Cien llaves muestra

  • Published on
    02-Jul-2015

  • View
    262

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • 1. Chus Ral UsnCien llavesImpronta

2. Chus Ral Usncien llavesImpronta 3. Primera edicin: abril 2013Ttulo original en aragons: As zien claus(1997) Chus Ral Usn De la traduccin, el autor improntaLa Merced, 29, 3.33201 Gijnimpronta@telecable.esTfno. 985 09 83 42Diseo y compaginacin: Marina LoboISBN 978-84-940205-4-4D.L. AS-1144-2013Produccin: Grficas Eujoa 4. 2010. llaves, puertas, llavesNo perder las llavesno extraviar las llavesno traspapelar las llavesno.El llavero siempre bien controladono dejar las llaves en ningn sitiotu integridad y la de tus compaerosest en juego.La seguridad.Abrir la puerta y a continuacin cerrarla.Lo mejor es llevar las llaves siempre en el mismobolsillo.Cuntas puertas tendra que abrir para llegarhasta el jardn?No perder las llavesno extraviar las llavesno.Sera peligroso.Cuntas puertas tendra que abrir para llegarhasta el jardn? 5. 2111. cigarrillos, mecherosLos chavales tienen derecho a seis cigarrillos al da y somoslos educadores quienes se los administramos. Uno despusdel desayuno, otro a eso de las doce. Tras la comida, otro.Cuando se merienda tambin se fuman uno. Los dos quequedan son para la cena. Uno justo despus y el otro a lasdiez en punto, media hora antes de que se vayan a la cama.A los chicos que no pasan de los catorce no les damos,aunque de vez en cuando los educadores somos un pocoflexibles y o les damos alguno o dejamos que alguno de losmayores les d alguna calada.El tabaco y los mecheros los guardamos en el cajn de lamesa del despacho.Cuando es la hora del cigarrillo el educador va al despa-cho, coge los cigarrillos y un mechero y los reparte, uno paracada uno. La situacin tiene guasa. Abren la boca y t lesmetes uno y despus se lo enciendes. Pjaros recin nacidosen el nido esperando que su madre los alimente con humo. 6. 2212. una tarde horribleAqu termina una jornada horrible. Harto, cansado, que-mado, requemado. La tarde ha sido gloriosa. A P. lo hemosmandado despus de la cena a su habitacin. Lleva casi doshoras aporreando la puerta. Ahora bajo a ver qu le ocurre.Esto es interminable. 7. 2313. k.K. hizo el ingreso hace tres o cuatro das. Todava no haba-mos coincidido. Charlando con l no he podido evitar quemi mirada se desviase hacia su antebrazo repleto de autole-siones. Alrededor de treinta cicatrices. Hablo amistosamenteintentando que el muchacho no se d cuenta de mi curio-sidad.K. es vasco, delgado. Leo sus informes. Experto en fugas,en motines en otros centros de este tipo, bastante depresivoy con tendencias suicidas.Es divertido oirle decir si tendra dinero no estara aqu.Como la libertad, desconoce el subjuntivo. 8. 9883. educador especializadoLa categora de educador especializado tiene guasa: maestrode alfabetizacin, maestro de educacin fsica, psiclogo,hermano y hermana, padre, madre, novia, cura, ats, servi-cio de habitaciones, polica, juez, basurero, bombero, maes-tro de artes plsticas, programador de televisin, recadero,telefonista, filsofo, niera, camarero, guardia de seguridad,tesorero, animador, confesor, espa, chismoso, abuelo, abue-la, pseudofuncionario, amigo y enemigo, macarra, lector,vigilante nocturno, estanquero, redactor de cartas, cartero,comprador, jugador de cartas, jugador de ftbol, jugadorde putadas, pintor, servicios domsticos, telogo y, por fin,educador especializado. 9. 9984. cine de arte y ensayoLos malos son los buenos para ellos. As de claro. No en-tienden los argumentos, el hilo narrativo, los saltos espacio-temporales. Solo quieren violencia en las pelculas. Se hacenlos duros pero alucinan con las de Disney. Esta tarde me hanhecho ver tres veces La sirenita. Me aprendo sus dilogos dememoria. 10. 123ndice 1. Primera noche. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 2. El muchacho que recolecta limones . . . . . . . . . . . . . . . . 123.Sueo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134. Vacaciones por el norte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145.Tarde. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156. Tardes de junio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167. La medida del tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178. El contador de verrugas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189. Ms all de las ventanas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1910. Llaves, puertas, llaves. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2011. Cigarrillos, mecheros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2112. Una tarde horrible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .2213. K. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2314. Infierno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2415. Verruga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2516. Domingo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2617. Espejo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2718. La prdida de la llave . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .2819. Molinillos de colores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2920. El trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3021. Serena maana de julio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3222. El tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3323. La ropa de los domingos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3424. Las palabras del director . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3525. La salamanquesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3626. Olor a cielo abierto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3727. Porquera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3828. Comiendo con mi padre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 11. 12429. K. Vuelve a autolesionarse . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4030. Fuerte olor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4131. El prestidigitador. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4232. Bajar a los infiernos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4333. P. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4434. Rebuscando en todos los armarios, en todos los bolsillos 4535. Cien llaves. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4636. El gatillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4837. Inseguridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4938. Ovejas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5039. El frenillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5140. Fines de semana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5241. Llover . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5342. Sobre leyes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5443. T. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5544. Ms cosas sobre t. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5645. L. el oligofrnico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5746. Fugas continuas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5847. Mellizos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5948. Caldo de cultivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6049. El gordinfln y tetudo r. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6150. Molinillos de colores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6251. Cursillos de educacin sexual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6352. Parsitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6453. Carpetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6554. El gitano evangelista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6655. El bote de barniz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6756. La foto de l. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6857. La justicia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6958. El aire acondicionado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7059. Manojo de llaves . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7160. La situacin es insostenible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7261. El gran fin de semana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7362. Vacaciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7663. Sueo ii. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7764. Con b. En el juzgado de menores . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 12. 12565. Convivencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7966. Modificacin de conducta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8067. Sol fijo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8168. El ltimo eslabn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8269. Las pequeas moscas grisceas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8370. Cien aos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8471. Una llamada telefnica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8572. Ellos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8773. Angustia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8874. Prevenir. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8975. Ms pequeas moscas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9076. Pereza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .