no, no lo s, a Cristo no le puede meter pleito nadie porque es Dios y Dios gana siempre, Dios puede hacer milagros y convertir una mujer en lagarto con tres ojos y cuernos, depende de que quiera, Cristo o sea Dios es ms duro que Arizona, de otra manera pero ms duro y tiene ms memoria, Cristo o sea Dios no olvida nunca ni las ofensas ni los regalos, a l le hicieron muchas maldades los pecadores. </li><li> 7. La CRUZ DE SAN ANDRS Aqu, en estos rollos de papel de retreta marca La condesita, escribiendo con bolgrafo no se corre la tinta verde, ni la azul, ni la roja, no se corre la tinta, aqu en este soporte humildsimo, se va a narrar la crnica de un derrumbamiento, ni la mansedumbre ni la fiebre hacen temblar la silueta ni el transluz de nada, yo aguanto mucho, lo nico que pido a dios es que no me mando lo que puedo aguantar. </li></ol>