Hagamos pasito EGG 2010

  • Published on
    02-Aug-2015

  • View
    12

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

<p> 1. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 1 Hagamos pasito! Emilio Garca Gutirrez Catedrtico ESAP Unillanos Grupo de estudio El colectivo Los Villanos 1. Las dinmicas del conflicto La existencia de conflictos al interior de una sociedad es un fenmeno natural pues siempre existirn grupos sociales con intereses divergentes. La resolucin no violenta de estos conflictos, sin embargo, depende de la capacidad que tengan los mecanismos institucionales de esa sociedad para proveer arreglos compatibles con los incentivos de los diferentes grupos sociales y las preferencias de los individuos que los conforman. Los conflictos violentos, por otra parte, no se dan en el vaco. Se presentan en medio de un complejo sustrato de actividades productivas y de depredacin de rentas legales e ilegales que les hacen viables financieramente. El anlisis de los conflictos violentos que se pueden dar al interior de una sociedad ha de considerar, por lo tanto, la naturaleza de los diferentes grupos que intervienen en la confrontacin violenta, las vctimas y los mtodos mediante los cuales se ejerce la violencia, los intereses que mueven a los grupos en confrontacin, las condiciones en las que surge el conflicto y las fallas institucionales que permiten que la violencia contine siendo un mecanismo de resolucin de disputas y de apropiacin de recursos. De inmediato surgen mltiples preguntas: Cmo medir su impacto en trminos humanos, sobre la sociedad y sobre la economa? En el caso de Colombia, Son las violaciones a los derechos humanos un resultado del conflicto? Es el conflicto armado interno el causante del crimen violento y la violencia en Colombia? Si bien se puede dar respuesta a varios de estos interrogantes, se necesitan herramientas cuantitativas y cualitativas, para mejorar la calidad y precisin del anlisis. Pero la informacin es escasa y de baja calidad, cuando existe. La economa del desarrollo se ha ocupado poco de estudiar los conflictos, concentrndose en examinar los problemas de desarrollo cuando prevalece la calma en la sociedad. En una revisin bibliogrfica de los principales textos de desarrollo econmico, por ejemplo, no encontramos una sola mencin a temas relacionados con conflictos violentos. Existe, sin embargo, un conjunto de trabajos de tipo economtrico que sirvieron de base al Banco Mundial (2003) para su publicacin sobre las causas y posibles 2. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 2 curas para los conflictos internos. Estos trabajos constituyen la literatura ms conocida en materia de economa y conflicto. El eje de este enfoque lo constituye el gran nfasis que se hace en la viabilidad financiera de los conflictos internos, otorgando menor importancia a las caractersticas de los grupos en conflicto o a los fundamentos ideolgicos como ha sido tradicional en otros anlisis. La principal herramienta metodolgica de estos estudios es el uso de regresiones de corte transversal donde la unidad de anlisis estadstico son los pases en los que ocurren los conflictos. La excepcin, en materia de estudios empricos, la constituye el trabajo de Deininger (2003) quien utiliza datos a nivel de hogares para analizar los patrones de victimizacin y participacin en el conflicto de Uganda, desde una perspectiva econmica. Por otra parte est la vasta y cada vez ms extensa literatura econmica que analiza los conflictos internos desde una perspectiva puramente terica, esto es, mediante el uso de modelos basados en la racionalidad econmica. Los libros de Garfinkel y Skaperdas (1996), Sandler (2000) y Breton et al. (2002) son especialmente tiles para una primera aproximacin a esta literatura, por cierto bastante desconocida en Colombia. Estos trabajos tienden a ver los conflictos internos como una lucha entre grupos sociales por recursos con valor econmico (o por el valor econmico del poder poltico). Esta lucha puede expresarse de forma violenta cuando existe una falla institucional severa que impide la resolucin pacfica de las diferencias entre dos o ms grupos sociales. Esta visin es consistente con el enfoque recin mencionado que privilegia la viabilidad: sin financiacin, no existe la posibilidad de organizar un grupo rebelde, aun cuando su motivacin ltima no necesariamente descansa en las actividades depredadoras. El desarrollo de estos modelos ha producido interesantes resultados tericos pero ha estado limitado por la ausencia de trabajos empricos que contrasten estas teoras. Una importante excepcin son los trabajos sobre terrorismo en los cuales la literatura econmica ha podido desarrollar un buen trabajo terico soportado en ejercicios economtricos (vase, por ejemplo Enders and Sandler, 2000). Esto ltimo, sin embargo, est slo parcialmente relacionado con los conflictos civiles. Tambin en otras ciencias sociales, diferentes a la economa, hay excelentes trabajos sobre conflictos internos, y en el caso colombiano existe un buen nmero de estudios de gran calidad acadmica. Sin embargo, sea cual fuere el enfoque argumentativo, existe la posibilidad de mejorar el anlisis de conflictos mediante estudios cimentados en bases de datos slidas. Desafortunadamente estas bases de datos son muy escasas, haciendo que muchas de las hiptesis de estos estudios sean difciles de probar. En este documento presentamos un esfuerzo por construir una base de informacin sobre el conflicto en el Meta y en especial acerca de las alianzas establecidas entre grupos ilegales en diferentes reas de la economa en varios municipios del departamento. 3. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 3 Las dinmicas del conflicto armado colombiano hoy en da han experimentado cambios profundos, no slo en cuanto a los factores endgenos de la guerra, es decir su degradacin, sino a los factores exgenos de la confrontacin. Las investigaciones adelantadas en torno a las alianzas de grupos ilegales evidencian, como primera hiptesis, que estas asociaciones son de tipo tctico, es decir, momentneas y en torno a cuestiones especficas. No generan campamentos, entrenamientos ni patrullajes conjuntos y, en muchos casos, son atribuibles a la debilidad de las estructuras que se asocian. De ah que estas alianzas sean inestables y temporales (Observatorio del Conflicto Armado de la Corporacin Nuevo Arco Iris). El profesor Stathis Kalyvas, de la Universidad de Yale y experto en dinmicas de las guerras civiles, propuso la existencia de tres tipos de territorios que se dan en medio de un conflicto armado. *Bajo control del Estado, es aquel donde las instituciones tienen un funcionamiento estable y el Estado ejerce control total sobre el territorio y la poblacin. *Bajo control de un grupo armado ilegal, se da donde el grupo en cuestin tiene un control territorial, ejerce prcticas de administracin de justicia y, en trminos generales, suplanta al Estado. *En disputa, es decir, tierra de nadie, donde los niveles de violencia, desplazamiento y asesinatos son altos y donde ninguno de los actores en conflicto controla el territorio. 55 Pero, adicionalmente, en el caso del departamento del Meta se encuentra una de cuarto tipo, que denominamos territorios compartidos. En ellos, los niveles de violencia ya han disminuido y los enfrentamientos entre los grupos que estn all son espordicos o inexistentes. La tasa de homicidios ha descendido, y los desplazamientos forzados no existen o son mnimos. El territorio compartido se da bajo el principio de divisin territorial dentro de una misma regin: es una convivencia pacfica. Es el fenmeno observado en la relacin de las FARC con los nuevos grupos armados, que la Polica Nacional denomina genricamente bandas criminales (BACRIM). 2. La violencia en el Meta en el 2009 Durante el primer semestre de 2009 los homicidios en Colombia descendieron 3% con relacin al mismo periodo del ao 2008, al pasar de 8.203 a 7.965 casos, segn cifras de la Polica Nacional. La tasa de homicidios en Colombia estimada por cien mil habitantes revela como la dinmica principal de estos hechos est determinada por la presencia de grupos armados ilegales, en particular las FARC y las Bandas Emergentes, asociadas a la produccin y 4. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 4 trfico de estupefacientes. Segn la Polica Nacional, en este semestre, los departamentos ms violentos fueron Arauca, seguido por Guaviare y en tercer lugar el departamento del Meta. No obstante, la tasa ms alta de homicidios en el primer semestre de 2009 la present el municipio de Puerto Rico con 184 vctimas por cada 100 mil habitantes, con una poblacin proyectada por el DANE para el ao 2009 de 17.976 habitantes. Le siguen Mesetas, Cubarral y Uribe, con 92, 91 y 86 homicidios por cada cien mil habitantes. Con tasas ms bajas encontramos Vistahermosa con 79 y el Castillo con 75 homicidios por cada cien mil habitantes. Analizando la variacin de los homicidios en el primer semestre del ao 2009, con respecto al mismo semestre del ao anterior, encontramos que el municipio con la cifra absoluta ms alta fue Villavicencio, pasando de 64 homicidios en el primer semestre de 2008 a 86 homicidios en el primer semestre del 2009, es decir, 22 vctimas ms, lo que equivale a un incremento del 34% (Oficina Promotora de Paz de la Gobernacin del Meta, Villavicencio, 2010). Despus de Villavicencio se encuentra Puerto Rico, que presenta el segundo lugar en aumento de victimas del primer semestre de 2009 con respecto al primer semestre de 2008, registrando 11 casos ms, lo que corresponde a un incremento del 50%. En resumen, trece municipios registraron incrementos, ocho municipios mostraron una reduccin en el nmero de casos en el primer semestre de 2009 con respecto al primer semestre de 2008 y tres municipios no registraron homicidios ni en 2008 ni en 2009: El Dorado, Barranca de Upa y Cabuyaro. Figura 1. Participacin de los homicidios en el total de muertes, primer semestre 2009. Fuente: INML y CF CRNV SIRDEC, 2009 Concluye la Oficina Promotora de Paz de la Gobernacin del Meta, (2010), que en el Meta en el primer semestre de 2009, el 45% son homicidios, el 21% muertes en 5. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 5 accidentes de trnsito, el 20% son suicidios, el 7% accidental y el otro 7% aun no se ha determinado. Veamos otro tem: muertes violentas en el Meta durante el primer semestre de 2009. En el primer semestre de 2009 se incrementaron las muertes violentas en el departamento del Meta en un 23%, es decir 85 muertes ms que en el mismo periodo del ao anterior. Los homicidios se incrementaron en 29%, las muertes por accidente de trnsito en 18%, las muertes accidentales en 10%, los suicidios disminuyeron en 5%. Nueve casos no se han podido determinar (Oficina Promotora de Paz de la Gobernacin del Meta, 2010) . Cuadro 1. Muertes violentas segn manera, primer semestre 2008-2009. Fuente: INML y CF CRNV SIRDEC, 2009 Las estadsticas de violencia poltica muestran los territorios del sur del departamento como de control hegemnico de alguno de los actores, o como territorios pacificados, lo que no permite distinguir los territorios compartidos. As, los casos donde los indicadores tienden a disminuir se interpretan como el avance significativo de uno de los actores armados sobre el otro. Es por ello que las estadsticas deben tomarse con cuidado, al analizar determinadas regiones del Meta. En trminos generales, en los territorios compartidos se encuentra que las FARC controlan las zonas rurales apartadas, con cultivos de coca. Esa guerrilla permite que los campesinos vendan la pasta base a los grupos de narcotraficantes y emergentes que permanecen en las zonas urbanas. A su vez, los emergentes permiten que los milicianos de las FARC adquieran alimentos y medicinas en los cascos urbanos. La alianza tctica consiste, bsicamente, en que las FARC custodian los cultivos de coca, pero las bandas emergentes son las dueas de las rutas del narcotrfico. As pues, en la zona rural de un mismo territorio estn las FARC y en los cascos urbanos las BACRIM. El fenmeno se mantiene mientras ninguno de los actores armados toque el 6. Hagamos pasito! Grupo de estudio El colectivo Los Villanos Villavicencio, septiembre de 2010 6 territorio del otro; de ah que sean regiones que viven una calma tensa, que explota con mucha facilidad. Tan pronto los grupos nacientes se fortalecen militarmente y estn en capacidad de disputarle poder a las FARC, la especie de asociacin llega a su fin. Se desata la vocacin de expansin territorial de estos grupos, y los enfrentamientos comienzan. Esta es la segunda hiptesis que se ha comprobado: la alianza se da mientras las BACRIM no tengan vocacin territorial. La alianza de las FARC con Chuchillo es un ejemplo de lo que ocurren el Meta. En un primer momento, esta sociedad, si se puede llamar as, pareca estable. Pero desde enero de 2008, el pacto de no agresin empez a deteriorarse y se registran enfrentamientos. Cuchillo ha adquirido fuerza e influencia suficientes sobre determinados actores sociales, lo que le permite sobrevivir sin una convivencia pacfica con las FARC. Ya no necesita de alianzas para crecer o sostenerse, y quiere ampliar su territorio. Al mismo tiempo, las FARC son hoy dbiles en la regin, que abarca el sur del Meta y el norte del Guaviare. 3. En el Meta: el pacto de no agresin pegado con babas El ex jefe paramilitar y narcotraficante Daniel Rendn Herrera alias 'Don Mario' cont detalles de cmo supuestamente Miguel Arroyave alias 'Arcngel' manej la financiacin y el apoyo de las Autodefensas para las elecciones regionales en el Meta en 2003. Segn las declaraciones del ex paramilitar ante Justicia y Paz, Arroyave jug a cara y sello para tener aliados en la gobernacin de ese departamento (www. verdadabierta.com., martes, 01 de Diciembre de 2009 07:45). Los polticos del Llano necesitaban el aval de las autodefensas para lanzarse. A todos los engabamos dicindoles que los apoybamos y despus nos quedbamos con sus maquinarias. Con esta frase alias Don Mario resumi la estrategia de Arcngel, difunto jefe del Bloque Centauros, para tomarse el poder poltico en la regin. En el Meta en 2003, Arroyave se comprometi a ayudar a Edilberto Beto Castro, candidato de Cambio Radical a la Gobernacin y al mismo tiempo a su rival directo, Euser Rondn de Equipo Colombia. Segn record Don Mario, Beto Castro se reuni en varias ocasiones con Arroyave y con Manuel de Jess Pirabn, alias Jorge Pirata, para pedirles la autorizacin de lanzarse a las elecciones, una ayuda con las comunidades que los paras podan convencer, transporte el da de las elecciones y seguridad mientras haca campaa. Rondn por su parte recibi dos mil millones del Bloque Centauros para financiar su campaa. Don Mario dijo que l incluso le ayud con 86 millones de pesos de su bolsillo. Prometi restituir el dinero cuando ganara...</p>