Jim morrison

  • View
    215

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  • TOQU SU PIERNA Y LA MUERTE SONRI

    JAMES DOUGLAS MORRISONPoemas

    BIBLIOTECA VIRTUAL BEAT 57

  • Digamos que estaba probando los lmites de la realidad. Tena curiosidad por ver qu pasara.

    Eso era todo: simple curiosidad."

    Venimos desnudosy magullados nos vamos

    pastel desnudo para los lentos y suaves gusanos

    que estn abajo.

  • ODA A LOS ANGELES PENSANDO EN BRIAN JONES MUERTO

    (1969)

  • Soy un habitante de una ciudadAcaban de darme el papel del Prncipe de Dinamarca

    Pobre Ofelia

    Los fantasmas que l nunca vio Vagando hacia su funesto destino En un candelabro

    Vuelve, guerrero valiente Sumrgete En otro canal

    Una clida piscina resbaladiza Dnde est Marrakech Bajo las cadas el vendaval dnde han ido a parar los salvajes al atardecer monstruos del ritmo

    Has dejado tu Nada para enfrentarte al Silencio

    Espero que te hayas ido con una Sonrisa Como un nio En la plcida frontera de un sueo

    El hombre ngel se enfrenta a las Serpientes con manos y dedos

    Y ha acabado por reivindicar esta alma benvola

  • Ofelia

    Se va, empapada en seda

    Sueo de cloro Testigo loco ahogado El salto, el trampoln la piscina

    Eras un luchador una musa adamascada y almizclada

    Eras el sol desteido por la t.v. de la tarde

    Sapos cornudos francotirador de pupila amarilla

    Mira a qu te ha conducido

    Al paraso de la comida con los canbales y los judos

    El jardinero descubri El cuerpo, inerte, Flotante

    Rgido y feliz De qu verduzca materia Estabas hecho

    Agujeread la piel de la diosa

    Apestar Cuando ascienda a los cielos A travs de las salas de msica?

    Ninguna posibilidad

  • Rquiem por un grande

    Esa sonrisa Esa mirada de stiro porcino se ha elevado saltando

    al barro.

  • LA CELEBRACION DEL LAGARTO

    (1970)

  • Leones en la calle y perros vagabundosen celo, rabiosos, que echan espuma por la boca.Una fiera enjaulada en el corazn de una ciudadEl cuerpo de su madrese pudre en suelo estivalEl huy de la ciudad.

    Se dirigi hacia el Sur y cruz la fronteraAbandon el caos y el desordenLes dio la espalda.

    Estamos todos?La ceremonia va a empezar.

    Despierta!No puedes recordar dnde est.Termin el sueo?

    La serpiente color de oro oscuroVidriosa y enroscadaNos daba miedo tocarla.

    Las sbanas eran ardientes prisiones muertasY ella estaba a mi lado.Vieja no era ... jovenSu oscuro cabello rojizoLa piel blanca y suave.Ahora corre al espejo del baoY mira!

    Viene hacia aquNo puedo vivir cada siglo de sus lentos movimientos.Dejo deslizar mi mejillaPor las frescas y suaves baldosasSentir el contacto de la sangre fra y vivaLos suaves silbidos de las serpientes de lluvia...

    Antao tena un juego inocenteMe gustaba arrastrarme por el interior de mi cerebroCreo que conoces ese juego al que me refieroMe refiero a ese juego llamado "volverse loco"

    Deberas aprender a jugarloEs fcil: cierra los ojos, olvida tu nombreOlvdate del mundo, olvdate de la genteY construiremos una torre distinta.

  • Es un juego inocente y divertido.Es fcil: cierra los ojos, uno nunca pierde.Estoy aqu, yo tambin juego.Reljate, estamos abrindonos paso hacia el otro lado.

    Retrocedemos hasta lo ms profundo del cerebroRetrocedemos ms all de mi dolorDonde no llueve jams.Y la lluvia cae suave sobre la ciudadY en nuestras cabezas.

    Y en el laberinto de torrentesAbajo la presencia silenciosa y sobrenaturalDe los angustiados habitantes de las colinas de los alrededores,Reptiles en abundanciaFsiles, cavernas, cumbres heladas.

    Casas hechas en seriePersianas echadasCoche salvaje encerrado hasta el alba.Ahora todo duermeAlfombras silenciosas, espejos vacosPolvo ciego debajo de las camas de parejas legtimasEnvueltas en sbanas.Y sus hijas, presumidasCon ojos de esperma coronando sus pezones.

    Espera!Aqu ha habido una masacre.

    (No te detengas a hablar ni a mirar a tu alrededor Tus guantes y tu abanico estn en el suelo Nos marchamos de la ciudad Huimos Y quiero que t me acompaes)

    No tocar la tierraNo tocar el solSlo hay una solucinHuir, huir, huirHuyamosUna casa en la colinaLa luna descansa tranquilaLas sombras de los rbolesSon testigos de la brisa salvajeVen, nena, huye conmigoHuyamos.Huye conmigoHuye conmigoHuye conmigoHuyamos.

  • Hace calor en la mansin en lo alto de la colinaLas habitaciones son lujosas y confortablesRojos son los brazos de los lujuriosos sillonesY nada sabrs hasta hallarte en el interior.

    El cadver del presidente en el coche del choferEl motor funciona con cola y alquitrnVen, nena, no vamos muy lejosAl Este para conocer al Zar.

    Algunos forajidos vivan junto al lagoLa hija del clrigo est enamorada de la serpienteQue vive un poco junto a la carreteraDespierta nia! Estamos llegando a casa.

    Sol, sol, solArde, arde, ardeLuna, luna, lunaTe alcanzarPronto!Pronto!Pronto!Soy el Rey LagartoTodo lo puedo.

    Hemos bajadoPor ros y autopistasHemos bajadopor bosques y cascadasHemos bajadodesde Carson y SpringfieldHemos bajadoDesde la encandilada Phoenixy puedo decirteLos nombres del ReinoPuedo decirteCuanto ya sabesEscuchando un puado de silencioTrepando por valles en sombras.

    Durante siete aos vivEn el disoluto palacio del exilioY jugu a extraos juegosCon las chicas de la isla.Ahora he regresadoAl pas del justo, del fuerte y del sabio.Hermanos y hermanos del plido bosqueOh, hijos de la nocheQuin de entre vosotros se unir a la caza?Ah est ya la Noche con su purprea legin.Regresad a vuestras tiendas y a vuestros sueos.Maana entraremos en la ciudad donde nac.Quiero estar preparado.

  • UNA PLEGARIA AMERICANA

    (1970)

  • Has sentido el calor del progreso bajo las estrellas?

    Sabes que existimos?

    Has olvidado las llaves del reino

    Has nacido y ests vivo?

    Reinventemos a los dioses, a los mitos seculares

    Adoremos los smbolos de los profundos bosques ancestrales

    (Has olvidado la leccin de la antigua guerra)

    Necesitamos doradas, inmensas copulaciones

    Los padres cacarean en los rboles del bosqueNuestra madre muri en el mar

    Sabes que son plcidos almirantes quienes nos conducen al exterminioy que obesos y torpes generales adquieren el obsceno vicio de la sangre joven?

  • Sabes que nos gobierna la t.v.La luna es una bestia de sangre resecaBandas de guerrilleros lan porros en el vecino patio de via verdey se aprovisionan para la guerra en las inocentes espaldas de boyeros agonizantes?

    Oh gran creador del serconcdenos una hora ms para redondear nuestro arte y perfeccionar nuestras vidas

    Las polillas y los ateos son dos veces divinos y moribundosVivimos, morimosy la muerte a nada pone finSeguimos viaje hacia la Pesadilla

    Culgate de la vida Flor nuestra de pasinCulgate de las conchas y de las vergas de la desesperanzaNuestra ltima visin nos la dio la gonorreaLa entrepierna de Coln se hinch de muerte verde

    (Le toqu la pierna y la muerte sonri)

  • Nos hemos reunido en este loco y antiguo teatroPara pregonar nuestra pasin de vivir y huir de la multitudinaria sabidura de las calles

    Han echado abajo las puertasProtegen las ventanasy queda unoPara bailar y salvarnosCon la divina burla de las palabrasLa msica enciende el nimo

    (Cuando a los asesinos del nico Rey verdaderodeambular libres se les permitemil Brujos aparecen en el pas)

    Dnde estn los festinesque nos prometieronDnde el vinoel Vino Joven (muriendo est en la via)

    burla constanteconcdenos una hora para la magiaNosotros los del guante de prpuraNosotros los del vuelo de estornino y hora de terciopeloNosotros los de la raza del placer rabeNosotros los de la bveda del sol y de la noche

  • y por vuestra sedosaacolchada casauna cabeza, sensatezy una cama

    Turbulento decretoLa burla constantete reclama

    Tenamos la costumbre de creeren los buenos tiemposSeguimos disfrutndolosEn cuentagotas

    Las Cosas de la Bondady un cejo desfruncidoOlvidan y toleran

    Sabas que la libertad existe en un libro escolar?Sabas que los locos gobiernan nuestra crcelen una celda, en una checaen un remolino blanco,libre y protestante?

  • Estamos colgados cabeza abajo al borde del aburrimientoBuscamos la muerte en el cabo de una velaBuscamos algo que nos ha encontrado

    Podemos inventar nuestros propios reinosimponentes tronos de oro, esos sitiales de lujuria,y estamos obligados a amar, en herrumbrosas camas

    Ser un collage de polvo de magazinerascado en las frentes de los muros de seguridadEsta es la crcel perfecta para quienes debenlevantarse temprano y luchar por esosvalores inserviblesmientras muchachas llorosasexhiben sus miserias y hacen pucherosdelirantes palabras paraun personal que est de atar.

    Oh, estoy harto de dudasVivo en la luz de la certezaSur