Es co mo comportarse al ser afligido por la enfermeda

  • Published on
    13-Aug-2015

  • View
    9

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  1. 1. Cmo comportarse al ser afligido por la enfermedad ] Espaol Spanish [ Aisha Stacey Traduccin: Lic. M. Isa Garca 2015 - 1436
  2. 2. 2 : 2015 - 1436
  3. 3. 3 Llevar las aflicciones con paciencia Ningunalesinnienfermedadtocaaunserhumanosin el permiso de Dios. Antes de hablar sobre cmo un creyente se comporta cuando est enfermo o lesionado, es importante entender lo que ensea el Islam sobre lavidaenestemundo.Nuestra existencia aqu en la Tierra no es ms que un pasotransito- rio en el camino hacia nuestra vida real en el ms all. El Paraso o el Infierno, uno de ellos ser nuestra morada permanente. Este mundo es un lugar donde estamos a prueba. Dios lo cre para nosotros, para nuestro disfrute, pero es un lugar de ms que solo placeres mundanales. Es aqu donde realmente cumplimos nuestro propsito ver- dadero; vivimos nuestras vidas basados en la adoracin a Dios. Remos, jugamos, lloramos y sentimos dolor y triste- za, pero cada condicin y cada emocin son de Dios. Reac- cionamos con paciencia,agradecimientoyesperanzaporla recompensa eterna. Tememos el castigo eterno y sabemos con certeza que Dios es la fuente de toda misericordia y to- do perdn. La vida en este mundo no esmsque distraccin y diversin, la vida del ms all es la vida verdadera. Si su- pieran! (Corn 29:64) Dios no nos cre y luego nos abandon a los placeres y pruebas de la vida. En lugar de ello, l envi mensajeros y profetas para ensearnos, y libros de revelacin para guiarnos. Tambin nos brindincontablesbendiciones.Ca-
  4. 4. 4 da bendicin hace la vida maravillosa y a veces soportable. Si nos detenemos por un momento y contemplamos nues- tra existencia, las bendiciones de Dios se hacen evidentes. Observa la lluvia cayendo, siente el cosquilleo del solsobre tu piel, toca tu pecho y siente el fuerte latir rtmico de tu corazn. Estas son bendiciones de Dios y debemos ser agradecidos porellas,ascomopornuestroshogares,nues- tros hijos y nuestra salud. Dios nos dice, sin embargo, que seremos puestos a prueba. l dice: Los pondremos a prueba con algode temor, hambre, prdida de bienes materiales, vidas y frutos, pero albri- cia a los pacientes. (Corn 2:155) Dios nos ha aconsejado que soportemos nuestras pruebas y tribulaciones con paciencia.Sinembargo,estoes difcil si no entendemos primero que todo lo que ocurre en el universo, ocurre con el permiso de Dios. Ninguna hoja cae del rbol sin el permiso de Dios. Ningn negocio se desmorona, ningn autochocayningnmatrimoniotermi- na sin el permiso de Dios. Ningunaenfermedadnilesinto- ca a un ser humano sin el permiso de Dios. l tiene poder sobre todas las cosas. Dios hace lo que hace por razones que muchasvecesestnmsalldenuestracomprensin,y por razones que pueden o no resultarnos aparentes. Sin embargo,Dios,enSusabiduraymisericordiainfinitas,solo quiere lo mejor para nosotros. Por ltimo, lo que es mejor para nosotros es la vida eterna en un lugar de felicidad completa, el Paraso.
  5. 5. 5 Su Seor les albricia [que sern re- compensados] con Su misericordia, Su complacencia, y con jardines don- de gozarn de delicias inagotables. (Corn 9:21) Al enfrentar cada prueba, un creyente debe tener la certeza de que Dios no decreta para l nada ms que el bien. El bien puede estar entre los placeres de este mundo, o puede estarlo en el ms all. El Profeta Muhammad, que la misericordia y las bendiciones de Dios sean con l, dijo: Qu maravilloso es el caso del creyente, pues sus asuntos son todos buenos, y esto seaplicasolamenteal creyente. Si le sucede algo bueno, agradece por ello y eso es bueno para l. Si le sucede algo malo, lo tolera con paciencia y eso es bueno para l1. Dios nos pone a prueba con los problemas y tribulaciones de la vida, y si somos pacientesobtendremosunagranrecompensa.Atra- vs de las circunstanciascambiantesydelostiemposdifci- les, Dios pone a prueba nuestro nivel de fe, comprueba nuestra capacidad de ser pacientes y borra algunos de nuestros pecados.Diosescompletamenteamorosoysabio, y nos conocemejorquenosotrosmismos.Noalcanzaremos el Paraso sin Su misericordia, y ella se manifiesta en las pruebas y problemas de esta vida. La vida de este mundo es un mero engao. Lacosams benfica para nosotros son las obras buenas que seamos capaces de realizar. La familia es unaprueba,puesDiosnos dice que ella nos puede llevar por mal camino, pero igual- 1 Sahih Muslim.
  6. 6. 6 mente puede llevarnos al Paraso. La riqueza es una prue- ba, la codicia nos puede llevar a ser avaros, pero distribuir- la para beneficio de los necesitados nos acerca a Dios. La salud tambin es una prueba. La buena salud puede hacer- nos sentir invencibles y que no necesitamos de Dios; pero la mala salud tiene una forma de hacernos humildes y de obligarnos a depender de Dios. Cmo reacciona un creyen- te ante las circunstancias de la vida es muy importante. Qu pasa si los placeres de la vida de pronto se con- vierten en tormentos? Cmo debe uno comportarsecuan- do es afligido por una enfermedad o una lesin? Por su- puesto, aceptamos nuestro destino y tratamos de llevar el dolor, la tristeza o el sufrimiento con paciencia, porque sa- bemos con certeza que de ello Dios nosdarmuchobien.El Profeta Muhammad dijo: No hay desgracia o enferme- dad que le ocurran a un musulmn, ningunapreocupa- cin, pena, dao o angustia inclusounaespinaquelo pinche sin que Dios le expe algunos de sus pecados porello2.Sinembargo,somossereshumanosimperfectos. Podemos leer estas palabras, podemos incluso entender el sentimiento, pero comportarnos aceptndolas a veces es muy difcil. Es mucho ms fcil lamentarnos y gritar acerca de nuestra situacin, pero nuestroDiosMisericordiosonos ha dado una gua clara y nos ha prometidodoscosas:quesi Lo adoramos y seguimos Su gua, seremos recompensados con el Paraso; y que despus de la dificultad viene la facili- dad. 2 Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.
  7. 7. 7 Luego de toda dificultad viene la fa- cilidad. (Corn 94:5) El creyente est obligado a cuidar su cuerpo y su men- te; por lo tanto, mantener una buena salud es esencial. Sin embargo, cuando nos aflige la enfermedadolaslesiones,es vital seguir la gua de Dios. Un creyente debe buscar ayuda mdica y hacer todo lo que le sea posible para curarse o re- cuperarse, pero al mismo tiempo debe buscar ayuda a tra- vs de la oracin, el recuerdo de Dios y los actos de adora- cin. El Islam es una forma holsticadevida,lasaludfsicay la salud espiritual van de la mano. En la segunda parte, ve- remos ms en detalle los pasos a tomar cuando somos afli- gidos por la enfermedad o las lesiones.
  8. 8. 8 La piedad de Dios no tiene lmites Pasos prcticos a seguir cuando padecemos una en- fermedad o una lesin. En la primera parte discutimos acerca de soportar las pruebas con paciencia y que nada ocurre sin el permiso de Dios. l posee las llaves de lo oculto y na- die ms que l las conoce. l sabe lo que hay en la costa y en el mar. No hay hoja de rbol que caiga sin que l lo sepa, ni grano en el seno de la tie- rra, o algo que est verde o seco, sin que se encuentre registrado en un li- bro evidente. (Corn 6:59) Cuando nos afligen la enfermedad y laslesiones,lasra- zones pueden no ser obvias o quizs estn ms all de nuestro entendimiento. Sin embargo, Dios solo quiere el bien para la humanidad. Podemos, por lo tanto, estar segu- ros de que hay una gran sabidura detrs de las aflicciones, y que estas se nos presentan con la oportunidad para que desarrollemos una relacin ms estrecha con Dios. Como humanos, tenemos por supuesto libre albedro y somos li- bres de elegir nuestro propio curso de accin en cualquier situacin que se nos presente, pero la mejor reaccin es la paciencia y la aceptacin.
  9. 9. 9 El Profeta Muhammad, que la misericordiaylasbendi- ciones de Dios sean con l, nos inform que seremos pro- bados de acuerdo a nuestro nivel de fe, y que el bien dura- dero que viene con estas pruebas ser la purificacin de nuestros pecados. l dijo que un hombre ser puesto a prueba segn el nivel de su compromisoreligioso,yquelas pruebas seguirnafectandoalsiervodeDioshastaquedeje de caminar por la faz de la Tierra sin cargar pecado en lo absoluto3. Cuando la enfermedad o las lesiones nos sobrevienen, es natural sentir miedo. A veces podemos sentir resenti- miento, preguntarnos por qu Dios ha permitido que esto nos ocurra. Cuestionamosynosquejamos,peroenrealidad esto no sirve para nada, excepto para acentuar nuestra pe- na o sufrimiento. Dios, en Su sabidura y misericordia infi- nitas, nos ha dado orientaciones claras sobre cmo com- portarnos cuando nos afectan las enfermedades o las lesiones. Si seguimos estas pautas, es posible sobrellevar las aflicciones con facilidad e incluso estar agradecidos. Cuando le sobrevienen enfermedades olesiones,elcreyen- te pone su confianza en Dios, expresa agradecimiento por cualquier condicin que Dioshayadecretadoparal,ybus- ca ayuda mdica. El tratamiento mdico est permitido en el Islam, y buscar ayuda mdica no niega ni anula la idea de poner la confianza de uno en Dios. El Profeta Muhammad dej esto claro cuando dijo: Ninguna enfermedad ha sido decre- 3 Ibn Mayah.
  10. 10. 10 tada sin que tenga una cura4. Un creyente debe iraldoc- tor en busca de tratamiento de enfermedades y lesiones. Debe buscar un diagnstico y una cura para enfermedades mentales o condiciones emocionales. Sin embargo, hay al- gunas estipulaciones, por ejemplo, que no debebuscarsela cura en algo prohibido como el alcohol. Dios no pone la cu- ra en algo que l ha prohibido. No es permisible buscar curas en adivinos, hechiceros, lectoras de manos y otroscharlatanesdecualquiertipo.Es- tas personas afirman tener conocimiento de lo oculto, lo que es imposible, y solo tratan de extorsionar a la gente y alejarlos del nico Dios Verdadero. Dios ha prohibidotam- bin el uso de amuletos y objetos para la suerte paraprote- gerse contra la enfermedad y las lesiones. Todo poder y to- da fuerza provienen solo de Dios. Invocar a cualquier otro en lugar de Dios para que

Recommended

View more >